domingo, 21 de mayo de 2017

El automóvil que Hitler regaló a Franco

El Mercedes 540 G4 no era un automóvil normal. El G4 disponía de una de las mecánicas más avanzadas de la época, como la tracción permanente a su dos ejes traseros. Era un símbolo de la superioridad tecnológica de Alemania.

El Mercedes 540 G4 era un un vehículo exclusivo. Tan solo se fabricaron 57 unidades entre 1933 y 1939 y eran de representación. Goering y Himmler, entre otros tenían uno. Hitler dispuso de al menos dos de ellos que tenían el asiento del copiloto plegables para que Hitler pudiera estar de pie con más comodidad, usados durante los desfiles por la anexión de Austria y Checoslovaquia antes de que comenzara oficialmente la Segunda Guerra Mundial.


Hitler regaló dos unidades al dictador italiano Benito Mussolini y al español Francisco Franco en diciembre de 1940 por su cumpleaños.
El Mercedes llegó a España por el puerto de Barcelona y llegó a Madrid circulando por carretera. El embajador alemán en Madrid Eberhard von Stohrer, que tambien organizó la visita de Himmler a España y el encuentro entre Franco y Hitler en Hendaya. se lo entregó a en una ceremonia junto a un juego de seis maletas exclusivas fabricadas a mediada por Karl Baisch y un juego de cadenas de nieve.
A Franco no le gustaba especialmente y apenas lo utilizó. Quizás en un par de cacerías.


A la muerte de Franco en 1975 el Mercedes 540 G4 pasó a la Casa Real. Entre 2001 y 2004 el automóvil fue sometido a un exhaustivo proceso de restauración en el Mercedes Benz Classic Center de Fellbach, Alemania. Mercedes, que no dispone de ninguna unidad del G4, decidió restaurarlo sin coste alguno para la Casa Real Española. Según se cuenta Mercedes ofreció un cheque en blanco por el coche.

En la actualidad el G4 es propiedad de Patrimonio Nacional y se encuentra expuesto al público en la Sala Histórica de la Guardia Real en el Cuartel del Rey del Palacio del Pardo, en Madrid.


Con casi 6 metros de largo y 3840 kilogramos, el G4, matricula M-4200-AD, tiene un motor de 5,4 litros, 8 cilindros y 115 CV, que tiene un desmesurado consumo de 38 l/100 en todo terreno y 28 l/100 en carretera por lo que dispone de dos depósito de gasolina con un total de 98 litros. Su velocidad máxima es de 67 km/h condicionada por sus neumáticos todo terreno.

Su peculiar configuración de seis ruedas, no lo convertía en un todo terreno total ya que solo llevaba tracción a las cuatro ruedas traseras, siendo un 4x6. Tambien está equipado con una caja de cambios con reductora, frenos hidráulicos y servodirección La letra G corresponde a Geländewagen (vehículo todoterreno) y el 4 a la cuarta serie de 5 de las que se llegaron a fabricar. El color gris es el Wehrmacht original. Mercedes confirmó el escaso uso que había tenido el G4, y certificó que es único que se encuentra en su estado original.



Solo otros dos G4 originales quedan en la actualidad. Uno de los que usó Hitler en sus desfiles triunfales es propiedad del Sinsheim Auto & Technik Museum, que lo devolvió a su aspecto original tras ser transformado en un coche de bomberos tras la guerra, y el otro se encuentra en Estados Unidos y se ha usado en diversas películas, como La Noche de los Generales.

Para saber más:
Mercedes Benz Type G4 (W31): The Ultimate Study. de Lewis Pershing
Wikipedia
Diario Motor
Noticias Coches
Guardia Real
Historia de Iberia Vieja
Coches.net

miércoles, 17 de mayo de 2017

Las heroínas de Pearl Harbor

Existen cientos de fotografías sobre el ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, entre la que se encuentra una en la que aparecen un grupo de mujeres luchando para sofocar el fuego provocado en uno de los barcos. Pero esa fotografía, aunque fuese tomada en Pearl Harbor, no fue tomada el 7 de diciembre de 1941.

La única superviviente de aquel grupo de mujeres, Katherine Lowe de 97 años de edad (es la segunda de la derecha) dijo en una ocasión a la cadena de televisión NSBC que no sabía que hubieran usado la foto como símbolo del coraje y entrega en aquel nefasto día.


Lowe, junto a sus compañeras, decidió alistarse para realizar trabajos como bombera, para lo que recibieron entrenamiento específico y fue uno de esos momentos en el que realmente se debió tomar la famosa fotografía. Según el testimonio de Lowe la mañana del 7 de diciembre, cuando se produjo el ataque, iban paseando a la iglesia, que se encontraba fuera de la base y allí se quedaron hasta que, por fin, terminó el raid. Una investigación realizada a raíz del descubrimiento ha revelado que realmente todas las personas que pertenecían al Departamento de Bomberos de Honolulu aquel 7 de diciembre eran hombres y que tres de ellos murieron durante el ataque de aquel fatídico 7 de diciembre.

Otra imagen tomada probablemente el mismo día
Durante 70 años la imagen se ha mantenido como un icono de la importante aportación femenina durante la Segunda Guerra Mundial, donde realizaron un trabajo excepcional para el esfuerzo de guerra mientras los hombres luchaban en los campos de batalla de África, Europa o las islas del Pacífico.

Para saber más:
News Yahoo
MSNBC

viernes, 12 de mayo de 2017

La personalidad de Hitler según la inteligencia norteamericana

En 1943, la Oficina de Servicios Estrategicos (OSS) encargó al psiquiatra Henry A. Murray que estudiara la personalidad de Adolf Hitler para tratar de predecir su comportamiento, durante el conflicto y ante la derrota de Alemania.


