domingo, 30 de junio de 2013

Recibe cartas sin abrir de la Segunda Guerra Mundial

La carta de un soldado norteamericano a su esposa, hace 69 años, comienza así:
¿Cómo estas querida? Tu correspondencia no ha llegado últimamente y estoy ansioso por saber de ti.
Esta carta la había escrito el soldado Chris Canales a su esposa durante la Segunda Guerra Mundial, pero por alguna razón no llegó en el correo.


Chuck Canales, el hijo de Chris, recibió las cartas que había enviado su padre a su madre 69 años más tarde de que fueran enviadas. John Armstrong, un coleccionista australiano, compró las cartas en una casa de antigüedades y decidió enviarlas a su dueño original. Tras buscar en internet, Armstrong dio con el paradero de Chuck y le envió la correspondencia. Para Chuck, leer las cartas resultó muy emocionante ya que su padre nunca hablaba de sus experiencias en la guerra y estas cartas le permitieron conocer parte esas vivencias de su padre.



Fuente:

sábado, 29 de junio de 2013

Tintin en el contexto de la Segunda Guerra Mundial

Seguro que si todos los admiradores de Tintín han leído Las siete bolas de cristal. No como Hergé, la imaginó y la publicó en plena Segunda Guerra Mundial.


Fueron en origen 153 tiras en blanco y negro que luego modificaría y remontaría para crear las 48 primeras páginas del álbum en color que hoy conocemos.


Si observamos la segunda página del álbum, Tintín pasea por el campo y su fiel Milú corretea alegremente delante de él. En la viñeta siguiente todo ha cambiado: el fox terrier avanza disciplinado y con el semblante serio. Nada en la historieta justifica el cambio, salvo que 12 viñetas acabaron siendo suprimidas del original.

La versión original apareció en el diario belga Le Soir, controlado entonces por la propaganda nazi. Cuando el 3 de septiembre de 1944 Bruselas fue liberada, la historieta se interrumpió bruscamente; a Hergé se le prohibió publicar y tuvo que explicar ante los tribunales su actitud durante la guerra y el fantasma del colaboracionismo le perseguiría durante toda su vida.


Muchos se han preguntado por qué colaboró con un periódico en manos de los nazis, pero Hergé aceptó la oferta de Le Soir porque si las primeras historietas de Tintín se publicaron en un semanario de 15.000 ejemplares, Le Soir llegaba a 300.000. Además, sin La estrella misteriosa, El secreto del Unicornio, El tesoro de Rackham el Rojo y Las siete bolas de cristal, quizás no exitiria Tintín.

Fuente:
Juventud 1
Juventud 2
La Vanguardia

viernes, 28 de junio de 2013

El Fondo Ana Frank recupera los archivos cedidos a Holanda

La justicia holandesa ha ordenado a la Casa de Ana Frank, en Ámsterdam, que devuelva al Fondo de Ana Frank, abierto en Basilea (Suiza), los archivos que le pertenecen. Se trata de miles de documentos, que ocupan 4,5 metros, y pertenecen a Otto Frank, padre de la niña judía autora del Diario sobre el Holocausto más leído del mundo. El Fondo los cedió en 2007 y pidió su regreso en 2010. La Casa de Ana Frank, sin embargo, cuestionaba la propiedad de parte de las cartas y fotos de la familia, y el caso acabó en los tribunales. Ahora tendrá que retornarlos antes del 1 de enero de 2014.
La Casa también subraya que no disputaba la propiedad de todo el archivo, sino su regreso. Creían que se trataba de una cesión a largo plazo.

El 263 de Prinsengracht, en Ámsterdam, donde se refugió Ana Frank y hoy alberga su Casa Museo.
La sentencia no afecta al Diario de Ana Frank, donado por Otto al Estado holandés tras la Segunda Guerra Mundial.
Más INFO.

Fuente:
El Pais

jueves, 27 de junio de 2013

Bombas nazis en la Pista Central de Wimbledon

En 1940 el Reino Unido está en guerra contra la Alemania de Hitler. Londres sufre cada noche las visitas de la Luftwaffe, que rompe con alarmas y explosiones los sueños de los ingleses. Todos los recursos del país están concentrados en la batalla, y el prestigioso All England Club no escapa a eso. Sobre lo que hoy son pistas de hierba y paseos cuidados se entrenan la Guardia Nacional y una unidad de descontaminación; aparcan ambulancias y camiones de bomberos; y se crían cerdos en una granja. Wimbledon no es un punto neurálgico en la industria de la guerra, pero sí está en el pasillo que recorren en su vuelta a casa los aviones alemanes, donde sueltan las bombas sobrantes para aligerar el vuelo.


