miércoles, 13 de junio de 2018

El libro que inspiró el ataque a Pearl Harbor

Para los norteamericanos el principal responsable del ataque a la base naval de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 era Isoroku Yamamoto, el mas destacado estratega del Japón. Pero la idea de lanzar un ataque sorpresa a Pearl Harbor, parece que no era del todo suya, en parte la tomó de un libro de política ficción.


Yamamoto, un gran conocedor de los Estados Unidos, donde había sido estudiante en la Universidad de Harvard; poco después de la Primera Guerra Mundial, fue nombrado agregado naval en Washington. Durante los 5 años que sirvió como agregado naval pudo observar que los japoneses jamás lograrían vencer a la potencia norteamericana. Asi que al volver a Japón apoyó la modernización de la flota nipona y la construcción de más portaaviones. A pesar de que Japón construyera más y mejores navíos de guerra y aunque los marinos fueran entrenados igual que las potencias navales norteamericana y británica, siguió creyendo que no podrían vencer.
Cuando el Primer Ministro japonés le preguntó sobre las posibilidades de victoria japonesa, le dijo:
En un primer momento tendremos grande éxitos. Este periodo podría durar un año o incluso más. Pero no estoy nada seguro de como acabarán las cosas.
Precisamente en esa primera fase de la guerra cooperó con el plan de ataque a Pearl Harbor, inspirado por un libro. Además aprendieron del ataque al puerto italiano de Tarento llevado a cabo por los británicos en 1940. Tambien en la escuela naval se realizaban ejercicios de juegos de guerra con el hipotético ataque a la bases norteamericana.

Durante el periodo en el que fue agregado naval en Washington se hizo con un libro, recomendado por una revista literaria, "The Great Pacific War" (la gran guerra del Pacífico), escrito por el periodista británico Hector C. Baywater que falleció en agosto de 1940, antes del ataque a Pearl Harbor. En el libro se presentaba un imaginario conflicto entre Estados Unidos y Japón que comenzaba con un ataque sorpresa, llevado a cabo por fuerzas aeronavales, contra Pearl Harbor y con una serie de desembarcos en diferentes islas del Pacífico, como las Filipinas, además de adelantar el uso de los Kamikazes.
Yamamoto lo leyó y recomendó su lectura a todos los oficiales navales japoneses. El libro fue traducido al japonés y distribuido a los oficiales de marina y la Academia Naval japonesa lo adoptó como libro de texto para sus estudiantes.


Yamamoto tiene el merito de haber llevado a la practica la visión de "The Great Pacific War", al igual que hay que tener en cuenta la poca visión de la marina norteamericana. Los únicos que lo tomaron en serio fueron el general Frederick Martin, y el vicealmirante Patrick N. L. Bellinger, que en el verano de 1941 presentaron un informe relativo a un posible ataque japonés a la base de Pearl Harbor y las medidas necesarias para defender la base que fue ignorado por Washington.

Yamamoto, comprendió tras el ataque de diciembre de 1941, que no haber hundido a los portaaviones hacia que la operación no fuera totalmente efectiva, lo que le llevó a provocar la batalla de Midway, que también resulto adversa para el Japón y que significó un claro punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial en el teatro del Pacífico.

Para saber más:
Lindsey Williams
The Great Pacific War, de Hector C. Baywater
Visions of Infamy: The untold story of how journalist Hector C. Bywater devised the plans that led to Pearl Harbor, de Honan, W. H.
Filipiknow

miércoles, 6 de junio de 2018

El telegrama que engañó a Hitler sobre la invasión de Francia

Un télex ultrasecreto fue enviado a Berlín por un hombre que se hacía pasar por un espía alemán en Londres, tres días después de que la invasión de Francia por las costas de Normandía comenzara el 6 de junio de 1944.

El agente, usando su nombre en clave alemán 'Alaric', se había reunido con otros tres espías alemanes, quienes habían adoptado los nombres ingleses de 'Jonny', 'Dick' y 'Dorrick', aunar informaciones sobre los desembarcos.

El emisor del télex, "Alaric" era en realidad el empresario español Juan Pujol García, tambien conocido como "Garbo". Garbo Era el agente doble más valioso de Gran Bretaña.

Los agentes alemanes creían que la operación era una diversión previo a un ataque en una ubicación diferente, más probablemente en Pas-de-Calais, que estaba mucho más cerca de Inglaterra.
Temiendo que una fuerza de invasión aliada más grande desembarcara de forma inminente en Pas-de-Calais, retrasó el envío de tropas y tanques adicionales a Normandía durante siete semanas después del Día D.


Traducido, el mensaje dice:
En mi opinión, debido a la buena disposición de las tropas militares en el sureste y el este de Inglaterra y porque no participan en las operaciones, las que sí participan son en maniobras de distracción. con el propósito de llamar la atención sobre ellos y por lo tanto atacar en una ubicación completamente diferente.
Esto podría, bajo las circunstancias de sus continuos ataques aéreos en los lugares estratégicos a su alrededor, y debido a la buena disposición de las tropas ya mencionadas, ser preferente el área de Pas de Calais.
Especialmente porque en la eventualidad de tal ataque, la base aérea más cercana podría aportar los ataques aéreos necesarios y continuos que necesitarían para llevar a cabo dicho proyecto.
Resultó fatal ya que los aliados lograron establecerse firmemente en Francia. En apenas un año habían liberado Francia, Bélgica y Holanda antes de invadir Alemania.

