jueves, 25 de diciembre de 2014

La Navidad según la ideología nazi

Debido a que el nazismo veía la religión organizada como un rival y, por lo tanto, un enemigo del movimiento nacionalsocialista, se les dijo a sus discípulos que no era realmente una celebración cristiana en absoluto.

La Navidad según la ideología nazi
Según el Partido Nazi crecía en influencia y cuando ya tomó el poder en 1933, la propaganda se dedicó a "nazificar" la Navidad: retocaron las tradiciones familiares y diseñaron nuevos símbolos y rituales para que los principios del nazismo fueran canalizados a través de esta fiesta popular.

Teniendo en cuanta el control que tenía el Estado sobre la vida pública, no sorprende que los funcionarios nazis lograran difundir su versión de la Navidad con transmisiones de radio, artículos de prensa o cualquier medio a su alcance.

En las 20 páginas de una guía, editada en 1937 por la organización Heimatwerk del Partido Nazi, descubierta en el Instituto de Historia y Folklore de Dresde, se dice que la Virgen María es alemana y el Arcángel San Gabriel es un dios ario. Además, enumera las instrucciones precisas sobre cómo se debe decorar el árbol de Navidad o cómo los villancicos debían ensalzar la maternidad, las cosechas, la naturaleza y a los líderes nacionalsocialistas. Nunca existió la intención de publicarla para el público en general, pero fue distribuida a los funcionarios del partido para ver como podían hacer que la población se adaptara a una nueva forma de celebrar las fiestas, más acorde con el ideario nazi.

La Navidad según la ideología nazi La guía nazi comienza diciendo a sus seguidores que "ninguna fiesta es tan alemana como la Navidad" y luego da instrucciones acerca de cómo muchos adornos deben ser colocados en el árbol. La esvástica se debe destacar en la decoración y que en todo caso debe sustituir al ángel o la estrella en la parte superior. Encender velas en el árbol de Navidad evocaba las plegarias paganas del "regreso de la luz" tras el día más corto del año.

En el documento se afirma que estás fiestas han sido introducidas en contra de los deseos de la Iglesia y los sacerdotes tuvieron que reinterpretarla dotándola de simbología cristiana ya que las tradiciones navideñas se basaban en rituales del solsticio de invierno que practicaban las tribus germánicas antes de la llegada del cristianismo. El profundo misterio de la Navidad alemana sólo puede ser entendida por aquellos que sienten su originalidad y autenticidad. Ya desde el siglo XIX se afirmaba que las celebraciones alemanas eran vestigios de rituales paganos precristianos y supersticiones populares. 
La Navidad según la ideología nazi

Esta guía solo es parte del secuestro nazi de Navidad, que la convirtió en una forma de adoración pagana en la que el mito germánico y sus leyendas se convirtieron en el centro de las celebraciones. A la virgen maría le otorga la nacionalidad alemana, como madre de la nación, Jesús nunca estuvo en una cuna pero se adaptó para representar la renovación constante del pueblo alemán y los Reyes Magos no venían de Oriente, eran obreros alemanes y campesinos.

En el día previo al de Navidad, la guía "aconseja" que en los centros escolares se realicen actuaciones sobre cuentos de hadas que pongan a Hitler como el Mesías y que se convertirías en el nuevo "Salvador del pueblo alemán". A las familias se le sugiere esta frase a modo de oración:
¡Pasamos la Navidad en el campo, en la lucha con los alemanes. Uno de ellos estará siempre con nosotros. Él todavía está con nosotros. Le saludamos!
La Navidad según la ideología nazi
Tambien se buscaba la nazificación de los villancicos, para lo que se crearon canciones que sustituyeran a los villancicos cristianos. El villancico nazi más famoso, "Hohe Nacht der klaren Sterne" (1936), se transmitió en programas de radio, se presentó en celebraciones públicas y se cantó en las casas. Aunque su melodía imita un villancico tradicional, la letra niega los orígenes cristianos de la Navidad y sus versos sugieren la fe en el nacionalsocialismo. 

"Oh Tannenbaum" (Oh Abeto), el villancico más tradicional en Alemania, también fue uno de los favoritos de los nazis por su enfoque en la naturaleza en lugar de en Dios. En las celebraciones nazis se cambió la Weihnachtzeit (Navidad) por Winterzeit (Invierno). El tradicional "Noche de Paz" (Stille Nacht) tambien sufrió en 1940 cambios incluyendo a Hitler como el mesías de Alemania. 

Para saber más:
Daily Mail
ABC
Mental Floss

3 comentarios: