lunes, 9 de mayo de 2016

Cuando el soldado más bajito capturó al más alto

Bob Roberts era un soldado británico de 1,51 metros de alto que se encontró frente a un gigante alemán de 2,13 metros. Como David y Goliat, pero en la Segunda Guerra Mundial.

Bob era uno de los soldados más bajos del ejército británico y fue inmortalizado arrestando a uno de los soldados más altos de Alemania en uno de los acontecimientos más extraordinarios captados por una cámara durante el conflicto mundial.


Bob, que ahora es un abuelo de 92 años, durante la guerra fue cabo y sirvió en el ejército británico en Europa. Desembarcó en el Día-D y luchó en Francia, Bélgica y Holanda. Él cuenta que en muchas ocasiones estuvo a punto de morir pero que la suerte de ser pequeño le salvó la vida, aunque su hermano menor Ernie no tuvo tanta suerte pues cayó en combate un par de días después de que Bob se incorporara a filas.

Bob recuerda el momento más memorable de su carrera militar, en que su división se encontró con Jakob Nacken un enorme soldado alemán que se acercó a él para que fuera registrado, ya que ahora era prisionero de guerra. Cuando los dos hombres se encontraron cara a cara un buen número de prisioneros alemanes y los compañeros de división de Bob se echaron a reír y uno de ellos lo recogió con su cámara.

Para saber más:
Telegraph

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...