jueves, 28 de diciembre de 2017

El prisionero que se escapó 200 veces para ver a su amada

Para muchas personas, escapar de un campo de prisioneros de guerra una vez sería suficiente. Pero para Horacio Greasley no era suficiente. Pero lo más increíble de la historia es que Greasley siempre volvía de nuevo al campo. Y todo para encontrarse con una muchacha. Se dice que el amor vence todo, y eso se cumple en el caso de Horacio Greasley y su amada del otro lado de la alambrada, Rosa Rauchbach.

Greasley nació el día de Navidad en 1918, en Ibstock, Leicestershire (Gran Bretaña). A los 20 años, mientras trabajaba de peluquero se encontró con el estallido de la guerra y junto a su hermano Harold fueron reclutados. A pesar de que le ofrecieron la posibilidad de servir en el cuerpo de bomberos rechazó la oferta y se unión al ejército. Tras el campamento de instrucción con el Regimiento de Leicestershire, desembarcó en Francia con la Fuerza Expedicionaria Británica para ayudar a Francia y fue hecho prisionero en de mayo de 1940 durante la retirada de Dunkerque.


Tras una dura marcha de varias semanas a través de Bélgica, fue subido a un tren y finalmente internado en un campo de prisioneros de guerra en la Silesia polaca. Fue aquí, donde conoció a la hija del director de una cantera de mármol cercana al campo, Rosa Rauchbach de 17 años de edad.

Rosa sabía Inglés, por lo que fue a trabajar para los alemanes como intérprete. De este modo conoció a Horacio. Hubo química entre ellos. Durante un tiempo los amantes se encontraban a escondidas de los guardias, pero Greasley fue transferido a otro campo a unos 60 kilómetros de distancia.

Un hombre más débil podría haber pensado que era el final de una dulce historia de amor, pero no para Horacio. Estaba decidido a reunirse con Rosa a cualquier precio.

Empezó a observar a los guardias y sus rutinas. Calculó lo que tardaba un guardia en dar la vuelta a los barracones y el momento en que se cruzaba con otro. De este modo descubrió que después de cruzarse, cuando se separaban era el momento de saltar por la ventana del barracón y correr a la alambrada. Mientras, Horacio enviaba mensajes a Rosa a través de los grupos de trabajo que salían fuera del campo aprovechando su trabajo como barbero del campo.


Cuando la guerra avanzaba y los alemanes comenzaban lentamente a retroceder en todos los frentes, las cosas se pusieron un poco más relajadas en el campo y los guardias menos alerta, con lo que era más fácil salir del campo. Así que tan pronto como tuvo la oportunidad, Greasley saltó por la ventana y cruzó por debajo del alambre de espino y, por terreno enemigo, corrió para llegar al punto de reunión que había acordado con su amada. Esta rutina la repitió hasta 200 veces, cambiando tan solo el lugar de reunión hasta que el campo fue liberado.

Al igual que muchas historias de amor durante la Segunda Guerra Mundial, no tuvo un final feliz. Finalizada la guerra Rosa consiguió un trabajo como traductora para los estadounidenses. Poco después de volver a Gran Bretaña, Greasley recibió la triste noticia de que Rosa y su bebé habían muerto durante el parto. Horacio nunca supo si el bebe era realmente suyo, aunque en su corazón siempre tuvo la esperanza que que si lo fuera. Un trágico final de una historia de amor de novela romántica. Horacio Greasley murió a los 91 años en Alicante, España.

Ha habido cierto debate sobre si la historia es real o no, pero aún así, esta es una historia que ilustra el poder del amor, y que realmente puede superar las circunstancias más extraordinarias.


Hay quien sostiene que Greasley fue fotografiado junto al jefe de las SS, Heinrich Himmler, tras enfrentarse a el debido a la falta de raciones para los prisioneros de guerra. mostrando lo delgado que estaba. Al parecer el soldado que se encara a Himmler es soviético (por la gorra) y la imagen fue tomada en Bielorrusia a mediados de 1941.

