jueves, 31 de mayo de 2012

Klaas Carel Faber, el nazi al que Holanda no logró castigar

Uno de los criminales de guerra nazis más buscados, Klaas Carel Faber, murió el 24 de mayo de 2012 a los 90 años en Alemania, donde residía desde 1952.


Sobre Faber pesaba una orden de arresto europea emitida por las autoridades holandesas desde noviembre de 2010. El que fuera miembro de las unidades militares de las SS, las Waffen-SS, logró fugarse en 1952 de la prisión holandesa donde cumplía cadena perpetua y huir a Alemania. Faber, que residía con su esposa sin problema alguno desde 1961 en Ingolstadt, fue condenado en 1947 en Holanda a la pena capital por la muerte de presos en el campo de concentración de Westerbork, en Holanda, condena que fue conmutada posteriormente por la de cadena perpetua.

Era conocido también como "el Demjanjuk de Ingolstadt", en alusión al criminal de guerra nazi condenado John Demjanjuk, fallecido el pasado marzo a los 91 años en un asilo, también en el estado federado de Baviera, en el sur de Alemania.


Según el gobierno holandés, es responsable de la muerte de al menos 22 judíos y miembros de la resistencia.

Alemania rechazó una y otra vez la solicitud de extradición por parte de Holanda, ya que la Constitución no contempla la entrega a terceros países de nacionales alemanes contra su voluntad, pues Faber había obtenido la nacionalidad alemana durante la Segunda Guerra Mundial, por haber formado parte de las SS, según un decreto de Hitler de 1943. En los años 50, Alemania abrió un primer proceso contra Faber, pero el tribunal competente en Düsseldorf decidió absolverle después de que Holanda no facilitara las pruebas necesarias para continuar con el caso.

La Fiscalía de Ingolstadt había reclamado recientemente hacerse cargo de la orden emitida por Holanda para que Faber acabe de cumplir su condena, algo sobre lo que tendría que haber tomado una decisión la Audiencia Provincial de Ingolstadt.


Faber nació en Harlem, Países Bajos, en 1922. Su padre militaba en el partido nazi holandés NSB y murió tiroteado por la Resistencia antinazi holandesa en 1944. Klaas y su hermano Piet, que también militaban en el NSB y se habían integrado en la SS tras la ocupación alemana, fueron destinados a Groninga, donde los nazis mantenían un centro de detención y tortura. Los hermanos Faber participaron en diversas ejecuciones y asesinatos de judíos y de militantes antifascistas.

Faber hasta hoy figuraba como número tres en la lista de criminales de guerra más buscados del Centro Simon Wiesenthal de Jerusalén.

Para saber más:
El País
ABC

martes, 29 de mayo de 2012

Réplica de un campo de concentración

Abierta al público una réplica de campo de concentración nazi en Praga, República Checa, el lunes 28 de mayo de 2012. Esta réplica se ha inaugurado el mismo día que se celebra el 70 aniversario del asesinato de Reinhard Heydrich, un alto oficial nazi, por parte de comandos checos en la Operación Antropoide.



Los visitantes de la réplica del campo de concentración podrán conocer algo del ambiente que reinaba en esas ‘fábricas de la muerte’ y enterarse de algunos pormenores de uno de los más tristes capítulos de la historia del siglo XX.
La deprimente atmósfera del lugar la acentuarán las alambradas alrededor del campo, un potente alumbrado y diversos sonidos del ambiente del campo que serán transmitidos por unos altavoces.


Para saber más:
Noticias 24
Radio Praga

lunes, 28 de mayo de 2012

Mi talento me salvó en Mauthausen

Son tres supervivientes, que hoy viven en Francia, de entre los más de 10.000 españoles que fueron deportados a los campos de concentración y de los pocos que hoy quedan para contarlo. En sus casas, en sus salones, recuerdan aquellos aciagos días.

Segundo Espallargas
Segundo Espallargas –alias Paulino– fue boxeador en el campo de Mauthausen. Trabajaba duramente en la cantera y en comandos de carga y descarga de material pesado. Pero los fines de semana su vida cambiaba radical y peligrosamente. Los nazis montaban un cuadrilátero y Paulino debía boxear en un salvaje ring. Luchar y ganar o morir gaseado. Su garra le llevó a permanecer imbatido. Así salvó su vida. Hoy, a sus 92 años, reside en las afueras de París.