La noche del 11 de octubre de 1940. Cinco bombas de más de 220 kilos cada una caen en las instalaciones de tenis de Wimbledon. Una destruye una caseta de herramientas. Otras tres caen en las inmediaciones del club. La quinta cael en plena pista central. Wimbledon sufre el azote de la guerra y sus consecuencias durante las tres primeras ediciones después del conflicto (1946-1949), porque la explosión acaba con una grada y pierde 1.200 asientos de aforo. En el barrio que le rodea 12.000 casas fueron destruidas y 150 personas murieron víctima de las bombas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial.


Fuente:
El Mundo
El País

miércoles, 26 de junio de 2013

Cubanos en la Segunda Guerra Mundial

Un grupo de cubanos de la ciudad de Banes participaron en la Segunda Guerra Mundial en las filas del ejército de los Estados Unidos.


El teniente de la USAF Héctor Hernández Almira era banense, nacido en 1914. Viajó a Estados Unidos en 1932 para estudiar en una academia militar.

Héctor participó durante la campaña de Italia ofreciendo apoyo a las tropas de tierra en su avance. Su avión llevaba el nombre de Banes, su tierra natal. Con su avión apoyó el desembarco de las tropas de lo que fue el segundo frente en Normandía, y allí se destacó en los combates aéreos librados contra la aviación alemana.

También se conoce la participación que tuvo Alejandro Hernández Almira, hermano de Héctor, artillero que peleó con el ejército norteamericano y que había nacido en 1915.

En el parque Cárdenas de Banes, se levanta un monolito en homenaje a los banenses que combatieron y cayeron durante la Segunda Guerra Mundial.


“Homenaje del Club de Leones a los banenses que, en los distintos frentes de batalla de la segunda Guerra Mundial, ofrendaron su sangre y su esfuerzo a la causa de la libertad y la justicia”.

“La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio. José Martí”.
Fuente:
Radio Angulo

martes, 25 de junio de 2013

Varsovia devastada filmada con efectos digitales de última generación

La película reconstruye digitalmente Varsovia en 1945, la ciudad con mayor índice de destrucción de la Segunda Guerra Mundial. La capital polaca quedó prácticamente borrada, perdió 9 de cada 10 edificios. La represión nazi del levantamiento del gueto judío en 1943 y el aplastamiento de la rebelión de la Resistencia polaca en el verano de 1944 resultaron implacables con la capital polaca.



La realización de la película fue un encargo del museo que la ciudad dedicó a los héroes de la Resistencia Polaca. Fue realizado con las últimas técnicas digitales por el equipo de Piotr Sliwowski.

La producción comenzó con 1600 fotografías aéreas realizadas por los soviéticos en la primavera de 1945. A partir de ellas, y de todas la imágenes que aportaron los habitantes de Varsovia de la ciudad en ruinas en abril de 1945. Con todo este ingente material se pudo construir el ortomapa que serviría de base para la película.

Las imágenes en color fueron especialmente valiosas para dar el tono exacto de la ciudad destruida y 35 edificios se diseñaron hasta el más mínimo detalle, estudiando los esqueletos y los escombros, las marcas de disparos y metralla o los restos de la decoración de su interior.

Casco histórico de Varsovia en 1935, 1943 y 2009.
Se reconstruyeron digitalmente a escala 63.000 edificios en ruinas, que fueron después ajustados en 7.500 fotogramas, de 50 capas cada uno.

Para recrear la película se eligió el vuelo que hacían en 1944 los B-24 para arrojar equipo a la Resistencia de la ciudad vieja. El avión partía de la base italiana de Foggia, cargado con contenedores llenos de equipos para los resistentes, seguía el curso del Vístula y descendía al llegar a la ciudad. Allí, tal y como se ve en el filme, sobrevuela el casco antiguo y el gueto demolido, convertido en un solar, donde comienza a regresar al río para tomar altura. El vídeo tiene una preciosa banda sonora, una voz femenina que se superpone al zumbido de los motores y una triste melodía de Adam Skorupa.


AQUÍ se pueden ver algunas imágenes del filme.

Fuente:
ABC
Abadía Digital

lunes, 24 de junio de 2013

Nadie vio tanta muerte durante la Segunda Guerra Mundial

Salinger pertenecía al Servicio de Inteligencia de Estados Unidos. Su misión era interrogar a oficiales alemanes capturados y civiles que aportaran datos relevantes para derrotar a los nazis.