En su informe de 229 páginas, "La personalidad de Adolf Hitler" Murray describió a Hitler como un paranoico "total" que era "incapaz de mantener relaciones humanas normales" y que "es imposible esperar de él ninguna piedad", escribió Murray.

Hay otras ideas más reveladoras de la personalidad de Hitler, según la OSS eran que Hitler sufría de sentimientos intolerables de inferioridad, derivado en gran medida de su apariencia física, frágil y enfermiza durante su infancia. También indica que "Nunca hizo ningún trabajo manual, nunca participó en deportes y fue rechazado como no apto para el servicio militar en el ejército austriaco".

Gran parte de su ira se originó a partir de un grave complejo de Edipo que cuando niño, se desarrolló tras ver accidentalmente a sus padres teniendo relaciones sexuales. Hitler, que era sumiso ante su padre, lo veía como un enemigo que gobernaba la familia "con la gravedad y la injusticia de un tirano" De acuerdo con el informe, Hitler tenía envidia del poder masculino de su padre y soñaba con humillarlo para restablecer "la gloria perdida de su madre."


También según el informe de Murray, sufría de indecisión y se derrumbaba bajo presión. Incluso en la cima de su poder, Hitler sufría de colapsos emocionales frecuentes de mala conciencia. "Tiene pesadillas debidos a su mala conciencia, y los tiene por largos períodos cuando la energía, la confianza y el poder de decisión lo abandonan".

Según Murray, las reacciones de Hitler ante la desesperación seguían este patrón:
En primer lugar estallaba con un arrebato emocional y enojo acusatorio que termina en lágrimas y auto-compasión. Continuaba con períodos de inacción, agotamiento, melancolía e indecisión.
Seguido de horas de abatimiento agudo y pesadillas inquietantes. Dando lugar a horas de recuperación.
Y, por último tomaba una decisión segura y decidida para contraatacar con gran fuerza y ​​crueldad. La evolución de estos cinco pasos podría durar desde 24 horas hasta varias semanas.


Hitler fue descrito, en el informe de Murray, como un "masoquista de pleno derecho", que humilló y abusó de sus parejas y que era "incapaz de consumar de una manera normal", según viejas parejas sexuales contaron a Murray. También Murray cuenta que "cuando era un niño de doce años, Hitler fue obligado a participar en un experimento sexual con una niña; y más tarde, pareció haber desarrollado syphilofobia, un miedo anormal a la contaminación de la sangre con sífilis a través del contacto con una mujer". En 1895 Freud sugirió que Hitler fuera internado en un sanatorio.

Murray explica que los judíos eran claramente un grupo demográfico para que Hitler proyectara sus frustraciones y errores personales, porque "no se defienden con puños y armas". Los judíos eran, por tanto, un objetivo fácil al que podía culpar de casi cualquier cosa, incluyendo los efectos desastrosos del Tratado de Versalles. La imagen de los judíos que proyectaba estaban asociados con varias de las aversiones de Hitler, como los negocios, el materialismo, la democracia, el capitalismo y el comunismo. Estaba ansioso por despojar a los judíos de su riqueza y poder.

Mientras que el líder nazi era conocido por ofrecer un apretón de manos débil con las palmas "húmedas y pegajosas" su presencia fue descrita como "hipnótica" en el análisis de Murray. Los ojos los describe Murray como "muertos e impersonales". También señala que el Führer tenía una "altura ligeramente por debajo de la media, entradas en el cabello, labios delgados, y manos notablemente bien formadas".

El informe también habla sobre lo exigente que era sobre su comida.

Para saber más:
Analysis of the Personality of Adolph Hitler
Psicología Clinica
ABC
History
Business Insider

miércoles, 10 de mayo de 2017

War and Peace Concentration

Los próximos días 20 y 21 de mayo tendrá lugar la I edición de “War and Peace Concentration” en el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa. Este evento se unen, por primera vez, la recreación histórica sobre la Segunda Guerra Mundial y la novela bélica en España, gracias a la unión entre El Museo de la Batallas de las Navas de Tolosa y El Certamen Internacional de Novela Histórica “Ciudad de Úbeda”.


En esta primera edición se recreará la “Operación Varsity” de marzo de 1945, la última de las grandes operaciones aerotransportadas de la Segunda Guerra Mundial llevada a cabo por tropas paracaidistas británicas y norteamericanas. Aquí se pueden ver algunos de los escenarios de la recreación.
Diversos grupos de recreación histórica de toda España, participarán en la recreación que se realizará en los alrededores del Museo y el Parque Natural de Despeñaperros. Está confirmada la participación "6º Commando", "Lleida Paratroops", "Blue and Grey 116", "RCR" y la "I SS Pz Div. Leibstandarte".

Las actividades de "War and Peace Concentration" también tendrá lugar una bolsa de militaria de vendedores y coleccionistas.


Respecto a los actos relativos a la novela histórica, a lo largo del fin de semana, varios autores del género debatirán sobre un género que tanto auge tiene en Europa y que en España poco a poco va creciendo. De este modo se quiere poner la primera piedra de un espacio propio dedicado a este tipo de literatura. Se espera que algunos autores se impliquen en las actividades de recreación.

Para más información y nuevas actualizaciones sobre el evento a través de la web principal del Certamen.

Para saber más:
Certamen Internacional de Novela Histórica 'Ciudad de Úbeda'

lunes, 8 de mayo de 2017

¿Eva Braun al desnudo?

En 2016 aparecieron dos fotografías en las que aparece una hermosa mujer, ejemplo de la belleza aria, desnuda en un día campestre junto a un lago. Esto no pasaría de una simple anécdota a no ser por su extraordinario parecido con la compañera del Führer de Alemania, de 1933 a 1945, Adolf Hitler.