Para saber más:
Los pájaros también cantan en el infierno, de Jim Greasley Horace y Ken Scott
Wikipedia
Thesunday Times
Daily Mail
The Telegraph

domingo, 17 de diciembre de 2017

El Anschluss, como se disfrazó la invasión de Austria

Adolf Hitler siempre afirmó que su tierra natal, Austria, debía formar parte del Reich alemán, sobre todo después de que los victoriosos aliados, ante la posibilidad de un fortalecimiento de Alemania y Austria, prohibieron su fusión en los tratados de Versalles y Saint Germain.
Desde su llegada al poder en Alemania en 1933, fomentó toda clase de movimientos para que ambos estado se unieran, llegando a apoyar a su partido hermano austriaco que también buscó una "toma del poder" similar a la de Hitler, cuando el 25 de julio de 1934, promovió un intento de golpe de estado.
Como sucedió en Alemania los partidarios de la anexión realizaron una importante campaña de manipulación y propaganda.


El 12 de febrero de 1938 Hitler se reunió con el canciller austriaco Kurt von Schuschnigg, líder del Frente Patriótico, y le forzó bajo amenaza de guerra a un acuerdo que levantó la prohibición a los nazis austriacos, les dio participación en el gobierno entregándoles el Ministerio del Interior que controlaba la policía. Con esto, se crearon las condiciones para una toma del poder nazi en Austria. Para evitar esto, Schuschnigg convocó el 9 de marzo un referéndum en el que la edad para votar se elevó a 24 años para excluir a la mayoría de los jóvenes pro nazis del voto.

Tras la caída de Schuschnigg por falta de apoyos toma el poder su Ministro de Interior, el nazi Arthur Seyss-Inquart que solicita en la noche del 11 de marzo de 1938 a Hitler que envíe tropas para garantizar la estabilidad del país debido al gran número de altercados. La mayoría provocados por los paramilitares nazis.
Sin ninguna oposición, el 12 de marzo la Wehrmacht cruza la frontera con Austria y las tropas entran en Viena, el 15 de marzo. Apenas un mes después se realizó una pantomima de democracia con el plebiscito de anexión, cuando Austria ya estaba realmente en poder de Alemania.

El uso de la propaganda y la manipulación nazi se vio claramente en el plebiscito de anexión de Austria al III Reich, celebrado el 10 de abril de 1938, que de ninguna manera se llevó a cabo de acuerdo con los principios democráticos y de libertad.

¿Está de acuerdo con la reunificación de Austria con el imperio alemán, promulgada el 13 de marzo de 1938? ¿Vota usted por el partido de nuestro líder, Adolf Hitler? Si No
Observando la papeleta se ve claramente como los nazis manipularon el referéndum, destacando claramente el nombre de Adolf Hitler y, además, se ve cómo el Si, (Ja) está claramente centrado y el doble de grande que el No, (Nein), que se sitúa en la esquina.
El voto no fue secreto, se realizaba ante las SS y no había urnas para depositar las papeletas. Era tan destacable la presión que ejercían los nazis que en la pequeña población de Innervillgraten, donde la votación no estuvo custodiada por la Wehrmacht o las SS, el resultado fue de un 95 % de votos contrarios a la anexión.
En toda la nación el 99,70% del censo dio su apoyo a la unificación. Esto tambien se consiguió debido a que 70.000 socialdemócratas, socialista y judíos fueron detenidos tras la invasión y no pudieron votar, ni hacer campaña en contra de la anexión. Otros 400.000 votantes quedaron fuera del censo por diferentes motivos.

La propaganda se encontraba incluso en las cabinas como en esta en la que el cartel indica a los votantes cómo debían votar "Ja".


Todo era una pura estrategia para mantener contentos a las demás potencias europeas que veían cada vez con perores ojos la expansión de Alemania. La Iglesia Católica, muy criticada por su silencio ante el auge del nazismo, apoya la anexión. Gran Bretaña y Francia apenas protestaron. Apaciguaron las acciones de Alemania, con la esperanza de que Hitler no exigiría más. El primer ministro británico Neville Chamberlain, que no quería enfrentarse a Alemania, justificó la acción como una aplicación de autodeterminación, que esto era lo que los austriacos querían. Con esto se empezaba a abrir la caja de Pandora que llevaría hasta la Segunda Guerra Mundial.
Ya lo vaticinó Winston Churchill el 14 de marzo:
Europa se enfrenta a un programa de agresión, tan solo hay una elección abierta, no solo para nosotros sino para otros países, ya sea para rendirnos como Austria, o bien tomar medidas efectivas mientras tengamos tiempo para evitar el peligro ... ¿Dónde estaremos dentro de dos años, cuando el ejército alemán sea mucho más grande que el ejército francés? ...
Para saber más:
Wikipedia
Clases de Historia
BBC
El Ministerio
Mark Callagher
BallotBall

jueves, 14 de diciembre de 2017

Lectura recomendada: Indeseables

David López Cabia y yo tenemos en común la pasión por la Segunda Guerra Mundial, que se despertó en ambos desde muy pequeños. Aunque nos una a ambos está pasión por un periodo histórico tan trascendental para la historia de la humanidad, David tiene algo de los que yo carezco, una gran capacidad narrativa y mucho talento.