Entró en la guerra el 6 de junio de 1944. Ese día desembarcó con la segunda oleada en Normandía, en la playa de Utah. En la mochila llevaba el texto de «El guardián entre el centeno». Su primer día de combate no fue nada para lo que vino después. En las siguientes jornadas a esa operación se vio inmerso en una serie de batallas violentísimas –su unidad, el 12º Regimiento de Infantería, era la vanguardia del ejército americano–. En una de ellas murió uno de cada diez hombres para ganar una villa de apenas cien habitantes. Tras 26 días de lucha seguidos, de los 3.080 miembros de su regimiento sólo quedaban con vida 1.130. Del resto de unidades americanas, la suya sería la que más bajas tuvo durante la contienda.


La llamada «batalla del Bocage» fue una verdadera pesadilla. De ahí pasó a la del bosque de Hürtgen. Una verdadera masacre. En invierno, sin ropas adecuadas y sin apenas alimentos, Salinger y sus hombres fueron derrotados. La Vigésimo Octava División fue aniquilada allí. Los hombres vivían constantemente en el terror. De los 3.080 combatientes que entraron, sólo 563 lograron sobrevivir. A los pocos días, se vio inmerso en la batalla de las Ardenas. Salinger también estaba entre las unidades que descubrieron los primeros campos de concentración (Dachau). Y después acabó en Nuremberg persiguiendo nazis. Salinger acabó padeciendo síndrome postraumático. Jamás habló de la guerra. Vio demasiada muerte durante la Segunda Guerra Mundial.


Salinger nació el 1 de enero de 1919 en Nueva York, pero realmente nació en 1944. Lo cuenta el documental «Salinger», que se estrenará este otoño.


Fuente:
La Razón

domingo, 23 de junio de 2013

Soldados de la Segunda Guerra Mundial "tomarán" Leganes del 28 al 30 de junio

Alrededor de 800 recreadores participarán en Leganés en el que será la mayor recreación histórico-militar de Europa y que rememorará batallas como el Levantamiento del Dos de Mayo de 1808, el París ocupado de 1944 por los alemanes, el levantamiento de Varsovia de 1944 o la batalla 'La Bolsa de Falaise' de Normandía, en 1944.


El evento, que tendrá lugar los días 28, 29 y 30 de junio, prevé congregar a unos 60.000 visitantes, en un acto en el que participarán más de medio centenar de asociaciones de recreadores nacionales y de países como Francia, Italia, Inglaterra, Portugal y Estados Unidos.

En estas acciones, cuyo escenario será la plaza Mayor y el Recinto Ferial, participarán un centenar de vehículos históricos, entre ellos, vehículos norteamericanos originales del Desembarco de Normandía de 1944 y alemanes originales de la Segunda Guerra Mundial.

Bajo el lema 'Revive la Historia... de Cine', el municipio contará con la presencia de las Fuerzas Armadas Españolas, representadas por los tres Ejércitos de Tierra (Brigada Paracaidista), Aire (Miembros de la 'Patrulla Águila' para manejar el Simulador) y la Armada (Infantería de Marina) a la entrada del Recinto Ferial. Los militares españoles mostrarán su equipo y fotos de sus misiones y realizarán, el domingo 30, un salto paracaidista desde helicópteros.

Fuente:
ABC
Codex Belix

viernes, 21 de junio de 2013

El uso de microondas en la Segunda Guerra Mundial

Hace 70 años, Edward George Bowen,  hijo de un obrero metalúrgico cambió el curso de nuestra vida cotidiana.

Gowen logró miniaturizar la infraestructura del radar a tal punto que pasó de requerir una red nacional de postes que medían 15 metros en 1935 a algo que, para 1943, podía ser montado en los morros de los aviones durante la Batalla del Atlántico.


Eso implicó que mientras los aliados podían detectar los U-boote desde 160km de distancia esos sumergibles y submarinos alemanes no notaban su presencia hasta que los aviones estaban prácticamente encima de ellos.

Como resultado, la Armada Real y la Fuerza Aérea Real británicas lograron vencer el dominio nazi en el Atlántico Norte, abriendo rutas para que llegaran cargamentos vitales de armas y alimentos desde Estados Unidos al Reino Unido, lo que desbarató el plan de Adolf Hitler de sacar a los británicos de la guerra privándolos de alimentos y armas.


Churchill dijo que lo único que realmente lo asustó durante la guerra fue el peligro de los U-boote.