Las fotografías encontradas en un desván y adquiridas a un anticuario por el coleccionista austriaco Bernard S., claramente de Eva Braun, tras estudiar todas las imágenes de Eva Braun que ha podido encontrar.
La primera de las instantáneas tiene escrito detrás: "En la playa aislada en el lago Wolfgang. De agosto de 1943". El lago se encuentra en Austria, a una treintena de kilómetros de Salzburgo y del Berghof, la residencia de vacaciones de Hitler de Baviera en Berchtesgaden,


En la parte posterior de la segunda foto se puede leer: "Una instantánea. Un hermoso día en el Lago Negro". En la orilla se puede ver un zapato blanco, muy parecido a un par que Evan Braun llevaba en una ocasión en el lago Koenigsee, muy cerca de Berchtesgaden, cuando fue fotografiada haciendo ejercicios gimnásticos. En 1943 Eva vivía casi exclusivamente en el Berghof, que dista unos 60 kilómetros del Lago Wolfgang y 70 del Lago Negro, los lagos en los que fueron tomadas las fotografías



Según Bernard S. el historiador y militar alemán Guido F. von Zobel, identificó a la mujer en las fotos como Eva Braun. Pero murió en febrero de 2016. Según su abogado; "Me parece totalmente creíble. Si alguien podía identificar Eva Braun sería él. Él era insuperable en estos asuntos"

Otros expertos dudan de que realmente la joven de las imágenes sea la amante de Hitler, que difícilmente hubiera posado desnuda ante el fotógrafo; aunque el tipo de papel, fabricado por AGFA, corresponde a la época.

Que estas fotografías con desnudos correspondan al año 1943 no resulta extraño teniendo en cuenta que en los comienzos del III Reich había unos 100.000 nudistas organizados en diferentes asociaciones naturistas aunque solo quedaron aquellas asociaciones que reconocieron las leyes raciales nacionalsocialistas, y que incluso tenían sus propias publicaciones de culto al cuerpo.

¿Es Eva Braun la joven de las fotografías?

Para saber más:
Hitler y el poder de la estética, de Frederic Spotts
Ipernity
FramePool
Deutsche Welle
Daily Mail
Todocolección

viernes, 5 de mayo de 2017

Lectura recomendada: Stalingrado y Yo, de Friedrich Paulus

Esta reedición de "Stalingrado y Yo" nos cuenta la historia de Friedrich Paulus el Mariscal de Campo que rindió ante el ejército rojo la ciudad de Stalingrado. Este libro no son una memorias al uso, en realidad es una recopilación ordenada de diferentes textos y documentos reunidos por Walter Goerlitz y por Ernst Alexander Paulus, el hijo del mariscal y editado por primera vez en la década de 1960, tras la muerte de Paulus.

El relato aporta respuestas a la batalla de Stalingrado desde una perspectiva privilegiada. Un documento de gran valor histórico para entender la titánica lucha en la batalla decisiva del Frente del Este durante la Segunda Guerra Mundial y que supuso un punto de inflexión en la guerra y el principio del fin del III Reich.


El libro no solo es una crónica de la lucha en Stalingrado, por parte del jefe del 6º ejército alemán, además es un también un auténtico relato del hombre y el militar. Fundamentalmente nos muestra las circunstancias que marcaron al Mariscal Paulus durante la lucha por la ciudad a orillas del Volga, donde el Alemania perdió casi un millón de hombres y donde fueron hechos prisioneros más de 100.000 soldados. Solo pudieron volver a Alemania apenas unos 6.000 diez años después de finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Según su hijo, el libro no es una forma de defender a su padre, es más bien un esfuerzo de investigación histórica que muestra los motivos por lo que tomó la decisión más difícil de su vida. Tras su lectura podremos evaluar si Paulus fue realmente el traidor que afirmó Hitler o tomó la única decisión posible. Y si su unión al Nationalkomitee Freies Deutschland (Comité Nacional por una Alemania Libre) y su participación como testigo en los Juicios de Nüremberg estuvo realmente justificada.

Por fin La Esfera de los Libros, reedita un libro descatalogado hace años y nos permite leer las primeras páginas. Un documento de valor indiscutible para cualquier amante de la historia de la Segunda Guerra Mundial que quiera conocer más a fondo esta batalla fundamental de la que los alemanes llaman Campaña del Este y los soviéticos Gran Guerra Patria.

Para saber más:
La Esfera de los Libros
Foro Segunda Guerra Mundial

lunes, 1 de mayo de 2017

El jardín de los combatientes de La Nueve de Madrid

El 20 de abril de 2017, en una "mañana de primavera", en el mismo día en el que en 1889 nacía Adolf Hitler, se inauguró en Madrid un jardín a los combatientes de La Nueve. El emotivo acto, el primer reconocimiento oficial en España a aquellos combatientes, contó con gran afluencia de público que quería dar un merecido homenaje a los españoles que formaban parte de esa unidad del ejército de la Francia libre. En el acto se encontraba el único superviviente de La Nueve, Rafael Gómez, un hombre modesto de 97 años que contribuyó en la liberación de París. A pesar de su edad, en cuando supo que se celebraría esta inauguración no dudo ni un instante en viajar desde Francia para homenajear a sus compañeros y ser testimonio vivo de su gesta.


"Estoy contento, no soy orador, como dice el otro. Yo hablo muy poco. Les doy las gracias a todos hoy desde aquí porque a lo mejor mañana me encuentro allá", dijo bromeando señalando al cielo. Tras estas palabras, Rafael Gómez fue muy aplaudido, querido y abrazado, durante más de un minuto la gente coreaba "Gracias Rafael" rodeado de banderas republicanas y de la CNT. La mayoría de los integrantes de La Nueve eran anarquistas.