En sus novelas sabe perfectamente unir las pequeñas historias de sus personajes con la gran historia que les rodea. Para ello investiga a fondo, se documenta. No plantea historia alternativas, son hechos históricos los que viven sus personajes. Aunque estos sean ficticios bien podrían ser perfectamente actores reales en las batallas de la Segunda Guerra Mundial.


Prologado por el prestigioso escritor e historiador Jesús Hernández, "Indeseables", su tercera novela nos transporta hasta la Europa subyugada ante la bota nazi y más concretamente a Dieppe donde los aliados sufrieron un gravísimo revés. En esta encrucijada histórica se encuentra un grupo de "indeseables", unos comandos, al mando del teniente Rodney Moore. Este particular grupos de hombres experimentados se enfrentaran a una dura prueba.
Narrada con un estilo ágil y trepidante, al leerla nos sentimos como si estuviéramos con los soldados. Sentimos sus miedos, su cansancio, sus alegrías y tristeza y su soledad, como si fuéramos un "indeseable" más en sus misiones en Dunkerque, Dieppe o Saint-Nazaire tras las lineas enemigas. Una excelente novela con la que aprender historia, que se devora y que te deja con ganas de más.


En su primera obra, "La última Isla" centra la historia en las duras batallas del Pacífico. En la segunda, "En el Infierno Blanco" todo transcurre en Europa, desde Normandía a los bosques de Las Ardenas. Las dos novelas han sido publicadas por Afronta Editorial.

Cualquiera de sus tres novelas son resultan gratificantes en el mundo editorial español que aún tiene pocos títulos ambientados en la Segunda Guerra Mundial.

Si queréis haceros con un ejemplar de "Indeseables" podéis obtener copias firmadas contactando con David en info@davidlopezcabia.es, en dlopezc128@gmail.com o en su página web www.davidlopezcabia.es.
Otras dos opciones son: en formato físico en Amazon, o en eBook en Casa del Libro.

Sus dos primeras novelas las podéis conseguir tambien en Afronta Editorial.

Para saber más:
Círculo Rojo Editorial
Afronta Editorial
David López Cabia

domingo, 10 de diciembre de 2017

Historia de una imagen: El niño del Blitz

Esta icónica foto de la Segunda Guerra Mundial de Toni Frissell, una de las fotos más desgarradoras sobre el Blitz sobre Londres no deja indiferente a nadie que la haya visto alguna vez. Un niño que quedó huérfano después de que un cohete alemán V-2 destrozara su casa. Esta foto dio la vuelta alrededor del mundo.
La foto tomada en 1944 (de una serie de tres) muestra al niño sentado sobre unos escombros en donde estaría su casa. Su padre, su madre y su hermano habían muerto bajo los escombros. Sentado en unas vigas miraba hacia el cielo, su expresión era de confusión e ingenuidad.


En su inocencia no era consciente de lo que le había sucedido. El niño había vuelto a jugar tras el bombardeo con su peluche hallado entre los escombros.



La Segunda Guerra Mundial dejó más de 20 millones de huérfanos en Europa. Tambien están los niños que aunque no fueran huérfanos sufrieron un enorme golpe psicológico al regresar sus padres, convertidos en muchos casos en completos desconocidos, del frente o del internamiento como presos de guerra. A veces eran muy estrictos, y se daban muchos casos de malos tratos. Los niños no generan las guerras pero son los que más las sufren.

El pequeño londinense sobrevivió a la guerra para convertirse en conductor de camión.
Años después, la primera fotografía fue utilizada por IBM para publicitar un espectáculo en Londres y pasando por delante de las oficinas de IBM, se reconoció en la imagen.