En 1935, la genialidad de Bowen llamó la atención del inventor del radar, el científico escocés Robert Watson-Watt. Él estaba dedicado a un proyecto secreto que se derivaba del radar, investigando si se podían usar ondas electromagnéticas de alta energía como un "rayo de la muerte" para derribar aeronaves enemigas.

Bowen descubrió en poco tiempo que la potencia necesaria para crear tal rayo mortífero hacía que la noción fuera impráctica. Sin embargo, como explica Charlton, notó que si se usaban microondas de frecuencias más cortas se mejoraba considerablemente la eficacia del radar de Watson-Watt.


La radio viaja en ondas con curvas que miden metros.  Su arco es tan vasto que fácilmente pueden fallar, incluso cuando se trata de algo del tamaño de un avión, de manera que el radar requería de enormes cadenas de transmisores en todo el país. Pero Bowen descubrió que las microondas, con sus frecuencias más cortas y energía más alta, bombardean algo del tamaño de un avión con muchas más ondas y devuelven una imagen más clara por la energía despedida.


Fuente:
El Nacional
Biblioteca digital

miércoles, 19 de junio de 2013

Cocaína, semen de toro y flatulencia: La vida secreta de Adolf Hitler

A través de una serie de informes realizados por el Dr. Erwin Giesing, uno de los médicos de confianza de Hitler, se han conocido nuevos detalles sobre su salud, así como descubrir que se le suministraba cocaína para tratar algunas de sus enfermedades, como el dolor de garganta.


La flatulencia era uno de los problemas que más preocupaban a Hitler, algo que le resultaba realmente incomodo y que le obligaba a estar solo en michas ocasiones.

Otro hecho curioso es que también era tratado con esperma de novillo, que se le suministraba a través de inyecciones, debido a problemas sexuales. Este hecho corrobora lo que muchos historiadores han dichos sobre la falta de sexualidad del dictador, aunque tuviera gran éxito entre las feminas.

También se ha dicho en multitud de ocasiones que a Hitler le faltaba un testículo (al igual que se ha comentado sobre Franco), pero en los informes del Dr. Giesing no hay mención alguna a este hecho.

Fuente:
Premiere

martes, 18 de junio de 2013

La herencia del Doctor Muerte

El cuerpo de Aribert Heim, el Doctor Muerte, continúa sin aparecer, pero si su herencia: un millón ochenta y ocho mil euros procedentes de la venta de un edificio de 34 apartamentos embargado después de su fuga. Un juzgado municipal de Berlín acordó el pasado 3 de abril aceptar la muerte del Carnicero de Mauthausen (desaparecido durante décadas y declarado muerto hace solo nueve meses), examinar los documentos sobre sus últimos deseos y preguntar a sus dos hijos si aceptan el dinero: Rüdiger, de 57 años, ha respondido que sí. Su hermano Aideberg, de 63, se ha negado a recibir la herencia. No quiere nada del hombre acusado de asesinar a 300 presos con inyecciones de benceno en el corazón en la siniestra enfermería del campo de Mauthausen.


Los hermanos Heim han mantenido una posición muy diferente desde que su padre se fugó de Alemania cuando ellos aún eran niños. Rüdiger contactó con él en El Cairo, le ayudó y acompañó durante sus últimos días de vida. Creyó en su inocencia y mintió sobre su paradero. Aideberg no quiso saber nada de su progenitor ni volvió a verlo jamás.

Fuente:
El País
 

lunes, 17 de junio de 2013

511 días bajo tierra para huir de los nazis

Treinta y ocho judíos, de entre 2 y 76 años, sobrevivieron a la crueldad del nazismo escondidos durante 511 días, entre 1941 y 1942, en cuevas al oeste de Ucrania.


La agónica aventura de estas 38 personas comenzó en 1941 con la incursión del Ejército alemán en el este de Polonia y su paso al oeste de Ucrania. “Fue entonces cuando realmente empezó todo. Oímos que llevaban a cabo acciones, es decir, reunir a la gente en un pueblo y mandarlos a campos de concentración”, cuenta Sonia Dodyk (Korolowka, Ucrania, 1933), “el Judenrat [autoridad judía] nos dijo que teníamos que ir al gheto de Borschov, pero mi madre se negó y nos mandó a construir refugios”. Tras zafarse de esos trenes, la matriarca de la familia empujó a los suyos a esconderse en la cueva Verteba, cerca de la localidad Bilche Zolote, un pequeño municipio a 510 kilómetros al suroeste de Kiev. Así, 28 personas entraron y convirtieron esta gruta en su hogar en octubre de 1942.