En el jardín se erige un monolito de granito, duro como la vida que les tocó vivir desde que con apenas 17 años (la quinta del biberón) tuvieron que empuñar las armas, que no soltarían hasta nueve años después. En la placa se lee:
Jardín de los combatientes de La Nueve.
A los españoles republicanos antifascistas que continuaron su lucha en el exilio en la Segunda División Blindada del Ejército de la Francia Libre.
Héroes de Liberación de París. Agosto 1944.

Las cenizas del anarquista Luis Royo, fallecido en agosto de 2016, fueron depositadas por su hija junto al monolito, para después llevarlas al cementerio civil de la Almudena, por expreso deseo de Royo, que de este modo por fin volvía a España.

Gracias a la iniciativa de la periodista y escritora Evelyn Mesquida, cualquier ciudadano pueda hacer su particular homenaje a La Nueve. Para ello se ha habilitado un buzón en la parte posterior del monolito, como ya existen en la tumbas de Antonio Machado y de Miguel Hernández. Todas las cartas recibidas serán enviadas al Archivo de Memoria Histórica.

Han tenido que pasar 72 años para que se rompa en España el silencio histórico. El silencio francés comenzó cuando el general De Gaulle dijo en su discurso tras la liberación de París, que Francia había sido liberada por los propios franceses a pesar de que el periódico Libération titulara "Han Llegado" con una foto en la que aparecía el teniente Amado Granell, además se estima que más de 10.000 españoles participaron en la lucha por liberar Francia. No se rompió hasta 2004. En 2015 se inauguró un jardín junto al Ayuntamiento de la ciudad del Sena, homónimo al de Madrid


El silencio español es diferente. Durante el franquismo solo los vencedores tenían héroes o mártires. Con la llegada de la democracia ese silencio tiene otros motivos. En la transición, lo importante era la reconciliación, la memoria histórica no se contemplaba. Después ha sido la desidia política. Hasta 2017 no ha llegado este reconocimiento, gracias al Ayuntamiento de Madrid que crea este segundo jardín tras el inaugurado en París hace dos años. Esta injusticia histórica ha supuesto que solo lo haya podido ver Rafael Gómez,


El sencillo parque se ubica en el distrito de Ciudad Lineal, en el 128 de la calle de los hermanos García Noblejas, entre las calles de Gandhi y Gabriel Montero. El nombre es oficial desde el 29 de septiembre de 2016. La calle en la que se encuentra está dedicada a 5 hermanos falangistas, de los que dos de ellos lucharon en la División Azul.

La inauguración del Jardín de los Combatientes de La Nueve fue un acto hermoso que tiene que servir para restaurar, construir y reconciliar, dejando de lado ideologías y creencias.
Aún sigue sin cumplirse la resolución de las Cortes Valencianas de 2014, que insta al Consell a rendir homenaje a "los españoles que lucharon por la libertad y la democracia en la Segunda Guerra Mundial y, en especial al valenciano Amado Granell, teniente de La Nueve".

Para saber más:
Ayuntamiento de Madrid
La Nueve, Los Españoles que Liberaron París, de Evelyn Mesquida
La Nueve
El Diario
La Sexta
El País
Madrid Diario
La Cuarta Columna
ABC

jueves, 27 de abril de 2017

El campo de prisioneras alemanas de Vilvoorde

Siempre se ha sabido de la existencia de los campos de prisioneros en los que estaban recluidos los soldados capturados por sus enemigos, o sobre los campos de concentración en que los nazis internaban a los judíos y a otros elementos considerados "indeseables" durante la Segunda Guerra Mundial. Pero poco se sabe de los campos que internaban mujeres.


Entre los 9 campos que los británicos establecieron en Bélgica estaba el campo de prisioneros 2218 que se encontraba en Vilvoorde,en el Brabante Flamenco, al Noreste de Bruselas. El campo, de los tres que se encontraban en Vilvoorde (2218, 2221 y 2230), era controlado por el 21 Grupo de Ejército británico del mando del British Army Of the Rhine (BAOR) y llegó a tener una población reclusa de más de 12.000 prisioneros del eje tanto del Heer, la Luftwaffe y en un número más reducido de la Kriegsmarine. El campo se construyó aprovechando una serie de instalaciones cuartelarías de la Wehrmacht. Fue abierto en agosto de 1945.
El campo tenía una zona apartada, reservada al personal femenino en el que las internas pertenecían principalmente a las SS, la Luftwaffe, además de algunas prisioneras del personal civil de la Wehrmacht. El personal encargado de la vigilancia en el interior del recinto también eran mujeres del Servicio Territorial Auxiliar Británico.


Las fotografías fueron tomadas en junio de 1945 por el teniente O'Brien, de la Unidad Fotográfica y Cinematográfica y del 5º Ejército británico, muy posiblemente con fines propagandísticos, y forman parte de la colección del Imperial War Museum de Londres.



Para saber más:
Argunners Magazine
Delcampe
Wehrmacht-awards
Hansard 

domingo, 23 de abril de 2017

La paloma que llevó las primeras noticias del Día D

La noticia de los desembarcos llevados a cabo el Día D, el 6 de junio de 1944, fue llevada a Gran Bretaña por Gustav, un valiente palomo mensajero de la RAF (Royal Air Force), que había sido soltado por el corresponsal de guerra de la agencia de noticias Reuters, Montague Taylor.


Su entrenador fue Frederick Jackson de Cosham, en en condado de Hampshire. Según Jackson su nombre podía sonar sospechosamente alemán, pero no podía ser más inglés. Desde el comienzo de la guerra existía en Gran Bretaña una seria psicosis con los espías enemigos que pudieran estar infiltrados entre sus ciudadanos. Hasta las palomas eran sospechosas, ya que estaba muy extendida la idea de que los espías enemigos ocultaban palomas mensajeras en lugares a lo largo y ancho del país, y que la utilizaban para enviar comunicaciones a Alemania.