Toni Frissell fue una de las fotógrafos de moda más famosas de la época, y trabajó tanto con Cecil Beaton como con Edward Steichen. Durante la Segunda Guerra Mundial, Frissell fue voluntaria en la Cruz Roja Americana, y luego se convirtió en el fotógrafo oficial del Cuerpo de Mujeres del Ejército. Viajó dos veces al frente europeo y pasó un tiempo en Londres documentando los horrores de la guerra.

Nota: 
Aunque esta fotografía no corresponde excatamente al periodo del 7 de septiembre de 1940 al 21 de mayo de 1941, conocido como "El Blitz", quería ponerlo en el título de la entrada como repersentación de todos los niños que sufrieron los bombardeos sobre sus ciudades.

Para saber más:
MoiMir (en ruso)
Wikipedia
Para los curiosos

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Kamikazes

Kamikaze viene a ser algo así como "viento divino" y tiene su origen cuando unos tifones dispersaron a la flota mongola que intentó invadir Japón en el siglo XIII. Durante la Segunda Guerra Mundial los traductores norteamericanos aplicaron este término a los pilotos japoneses que estrellaban, en un ataque suicida, sus aviones sobre los navíos enemigos, en un intento desesperado por detener el avance aliado por el Pacífico. En Japón son llamados Shinpu Tokobetsu Kogeki Tai (Unidad Especial de Ataque Shinpu.


Durante la invasión de la isla de Okinawa los ataque kamikaze se convirtieron en la principal táctica defensiva de la fuerza aérea y la marina japonesas. Los mandos militares japoneses opinaban que no había ninguna posibilidad de victoria en el aire utilizando los métodos convencionales. Los ataques suicidas eran más eficaces porque la potencia del impacto del avión se sumaba al de las bombas que portaba, además del fuego provocado por la gasolina. Era el único ataque fiable con personal con una formación limitada debido a la escasez de combustible que sufría Japón. Los pilotos suicidas también sirvieron de inspiración para las tropas de tierra y la población.

En Okinawa apareció una nueva arma suicida, que los norteamericanos llamaron en japonés "baka" ("tonto"), que consistía en un planeador propulsado con tres cohetes que que era soltado por un bombardero desde más de 8000 metros de altitud. Cuando se encontraba a unos 5 kilómetros de su objetivo, el piloto kamikaze, encendía los cohetes y se lanzaba a casi mil kilómetros por hora contra su objetivo con más de una tonelada de explosivos. Tanto el kamikaze como el barco contra el que se estrellaba quedaban destruidos en una explosión masiva. 34 buques quedaron fuera de combate con esta técnica. El primero de ellos fue el destructor estadounidense USS Abele.


En las islas Kerama, situadas frente a Okinawa, los Marines capturaron dos barcos kamikaze cargados de explosivos que estaban destinados a lanzarse contra la flota aliada, que ya estaba siendo hostigada por aviones kamikaze. En uno de los días más duros de los ataques kamikaze, unos 700 aviones suicidad atacaron, dañaron o hundieron 13 destructores. En una misión sin retorno, el acorazado Yamato, junto a su escolta, el crucero Yahagi, y 8 destructores partieron hacia Okinawa con los tanques llenos de casi todo el combustible que le quedaba al Japón, pero insuficiente para volver a puerto. La flota japonesa había recibido la orden de embarrancarse frente a la isla de Okinawa, y usar sus cañones para defender a las tropas de tierra que quedaban allí. Pero el poderoso acorazado Yamato fue descubierto por un submarino norteamericano en las proximidades de la isla de Kyushu. Al estar desposeído de toda cobertura aérea y resulto ser una presa muy fácil para los aviones norteamericanos que lo atacaron al día siguiente.

A pesar de este esfuerzo supremo por detener el imparable avance aliado hacia Japón, los constantes ataque aéreos sobre el país y el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki acabaron con la última defensa del país del sol naciente, que posiblemente habría luchado hasta la última gota de su sangre como quería la mayoría de los miembros de la cúpula militar.


Siempre se ha tenido el concepto de que todos los kamikazes eran unos locos suicidas, como ha mostrado la historiografía oficial, pero la realidad no era así. A muchos se les obligaba a realizar estos ataques por orden superior o algunos de los voluntarios lo eran por presión social o de grupo cumpliendo el código de honor del Bushido. En los ataque kamikaze apenas participaron altos mandos. Su desesperación se puede ver en la multitud de cartas que han aparecido publicadas, como las recopiladas en el libro Kamikaze Diaries de la antropóloga japonesa Emiko Ohnuki. Se calcula que solo en la batalla del golfo de Leyte perdieron su vida casi 5000 pilotos en ataques suicidas.

