jueves, 27 de septiembre de 2012

Conejo Blanco

El espía que está detrás del nombre en clave 'White Rabbit' ('Conejo Blanco') es Forest 'Tommy' Yeo-Thomas, uno de los mejores agentes británicos de la Segunda Guerra Mundial. Forest ha sido identificado como el agente en el que se basa James Bond, el espía más famoso del cine.
Igual que el protagonista de la serie de Ian Fleming, el apuesto agente se rodeaba de mujeres, acababa con sus enemigos sin piedad, y siempre salía airoso de las misiones más peligrosas.


Su relación con James Bond se reveló en un documento descubierto en el Archivo Nacional, en Londres, por la historiadora Sophie Jackson durante su investigación que finalizóó en el libro 'Churchill’s White Rabbit: The True Story of a Real-Life James Bond' ('El Conejo Blanco de Churchill: La verdadera historia de un James Bond real'), una nueva biografía sobre Forest 'Tommy' Yeo-Thomas.

En un archivo de documentos recientemente desclasificados, la investigadora encontró una nota datada en mayo de 1945 en la que Fleming, quien también trabajó en la inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial, cuestiona a sus colegas sobre el agente y su fuga exitosa de los nazis.

Hay paralelismos significativos entre Yeo-Thomas y Bond, y en su vida personal sus relaciones con las mujeres y las actitudes hacia las mujeres, y la forma en que Yeo-Thomas actuó como un agente secreto.


En 1939, Yeo-Thomas se unió a la Royal Air Force y después de completar más de dos años de servicio, incluido el trabajo como oficial de inteligencia en el Mando de Caza, Yeo-Thomas quería un papel más activo en la guerra y ayudar a liberar Francia.

En 1942 se unió a la Oficina de Operaciones Especiales (S.O.E.), en calidad de oficial de enlace entre el SOE y la oficina del General de Gaulle.

En 1943 saltó en paracaídas en Francia y en una segunda misión a finales de ese año Yeo-Thomas vio la necesidad de organizar y planificar la estrategia de los grupos de resistencia, durante la misión evitó su captura ocultándose dentro de un coche fúnebre. A su vuelta informó directamente al Primer Ministro, Winston Churchill, y se aseguró un aumento de armas y suministros para la resistencia en el país galo.

La experiencia más impresionante del agente fue en 1944, cuando cayó en manos de la Gestapo antes de ser enviado al campo de Buchenwald. Esta experiencia fue recreada en un episodio de la primera novela de Bond, 'Casino Royale' , así como la película del mismo nombre, protagonizada por Daniel Craig, en el que 007 es torturado usando las mismas técnicas. Evitó la ejecución escapando del campo y llegando a las líneas norteamericanas.


Después de la guerra, Yeo-Thomas fue un testigo importante en los juicios de  Nuremberg, en la identificación de los funcionarios de Buchenwald. Fué un testigo clave de la fiscalía en el juicio celebrado entre abril y agosto de 1947. Los 31 miembros del personal de Buchenwald fueron declarados culpables de crímenes de guerra. También fue testigo de la defensa en el juicio sobre crímenes de guerra a Otto Skorzeny, en particular por el delito de uso indebido de uniformes estadounidenses para infiltrarse en las líneas americanas. Yeo-Thomas declaró que el había usado uniformes alemanes detrás de las líneas enemigas, mientras trabajaba para el S.O.E.


"Conejo Blanco" fue el primer espía británico de la Segunda Guerra Mundial en recibir la Cruz de San Jorge.
Murió a la edad de 61 años en su apartamento de París y en 2010 se colocó una placa en su honor en la casa donde vivió, en Londres.

Para saber más:
Wikipedia
Actualidad RT
The Telegraph

miércoles, 26 de septiembre de 2012

La niña que desafió a las SS

Un grupo de niños y adultos del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau consiguió durante los primeros meses de 1944 leer de manera clandestina un reducido grupo de libros que, custodiados por una joven de 14 años, Dita Kraus, se convirtió en una pequeña biblioteca. Algo impensable en un campo de exterminio.