Taylor informó a su agencia:
El ejército invasor ha pensado en todo, incluyendo en palomas mensajeras para llevar las buenas nuevas a casa si todo lo demás falla. Un teniente de aviación había llegado allí solo unas horas antes de que yo embarcara en mi buque de desembarco y me enseñó una cesta con cuatro palomas, complementada con comida y equipos para enviar mensajes.  
A las 8.30, del 6 de junio, Montague soltó a Gustav. Volando con un viento en contra de 48 kilómetros por hora, nubes densas y fuego enemigo esporádico, la paloma completó su recorrido a su palomar en la isla de Thorney, cerca de Portsmouth, en tan solo cinco horas y dieciséis minutos, un récord del Día D.
El sargento Harry Halsey recogió el mensaje que llevaba sujeto en la pata, y lo transmitió a Londres:
Estamos a tan solo unos treinta kilómetros de las playas.
Las primeras tropas de asalto desembarcaron a las 07:50.
Echando chispas sin parar en formación.
Lightings, Typhoons y Fortalezas cruzando desde las 05.45.
No hemos visto aviones enemigos.

A Gustav, el 1 septiembre de 1944, le concedieron la Medalla Dickin, el equivalente para animales de la Cruz Victoria, para "destacar su actuación el Día D", pero murió poco después de la guerra cuando su criador la pisó mientras limpiaba el palomar. Otras palomas tuvieron un papel importante durante el Día D, como Paddy que fue el palomo más rápido en llegada a su destino con un mensaje desde Normandía, o Navy Blue que a pesar de las heridas recibidas consiguió entregar un importante mensaje desde el frente.

Para saber más:

lunes, 17 de abril de 2017

Fuego amigo en Pearl Harbor

No todos los civiles que murieron durante el ataque japonés a Pearl Harbor, del 7 de diciembre de 1941, fue causado por las bombas japonesas. Muchos murieron debido a los proyectiles antiaéreos estadounidenses.

Según el testimonio del trabajador portuario John García en el libro The Good War: Oral History of World War Two:
Algunos de nuestros marineros estaban disparando cañones de cinco pulgadas contra los aviones japoneses. No se puede derribar un avión con un proyectil de cinco pulgadas. Los proyectiles sin explotar estaban cayendo en Honolulú. Los proyectiles tiene un alcance de diez millas (16 km). Hirieron y mataron a un montón de gente en la ciudad.
Kawaiahao Church
García pasó tres días en la base trabajando para reparar las consecuencias del ataque. Cuando regresó, para descansar, a Honolulu:
Me dijeron que un proyectil había caído en la casa de mi chica. Llevábamos saliendo juntos, unos tres años. Su casa se encontraba a pocas manzanas de mi casa. En ese momento, me dijeron que fue por una bomba japonesa. Más tarde nos enteramos de que fue un proyectil antiaéreo estadounidense. Mi novia fue asesinada. Se estaba preparando para ir a la iglesia en es preciso momento.
El cañón de cinco pulgadas era el cañón antiaéreo standard de la armada estadounidense desde finales de la década del 1920. La munición para este tipo de cañón requería que se ajustara la espoleta de detonación a una altura predeterminada, para que detonara en el aire. Debido a la emergencia de la situación, y la inexperiencia de los servidores, muchos de ellos jóvenes adolescentes, muchos de los proyectiles no fueron ajustadas o lo fueron de manera indebida, y en lugar de explotar en el aire, cayeron de vuelta al suelo, donde muchas detonaron. No es que no se pudieran utilizar esos cañones para derribar aviones.
Gracias a Antonio Pérez por la aclaración sobre el cañón de 5 pulgadas.

Para saber más:
The Good War: Oral History of World War Two  de Studs Turkel

martes, 11 de abril de 2017

Homenaje a los combatientes de "La Nueve", en Madrid el 20 de abril 2017

El próximo día 20 de abril, Madrid rendirá homenaje a los republicanos españoles que formaron parte de la 9ª compañía de la 2ª División Blindada de la Francia Libre, al mando del General Leclerc. La Nueve.

Estos españoles, ayudaron a liberar Europa de los nazis y fueron las primera tropas aliadas en entrar en París. Pero fueron olvidados por largo tiempo por Francia y por España.

El 3 de junio de 2015 París les rindió homenaje con "Jardín de los Combatientes de la Nueve" como símbolo de la libertad y la tolerancia, inaugurado por los Reyes de España y la alcaldesa de París Anne Hidalgo y gracias al esfuerzo de Evelyn Mesquida que los recupero para la historia en su libro Los españoles que liberaron París y la Asociación 24 Août 1944.


Por fin España, y más concretamente Madrid, les rinde un merecido, aunque tardío homenaje en unos jardines que se encuentran el en número 128 de la calle de los Hermanos García Noblejas, esntre las calles de Gandhi y Gabriel Montero, en el noroeste de la ciudad.

Las alcaldesas de París y de Madrid, Anne Hidalgo y Manuela Carmena, inauguraran el 20 de abril a las 12 horas, un monolito en el recién nombrado "Jardín de los Combatientes de la Nueve", al igual que el de París. Se espera acto en el que participe el único perteneciente a La Nueve vivo, Rafael Gómez y familiares de los supervivientes. Tambien se epera la asistencia del dibujante Paco Roca, que ya los homenajeó en su cómic Los Surcos del Azar. y es el autor de la ilustración del cartel.

Ese mismo día se depositarán en el cementerio de La Almudena las cenizas del anarquista Luis Royo, fallecido el año pasado en el municipio de Cachan, en las afueras de París.


Paralelamente, el distrito de Ciudad Lineal ha organizado del 18 al 22 de abril, en el Centro Cultural Príncipe de Asturias diversas actividades como una conferencia titulada "La Nueve. Españoles que liberaron París" a cargo de Evelyn Mesquida, un recorrido fotográfico por su historia entre el 18 y el 30 de abril. Tambien se proyectará un documental el día 21 del director Alberto Marquardt y el sábado la película "¿Arde París?",de René Clement, que narra la liberación de la ciudad.