Para saber más:
Kamikazes, de Albert Axel y Heideaki Kase
Conoce Japón
Historia y Biografías
Wikipedia
Actually Notes
Meridianos

viernes, 1 de diciembre de 2017

El proceso de Tokio, el Nüremberg japonés

A principios de 1946 el comandante supremo de las fuerzas aliadas en el Pacífico, el general Douglas MacArthur, anuncia la formación del Tribunal Internacional Militar para Extremo Oriente. El tribunal debía juzgar a 25 jefes militares, políticos y funcionarios japoneses, acusados de haber dirigido una guerra de agresión y de haber cometido u ordenado crímenes de guerra, crímenes contra la paz y terribles atrocidades.


Los trabajos del tribunal, a imagen de los Juicios de Nüremberg, donde se juzgaron a los jerarcas nazis, empiezan el 3 de mayo de 1946 y terminan el 12 de noviembre de 1948, con una sentencia que declara culpables a todos los acusados. Entre los siete condenados a la horca están el general Hideki Tojo y el ministro de asuntos exteriores, entre 1933 y 1936, Kodi Hirota. Las condenas a muerte fueron ejecutadas el 23 de diciembre de 1948.

Varios tribunales establecidos en los países vencedores juzgaron a otros 5.000 japoneses, emitiendo más de 900 condenas a muerte por graves crímenes de guerra y contra la humanidad. En 1958 son liberados los condenados por el Tribunal Internacional de Tokio; Japón al aceptar la sentencia, queda exento de la obligación de perseguir a los criminales de guerra.

La brutalidad del Ejército Imperial Japonés incluyeron numerosas matanzas de civiles y prisioneros, experimentos con seres humanos, trabajos forzados o uso de armas químicas que causaron la muerte a decenas de millones de personas. Hay que destacar que Japón no había firmado la Convención de Ginebra relativa a prisioneros de guerra pero sí había firmado el Pacto de París que condenaba la guerra como forma de resolver conflictos entre Estados o las Conferencias de la Haya de 1899 y 1907 relativas al uso de armas químicas.


Si en Núremberg no se pudo juzgar a Hitler porque que se suicidó en su búnker de Berlín, en el Proceso de Tokio destaca la absolución de Hirohito, el Emperador y figura más representativa del Japón. Tambien es destacable que gran parte de los crímenes que tuvieron lugar en China no fueron juzgados en Tokio, como los terribles experimentos del escuadrón 731 o la masacre de Nankín.

En Occidente la relevancia del Proceso de Tokio queda eclipsado por los Juicios de Núremberg pero el proceso fue muy polémico. La acusación fue llevada exclusivamente por un fiscal norteamericano. en la sala solo se habló inglés y japonés. A los procesados se les reconoció el atenuante de "obediencia debida" (que no se les reconoció a los jefes nazis), El juicio tambien fue considerado arbitrario a la hora de juzgar a los vencidos por atrocidades tambien cometidas por los vencedores, como acusar al jefe de las fuerzas aéreas japonesas por bombardear a la población civil sabiendo del horror cometidos por Estados Unidos en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Para saber más:
Bibliohistorico
Wikipedia
La Aventura de la Historia
Foro Segunda Guerra

sábado, 25 de noviembre de 2017

La vergüenza del Laconia

El 12 de septiembre de 1942, el R.M.S. Laconia, un translaticio reconvertido como transporte de tropas con el nombre de otro hundido por el submarino de la Marina Imperial U-50 durante la Gran Guerra (25 Febrero de 1917), fue torpedeado en el Atlántico sur por el submarino alemán U-156, al mando del capitán de corbeta Werner Hartenstein. El Laconia transportaba 2732 personas, entre los que se encontraban 1800 prisioneros italianos capturados en el Norte de África y familiares de de funcionarios coloniales británicos. Cuando Hartenstein oyó gritos de ayuda en italiano, y para evitar un mayor número de victimas en una aguas infestadas de tiburones decidió rescatar a los supervivientes.


El Laconia había enviado un S.O.S. y Hartenstein pidió en inglés a través de la radio que todos los barcos que se encontraran por la zona acudieran en auxilio del Laconia. Tambien se puso en contacto con el jefe de la Kriegsmarine, el almirante Dönitz, que ordenó al U-506 y al U-507 que acudieran al rescate. Las autoridades de la Francia colaboracionista de Vichy en Dakar enviaron el crucero Glorie y dos barcos más pequeños.

