domingo, 19 de noviembre de 2017

Españoles en el Ejército Rojo

La debacle que sufrió la República Española en la Guerra Civil (1936-1939) hizo que un número significativo de exiliados comunistas optaran por establecerse en la Unión Soviética. Cuando se rompió el Pacto de No Agresión Germano-Soviético y Alemania invadió el país en 1941, muchos se decidieron a defender al país que les acogió y a combatir al fascismo. Se calcula que cerca de 750 pertenecieron al Ejército Rojo, unos 200 cayeron en combate, 75 eran “niños de la guerra”.


El NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) organizó una unidad motorizada para poder encajar en el Ejército Rojo a los extranjeros. A esta unidad de la denominó Brigada Motorizada Independiente y dentro de ella se encontraba la 4ª Compañía del 1º Regimiento Motorizado de Fusileros, la única formada enteramente por españoles. Al mando de los 125 soldados, 6 de ellos mujeres, se hallaba el capitán Peregrín Perez Galarza.

Su primera misión fue la defensa de un punto de gran importancia: la Plaza Roja y el Kremlin en Moscú, siendo desplegada en octubre de 1941 en la retaguardia del 16ª ejercito ruso. Pero no llegaron a entrar en combate ya que las tropas alemanes no llegaron a tomar la capital soviética. Durante el resto de la guerra no intervinieron en acciones relevantes, salvo cuando recibieron en 1942 la orden de volar los pozos petrolíferos de Azerbaiyán ante la posibilidad de que cayeran en manos alemanas. A partir de ese momento realizaron misiones de vigilancia e información, hasta marzo de 1945 en que fueron licenciados. Otros españoles lucharon en diferentes unidades.


Dónde los españoles si tuvieron una importante aportación el la guerra, luchando en las batallas más importantes, como Stalingrado o Kursk, fue en la aviación. Muchos pilotos se estaban formando en la escuela de vuelo de Kirovabad cuando finalizó la guerra en España y no pudieron volver a casa. Estos y otros pilotos republicanos expertos se unieron a diversos regimientos de caza y asalto,
El más destacado de todos ellos fue Juan Lario Sánchez que obtuvo 27 derribos. Mandó una escuadrilla durante la batalla por Berlín. Otros nueve pilotos consiguieron derribar más de cinco aparatos enemigos.

Entre los soldados caídos durante la Gran Guerra Patriótica (la Segunda Guerra Mundial para los rusos) estaba el hijo de la líder comunista Dolores Ibárruri, La Pasionaria. Rubén Ruiz Ibárruri cayó durante la Batalla de Stalingrado al frente de la unidad de ametralladoras que mandaba como teniente. Recibió el honor de ser "Héroe de la Unión Soviética" por sus actos heroicos durante la batalla.

África de las Heras junto a un grupo de soldados españoles en la URSS
Algunos españoles tambien lucharon en unidades guerrilleras formadas por españoles y soviéticos, formando parte de la 5ª Brigada Independiente de Zapadores. Algunos formaron parte del famoso 522º Batallón Independiente de Zapadores que actuó contra los alemanes en el invierno de 1941 - 1942 en el Mar de Azov. Estas unidades guerrilleras lucharon principalmente en Bielorusia, Rusia Central, Leningrado y Crimea.
La guerrillera más destacada fue África de la Heras, la española con más condecoraciones de la Unión Soviética, llegando a coronel del KGB, sucesor del NKVD.


España, como respeto y gratitud a los republicanos españoles. es el único país que tiene el honor de contar con un monumento propio en el Parque de la Victoria de Moscú.

Para Saber más:
Españoles en la URSS, de Juan Negro
Público
Moscú de la Revolución
Russia Beyond
Unidad Cívica por la República
Foro Segunda Guerra

viernes, 17 de noviembre de 2017

Vudú para acabar con Hitler

Adolf Hitler sufrió varios intentos de asesinato, pero ninguno tan estrafalario como el ocurrido el 22 de enero de 1941 cuando un grupo de personas se reunieron en una cabaña aislada en los bosques del estado de Maryland (EEUU) con la ayuda de la magia del vudú. En esa fecha los Estados Unidos aún no habían entrado en guerra contra el Eje.
La ceremonia consistía fundamentalmente en clavarle estacas en el corazón a un maniquí que representaba al dictador alemán, estacas en la garganta, y clavos en los ojos para causarle insomnio.