"El Cajón de Grisom" participará en este homenaje y os informaremos sobre los actos.

Para saber más:
SER
La Vanguardia
Junta Municipal Ciudad Lineal
Centro Cultural Príncipe de Asturias

domingo, 9 de abril de 2017

El último concierto de la Filarmónica de Berlín

El 12 de abril de 1945, tuvo lugar el último concierto de la Filarmónica en la capital del desmoronado III Reich. Berlín era una ciudad asediada y ya en ruinas. La idea de celebrar este último concierto partió del Ministro de Armamento, Albert Speer, que también fue el arquitecto jefe de Hitler.

La Filarmónica de Berlín no estuvo dirigida por su director habitual, Winhelm Furtwängler, que había huido a la neutral Suiza. La condujo con su batuta Johannes Schüller en la sala Beethoven ya que el edificio principal fue destruido por los bombardeos aliados un año antes.


Todos los asistentes al concierto se encontraban atrapados en la ciudad. A tan solo 50 kilómetros se encontraban las tropas soviéticas. Durante el concierto nadie se quitó el abrigo. Hacía un frío glacial y no había electricidad. Nadie estaba tranquilo, todos estaban serios y preocupados ante el apocalipsis que se cernía sobre Berlín.

El programa incluía el Concierto para violín de Ludwig Van Beethoven y la Sinfonía Romántica de Anton Bruckner, la señal de Speer a los músicos de que debían prepararse para abandonar Berlín lo antes posible si no querían ser reclutados forzosamente en las Wolkssturm, el "ejército del pueblo", usado como carne de cañón y formado por ancianos y niños que servía de última esperanza a Alemania, o ser capturados por los soviéticos. Finalmente, como si de una ópera dramática se tratase, el concierto finalizó con el Götterdämmerung (Crepúsculo de los Dioses) de Richard Wagner, como siniestra banda sonora del fin del III Reich, que Hitler vaticinó que duraría mil años.

Según cuentan, a la salida, adolescentes de las Juventudes Hitlerianas entregaron cápsulas de cianuro a los asistentes.


El 30 de mayo de 1945, se celebró el primer concierto de una Europa que entraba en la dura postguerra. Fue dirigido por el maestro ruso Leo Borchard ya que Furtwängler fue represaliado por los aliados, con la prohibición de volver a dirigir la orquesta, debido a su posición pro nazi

Para saber más:
Berlín, La Caída: 1945, de Antony Beevor,
DW
Ideal
Tiempo de Hoy

domingo, 2 de abril de 2017

La Seta Venenosa y la pedagogía nazi

El libro infantil “Der Giftpilz” (La seta venenosa) fue publicado en el año 1938 por el editor del periódico Der Stürmer (de profundo discurso anti judío), Julius Streicher. El libro está escrito por Ernst Hiemer e ilustrado por Philipp Rupprecht. Lo que por su titulo puede parecer un cuento infantil que enseña a que los niños tengan cuidado cuando paseen por el bosque, resulta ser una metáfora para educar a los niños desde su más tierna infancia en el antisemitismo promulgado por los nazis.


Este es un fragmento de Der Giftpilz:
El pequeño Franz ha ido a buscar setas al bosque con su madre. [...] Por el camino, la madre le dice:
Mira, Franz, lo mismo que sucede con las setas en el bosque pasa con las personas. Hay setas buenas y personas buenas. Existen setas venenosas y personas malas. Y de esas personas hay que prevenirse como de las setas venenosas. ¿Entiendes?
-Sí, mamá, entiendo- dice Franz. -¡Si nos fiamos de las personas malas, puede ocurrirnos una desgracia, como podemos morir si comemos una seta venenosa!
-¿Y sabes quiénes son esas personas malas, esas setas venenosas de la humanidad?
 Franz responde orgulloso:
-¡Claro, mamá! Son…los judíos. Nuestro maestro nos lo dice en la escuela. [...]
-¡Bien!- Aplaude la madre. Después sigue hablando, se ha puesto muy seria.
-Los judíos son personas malas. Son como setas venenosas. Y al igual que resulta difícil distinguir las setas venenosas de las buenas, es muy difícil distinguir a los judíos ladrones y delincuentes. Del mismo modo que las setas venenosas se presentan en la naturaleza con los colores más diversos, también los judíos consiguen hacerse irreconocibles adoptando los aspectos más extraños.
 -¿Qué aspectos extraños?
La madre se da cuenta de que el niño no lo ha comprendido del todo y continúa hablando.
 -Oye bien. Está, por ejemplo, el judío ambulante que vende tejidos y mercancías. Alardea de que su mercancía es la mejor y la más barata. Y en realidad es la peor y la más cara. ¡De él no debes fiarte! [...] Sucede lo mismo con los judíos ganaderos, los de los mercados, con los carniceros, los médicos, con los judíos bautizados, etc. Aunque finjan, aunque se muestren amables y repitan que solo quieren nuestro bien, no podemos creerles. Son judíos, y solo judíos. ¡Son venenosos para nuestro pueblo! [...] Del mismo modo que una seta venenosa puede matar a una familia entera, un solo judío puede aniquilar a un pueblo entero, a una ciudad entera, incluso a un país entero.
Franz ha entendido a su madre.
-Mamá ¿todos los no judíos saben que el judío es tan peligroso?
-Por desgracia no. Hay muchos millones de no judíos que no han conocido todavía al judío. Y por eso tenemos que informarles y ponerles en guardia contra ellos. Pero también debemos poner en guardia a nuestra juventud. Nuestros chicos y chicas tienen que saber quiénes son los judíos. Deben saber que el judío es la seta más venenosa que existe. Al igual que las setas crecen por doquier, el judío se encuentra en todos los países del mundo. Del mismo modo que las setas venenosas provocan a menudo desgracias, el judío es causante de miseria y de pena, de infección y de muerte.
Este texto muestra muy claramente la consideración de los judíos por parte de los nazis, pero en el resto de la narración sigue hablando de lo nocivos que son y han sido a través de la historia y la vida corriente.
La seta venenosa es solo un ejemplo de este tipo de libros infantiles, que con apariencia de simples cuentos inculcan los valores nazis y el culto al Führer desde la más tierna infancia.