Mientras acudía la ayuda, Hartenstein rescató 260 supervivientes, de los que pasó la mitad al U-506. 157 más fueron subidos a bordo del U-507, y decenas más en botes salvavidas. Las cubiertas de los submarinos alemanes se encontraban atestadas, y los repletos botes salvavidas eran remolcados cuando apareció un bombardero Liberator norteamericano que hizo un circulo y desapareció de la vista. Algunos minutos después volvió a aparecer y lanzó varias bombas contra el submarino de Hartenstein, a pesar de las señales luminosas y de radio; y la bandera de la cruz roja que ondeaba en la torreta.


En el ataque el U-156 resultó dañado, y Hartenstein tuvo que ordenar que los supervivientes de que llevaba en su submarino fueran devueltos al océano. Aún así, Dönitz ordenó que los U-506 y U-507 siguieran con las operaciones de rescate. El día 18 los submarinos entraron en contacto con los barcos franceses con lo que se logró salvar a 1200 personas.

A consecuencia del fatal ataque del Liberator, Dönitz ordenó a todos los submarinos que para evitar situaciones similares, a partir de ese momento no se rescataran más supervivientes. Cuando, ya finalizada la guerra, en los juicios de Nüremberg, Dönitz fue acusado de asesinato por dar esa orden, aunque el tribunal lo condenó por otros motivos, fue absuelto porque los Aliados, precisamente, habían librado una guerra submarina sin restricciones y en poquísimas ocasiones habían rescatado a los supervivientes.

Capitán Werner Hartenstein
Esta entrada quiere ser un pequeño homenaje a los 44 submarinistas argentinos del ARA San Juan hundido en aguas del Atlántico Sur el 15 de noviembre de 2017 y que realizan su última y eterna misión en las profundidades del océano. D.E.P.

Para saber más:
Wikipedia
Foro Segunda Guerra
U-Historia
La Kriegsmarine
La Gazeta

domingo, 19 de noviembre de 2017

Españoles en el Ejército Rojo

La debacle que sufrió la República Española en la Guerra Civil (1936-1939) hizo que un número significativo de exiliados comunistas optaran por establecerse en la Unión Soviética. Cuando se rompió el Pacto de No Agresión Germano-Soviético y Alemania invadió el país en 1941, muchos se decidieron a defender al país que les acogió y a combatir al fascismo. Se calcula que cerca de 750 pertenecieron al Ejército Rojo, unos 200 cayeron en combate, 75 eran “niños de la guerra”.


El NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) organizó una unidad motorizada para poder encajar en el Ejército Rojo a los extranjeros. A esta unidad de la denominó Brigada Motorizada Independiente y dentro de ella se encontraba la 4ª Compañía del 1º Regimiento Motorizado de Fusileros, la única formada enteramente por españoles. Al mando de los 125 soldados, 6 de ellos mujeres, se hallaba el capitán Peregrín Perez Galarza.

Su primera misión fue la defensa de un punto de gran importancia: la Plaza Roja y el Kremlin en Moscú, siendo desplegada en octubre de 1941 en la retaguardia del 16ª ejercito ruso. Pero no llegaron a entrar en combate ya que las tropas alemanes no llegaron a tomar la capital soviética. Durante el resto de la guerra no intervinieron en acciones relevantes, salvo cuando recibieron en 1942 la orden de volar los pozos petrolíferos de Azerbaiyán ante la posibilidad de que cayeran en manos alemanas. A partir de ese momento realizaron misiones de vigilancia e información, hasta marzo de 1945 en que fueron licenciados. Otros españoles lucharon en diferentes unidades.


Dónde los españoles si tuvieron una importante aportación el la guerra, luchando en las batallas más importantes, como Stalingrado o Kursk, fue en la aviación. Muchos pilotos se estaban formando en la escuela de vuelo de Kirovabad cuando finalizó la guerra en España y no pudieron volver a casa. Estos y otros pilotos republicanos expertos se unieron a diversos regimientos de caza y asalto,
El más destacado de todos ellos fue Juan Lario Sánchez que obtuvo 27 derribos. Mandó una escuadrilla durante la batalla por Berlín. Otros nueve pilotos consiguieron derribar más de cinco aparatos enemigos.