Dita en 1942
Las SS habían decidido a finales de 1943 "abrir un campo familiar" dentro de Auschwitz para los checos deportados desde el gueto de Terezín, a unos 60 kilómetros de Praga, entre ellos Dita y sus padres. Era un campo pantalla, una añagaza, se veía a niños corriendo que vivían con sus padres, prisioneros vestidos de civil y además tenían una ración de comida algo mayor. Las razones de aquel supuesto gesto de humanidad fue que en el resto de Europa empezaron a llegar noticias de lo que pasaba en Auschwitz por lo que algunas organizaciones humanitarias querían comprobar si era cierto. Los nazis aceptaron encantados esa visita, pero solo pensaban enseñar lo que a ellos les interesaba, ese campo familiar.

Dita en 2007
Un grupo de internos empezó a engañar a sus verdugos nazis al convertir el bloque 31 de ese campo familiar en una escuela clandestina, con profesores que daban clases a  unos 500 niños que estaban en el mientras sus padres trabajaban. Además el alemán judío Fredy Hirsch, que tenía la confianza de los nazis, se empezaron a guardar unos pocos libros requisados a prisioneros. Esos pocos ejemplares los custodiaba Dita. Ella se encargaba de repartirlos y guardarlos para el día siguiente.

En julio de 1944 Dita fue trasladada a Bergen-Belsen, junto a su familia, cuando el campo familiar fuer definitivamente cerrado. Con gran tristeza tuvo que dejar aquellos libros, en Bergen-Belsen Dita no tenía su biblioteca, ni sus amigas, ni tampoco podía escuchar a los "libros vivientes". Porque en el bloque 31 de Auschwitz algunos profesores conocían muy bien algunas obras y las contaban una y otra vez a los niños.

El periodista Antonio G. Iturbe ha novelado en La bibliotecaria de Auschwitz esa valiente gesta.

Para saber más:
El País

martes, 25 de septiembre de 2012

Adiós a Sven Hassel

Sven Hassel se ha ido a hacer compañía a sus viejos camaradas del frente. El controvertido novelista autor de Los pánzers de la muerte, Batallón de castigo, La legión de los condenados o Los vi morir, entre otros muy populares títulos, ya se ha marchado en pos de Porta, Hermanito, el Legionario, Barcelona y el Viejo, ese inolvidable grupo de correosos, soeces, descreídos y definitivamente nada fanatizados -excepto en la brutal lucha por sobrevivir- soldados de un batallón disciplinario de la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial -sin olvidar al gato Stalin-, soldados a los que, según afirmaba, había conocido cuando él mismo combatía a su lado en la unidad.


Sostenía que había ingresado a los 17 años en un regimiento de húsares de su país y en 1938, se había apuntado voluntario en el ejército alemán durante la Segunda guerra Mundial, sirviendo en prácticamente todos los frentes, menos en el norte de África. Sus novelas, entonces, serían un testimonio personal de la guerra.
Con los años han surgido voces que cuestionan esa biografía oficial y que incluso apuntan que Hassel no solo no vivió las experiencias de sus relatos, que le habrían sido explicadas tras la guerra por veteranos daneses de las SS, sino que fue en realidad un nazi danés que permaneció en su país. En todo caso, los especialistas en temas militares han detectado errores en sus novelas y situaciones del todo imposibles, como que los alemanes pusieran en manos de soldados de un batallón disciplinario los punteros carros Tiger y Panther.


Sus partidarios le defienden recordando que sus novelas -una de las cuales, Los pánzers de la muerte, fue llevada al cine- son eso, novelas, y que si bien la médula de las historias que narra es bien real, Hassel las trasladó conscientemente al terreno de la ficción. Sea como sea, lo innegable es que si bien sus 14 títulos muestran la contienda desde el bando alemán y llevan a solidarizarse con las penurias de los soldados germanos, el punto de vista es profundamente anitinazi y lo que se deriva de las novelas, pese a todas sus aventuras, que son muchas, es un profundo horror, por no decir asco, por las miserias de la guerra.

