viernes, 30 de octubre de 2015

Joe Demler, el "esqueleto humano"

Pocas imágenes publicadas durante la Segunda Guerra Mundial siguen siendo tan sorprendentes, después de tantos años, como la fotografía de John Florea tomada en 1945 a un prisionero de guerra norteamericano llamado Joe Demler, capturado durante la Batalla de las Ardenas. Fotografiado en un campo de prisioneros nazi en Limburg, Alemania, Demler estaba tan demacrado que rápidamente fue apodado "el esqueleto humano" cuando la foto fue publicada en la primavera de ese mismo año.


Cuando John Florea y las tropas de la 9ª División Blindada del 1ª Ejército norteamericano llegaron al campo de prisioneros Stalag12-A a finales de marzo de 1945, con apenas 19 años de edad, el soldado. Joseph Demler pesaba poco más de 31 kilogramos de piel y huesos. Sus posibilidades de sobrevivir estaban lejos de ser buenas. Demler y otros prisioneros de guerra estaban tan cerca de la muerte que el soldado que está en la imagen junto a Demler estaba vivo cuando el Stalg 12-A fue liberado, pero murió antes de que pudiera conseguir comer.

A pesar de los pronósticos, Joe Demler sobrevivió. Hoy en día, vive en un pequeño pueblo de Wisconsin, en la orilla occidental del lago Michigan. Ahora está jubilado, pero durante 37 años trabajó en correos. Lleva casado con su esposa, Loretta 64 años. Tienen dos hijos y una hija y tres nietos. Desde hace tiempo, Demler ha estado involucrado con la organización Honor Flight, que tiene como finalidad honrar a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial. Ahora tiene 89 años, y cumplirá los 90 el 7 de diciembre: El día de Pearl Harbor.


En una entrevista de 1993 el fotógrafo John Florea hablo sobre las fotografías que hizo a Demler y otros presos durante la liberación del campo de prisioneros Stalag 12-A: "No sabe cuántas veces veo esas fotos en mi mente. Quería mostrar lo que hicieron los nazis a nuestros chicos. Fue terrible."

Fuentes:
Alabama Aviator
TIME
Huffington Post

lunes, 26 de octubre de 2015

La Segunda Guerra Mundial año a año: Los antecedentes

Antecedentes - 1939 - 1940 - 1941 - 1942 - 1943 - 1944 - 1945 - Posguerra 

Con este articulo quiero comenzar una serie de entradas en las que quiero mostrar año a año los momentos más importantes de la Segunda Guerra Mundial, desde las causas del conflicto al mapa que quedó tras acabar la guerra. Una guerra que oficialmente duró seis años y un día, pero que muchos historiadores consideran que tan solo es una continuación de la Gran Guerra por lo que solo es una guerra con periodo de paz que incluye la Guerra Civil Española. Otros opinan que en realidad comenzó con el conflicto Chino-Japonés que comenzó en 1937.

Antecedentes: 1919 - 1939

28 de junio de 1919.
El tratado de Versalles fue firmado por los delegados alemanes a las 4 menos diez de la tarde, en el palacio que da nombre al tratado de paz, que se encuentra a las afueras de París. La Gran Guerra ha terminado oficialmente. El tratado ha sido redactado, tras seis meses de negociaciones, por los aliados. Los términos son tan duros para los perdedores que, en un principio, el canciller alemán y su gabinete prefirieron dimitir antes que firmarlo, pero la amenaza aliada de una ocupación militar les hizo ceder. Aunque los franceses opinan que el tratado es benévolo, el primer ministro británico teme que esté abonando el terreno para una nueva guerra mundial. Y no se equivocaba.


24 de octubre de 1929.
El pánico cunde entre los inversores de la Bolsa de Nueva York, que han puesto a la venta más de trece millones de acciones. El desplome viene por el rápido crecimiento de la economía tras la Gran Guerra que llevó a mucha gente a invertir en Bolsa en busca de dinero rápido pero la economía se ha ido frenando y muchas acciones estaban sobrevaloradas. Los bancos exigen la devolución de sus prestamos y los que han comprado acciones con ellos está obligados a venderlas con rapidez. Apenas un mes después la depresión económica se extiende por todo el mundo. La recesión y el paro llevan a muchas personas a apoyar partidos de extrema derecha, como el Partido Nacionalsocialista de Hitler en Alemania, con la esperanza de salir de la pobreza.