Entre los soldados caídos durante la Gran Guerra Patriótica (la Segunda Guerra Mundial para los rusos) estaba el hijo de la líder comunista Dolores Ibárruri, La Pasionaria. Rubén Ruiz Ibárruri cayó durante la Batalla de Stalingrado al frente de la unidad de ametralladoras que mandaba como teniente. Recibió el honor de ser "Héroe de la Unión Soviética" por sus actos heroicos durante la batalla.

África de las Heras junto a un grupo de soldados españoles en la URSS
Algunos españoles tambien lucharon en unidades guerrilleras formadas por españoles y soviéticos, formando parte de la 5ª Brigada Independiente de Zapadores. Algunos formaron parte del famoso 522º Batallón Independiente de Zapadores que actuó contra los alemanes en el invierno de 1941 - 1942 en el Mar de Azov. Estas unidades guerrilleras lucharon principalmente en Bielorusia, Rusia Central, Leningrado y Crimea.
La guerrillera más destacada fue África de la Heras, la española con más condecoraciones de la Unión Soviética, llegando a coronel del KGB, sucesor del NKVD.


España, como respeto y gratitud a los republicanos españoles. es el único país que tiene el honor de contar con un monumento propio en el Parque de la Victoria de Moscú.

Para Saber más:
Españoles en la URSS, de Juan Negro
Público
Moscú de la Revolución
Russia Beyond
Unidad Cívica por la República
Foro Segunda Guerra

viernes, 17 de noviembre de 2017

Vudú para acabar con Hitler

Adolf Hitler sufrió varios intentos de asesinato, pero ninguno tan estrafalario como el ocurrido el 22 de enero de 1941 cuando un grupo de personas se reunieron en una cabaña aislada en los bosques del estado de Maryland (EEUU) con la ayuda de la magia del vudú. En esa fecha los Estados Unidos aún no habían entrado en guerra contra el Eje.
La ceremonia consistía fundamentalmente en clavarle estacas en el corazón a un maniquí que representaba al dictador alemán, estacas en la garganta, y clavos en los ojos para causarle insomnio.


En el ritual incluían huesos de pollo como un “símbolo de hambre”. Un exorcista se hizo cargo de conducir la ceremonia que comenzó cuando le dijo al maniquí:
Tú eres Hitler, Hitler eres tú. Que los males que te hagamos, también vaya a el. Hitler, eres el enemigo del hombre y del mundo, por lo que te maldicen. Te maldcimos por las lágrimas y la sangre que has hecho correr. Te maldecimos con todas las maldiciones de todos los que te han maldecido. 
Todos gritan:
¡Nosotros te maldecimos!

Conjuraron a la deidad pagana Istán para transferir las heridas en el cuerpo del muñeco al Hitler original. Todo repetido con una miniatura del dictador y para terminar, decapitaron la figura de Hitler, enterraron el maniquí y los participantes continuaron maldiciendo y bailando con frenesí al ritmo de los tambores.
Un reportero gráfico de la revista LIFE fue testigo de la ceremonia.


Para saber más:

lunes, 13 de noviembre de 2017

El infierno de Auschwitz llega a Madrid

El Centro de Exposiciones Arte Canal, que se encuentra en los antiguos depósitos de agua en la plaza de Castilla, en Madrid, acogerá a partir del 1 de diciembre y hasta el 17 de junio de 2018 el estreno mundial de la exposición "Auschwitz: No hace mucho. No muy lejos". Madrid será la primera ciudad en presentarla y su único destino en España. Después recorrerá el mundo pasando por, al menos, otras 14 ciudades más de Europa y América.


La muestra, que ha llevado más de seis años de trabajo entre Musealia y el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, contará la historia de de Auschwitz y sobre el alcance histórico y humano del Holocausto, después de más de 72 años de la liberación del campo de exterminio creado por la Alemania nazi. Tambien se contará la historia de los judíos deportados, polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y otros tantos colectivos así como de los miembros de las SS que controlaban el campo.


Se mostraran más de 600 objetos originales, de los que en su mayor parte proceden del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, también cuenta con piezas de otras instituciones como Yad Vashem en Israel, el United States Holocaust Memorial Museum en Estados Unidos o diferentes museos del Holocausto de Norteamérica y Europa, así como supervivientes y coleccionistas privados. Entre los objetos destacan un barracón del subcampo de Monowitz (Auschwitz III) y un vagón de la Deutsche Reichsbahn en donde eran transportados, en terribles condiciones, los deportados a los campos de concentración. Además se mostrarán pequeños objetos personales de algunas de las víctimas y sus verdugos, elementos estructurales del campo y documentación o material audiovisual inédito.
La mayoría de objetos que reunirá la muestra no se ha expuesto nunca antes al público.