Para saber más:
Sven Hassel Official Site (inglés)
Wikipedia
El País

viernes, 21 de septiembre de 2012

La justicia alemana cierra el caso del nazi más buscado

Un juzgado de Baden Baden (Alemania) dará carpetazo al caso de Aribert Heim, El Doctor Muerte, uno de los criminales nazis más buscados. El juez ha comunicado al abogado de Heim su decisión de cerrar el caso pese a que el cadáver continua sin aparecer. La justicia alemana investiga desde hace décadas el paradero del denominado "Carnicero de Mauthausen" cuya primera acusación la formalizó un tribunal de Berlín facultado para expropiar a viejos nazis y creado por los Aliados al terminar la Segunda Guerra Mundial: entonces le multaron con 510.000 marcos alemanes y le acusaron de haber asesinado a 300 judíos presos durante su paso por el campo de exterminio.


Heim huyó de Alemania y no se supo nada de el hasta hace varios años cuando su hijo Rudiger camunicó al juez Neerforth de Baden Baden que su padre había muerto a los 78 años en un hotel de El Cairo en 1992. Según su hijo, Heim falleció víctima de un cáncer de colon.
El cierre del caso Heim se debe a que el abogado del Doctor Muerte aportara al juzgado de Baden Baden documentos que acreditan que Aribert Heim cambió su identidad cuando se refugió en El Cairo, se convirtió al islam y se hizo llamar Tarek Farid Hussein.

Para saber más:
El País
Las cartas secretas del carnicero de Mauthausen
Españoles en manos del Doctor Muerte

jueves, 20 de septiembre de 2012

Las torres antiaéreas de Berlín

Las torres antiaéreas (Flaktürme) fueron grandes búnkers con artillería antiaérea controlada por la Luftwaffe para defender Berlín de los aviones enemigos que bombardeaban la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial. Otras de sus utilidades es la de servir como hospitales y refugios antiaéreos para los habitantes, así como para coordinar la defensa aérea. Estas construcciones disponían de unas paredes de hasta 3.5 metros de grosor, se consideraba que estas torres eran invulnerables a los ataques de los bombarderos aliados, aunque posiblemente no habrían resistido las gigantescas bombas Tallboy que sí penetraron cemento reforzado de mayor grosor, aunque con irregular eficacia.


En Berlín llegó a haber 3 de las 6 torres antiaéreas previstas, construidas por parejas, es decir tres pares de torres: la torre "G" era de tiro y la "L" de control. Cuatro fueron destruidas al final de la guerra, contribuyendo a formar algunas de las colinas de Berlín. Quizás la más conocida sea la de Bunkerberg (la montaña del búnker).

Maqueta Torre G
Maqueta Torre L

Las seis torres eran:

Zoo de Berlín
Torre G: destruida por los británicos al final de la guerra.
Torre L: destruida después de la guerra.

Friedrichshain
Torre G: parcialmente destruida después de la guerra, algunos laterales son visibles.
Torre L: destruida después de la guerra.

Ambas torres fueron cubiertas y ahora forman parte del paisaje del parque Volkspark Friedrichshain como colinas naturales.

Humboldthain
Torre G: parcialmente destruida después de la guerra, un lateral permanece visible y se puede acceder.
Torre L: parcialmente destruida después de la guerra, algunos restos permanecen visibles.



Hasta el otoño de 1940, en el primer año de la guerra, Berlín registró 18 alarmas de ataque y un total de 8 bombardeos. Desde el 25 de Agosto de 1940, las sirenas en las calles de la capital del III Reich se dejan escuchar cada noche. El ataque aéreo más prolongado de aquel entonces tiene lugar en la noche del 6 al 7 de Septiembre con una duración de casi 3 horas. Cuando se comprueba que, cada vez más, la defensa del espacio aéreo de la ciudad es insuficiente, Hitler determina la construcción de torres de defensa antiaérea en Berlín, en varios lugares de Alemania. Tambien se construyeron torres similares en Hamburgo y Viena.




Para saber más:
TurismoGoogle
Berliner Unterwelten

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Carteles de Cruz Roja durante la Primera Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial la Cruz Roja tuvo un papel de gran importancia en todos los campos de batalla, tanto para los soldados como para los civiles afectados por la guerra. También durante este periodo se creó la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra y veló por el respeto del Convenio de Ginebra de 1906.
Estos son algunos carteles (la mayoría de EE.UU.) que invitaban a unirse como voluntarios y a colaborar con la Cruz Roja.



























