jueves, 24 de noviembre de 2011

La trágica muerte de Erwin Rommel, el héroe del III Reich

El día 14 de octubre de 1944, la radio alemana emitía una de las noticias mas tristes que llegaron a los ciudadanos alemanes:
El mariscal de campo Erwin Rommel, el más famoso y querido generalfeldmarschall del Reich, moría en su hogar de Herrlingen a consecuencia de las graves heridas recibidas en el frente de Normandía el pasado 17 de Julio.
La realidad muy diferente, y es posible que nunca se conozcan los detalles que rodearon la muerte del Zorro del Desierto, pero pueden reconstruirse parcialmente los acontecimientos. Tras la fallida conjura del 20 de julio, el general Von Stülpnagel, después de intentar suicidarse, pronunció en su delirio varias veces el nombre de Rommel. Lo cierto es que si Rommel tenía algún conocimiento del atentado, nunca se unió al grupo ni participó en ninguna de las reuniones de los conspiradores, pero la Gestapo fiel a su historia centró inmediatamente sus sospechas en el.

El día 7 de septiembre, su jefe de estado mayor, general Hans Speidel, es detenido por la Gestapo, e inmediatamente Rommel se pone en contacto con el Alto Mando para que le expliquen los motivos de la detención, pero no recibe explicación alguna. Justo un mes después, Keitel le llama a Berlín, pero por los consejos de los médicos se niega a realizar el viaje. El mariscal estaba ya al corriente de las sospechas que pesaban sobre él.

El día 13, el V Distrito Militar de Stuttgart le llama anunciándoles la visita de dos generales el día siguiente. El día 14, los generales Burgdorf y Maisel llegan a Heirrlingen. Durante la conversación ponen al mariscal al corriente de la situación. Por orden de Hitler, Rommel debe elegir entre dos alternativas; someterse a juicio, en el que la sentencia estaba ya dictada, o bien suicidarse con una capsula de cianuro. Rommel escoge ésta última opción y se despide de su mujer, de su hijo, y de su ayudante Aldinger.

Rommel sube a su coche y tras pocos cientos de metros el vehículo se detiene. El chofer, el soldado Doose de las SS, recuerda:
El general Maisel y yo bajamos del coche y no alejamos unos treinta metros; Burgdorf nos llamó y volvimos rápidamente. Rommel estaba echado hacía adelante y su gorra estaba caída en el suelo del automóvil. Mientras volvíamos a Herrlingen, Burgdorf me ordenó ir al hospital militar de Ulm porque el mariscal se había sentido mal durante la conversación. Para entonces el glorioso mariscal, héroe de África, era ya un cadáver.
Lugar donde Rommel se suicidó.

Cuatro días después se celebraron los funerales oficiales con la asistencia de altos dignatarios del III Reich. Posteriormente, el cadáver fue incinerado y los restos del héroe alemán descansan en el cementerio cercano a su villa de Herrlingen.



Para saber más:
Historia Vera
Biografías y vidas
El País

4 comentarios:

  1. Super interesante. Rommel era el que tenía que reemplazar a Hitler.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rommel era un militar apreciado tanto por amigos como enemigos. Gracias Iván por pasar y por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hola, no estoy en condiciones de calificar las capacidades profesionales de Rommel...Sí que tenía mucho prestigio, gran inventiva...Pero datos duros, como para decir, con claridad, sí era mejor o menor que otros militares...no me atrevo mencionarlo...Hubo errores, en la cadena conspirativa...Solo explosionó una de las bombas, lo cual le salvó la vida.. a Hitler..Esa bomba, por llamarla de esa manera, quedó detrás de la pata de la mesa, la cual absorbió la energía del estallido..Luego, todo lo demás, ya no funcionaría. Lo qué parece más evidente, es que Hitler, precipitó la guerra...Por que he leído, sus expertos, le dijeron, que Alemania, recién, para 1949 aprox. estaría en condiciones de afrontar, las secuelas del conflicto: Tendría al menos, un tipo de bombardero, con más autonomía de vuelo, para permanecer sobre Inglaterra.Dispondría, de un porta aviones, el Hinderbung, para lograr entrar en la isla, e intentar la invasión..No invadir Rusia y quedar empantanado, en su inmensidad...No declarar la guerra, a causa del ataque japonés a Pearl Harbor...No tenía obligación de tratado.No consumir importantes recursos, desgastándose con un aliado inútil, como Italia...No involucrarse en en Africa...No dividir el ataque a Rusia, en tres objetivos...Ir directo a Moscú...El frente de Grecia, no tengo claro, las ventajas que le proporcionó..Se involucró en muchos frentes...Yugoeslavia, Aprovechar la enorme cantidad de gente, que en Rusia, no aceptaba el gobierno de Stalin..La gran gran bodega, que abastecía a los aliados, era, sin duda EE.UU.. el cual disponía de toda la América latina, como fuente de abastecimientos y por la lejanía, resultaba, intocable a Alemania...Japón, tampoco, tenía los recursos industriales, y de petróleo, minerales, alimentarios, para una guerra de esa dimensión...La ambición, rompe el saco.-

    ResponderEliminar