Los nazis adaptaron casi todo el temario educativo a la doctrina nacionalsocialista. Los niños decían “Heil Hitler” en el colegio más de cien veces al día. La esvástica, imágenes de Hitler, y eslóganes nazis estaban repartidos por todos las escuelas.
Entre los docentes se hizo una limpieza para que solo ejercieran los afectos al partido. Los maestros debían ser autoritarios e inculcar a los alumnos la visión nacionalsocialista del mundo. Se crearon materias nuevas como Adoctrinamiento y Salud y Eugenesia.

Los niños aprendían a leer y escribir con abecedarios en los que, por ejemplo, estaba la H de Hitler. A los más mayores se les pedía redacciones del tipo "Hitler como garante de la unidad alemana". Este adoctrinamiento se aplicaba también a otras la materias, como la matemáticas. Un problema planteado a los escolares:
Para la edificación de un manicomio se necesitan 6 millones de marcos ¿Cuántas casas residenciales, a 1.500 marcos, cada una se hubieran podido construir en lugar del manicomio?

Los juegos para niños también se encargaban de difundir la propaganda política y racial; e inculcar el militarismo en los niños. Un ejemplo es el juego de mesa "Juden Raus", una especie de "Juego de la Oca" en el que se trata de echar de la partida a los judíos. Las fichas tenían el aspecto que el imaginario nazi otorgaba a los judíos, como la nariz ganchuda formando un seis.

Para saber más:

domingo, 26 de marzo de 2017

Los jardines de la Victoria

Según avanzaba la guerra más recursos de todo tipo eran desviados para apoyar el esfuerzo de guerra. Los gobiernos pidieron a sus ciudadanos que ayudaran, cada uno a su modo y con lo que pudiera. Los ciudadanos respondieron de muchos modos y uno de ellos era plantar los "Jardines de la Victoria".

Estos Jardines de la victoria, fueron, en realidad huertos donde se cultivaban vegetales, frutas y hierbas en las casas en Estados Unidos, Canadá, y el Reino Unido durante las dos guerras mundiales. Estos huertos ayudaban a reducir la presión que ejercía el esfuerzo de la guerra en el suministro de comida para la población, ya que la mayoría de los productos de primera necesidad como la leche, el pan, la mantequilla o los huevos, así como los productos enlatados estaban sujetos al racionamiento. En el Reino Unido el gobierno, asesorado por nutricionistas, emitió diversos folletos con recetas que aprovechaban al máximo el racionamiento.


Además de ayudar al esfuerzo de guerra, los huertos también servían para aumentar la moral en la población civil ya que con ellos podían sentirse útiles mediante su contribución y apoyo a otros vecinos que no disponían de recursos suficientes y que al reducir el uso del racionamiento podían enviar una ayuda extra a los soldados en el frente.

La mayoría de los "agricultores" de estos huertos no tenían experiencia en el cultivo de hortalizas, pero suplían su escasez de experiencia con mucho entusiasmo. Todos participaban en los huertos. Creaban sus huertos en los jardines, los patios, los tejados, los parque, las escuelas, en cualquier pedazo útil de tierra; En Gran Bretaña, donde son grandes aficionados a la jardinería, se llegaron a utilizar hasta en los cráteres de las bombas.


Revistas como Life publicaron historias sobre los jardines de la victoria, y las revistas femeninas daban instrucciones sobre cómo cultivar y conservar productos de la huerta. En Estados Unidos, durante 1943, mas de 300.000 familias compraron ollas a presión para producir conservas, cuatro veces más que en 1942 y se estima que se plantaron más de 20 millones de jardines de la victoria llegando a producir entre 9 y 10 millones de toneladas de hortalizas frescas.

Finalizada la guerra, algunos huertos comenzaron a desaparecer, pero las campañas gubernamentales continuaron para hacer más sostenible el racionamiento durante la posguerra. A medida que el racionamiento fue desapareciendo y la economía se reactivaba los Jardines de la Victoria fueron desapareciendo de las ciudades.


Estos conceptos de racionamiento y auto abastecimiento, que hoy nos parecen lejanos, mientras somos bombardeados por mensajes de la sociedad de consumo, se están reactivando a raíz de la crisis mundial, y en los jardines, tejados y terrazas de muchas ciudades están floreciendo huertos urbanos. Los nuevos "Jardines de la Victoria".

Para saber más:
Victory Gardens Handbook
Modern Farmer
Sprouts in the Sidewalk
Living History Farm
Archive.org
Victory Gardening

miércoles, 22 de marzo de 2017

El complot del Vaticano contra Hitler

El papel del Papa Pío XII y el Vaticano durante la Segunda Guerra Mundial ha sido siempre criticado, por ser demasiado "débil" con Hitler. Sobre todo por el hecho de que antes de ser nombrado Papa, Pío XII (Eugenio Pacelli) había criticado abiertamente y con dureza el estado nacionalsocialista de Alemania pero poco después de su nombramiento, todo quedó en nada.
Al parecer este cambio de actitud tan radical se debe a que el propio Pío XII elaboró un arriesgado plan para asesinar a Hitler.