30 de enero de 1933.
Adolf Hitler, con 44 años, ha sido designado canciller de Alemania por el presidente Von Hindemburg. El líder del partido nazi llega al poder en un momento en el que la democracia en Alemania se está derrumbando. El país está al borde de una guerra civil, debido a los duros enfrentamientos entre nazis y comunistas. Junto a Hitler hay solo dos nazis en el gabinete de gobierno, aunque el resto son nacionalistas de derecha.
En marzo, tras el incendio del Reichstag, una ley permite que Hitler y no Hindemburg, gobierne por decreto y se suprimen los derechos de expresión y reunión.
En octubre Alemania se retira de la Sociedad de naciones.


15 de septiembre de 1935.
Los decretos de Núremberg firmados por Hitler han quitado la nacionalidad alemana a más de 600.000 judíos, lo que les imposibilita para ejercer en la enseñanza, el periodismo, la jurisprudencia o cualquier cargo público. Los matrimonios entre judíos y no judíos son ilegales y las parejas ya casadas podrán ir a la cárcel si no se divorcian.

7 de marzo de 1936.
Las tropas alemanas han entrado en Renania, una región controlada por Francia, desafiando el Tratado de Versalles. A pesar de los consejos de sus generales Hitler decide entrar en acción pero ordena que sus tropas se retiren si Francia o Gran Bretaña respondieran ante la ocupación. Aunque los políticos franceses piden que el ejército actué, los británicos piden que de momento  no se actúe hasta que la situación sea estudiada. Nadie responde a la provocación de Hitler y este propone un tratado de paz por 25 años, lo que hace creer a los británicos que las intenciones de Hitler son pacíficas.
En julio el general Franco encabeza una sublevación armada contra el gobierno de la II República; estalla la Guerra Civil en España.

7 de julio de 1937.
Japón ha provocado la guerra con china tras disparar unos soldados japoneses en el Estado de Manchukuo contra una patrulla china. El gobierno japonés afirma que fueron provocados por los chinos, pero lo más probable es que el incidente fuera provocado como excusa para atacar a China.


14 de marzo de 1938.
Hitler anexiona Austria al Reich. Hitler se pasea por las calles de Viena en un desfile militar a bordo de un vehículo descapotable, mientras saluda a la multitud. Tras el desfile se asoma al balcón de su hotel y comunica a los austriacos que "la nación alemana jamás volverá a desgarrarse.
En mayo Benito Mussolini y Adolf Hitler se reúnen en Roma para proclamar la amistad eterna que unirá a ambos dictadores y sus naciones.
En junio los japoneses bombardean incesantemente la ciudad china de Cantón. Miles de personas han muerto y la ciudad está totalmente arrasada. Los japoneses seguirán bombardeando la ciudad hasta su rendición pero los chinos aún resisten.
En septiembre Alemania invade los Sudetes, en Checoslovaquia y Francia e Inglaterra deciden cedérselos a Hitler para evitar la guerra. Cuando el primer ministro Chamberlain vuelve a Inglaterra afirma que "esto significa la paz para todos".

15 de marzo de 1939.
Después de que Hitler se apoderara de los Sudetes seis meses antes; ahora se ha apoderado del resto de Checoslovaquia. Las tropas de la Wehrmacht entran en Paraga pero no reciben el caluroso recibimiento que tuvieron en Viena o los Sudetes. En Praga la gente llora mientras se ven obligadas a hacer el saludo nazi.
En abril Hitler rompe el tratado naval que tenía con Inglaterra desde 1934 y denuncia el pacto de ayuda mutua con Polonia.
En agosto Rusia y Alemania firma un pacto de no agresión.


viernes, 23 de octubre de 2015

Supuestas imágenes del tren del oro nazi

Han caído en mis manos esta serie de imágenes que parecen ser las primeras imágenes que salen a la luz desde que el tren fue supuestamente descubierto en agosto de 2015 en Polonia. Se rumorea que el tren mide 150m de largo y contendría hasta 300 toneladas de oro.
Tengo serias dudas de que las fotos sean auténticas. Creo que solo son un pobre intento de estimular el misterio sobre el tren del oro nazi.

Voy a comentar algunos detalles que me hace dudar de su autenticidad, como que las imágenes están sospechosamente borrosas y sucias.