“Yo estaba muy contenta. Los refugios eran sitios muy pequeños para esconder a mujeres y niños pequeños. Aquí podía cantar, saltar… Nos sentíamos como niños otra vez”, afirma de forma desconcertante Dodyk. Aquel escondite era un lugar oscuro pero cálido y seco, donde la mayor parte del tiempo se ahorraban energías y se permanecía en la cama. "Dormíamos casi todo el día, unas 15 horas. Nos despertábamos de noche para cocinar e ir a por suministros y solo salíamos cuando la luna estaba baja para que hubiera menos luz”.


Pero el peligro no solo lo encarnaban las tropas germanas, sino los habitantes de los pueblos de alrededor y la policía ucraniana, conocida por sus crímenes colaboracionistas durante la guerra. “Eran tan malos como los alemanes. No nos dejaban vivir. Solo nos ayudaron un hombre polaco y un guardabosques”, lamenta el anciano. Esa crueldad, que llegó hasta la última de las capas de la sociedad, se tradujo en el intento de enterrar en vida a las 38 almas que residían en la cueva al tapar la salida. Tras cavar durante tres días una nueva apertura, las familias huyeron a una segunda cueva donde permanecieron hasta el fin de la guerra.

El 12 de abril de 1944 los Stermer y Wexler fueron liberados por las tropas soviéticas en un estallido de fervor y alegría. La población de la zona, no obstante, continuó persiguiéndoles y acabó con la vida de cuatro de ellos, por lo que los supervivientes emigraron a Estados Unidos y Canadá, donde residen actualmente. “Nuestro amigo polaco nos dejó una nota en la entrada avisando de que los rusos habían llegado, pero permanecimos dentro dos semanas más. Cuando volvimos a Korolowka no salió ni una sola persona a recibirnos. Ese es el tipo de gente con la que tuvimos que tratar”.


Este es el impactante relato que rescata del olvido el documental No place on Earth (En ningún lugar sobre la Tierra).

 
Fuente:
El País
No place on Earth

domingo, 16 de junio de 2013

Oficial de las SS descubierto en Minnesota, EEUU

El comandante de una unidad que estaba bajo mando de las SS nazi y que está acusada de cometer atrocidades ha estado viviendo en Minnesota desde poco después de la Segunda Guerra Mundial, según descubrió una investigación de la agencia Associated Press y que muestran que Michael Karkoc, de 94 años, mintió a las autoridades de Estados Unidos para entrar en el paí­s.


Varios testigos confirman que la compañí­a ucraniana que Karkoc comandaba, quemó poblados repletos de mujeres y niños, e indican que estuvo en el lugar como lí­der de la compañí­a. Ninguno de los documentos muestra que tuvo participación directa en las atrocidades. Karkoc se negó a hablar sobre su pasado en su hogar de Minneápolis.


Karkoc, dijo a las autoridades estadounidenses en 1949 que no había realizado ningún servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial, ocultando su trabajo como oficial y miembro fundador de la Legión de Ucrania Defensa de la SS. La organización nacionalista ucraniana estaba en una lista negra secreta del gobierno estadounidense de organizaciones cuyos miembros se les prohibió la entrada a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha deportado a decenas de presuntos criminales de guerra nazis que mintieron en sus documentos migratorios. En Alemania, los nazis con "responsabilidad de mando" pueden ser acusados de crímenes de guerra, aunque su participación directa en atrocidades no se pueda probar.

Fuente
Terra

sábado, 15 de junio de 2013

La tragedia de las fuerzas aerotransportadas en el Día D

Antes del desembarco, una gran oleada de tropas aerotransportadas fue lanzada tras de las líneas enemigas con el fin de dar apoyo a las fuerzas de desembarco tomando puentes, cruces de carreteras o instalaciones del enemigo. La operación estuvo formada por más de 1.200 aviones que transportaron tres divisiones. Algunas compañías tomaron tierra en frágiles planeadores Horsa de madera, remolcados por bombarderos Halifax. Los Horsa de madera contrachapada fueron llamados "hearses" (coche fúnebre).


El aterrizaje de estos frágiles aparatos, cargados con hombres, vehículos y pertrechos, fue trágico en muchas ocasiones debido principalmente a los obstáculos que crearon los alemanes en los puntos de posibles aterrizajes como inundar grandes extensiones de terreno o insertar estacas (conocidas como espárragos de Rommel) y en otros casos por el error en el calculo del peso que podían transportar. Otros se deslizaron hasta el punto correcto, como el equipo cuyo objetivo era el puente Pegaso, en el canal de Caen, que tomaron tras un breve combate.