Manuel Alfonso Ortells
Manuel Alfonso Ortells es dibujante. Compartió barracón, también en Mauthausen, con otros españoles, de entre los cuales recuerda a Eduardo Muñoz, Lalo, gran amigo de Picasso. Le salvó la vida entrar a trabajar en la oficina para la construcción del campo y hacer algún dibujo pornográfico a cambio de una ración de comida. Con 94 años, vive en Burdeos. Allí guarda su tesoro: una carpeta repleta de dibujos realizados con papel de los planos del campo.

Francisco Bernal
Francisco Bernal era zapatero de profesión. Tener buenas manos para el calzado y hacer botas de buena calidad y resistencia le valió la benevolencia de los kapos (presos convertidos en jefes de barracón o servicio) y SS de Mauthausen y Ebensee, dos de los campos donde estuvo preso. Ingenioso, luchador y solidario, recuerda situaciones inverosímiles. Tiene 93 años y vive en París.

"Cada piedra de Mauthausen representa la vida de un español"
Los tres tienen mucho en común. Son nonagenarios, viudos y además poseen una gran energía y positividad como parte de su propia esencia. Conversar con ellos implica impregnarse de recuerdos trágicos de la deportación nazi, pero también ofrecen una perspectiva artística, con dosis de humor, ironía e incluso risotadas burlonas. Jamás regresaron a España para vivir.

Memorial a los españoles asesinados en Mauthausen
Fueron muchos los presos de los campos: figuras políticas, intelectuales, militares, resistentes o civiles, entre muchos otros anónimos. También sufrieron futbolistas, boxeadores, dibujantes, pintores, cantantes, escritores y fotógrafos, entre otros oficios y profesiones. De entre los nombres que han recordado los mismos entrevistados habría que citar, por ejemplo, al boxeador de peso pluma Lorenzo Vitrià, el grafista Ramon Milà, el tenor Juan Vilató, el futbolista Saturnino Navazo o el fotógrafo Francisco Boix, promotor de la sustracción de las fotografías que sirvieron de testimonio de las matanzas.

Para saber más:
El País

domingo, 27 de mayo de 2012

La operación Postmaster

La neutralidad que mantuvo la España de Franco durante la Segunda Guerra Mundial fue de cara a la galería. Apoyó a las fuerzas del eje bordeando siempre las normas para un país neutral, pero nunca perdió la buena cara ante los Aliados.


Sin embargo, este doble juego no sirvió y España estuvo apunto de entrar en la guerra. Se debió a un audaz golpe de mano británico en Guinea cuyo nombre en clave fue Operación Postmaster y que se ha mantenido en secreto durante más de 50 años.
Guinea era territorio español y durante la Segunda Guerra Mundial su puerto fue usado como refugio por más de un centenar de barcos italianos y alemanes. Los aliados sabían, además, que este puerto podía ser usado como base para los barcos que aprovisionaban a los temidos submarinos alemanes, los U-Boote.

El buque de guerra Dato en Santa Isabel. La gran bandera española pintada es para indicar su carácter neutral
La paciencia de los ingleses se acabó cuando en el puerto guineano de Santa Isabel (actual Malabo) habían atracado el mercante italiano Duchessa D’Aosta y dos lanchas torpederas alemanas. La prioridad era el barco italiano pues iba lleno de víveres, combustible y munición. Por esa razón se inició la operación Postmaster, una de las primeras acciones comando del ejército británico.

Ejercicios de entrenamiento de comandos británicos.
 

El plan consistía en que tres españoles, entre ellos en antifranquista Agustín Zorrilla, invitaban a los alemanes en el casino para blancos de la ciudad, un comando inglés entraría en el puerto aprovechando la luna nueva. Una vez allí, se dividirían en dos grupos, un grupo se haría con las torpederas y otro grupo atacaría al Duchessa D’Aosta, apresaría su tripulación, inutilizarían su radio y amarrarían a las torpederas para sacarlas remolcando del puerto. Todo esto en 15 minutos.
La operación se complicó un poco y tardaron más de 30 minutos, el doble de lo previsto, pero aún así la operación fue un éxito. Cuando se quiso dar la voz de alarma, los barcos ya no estaban en el puerto.