Fuente:
Biblioteca del Congreso EEUU

martes, 18 de septiembre de 2012

La Batalla del Bosque de Hürtgen

Todos conocemos famosas batallas de la Segunda Guerra Mundial glorificadas por los libros de historia: Iwo Jima, Stalingrado, Normandia, etc. Pero no todas las batallas son iguales. Algunas quedan enterradas y solo están en la mente de los que participaron en ella. Esta es una de esas batallas.


La Batalla del Bosque de Hürtgen  fue una de las más feroces batallas libradas entre los EE.UU y las fuerzas alemanas, y que se convertiría en la batalla más larga librada solo por el Ejército de los EE.UU. en su historia. La batalla se llevó a cabo entre el 14 de septiembre 1944, y 10 de febrero de 1945, en pequeño territorio de apenas 129 km2 al este de la frontera entre Bélgica y Alemania.

La estrategia de los mandos de los EE.UU. era la de evitar que las fuerzas alemanas reforzaran las líneas del frente más al norte, entre Aquisgrán y el Ruhr.  La primera unidad que entra en el Bosque de Hürtgen es la 1ª División de Infantería al mando del Teniente Coronel William Lovelady, la famosa Uno Rojo. Al día siguiente, se encuentran la Línea Sigfrido al norte de Roetgen y un día después con la 9ª División, que cubre el flanco derecho de Lovelady, penetran en el centro del Bosque de Hürtgen enfrentándose al 74º Cuerpo alemán, que los desaloja y ocupa el pueblo de Schevenhütte.


A partir de ese día, ocurren un sinnúmero de batallas en toda el área. Los mandos aliados envían divisiones tras divisiones al combate, para reemplazar a otras tantas, que diezmadas, son retiradas a retaguardia. La estrategia de EE.UU. subestimó la fuerza y la determinación de los soldados alemanes, creyendo que su espíritu de lucha había decaído tras la caída de Normandía y la reducción de la bolsa de Falaise. Los comandantes no tuvieron en cuenta el denso bosque de Hürtgen y sus efectos en la precisión de la artillería y el apoyo aéreo haciendo el bosque prácticamente impracticable. Además, las fuerzas estadounidenses se concentraron en la localidad de Schmidt y tampoco trató de conquistar las estratégicas Represas Rur (fundamentales para la industria alemana).


Los alemanes comenzaron a utilizar una nueva estrategia. La artillería nazi había descubierto que, si sus proyectiles explotaban a unos 30 metros del suelo, los hombres padecerían una lluvia de trozos de madera y metralla mortal. Con este ataque de artillería unidades enteras fueron aniquiladas, sin que los aliados pudieran suplir las bajas con facilidad. Esta estrategia fue utilizada posteriormente en la Batalla de las Ardenas.

Tras la guerra la Batalla de Hürtgen fue enterrada en el olvido; era una vergüenza para los aliados y una demostración de incapacidad bélica. Oficialmente se intentaron equilibrar las bajas para hacer menos llamativa la derrota: 33.000 aliados y 28.000 alemanes. No obstante, cerca de 50.000 estadounidenses perdieron la vida en esta absurda batalla, y 15.000 alemanes jamás volvieron a sus casas.


El resultado final de la batalla no fue relevante para los aliados, porque los 120 km2 conquistados no tenían ningún valor estratégico para la consecución de la campaña y a los alemanes les sirvió para preparar su ofensiva en las Ardenas. Por ello, debido al alto costo y al tiempo que les tomó a los estadounidenses ocupar el bosque, la Batalla de Hürtgen, que en buena cuenta fueron un gran número de pequeñas batallas, quedó oculta en la historia y ensombrecida por la posterior contraofensiva alemana en las Ardenas.


En la actualidad los turistas pueden visitar un museo en Vossenack y dar un vistazo a algunos de los búnkeres que aún perviven de línea Sigfrido.

Para saber más:
ww2db.com
wikipedia.org
hurtgen1944.homestead.com
www.5ad.org

lunes, 17 de septiembre de 2012

Infografías sobre la Segunda Guerra Mundial

Hoy traigo una interesante colección de infografías sobre armas, batallas y otros detalles sobre la Segunda Guerra Mundial.