Los aviones cargados de paracaidistas iban tan solo a 300 metros de altura, al alcance de las baterías antiaéreas. El zigzag de los aparatos para esquivar el fuego lanzaba a los hombres y los equipos de un lado a otro en el interior. Los proyectiles que llegaban a golpear el fuselaje resonaban "como grandes piedras de granizo contra un tejado de hojalata". Un paracaidista que fue herido en las nalgas fue obligado a ponerse de pie para la cura, puesto que se ordenó que nadie quedase a bordo.

Todos iban a saltar, y la orden se cumplió. El problema es que los pilotos no redujeron la velocidad por miedo a parecer mejores blancos, así que, en el momento de saltar, los paracaidistas sufrieron un tirón mucho más fuerte de lo normal. Un paracaidista que consiguió aterrizar vio un avión a tan poca altura que no dio tiempo a que ninguno de los hombres que de él saltaron pudiera abrir el paracaídas. Comparó el sonido sordo de los cuerpos al estrellarse "con el que hace una sandía cuando cae de un camión en marcha".A pesar de las circunstancias, las bajas fueron muy inferiores a los cálculos previos a la invasión.

Fuente:
El Día D la batalla de Normadía, Antony Beevor
ABC

viernes, 14 de junio de 2013

Veterano de la Segunda Guerra Mundial se gradúa de secundaria

Frederick Gray se graduó en la escuela secundaria a sus 97 años.


El Watertown Daily Times informó que el veterano de la Segunda Guerra Mundial, recibió el lunes un diploma de la escuela secundaria de Watertown durante una ceremonia en su hogar en el norte del estado de Nueva York.
Gray debió haberse graduado en 1934 pero abandonó un año antes para conseguir un empleo a fin de ayudar a su familia durante la Gran Depresión.


Trabajó en una fábrica hasta que fue reclutado en el ejército en 1942. Se desempeñó en una división de infantería durante la campaña del Pacífico y ganó una estrella de bronce.
Después de la guerra, volvió a su empleo donde se retiró como director del departamento de facturación de la compañía.
Gray dijo que nunca había esperado recibir un diploma y se manifestó “estupefacto por la consideración”. Nunca es tarde.

Fuente:
Terra

jueves, 13 de junio de 2013

Jazz contra el Tercer Reich

En los años treinta, Hitler decretó que el jazz era una “música degenerada”. Aunque, ya iniciada la Segunda Guerra Mundial, tuvieron que permitir que siguieran actuando orquestas y combos de jazz: lo exigían sus propios soldados.


Pero no podían competir con los norteamericanos. Como parte del proyecto "V-Discs", los principales solistas y orquestas de jazz grabaron discos exclusivos para los soldados. Los famosos Discos de la Victoria tenían una duración mayor al de las grabaciones convencionales y transmitían animos a los soldados de parte de los intérpretes.


Los "V-Discs" no podían tener un uso comercial; cuando dejaron de fabricarse, se destruyeron los masters y las placas que habían sobrevivido. Afortunadamente, algunos coleccionistas se negaron a esa barbaridad y conservaron algunas copias. Esos discos clandestinos, posteriormente “legalizados”, son la base del programa "El Amplificador: jazzmen tocando y cantando gratis para mantener la moral de los soldados que luchaban contra el Eje de Alemania, Italia y Japón. Una historia, una música extraordinarias.


En La web AncestricPaths.com se pueden escuchar multitud de ellos.

Fuente:
El País
El Amplificador

miércoles, 12 de junio de 2013

Los otros nombres del Día D

El Desembarco de Normandía recibió muchos nombres. Rommel lo bautizó como "Der längste Tag" (El día más largo). Los aliados Operación Neptuno o Día D, que estaba incluida dentro de la Operación Overlord. Y mientras que los aliados hablaban de invasión, fue imposible que esa expresión triunfara en Francia. Para los franceses, la invasión era la ocupación nazi. Así que bautizaron la llegada de los ejércitos aliados como desembarco, "debarquement".


Pero, pese a ser uno de las más grandes operaciones militares de la historia, el desembarco era sólo parte del principio. Por duro o sangriento que fuera, después quedaba la mayor parte del trabajo, de la toma del terreno ocupado por los nazis. La población civil francesa sufrió miles y miles de bajas durante la operación. Sólo en el bombardeo de los dos primeros días murieron 800 personas en Caen. De los 60.000 habitantes de esa población, pronto sólo quedaron 17.000 entre las bajas y los refugiados. Además la ciudad quedó prácticamente arrasada.



martes, 11 de junio de 2013

Rescatado un bombardero alemán en Canal de la Mancha

Un bombardero alemán Dornier DO 17Z ha sido rescatado del fondo del Canal de la Mancha en buen estado, tras permanecer hundido más de 70 años.