En el ritual incluían huesos de pollo como un “símbolo de hambre”. Un exorcista se hizo cargo de conducir la ceremonia que comenzó cuando le dijo al maniquí:
Tú eres Hitler, Hitler eres tú. Que los males que te hagamos, también vaya a el. Hitler, eres el enemigo del hombre y del mundo, por lo que te maldicen. Te maldcimos por las lágrimas y la sangre que has hecho correr. Te maldecimos con todas las maldiciones de todos los que te han maldecido. 
Todos gritan:
¡Nosotros te maldecimos!

Conjuraron a la deidad pagana Istán para transferir las heridas en el cuerpo del muñeco al Hitler original. Todo repetido con una miniatura del dictador y para terminar, decapitaron la figura de Hitler, enterraron el maniquí y los participantes continuaron maldiciendo y bailando con frenesí al ritmo de los tambores.
Un reportero gráfico de la revista LIFE fue testigo de la ceremonia.


Para saber más:

lunes, 13 de noviembre de 2017

El infierno de Auschwitz llega a Madrid

El Centro de Exposiciones Arte Canal, que se encuentra en los antiguos depósitos de agua en la plaza de Castilla, en Madrid, acogerá a partir del 1 de diciembre y hasta el 17 de junio de 2018 el estreno mundial de la exposición "Auschwitz: No hace mucho. No muy lejos". Madrid será la primera ciudad en presentarla y su único destino en España. Después recorrerá el mundo pasando por, al menos, otras 14 ciudades más de Europa y América.


La muestra, que ha llevado más de seis años de trabajo entre Musealia y el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, contará la historia de de Auschwitz y sobre el alcance histórico y humano del Holocausto, después de más de 72 años de la liberación del campo de exterminio creado por la Alemania nazi. Tambien se contará la historia de los judíos deportados, polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y otros tantos colectivos así como de los miembros de las SS que controlaban el campo.


Se mostraran más de 600 objetos originales, de los que en su mayor parte proceden del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, también cuenta con piezas de otras instituciones como Yad Vashem en Israel, el United States Holocaust Memorial Museum en Estados Unidos o diferentes museos del Holocausto de Norteamérica y Europa, así como supervivientes y coleccionistas privados. Entre los objetos destacan un barracón del subcampo de Monowitz (Auschwitz III) y un vagón de la Deutsche Reichsbahn en donde eran transportados, en terribles condiciones, los deportados a los campos de concentración. Además se mostrarán pequeños objetos personales de algunas de las víctimas y sus verdugos, elementos estructurales del campo y documentación o material audiovisual inédito.
La mayoría de objetos que reunirá la muestra no se ha expuesto nunca antes al público.


Abierto en 1940, Auschwitz  y sus subcampos fue el mayor campo de concentración y exterminio nazi, en donde se asesinó a más de 1.100.000 personas se ha convertido en la representación del terror creado por la Alemania nazi. Situado en Polonia, a poco más de 60 kilómetros de Cracovia desde 1947 es un museo permanente y sirve como un aviso de lo que jamás debió ocurrir ni de lo que jamás deba suceder.

Está claro que nada puede reemplazar la visita al verdadero lugar donde se perpetró la muerte de miles de personas, pero esta exposición, que podrán visitar miles de personas en todo su recorrido, puede remover las conciencias y avisar al mundo sobre los peligros del odio, el racismo, la intolerancia y el desprecio hacia otro ser humano solo por ser diferente y que tristemente están de actualidad.


Las entradas para visitar la exposición ya están a la venta en la web www.auschwitz.net. Si las adquirimos antes del 23 de noviembre las tendremos a un precio especial de 7€ (para cualquier día) con una audioguía incluida. Los niños hasta 7 años entran gratis. Si se organiza una visita desde un colegio la entrada será gratuita.

Para saber más:
Web oficial de la exposición
Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau
National Geographic
Madrid es Noticia
El Independiente