En la primera imagen se puede ver lo que parece ser un tren blindado alemán pero según me han contado el símbolo que se encuentra en la parte inferior se empezó a usar después de la Segunda Guerra Mundial y es para indicar un punto de apoyo de las ruedas. Los distintivos aunque parecen ser del ejército alemán se ven demasiado nuevos y muy grandes, teniendo en cuenta el aparente estado de la pintura del tren.



En esta foto se ven unas cajas de madera que están en muy buen estado para haber permanecido en un lugar tan húmedo durante 70 años.


Tambien el tipo de lona de camuflaje que las cubre se parece mucho al tipo utilizado por los Marines norteamericanos conocido como "Frogg Skin Pattern". Según mi buen amigo Vince Carter:
Viendo la 4 imagen la mano del tipo de guantes que esta apoyado en la columna y tomando como referencia la columna del fondo nos damos cuenta que el supuesto túnel del tren es mas moderno, ya que para la época los túneles de trenes no llevaban normalmente columnas a la vista y los pocos que las tenían eran de unos casi 2 metros de ancho, eran columnas gigantes de acero y concreto que debía resistir los ataques de bombas, ademas de esto otra cosa que me hace dudar es que el concreto de las paredes esta en demasiado buen estado para su edad, debería presentar mas grietas y faltantes de pedazos, debería estar ennegrecido por el moho de la humedad.

Los lingotes que se aprecian no son de oro, ni creo que de plata ya que esta se habría oscurecido y no estaría tan limpia ni brillante  y no se ven marcas ni sellos como los que llevan los lingotes de plata u oro. Es muy posible que sea de otro material, quizás aluminio.

Que opinan. Si alguien tiene más datos para poder esclarecer si son falsas o auténticas que nos comente en la entrada o por E-Mail y lo incluiremos en el articulo.

Para saber más:
Daily Mail
Wikipedia

martes, 20 de octubre de 2015

Cuando un tifón es más destructor que la armada japonesa

En 1281, cuando la flota mongola del Kublai Khan, se dirigió hacia las costas del Japón para invadirlo un tifón la destruyó completamente y la mandó al fondo del mar. Según la tradición ese tifón se consideró un "Viento Divino" (Shinpu) y era la señal de que Japón estaba protegido por los dioses, que se encargarían de protegerlos de cualquier nación que intentara invadirlos.


En 1944 la historia estuvo a punto de repetirse.
El 18 de diciembre, la 3ª Flota estadounidense, al mando del Almirante William "Bull" Halsey, fue embestida por el Tifón Cobra a unas 300 millas náuticas al Este de la isla Filipina de Luzón, en el Pacífico, mientras realizaban tareas de reabastecimiento después de realizar intensos ataques aéreos durante tres días contra campos de aviación japoneses en las Filipinas.

Los resultados de este nuevo Viento Divino, con grandes olas y vientos que llegaron a los 100 nudos, fueron desastrosos para la flota estadounidense. Se perdieron tres destructores, 28 buques diversos sufrieron graves daños (entre ellos 3 portaaviones) y 146 aviones se soltaron de las cubiertas de los portaaviones y fueron engullidos por el mar. El Tifón Cobra se cobró la vida de 790 marineros y más de 100 resultaron heridos.



Ese día la armada norteamericana perdió más naves y hombres que en cualquiera de las batallas navales de la Segunda Guerra Mundial.
Cuando el almirante Nimitz, Comandante de la Flota del Pacífico, se enteró del desastre exclamó: "Ésta ha sido la pérdida más irreparable para la Marina desde la batalla de la Isla de Savo".

Fuente:
Cazatormentas
Patriot Defenders Network
Wikipedia
Historias Segunda Guerra Mundial

miércoles, 14 de octubre de 2015

El primer café liberado de Francia

La media noche del 6 de junio de 1944 parecía una noche tranquila, tres planeadores Airspeed Horsa aterrizaron junto al puente de Bénouville, conocido como Puente Pegaso. La Familia Gondrée, dueños del café del mismo nombre estaban dormidos en sus camas, pero fueron bruscamente despertado por el sonido de las explosiones y un buen número de armas ligeras en el exterior de su casa.