El Mayor Gus March-Phillips. Jefe de los comandos.
Al despuntar el día el gobernador de la ciudad ordenó que una lancha rápida y un avión, modelo Dragón Rapide, de la compañía Iberia saliera para localizarlos. El avión fue armado con bombas de mano y una ametralladora.

Dragón Rapide
Los barcos aparecieron poco después en el puerto de Lagos en Nigeria. El gobierno español protestó ante los británicos por lo que consideraba un ataque a un país neutral. Los ingleses, respondieron que no tenían información sobre lo sucedido y que los barcos los encontraron a la deriva en alta mar y por eso los llevaron a puerto.
En España, se formó entonces un cuerpo de soldados voluntarios que se embarcaron en un barco con destino a Guinea para lavar semejante ofensa.

El Duchessa D’Aosta.
A bordo se produjo una epidemia de fiebre amarilla que dejó fuera de combate con la mayoría de los soldados españoles. Al final, cuando llegaron a Guinea, el asunto se había convertido en un incidente diplomático y ya olvidado.
Los britanicos utilizaron los barcos durante el resto de la guerra. En el caso del Duchessa d'Aosta, un buque de 8.000 toneladas, los británicos lo utilizaron como transporte de flota y material de guerra entre Canadá y los puertos ingleses.

Para saber más:
El País

viernes, 25 de mayo de 2012

La tienda de juguetes de Churchill

El nombre oficial era MD1 pero todo el mundo lo conocía como The Churchill’s Toyshop (la tienda de juguetes de Churchill)  ya que su creación fue idea del Premier británico. Se trataba de un departamento especial creado para la invención y desarrollo de armamento específico para la guerra irregular, eufemismo que designa la guerra de sabotaje y de guerrillas, es decir, la guerra sucia.


El funcionamiento y planteamiento de este departamento era sencillo. Realizar innumerables tormentas de ideas en donde tenía cabida cualquier cosa que no los dañara a ellos pero que fuera capaz de acabar con el enemigo.
Sus resultados no fueron excesivamente espectaculares y pocos los aparatos que luego resultaron ser efectivos. Estos son algunos de los proyectos salidos de la tienda de Juguetes de Churchill y que llegaron a estar operativos.

Kit básico el saboteador
Bomba Pegajosa: Se trataba de una granada anti-tanque fabricada con una sustancia pegajosa que se adhería al blindaje de los tanque cuando se lanzaba.


Bomba Lapa: Este fue de uno de sus inventos con más “éxito”. Una mina magnética que se podía colocar en los cascos de los barcos, bajo su línea de flotación.


Lápiz Detonador o Lápiz Temporizador: De la misma forma y tamaño que un lapicero, se trataba de un detonador químico que servía como temporizador.


PIAT: Era un arma anti-tanque portátil cuya principal característica residía en que el lanzamiento del proyectil se realizaba por medio de un muelle, lo que suprimía el fogonazo y el humo que señalaba la posición del disparador. Por contra, tenía mucho retroceso y  su alcance y potencia de penetración era escaso.


“Toy Box” Caja de juguetes. Con un surtido de inventos.
Para saber más:
Wikipedia
Mills grenades

miércoles, 23 de mayo de 2012

El escuadrón de los millonarios

Durante la Segunda Guerra Mundial el escuadrón 601 era conocido como el Escuadrón de los Millonarios, un grupo de jóvenes británicos deportistas y aventureros de pasatiempos costosos, y con una pasión especial por el peligro y la juerga.


La idea de formar el escuadrón salió de Lord Grosvenor, un miembro de la aristocracia británica que realizó el "reclutamiento" de sus hombres en el club White's, un exclusivo lugar de acceso restringido en el que se reunían los caballeros más selectos de Londres. Lord Grosvenor era conocedor de cómo los candidatos eran jóvenes despreocupados, de buena cuna y con un gran afán de aventura, sobre todo de juergas.

Quiso medir la capacidad de aguante de los aspirantes, no solo realizando esfuerzos físicos, sino evaluando hasta qué punto eran capaces de comportarse bajos los efectos del alcohol. Por este motivo, una de las pruebas consistía en hacerles beber una gran cantidad de gintonics para comprobar si tras la ingesta de alcohol eran capaces de seguir comportándose como auténticos caballeros.