Otro motivo para el silencio era evitar que los católicos que se encontraban en puestos de gran responsabilidad en el  III Reich y que eran confidentes del Vaticano, los habría convertido en personas demasiados sospechosas y no habrían tenido posibilidad de trabajar de modo encubierto o en la resistencia anti-nazi.


Por entonces el Vaticano no tenía un servicio de inteligencia como podría ser el Abwehr alemán o la OSS norteamericana, pero contaba con sacerdotes, monjas (sobre todo dominicos y jesuitas) y un nutrido número de católicos dispuestos a colaborar con el Vaticano y ayudar a los Aliados, además de colaborar en redes clandestinas que ayudaran a escapar a los perseguidos por el III Reich. Aún así debían de trabajar con gran cautela, ya que una parte de la iglesia alemana, apoyaba a Hitler. Quizás gracias a esos apoyos y a la tibieza de Roma, Hitler permitió que la Iglesia católica siguiera activa en Alemania, aunque no hizo lo mismo en algunos de los territorios que invadió. Como en Polonia, donde ordenó acciones violentas contra la iglesia polaca.

Cuando la guerra estaba en pleno auge y la represión contra la iglesia se hizo mucho más dura y crecían las sospechas sobre los católicos alemanes. el jefe del Abwehr, el almirante Wilhelm Canaris, organizó un complot con Roma para acabar con Hitler y confiaba en que Pío XII sería la persona más indicada para llevarlo a cabo y que ayudaría en la era post Hitler a llegar a acuerdos con los Aliados que no fueran tan duros como el tratado de Versalles, que había condenado a Alemania a la miseria y provocado el ascenso de los nazis y la Segunda Guerra Mundial.


Para actuar como enlace entre el Abwehr y Roma se recurrió al abogado Josef Müeller, ferviente católico y un feroz opositor al III Reich, aunque casi hasta el final de la guerra lo supo mantener oculto. Hasta Himmler, que inicialmente sospechaba de el, intentó reclutarlo como agente doble para la Gestapo aunque Müeller declinó el ofrecimiento, convenciendo a Himmler de que era un agente del Abwehr y que no quería traicionar a Canaris.

Durante toda la guerra Müeller utilizó hábilmente su bufete de abogados como una oficina de información para el Vaticano. La posición social, ganada como gran abogado, y héroe de guerra, le ayudó a establecer una red de espías que incluía personas de todos los ámbitos de la sociedad alemana, incluso tenía a algunos miembros de las SS en nómina.

Müeller hizo llegar al papa un informe con las atrocidades de los nazis en Polonia, que a su vez Pío XII envió a los británicos para convencerlos de había un complot de la resistencia alemana para acabar con Hitler y que aceptaran una paz justa tras acabar con Hitler y que la operación se mantuviera totalmente en secreto. El por entonces Primer Ministro Neville Chamberlain, lo apoyó pero su sucesor, Winston Churchill,  nunca confío del todo en lo rebeldes nazis y en que llegaran a llevarlo a cabo.


Hitler logró zafarse de la muerte en numerosas ocasiones. Incluso en el último intento llevado a cabo por el coronel Claus von Stauffenberg salió prácticamente ileso de un atentado en su propio búnker en el que murieron varios de sus ayudantes más cercanos. Tras la conocida Operación Valquiria Canaris fue ejecutado en la horca en el campo de concentración de Flossenbürg y su cuerpo incinerado. Müeller fue detenido y llevado a Dachau, donde sobrevivió. Además se descubrió la implicación de Roma en la operación porque había diversos documentos que poseían los conspiradores con membretes del Vaticano.

Hitler respetó la posición neutral del Vaticano, pero como represalia por el arresto de Mussolini, en julio de 1943. Hitler estudió la posibilidad de invadirlo, y arrestar a Pío XII o incluso asesinarle para que no cayera en manos de los Aliados que estaban avanzando desde el sur de Italia.

Para saber más:
Church of Spies. The pope's secret war against Hitler, de Mark Riebling
El Papa de Hitler: La verdadera historia de Pio XII, de John Cornwell
Archivos vaticanos
The Washington Times
UNIR

sábado, 18 de marzo de 2017

Guías de bolsillo para el soldado norteamericano

Creadas por la Morale Service Division (División de Servicios para la Moral) del Ejército, cuando los Estados Unidos ya habían entrado en la Segunda Guerra Mundial, estas guías de bolsillo se habría entregado a los soldados dependiendo del teatro de operaciones donde iban a ser enviados. En las guías se le informa al soldado sobre que se encontraría al llegar allí, como datos sobre la historia, las costumbres y tradiciones del país, al igual que la situación política. Tambien se exponían diversas reglas de comportamiento sobre que hacer y no hacer, para evitar lo más posible los choques culturales, que en Gran Bretaña fueron significativos a pesar de tener el mismo idioma (las costumbres británicas eran más refinadas que las de los estadounidenses). así como distintas frases útiles en las diferentes lenguas locales.



No hay que olvidar que un gran número de los soldados estadounidenses nunca habían salido de su pueblo o estado, por no hablar del continente americano. Precisamente por este motivo se realizó un guía para los soldados que eran enviados a las islas Hawaii, que era territorio norteamericano, como paso previo a los asaltos a las islas del Pacífico en camino al Japón.





Antes del ataque japones a Pearl Harbor, en china ya se encontraban los Tigres Voladores (Flying Tigers), el First American Volunteer Group, un grupo de combate aéreo, que operaron como apoyo a Fuerza Aérea de la República de China, en la segunda guerra sino-japonesa. Este grupo fue aprobado, apertrechado y mantenido en secreto bajo la autorización del presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt y del generalísimo Chiang Kai-shek, bajo la Ley de Préstamo y Arriendo. Los Tigres Voladores lucharon junto a los chinos hasta el verano de 1942.





Se pueden ver muchas más y descargar en pdf, en:
Universidad Metodista del Sur (SMU)