Georges, el padre de familia, se arrastró hasta la ventana para ver lo que pasaba, una reacción perfectamente comprensible, pero imprudente en medio de una batalla que tiene lugar en la oscuridad. En el momento que asomó la cabeza por la ventana fue descubierto por el teniente Richard Smith que de inmediato disparó varias ráfagas de su ametralladora Sten. Por suerte Georges no resultó herido. Tras el susto, Georges reunió a su familia y se dirigió hacia el refugio de la bodega.


Cuando los disparos cesaron, Thérèse, la esposa de Georges, le instó a salir y descubrir lo que estaba sucediendo. Subió a gatas las escaleras hasta la ventana del primer piso. fuera oyó voces, pero no pudo distinguir las palabras, así que, a pesar de lo sucedido momentos antes, abrió la ventana y se asomó con cautela. Vio delante de la cafetería a dos soldados sentados con un cadáver entre ellos. En ese momento creyó que eran los soldados del séptimo Batallón de Paracaidistas del ejército alemán, que habían llegado a hacerse cargo de la defensa de la orilla occidental del Canal de Caen, que se encuentra a unos 20 metros del café. Georges decidió regresar a la bodega y esperar hasta que llegara la luz del sol.

Al amanecer, la familia estuviera escuchando diversas voces en el exterior. Georges se percató de que las voces no sonaban al alemán de los soldados que guardaban el puente, incluso le pareció oír algo que tampoco sonaba a francés, entre ellas. Thérèse, que era de origen alemán, tampoco pudo identificar palabras en alemán.


Cuando se encontraban intentando identificar las voces, se oyó un golpe en la puerta, y Georges se apresuró a responder, porque no querían que los soldados reventaran la puerta de sus goznes. Cuando abrió la puerta, se encontró frente a el a dos soldados, con los rostros ennegrecidos con pintura de camuflaje, y cada uno con ametralladoras Sten. Le chapurrearon en francés si había alemanes en la casa. Les dijo que no había soldados, y los llevó dentro para mostrarle que solo estaban su esposa e hijos en el sótano.

Por lo que los dos soldados pudieron decirle en su pobre francés Georges supo que la captura del Puente Pegaso había sido un éxito, por fin, el día de la liberación había llegado y se echó a llorar de alegría, mientras que Thérèse abrazaba y besaba los paracaidistas. De este modo saludó a todos los soldados que se encontró, por lo que su rostro se ennegreció con la pintura de camuflaje, como si hubiera sido uno de ellos.


Como agradecimiento, Georges y Thérèse, invitaron a los soldados a pasar a su pequeño establecimiento para tomar un café, el primero de la Francia liberada, tras cuatro largos años de ocupación nazi. La hospitalidad que ofreció a los soldados británicos la Familia Gondrée continúa hasta hoy. Desde aquel 6 de junio de 1944, cuando los veteranos han vuelto a Normandía para conmemorar el aniversario de la batalla, ningún hombre de la 6ª División Aerotransportada Británica ha tenido que pagar para tomar un café o una copa en el Café Gondrée.

Georges Gondrée murió el 5 de abril de 1969, Thérèse el 2 de julio de 1984. Los entierros se celebraron, con la más alta consideración por los civiles franceses y veteranos británicos. La propiedad de la cafetería y sus estrechos vínculos con las Fuerzas aerotransportadas británicas ser sigue manteniéndose por su familia, en especial por Françoise Gondrée, su hija menor.

En 1987 fue declarada monumento histórico por el gobierno francés.

Fuentes:
Wikipedia
D Aay Overlord
Pegasus Archive
La Segunda Guerra
STEPHEN E. AMBROSE, EL PUENTE PEGASUS: EL PRIMER COMBATE DEL DÍA D
BBC

viernes, 9 de octubre de 2015

La guerra de broma

El periodo que va desde la ocupación de Polonia, en octubre de 1939, hasta la invasión alemana de Francia, Bélgica y los Países Bajos el 10 de mayo de 1940, es conocido como la Guerra de Broma.

La expresión Guerra de Broma (del francés drôle de guerre) fue utilizada por primera vez en un reportaje sobre el ejército aliado que esperaba la ofensiva alemana tras la línea Maginot. En el Reino Unido se la llamó Phoney War (Guerra Falsa) y en Alemania se le llamó Sitzkrieg (Guerra de Asiento).