El télex fue revisado por el MI5 y permitió que se enviara a Alemania, dentro de la Operación Fortitude, que generó toda clase de engaños para haces más plausible el ataque por el Pas-de-Calais, como la creación de un ejercito "fantasma" que estaría al mando del General Patton. El Pas-de-Calais era el punto más cercano entre Francia y Gran Bretaña, pero los aliados decidieron no invadir Francia por allí porque era la sección más fortificada del llamado Muro Atlántico de Hitler.
En las semanas previas y posteriores a la invasión, los aliados intensificaron los ataques aéreos en Calais, incluyendo arrojar tiras de aluminio para dar lecturas de radar falsas.



Pujol era tan confiable para los alemanes que recibió la Cruz de Hierro por orden de Hitler, quien, actuando en base a la poco fiable inteligencia, cometió uno de los mayores errores de la guerra. Por sus servicios Gran Bretala le concedió la Cruz de Miembro del Imperio Británico. Juan Pujol es la única persona condecorada por los dos bandos durante la Segunda Guerra Mundial.

Este impresionante documento histórico fue subastado en Gran Bretaña por 700 Libras.

Para saber más:
Mail Online
RT
Puente Libre
Jefferys Auctions

miércoles, 30 de mayo de 2018

Los niños del Kindertransport

Entre 1938 y 1940, unos 10.000 niños judíos fueron llevados de la Europa ocupada por los nazis a Gran Bretaña en lo que más tarde se conocería como el "kindertransport". Muchos de los niños fueron arrancados de sus hogares durante las vacaciones de Hanukkah y tuvieron que viajar sin sus padres, algunos con mucha suerte llegaron a viajar con sus hermanos.

Las Leyes de Nüremberg, aprobadas por la Alemania nazi en 1935, provocaron el aislamiento de los judíos alemanes de su país. Las leyes fueron algunas de las primeras que excluyeron formalmente a la población judía de la vida alemana, como despojarlos de su ciudadanía, quitarles de sus puestos de funcionarios o prohibir el matrimonio entre alemanes y judíos. Esto hizo que muchos judíos decidieran abandonar Alemania.


El proyecto kindertransport llegó apenas nueve meses antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La organización del rescate y transporte de los niños comenzó pocos días después de la Noche de los Cristales Rotos (Kristallnacht). Para ello los líderes judíos en Gran Bretaña apelaron a Neville Chamberlain, primer ministro del Reino Unido, que permitiera, al menos temporalmente, a los menores judíos entrar en el país sin sus tutores legales. Antes de que el gabinete británico aceptara la petición de acoger niños hasta los 17 años, un buen número de ellos ya habían tomado un tren para abandonar el país.
La mayoría de los niños que fueron enviados en tren y barco al Reino Unido eran alemanes y austriacos. Ya comenzada la guerra algunos niños de Polonia y Checoslovaquia también fueron llevados al Reino Unido. Algunos de los niños desplazados fueron enviados a centros de acogida, mientras que otros fueron enviados a albergues y granjas.


El gobierno británico tuvo que dar prioridad a los niños teniendo en cuenta varios factores. En primer lugar los huérfanos, los niños que estaban siendo amenazados con la deportación y los niños cuyos padres eran demasiado pobres para cuidarlos. Además, a los niños que tenían al menos un padre en un campo de concentración se les permitió salir de su país de origen.

A lo largo de los nueve meses que duró el kindertransport, miles de niños no acompañados llegaron al Reino Unido. El primer transporte llegó a Harwich, Gran Bretaña, el 2 de diciembre de 1938 con unos 200 niños de un orfanato judío de Berlín que había sido destruido en el Kristallnacht. El último partió de los Países Bajos el 14 de mayo de 1940; 74 niños abordaron un carguero de pasajeros que terminaría siendo el último en dejar el país libremente por el resto de la guerra.

En 1940, las autoridades británicas internaron como extranjeros enemigos a unos 1.000 adolescentes del Kindertransport en campos de internamiento en la Isla de Man, Canadá y Australia. A pesar de su clasificación como extranjeros enemigos, algunos de ellos se unieron más tarde al ejército británico y lucharon en la guerra contra Alemania. Muchos de los niños del kindertransport terminaron siendo los únicos en sus familias que sobrevivieron a la guerra.


Desde los Estados Unidos se organizó la One Thousand Children, una misión similar que salvó alrededor de 1.400 niños de la Europa nazi, Lamentablemente la One Thousand Children no estaba tan organizada como el kindertransport. En 1939, un senador intentó que se aprobase un proyecto de ley para admitir a cerca de 20.000 niños judíos no acompañados en el país, pero el Congreso rechazó el proyecto de ley.

Para saber más:
The Holocaust Explained
Imperial War Museums
USHMM
Kindertransport Association
Girl Museum