El avión, localizado por submarinistas en el año 2008, ha sido identificado como un Dornier DO 17Z Werke número 1160, que fue derribado el 26 de agosto de 1940 durante la Batalla de Inglaterra cerca de las costas de Kent, sureste inglés. Un equipo especializado de la RAF llevaba semanas intentando sacar el avión del fondo del canal, pero el mal tiempo obligó a cancelar varias veces las operaciones.
La aeronave fue levantada con la ayuda de una grúa montada sobre una plataforma marina y cables colocados alrededor del fuselaje.

El Dornier DO será llevado hoy hasta el puerto de Ramsgate, en Kent, antes de ser transportado al centro de conservación de la RAF en la localidad de Cosford, en el condado Shropshire (noroeste de Inglaterra) para ser restaurado, y se espera que pueda ser exhibido al público dentro de unos dos años.
Desde que fuera localizado en 2008, los expertos del museo han trabajado para buscar la manera de sacarlo del mar y entre las opciones que se consideraron estaba la construcción de una jaula alrededor del aparato, pero esta idea fue después abandonada. Más información aquí.


Fuente:
ABC
Canal Youtube RAF Nuseum 


lunes, 10 de junio de 2013

Hallado un túnel en el campo de exterminio de Sobibor

El túnel fue hallado cerca de los cuarteles de los sonderkommandos (unidades de trabajo formados por prisioneros). Los arqueólogos sugieren que los prisioneros, cuya tarea era sacar los cadáveres de las cámaras de gas, excavaron este túnel. Creen que entre las sesiones de exterminio aprovecharon para cavar el túnel para usarlo en algún momento.


Cuando empezaron las excavaciones en el cuartel del sonderkommando, descubrieron dos filas de alambre de púas bajo el suelo apisonado. Al cavar más profundamente apareció una vía subterránea. Tenía la anchura del cuerpo humano y están seguros de que se trata de un paso subterráneo.

No existen datos que indiquen que algún prisionero pudiera escapar del campo hasta la revuelta de octubre de 1943, cuando lograron huir 600 prisioneros bajo el mando de un teniente soviético judío, Alexánder Pecherski. Es la única evasión importante y relativamente exitosa de la Segunda Guerra Mundial. Después de este hecho el campo fue clausurado tras funcionar desde mayo de 1942 hasta octubre de 1943. En este lugar fueron asesinados 250.000 judíos.

Fuente
RT

domingo, 9 de junio de 2013

Demasiado lejos de Playa Omaha

Las operaciones comenzaron siendo aún de noche. Para desembarcar a la hora H: las 06:30, media hora después del amanecer, las lanchas de la primera oleada partieron de los buques de transporte a las 05:20. Cuando estaban a poca distancia de la playa de Omaha, la más infernal de la playas de desembarco, observaron que las bombas lanzadas por los aviones caían demasiado lejos de la cima del acantilado, así que ni destruyeron los campos minados ni siquiera golpearon los nidos de ametralladoras o las fortificaciones alemanas.
"¡Lo único que han hecho ha sido despertarlos!"
Comandante Scott-Bowden.

Se había fijado la hora H principalmente por la confianza en la precisión de los bombarderos americanos en detrimento de la idea de arribar a la playa en mitad de la noche que proponían los británicos. Los jóvenes tripulantes de las lanchas, en ocasiones se asustaron tanto al llegar a la playa que quisieron bajar la rampa antes de tiempo y solo aguantaron cuando fueron amenazados a punta de pistola, por los oficiales de infantería, hasta el lugar convenido, pero aún así muchos las abrieron demasiado pronto con lo que muchos soldados murieron ahogados al ser arrastrados al fondo por su equipo. Los guardacostas, con más experiencia apagaban los motores para sortear bancos de arena y llegaron hasta la misma playa.


Fuente:
El Día D la batalla de Normadía, Antony Beevor
ABC

viernes, 7 de junio de 2013

Los objetos de la Segunda Guerra Mundial más caros vendidos en subasta

Uno de los períodos históricos que más interesan a los coleccionistas de objetos militares es la Segunda Guerra Mundial. Estos son algunos de los objetos más destacados que lograron venderse en las subastas más importantes del mundo a precios excepcionales.