Fue un escuadrón exclusivo y elitista y una de sus particularidades se basaba en que muchos de los aviones eran de propiedad privada y pertenecían a los pilotos; también hacían notar sus excentricidades vistiendo vistosas americanas rojas.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, al batallón 601 se le fueron incorporando otros pilotos, entre los que se encontraban jóvenes deportistas y aventureros que, aunque no pertenecían a la aristocracia, le dieron al escuadrón el equilibrio exacto para ser considerado como uno de los mejores y más efectivos de la RAF durante la guerra. Pilotaban los excelentes Hurricanes


No obstante, no todo fue aventura, risas, juegas y diversión. De un total de 20 componentes, 11 de ellos perdieron la vida en acto de servicio. En su honor se erigió un memorial donde se le rinden los homenajes año tras año.

En 1957 el escuadrón fue oficialmente disuelto, pero en 1991, un grupo de aficionados a la aeronáutica y antiguos pilotos decidieron volver a crear el Batallón 601 reuniéndose periódicamente y recreando las aventuras que, medio siglo atrás, vivieron los verdaderos integrantes del "Escuadrón de los Millonarios".

Una curiosidad: Estos pilotos eran tan aficionados al vino de Jerez, o Sherry como lo llaman los ingleses, que se lo hacían traer desde el Puerto de Santa Maria, España y con sus propias etiquetas personalizadas.



Preparándose para el combate:



Memorial al Escuadrón 601 en Londres
Para saber más:
601 Squadron
Menuda es la Historia
Cuadernos de Historias
Imperio Romano
Wikipedia

martes, 22 de mayo de 2012

Hitler quiso asesinar a Pío XII

Adolf Hitler pretendió asesinar al papa Pío XII como represalia por el arresto del líder fascista italiano Benito Mussolini en julio de 1943, según ha publicado el diario de los obispos italianos,  Avvenire.
El plan fue revelado a los italianos por elementos del contraespionaje alemán que no simpatizaban con Hitler.


En un artículo titulado Julio del 43. Hitler quería eliminar a Pío XII, el diario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) desvela un plan organizado por el Cuartel General de las Seguridad del Reich, en Berlín, del 25 de julio de 1943, del que le informó Niki Freytag von Loringhoven, hijo de uno de los personajes clave del plan, el coronel Wessel Freytag von Loringhoven, de la sección "sabotajes".

Niki Freytag, que ahora tiene 72 años, contó al diario italiano que entre el 29 y 30 de julio del 1943 se celebró en Venecia (noreste de Italia) un encuentro secreto entre el jefe del contraespionaje alemán, Wilhelm Canaris, y en el que participó su padre con el jefe del contraespionaje italiano, el general Cesare Amé.

Durante el encuentro, los alemanes, que según el diario no tenían "simpatía" por el régimen nazi, informaron a Amé de las intenciones de Hitler de "vengarse" de los italianos por el arresto el 24 de julio de Mussolini en las personas del rey Víctor Manuel III o del papa Pío XII.

De regreso a Roma, el general Amé divulgó la noticia, que llegó a oídos del embajador de Alemania ante la Santa Sede y el plan fue abandonado, precisó el diario de los obispos.

A Pío XII (1939-1958) le tocó vivir los duros años del nazismo y muchos historiadores le acusan de antisemita y de no haber elevado la voz con más fuerzas contra el régimen de Hitler, algo siempre negado por el Vaticano. Los judíos siempre le echaron en cara su supuesto "silencio" ante el Holocausto.

Para saber más:
Avvenire

lunes, 21 de mayo de 2012

Hitler, o la paranoia por la imagen

Walter Frentz fue uno de los fotógrafos favoritos de Hitler y miembro de su círculo más íntimo. Frentz realizó muy buenas fotos en color del Führer y su círculo, algunas de ellas muy conocidas como la de Hitler paseando por el Berghof nevado seguido de Himmler y su negro séquito. Frentz retrató a todo el mundo del III Reich, hasta a Blondie, la perra de Hitler. Tambien tuvo el horroroso honor de acompañar a Himmler durante una matanza de los Einsatzgruppen en el Este.