Durante ese medio año de práctica inactividad bélica en la Europa Occidental, hubo incluso quien creía posible recomponer la paz. Sin embargo, aquellos meses, a veces a pesar de sus protagonistas, servirían para delimitar los campos enfrentados.

Las tropas, aburridas, se dedicaban a la instrucción o a la inspección de uñas, y se entretenían como podían. Los oficiales británicos se mantenían en forma con caminatas tempranas. Los soldados franceses criaban conejos y ayudaban a preparar los campos y recoger las cosechas. En París o Londres la vida parecía transcurir como sin no hubiera una guerra en Europa y circulaban rumores de lo más  excéntrico:
Hitler había importado 30.000 gorilas del Brasil para entrenarlos para que atacasen de inmediato la Línea Maginot.
El gobierno estaba adulterando la margarina con grasa de gato y permitiendo que los restaurantes pusiesen carne de gato en el pastel de carne y riñones (plato típico inglés).
Los soviéticos tenían un dispositivo en sus paracaídas que podía propulsar hacia arriba a un paracaidista o piloto derribado si no le gustaba el lugar en el que estaba a punto de caer.
El primer gran ataque aéreo alemán contra Gran Bretaña estaba previsto para la próxima semana, probablemente el martes.

El periodista británico Gordon Waterfield refleja en una de sus crónicas sobre la Línea Maginot como era la situación en esta Guerra de Broma:
"...me quedé en un puesto de observación del Rhin y vi a los alemanes lavando ropa y jugando al fútbol, y le dije al centinela:
"¿Por qué no les dispara, por qué no les dispara?".
"No-dijo-, se están portando bien, ellos no nos disparan, ¿por qué vamos a dispararles?" 

Fuente:
Wikipedia
History Learning Site
Foro Segunda Guerra Mundial
Ecpad
ABC

sábado, 3 de octubre de 2015

La colaboración científica entre Gran Bretaña y Estados Unidos

La historia de la Segunda Guerra Mundial está determinada por las grandes batallas y operaciones militares. Fue una guerra en la que se combatió a una escala sin precedentes, de millones de hombres y máquinas. Pero también existieron operaciones secretas en las que participaron los científicos y los diplomáticos y en las que jugaron un papel de vital importancia.

Una de esta misiones es la Operación Tizard, en la que Gran Bretaña cedió una parte muy importante de la tecnología más avanzada de la que disponían a los, por entonces neutrales, EE.UU. y que tendría un valor incalculable en la posición británica en la posguerra. A cambio de la cesión de la tecnología los norteamericanos aportaron su enorme capacidad industrial que permanecía intacta.


El Primer Ministro británico Winston Churchill envió en 1940 a Henry Tizard, un científico y piloto que trabajó para la RAF, la Shell y como asesor científico del propio Churchill, a que junto a otros científicos e ingenieros llevaran los diseños del primer motor a reacción de Frank Whittle, los planos del proyecto Tube Alloys para desarrollar una bomba atómica y el magnetron, un elemento fundamental para el desarrollo del radar y que resultó fundamental en el desarrollo de la guerra aérea durante la Batalla de Inglaterra. Esta era la tecnología más avanzada en aviónica y aviación de la que se disponía. Los documentos y prototipos eran tan importantes que fueron transportados en una caja diseñada especialmente para hundirse si el barco que la transportaba fuera atacado por los U-Boote alemanes.


La colaboración fue un éxito mientras la guerra duró, ya que el apoyo norteamericano fue fundamental para ganar la guerra, pero los británicos pagaron un alto precio por ello ya que los norteamericanos, con la tecnología que le entrego Tizard, les superaron en el campo de la aviación y nunca pudieron alcanzarles. Solo los EE.UU. pudieron fabricar la primera bomba atómica gracias a los británicos y a que lograron apoderarse de material de gran importancia en poder de los nazis, que ya la estaban desarrollando.

Es comprensible que Churchill, muy interesado en los avances científicos para la guerra, cediera toda esa tecnología a su aliado, ya que la Luftwaffe estaba machacando las ciudades británicas y se temía en cualquier momento una invasión por parte de Hitler, que ya la había desarrollado en su Operación León Marino. En ese momento Gran Bretaña estaba sola en la lucha contra Alemania pues Estados Unidos no entró en guerra hasta el año siguiente.

Fuente:
Express
Privateline
Canadian Association of Physicists
History in an hour
BBC