La empresa de subastas Bonhams tiene planeado sacar a la venta un caza monoplaza Hawker Hurricane. El precio inicial es entre 2,1 y 2,6 millones de dólares. Se cree que pertenecía a la Real Fuerza Aérea Canadiense y su misión fue patrullar la Costa Este de EE.UU. para vigilar los submarinos enemigos. Conservó su aspecto e interior originales, incluye 12 ametralladoras y es el único Hawker Hurricane que sigue operativo. Bonhams asegura que proveerá al comprador también de un permiso para volar.


La familia del soldado australiano de infantería Edward 'Ted' Kenna vendió sus condecoraciones en una subasta que organizaron por 990.000 dólares estadounidenses. La colección incluía la Cruz Victoria, la condecoración militar más alta al valor "frente al enemigo", que casi nunca aparece en subastas. Kenna la recibió por atacar en solitario un búnker japonés en mayo de 1945 en Papúa Nueva Guinea y acabar con los enemigos.


Escribanía de Hitler. Se la llevó de la residencia del Führer un efectivo estadounidense. La casa de subastas Alexander Autographs la vendió por 423.000 dólares.


Un coleccionista anónimo compró por 165.000 dólares (328.000 actuales) en 1988 dos cartas y una postal que las hermanas Frank enviaron a unas amigas suyas en EE.UU. durante la guerra. Luego entregó las misivas al Centro Simon Wiesenthal, ONG dedicada a documentar las víctimas del holocausto y llevar registros de los criminales nazis.


La casa de subastas Christie's logró vender este modelo de Enigma, una máquina de cifrado ampliamente usada en el Tercer Reich, por 133.250 libras (208.137 dólares). El precio tan elevado se debió a que esta pieza particular participó en la película de mismo nombre, 'Enigma', una cinta de 2001 protagonizada por Dougray Scott y Kate Winslet.


La casa de subastas Sotheby's vendió las condecoraciones de un suboficial británico llamado Robert Dennis Gay por 45.000 libras (71.289 dólares).


Casco de un soldado anónimo que participó en la batalla de Normandía en 1944, después de la cual los Aliados lograron librar París y seguir con la ofensiva hacia la frontera francesa-alemana. El precio inicial para el casco hallado en los sesenta en la ciudad de Saint-Mere-Eglise fue 3.500 libras (unos 5.300 dólares). Fue vendido finalmente por 46.000 libras (68.621 dólares).


Archivos del soldado estadounidense de infantería Peter White. La casa de subastas Christie's logró venderlos por 59.790 dólares. Consisten en varios cuadernos donde White describía en detalle sus aventuras en los campos de batalla entre 1938 y 1944, acompañando las descripciones con más de 730 dibujos.


La carta del futuro presidente de EE.UU. y comandante supremo de los Aliados en el frente occidental durante la Segunda Guerra Mundial, Dwight Eisenhower. En la misiva del 13 de junio de 1945 elogia los logros del Ejército del país en la Guerra. Fue vendida por 38.837 dólares.


Cuaderno de bitácora del piloto británico Douglas Bader. La casa de subastas Dominic Winter Book Auctions lo vendió por 37.300 dólares. Bader tenía amputadas ambas piernas, pero combatía en la Segunda Guerra Mundial provisto de dos prótesis. Tuvo 22 victorias confirmadas. El cuaderno incluye la descripción del vuelo de 1931 en el que perdió las piernas.

Fuente:
RT 

jueves, 6 de junio de 2013

Encuentra el diario de su novio marine 70 años después

En el Museo de la Segunda Guerra Mundial de Nueva Orleans los ojos de Laura Mae Davis Burlingame se llenaron de lágrimas, cuando vio el diario del cabo Thomas Cotton Jones, quien había sido su novio desde secundaria antes de la Segunda Guerra Mundial.


"La historia de mi vida en mis días en el Cuerpo de Marines de EE.UU… Y sobre todo de mi amor por Laura Mae, de la cual mi corazón está lleno completamente. Así que si tienen la oportunidad, por favor devuélvanselo a ella. Lo escribo como mi última voluntad."




El joven murió al ser alcanzado por la bala de un francotirador japonés en el Pacífico en 1944.


Los familiares del soldado no cumplieron su última voluntad. Su sobrino, quien había entregado las pertenecias de Jones al museo, dijo que tenía miedo que la entrega del diario a Burlingame le pudiera causar problemas en su matrimonio. Los empleados del museo hicieron una copia del diario y se la mandaron a Laura Mae, y mientras que la libreta original con la dedicatoria "Con amor, Laurie" permanece en el museo.

Fuente:
RT
Univisión