Walter Frentz
Hoffmann, Frentz y Krieger; Benno Wündshammer, Arthur Grimm, Hugo Jäger y Franz Gayk, forman parte, a diferentes niveles, de la historia poco conocida de la fotografía oficial y de guerra que prácticamente siempre iban unidas durante el III Reich. Hitler fue siempre consciente del poder de la fotografía, como lo fue del cine. Vigilaba cuidadosamente, hasta la paranoia, su imagen y el uso que se le daba. Todas las fotografías en las que aparecía las revisaba personalmente. Incluso algunas de sus primeros tiempos permanecieron ocultas. Destacable es una en la que aparece ataviado con el traje tradicional japonés en 1936


El trabajo de Hoffmann, Frentz, Krieger y sus colegas no eran en absoluto objetivas, poseían una enorme dimensión propagandística. Todas están cargadas de ideología, llenas de mensajes y en absoluto, neutras o inocentes. Buscaban seducir, convencer, adoctrinar. Mostraban toda una teoría sobre la élite política, la raza, la guerra.
Todas las fotos de los nazis y el III Reich, provocan una atracción, quizás malsana, incluso después de tantas décadas.



Para saber más:
El País
Spiegel
Iconic Photos
Bundesarchiv

domingo, 20 de mayo de 2012

La masacre del bosque de Katyn

El último detonante para el estallido de la Segunda Guerra Mundial fue el ataque y ocupación de Polonia por parte de Alemania y la Unión Soviética. En Agosto de 1939 el Pacto Ribbentrop-Molotov selló la alianza entre nazis y soviéticos y acordó, entre otras cosas, el reparto de Polonia. Apenas una semana después, a principios de Septiembre, el ejército de Hitler comenzó la invasión de Polonia por el oeste, y unos días después fue el turno de Stalin por el este.


El impresionante ejército soviético apenas encontró dificultades en las fronteras polacas y consiguió llegar fácilmente a la línea acordada con los alemanes. Durante las batallas de ese avance los rusos capturaron a unos 20.000 oficiales polacos (además de otros 200.000 soldados y civiles) que automáticamente fueron recluidos en campos de concentración. Pero a partir de Marzo de 1940 el paradero de estos 20.000 oficiales comenzó a ser una incógnita. A este respecto, el gobierno de Stalin no daba informaciones claras: quizá habían sido trasladados al Ártico, quizá habían sido capturados por los alemanes... Finalmente, en 1943, después de 3 años de incertidumbre, el ejército alemán, en su avance hacia el este, descubrió unas enormes fosas comunes en los bosques de Katyn, que parecían contener los cadáveres de aquellos oficiales.


La propaganda nazi, con Goebbels al frente, rápidamente acusó a los rusos para desestabilizar su unión con los Aliados. Por su parte Stalin culpaba a los propios alemanes, fechando la masacre en 1941 y argumentando que entonces aquel bosque era territorio nazi. Y los Aliados no querían inmiscuirse demasiado. Finalmente no fue hasta 1990 cuando la URSS asumió la responsabilidad de la matanza reconociendo que fueron agentes del NKVD (la policía secreta soviética), por orden directa de Stalin, los encargados de ejecutar a los prisioneros polacos durante la primavera de 1940.


Parte de los prisioneros fueron ejecutados en los propios campos de concentración. Uno a uno se les hacía pasar a una pequeña celda y se les asesinaba con un disparo en la nuca, para después trasladar su cadáver a las fosas de Katyn. Otros muchos fueron ejecutados en el propio bosque, también individualmente, y también de disparos en la cabeza. Así, como si se tratase de una temible cadena de producción, hasta acabar uno por uno con alrededor de 20.000 oficiales polacos, se llevó a cabo una de las mayores carnicerías de la Historia.


Para saber más:
Factoría Histórica
El País

viernes, 18 de mayo de 2012

Museo de Rommel en Egipto

Durante la Segunda Guerra Mundial, el general alemán Erwin Rommel, conocido como "el Zorro del Desierto", eligió como cuartel general una enorme cueva en los acantilados con vistas al puerto en la localidad de Marsa Matrouh, en Egipto.


La cueva es ahora un pequeño museo en honor a Rommel. Merece la pena visitarlo y ver los objetos personales que ha donado su hijo Manfred: el abrigo largo de cuero, la brújula que utilizaba y los mapas con las marcas de los movimientos de tropas.
El museo se encuantra en la Corniche, al Este de Sharia Alexandria. Abre sólo en verano, todos los días excepto los viernes de 10.00 a 16.00 horas. Aunque permanece oficialmente cerrado en invierno, podría concertar una visita mediante la oficina de turismo.









Para saber más:
Egypt Travel