Abierto en 1940, Auschwitz  y sus subcampos fue el mayor campo de concentración y exterminio nazi, en donde se asesinó a más de 1.100.000 personas se ha convertido en la representación del terror creado por la Alemania nazi. Situado en Polonia, a poco más de 60 kilómetros de Cracovia desde 1947 es un museo permanente y sirve como un aviso de lo que jamás debió ocurrir ni de lo que jamás deba suceder.

Está claro que nada puede reemplazar la visita al verdadero lugar donde se perpetró la muerte de miles de personas, pero esta exposición, que podrán visitar miles de personas en todo su recorrido, puede remover las conciencias y avisar al mundo sobre los peligros del odio, el racismo, la intolerancia y el desprecio hacia otro ser humano solo por ser diferente y que tristemente están de actualidad.


Las entradas para visitar la exposición ya están a la venta en la web www.auschwitz.net. Si las adquirimos antes del 23 de noviembre las tendremos a un precio especial de 7€ (para cualquier día) con una audioguía incluida. Los niños hasta 7 años entran gratis. Si se organiza una visita desde un colegio la entrada será gratuita.

Para saber más:
Web oficial de la exposición
Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau
National Geographic
Madrid es Noticia
El Independiente

viernes, 10 de noviembre de 2017

La resistencia de Malta

El archipiélago de Malta, que se encuentra en el estrecho paso del Mediterráneo entre la isla de Sicilia y el Norte de África, fue de una importancia estratégica vital para los Aliados.
Tomada por los británicos en 1814 tras la caída de Napoleón, ahora se encontraba en medio de la ruta que usaban los británicos para llegar a Alejandría. Malta recibió tal golpe en 1942 que su población fue premiada con la Cruz de San Jorge, la mayor condecoración civil al valor. Durante tres años sufrió 3340 ataques aéreos, el primero en la mañana del 11 de junio de 1940, al día siguiente de la declaración de guerra de Mussolini a Gran Bretaña, realizado por 10 Savoia Marchetti SM79 contra La Valeta. En esos momentos la única defensa aérea de Malta son los biplanos Gloster Gladiator que consiguen su única victoria esa misma tarde.


Según el ejército británico y la RAF, Malta no podía ser defendida, pero la Royal Navy no estaba de acuerdo con esa apreciación y estableció allí una base de submarinos. El archipiélago se encontraba muy cerca de los aeródromos del Eje en Sicilia y los portaaviones británicos y norteamericanos llevaban cazas Spitfire y Hurricane dentro del alcance de vuelo a Malta para disuadir a los atacantes italianos y alemanes. Lo realmente difícil era mantener Malta abastecida. Solo los rápidos dragaminas podían acceder. Los submarinos británicos fueron modificados para poder transportar gasolina y municiones, y permanecía sumergidos en el fondo del puerto durante el día para evitar ser detectados por loas aviones de reconocimiento del Eje. A pesar de ello. los planificadores militares entendían que Malta tendría que rendirse si no le llegaba más combustible, municiones y comida antes de finales del mes de agosto de 1942.


14 barcos mercantes protegidos por 64 navíos de guerra hicieron un intento desesperado por liberar Malta en la Operación Pedestal. El 10 de agosto de 1942 el convoy pasó por el estrecho de Gibraltar en 3 grupos. Al día siguiente un submarino alemán se deslizó entre 4 destructores para torpedear a uno de los tres portaaviones de la flotilla, el HMS Eagle. En seis minutos se hundió con 160 marinos y la tercera parte de la defensa aérea del convoy. Ataques sucesivos de submarinos fueron lanzados contra el USS Ohio, el barco cisterna más grande por aquel entonces, cargado con 170000 barriles de petróleo, vital para la operación. El USS Ohio fue torpedeado el 12 de agosto y aunque aguantaba, al día siguiente fue alcanzado por dos bombas más. Seguía aguantando. Acudieron al rescate el HMS Ledbury y otros buques de guerra y lo remolcaron a puerto. En la operación se perdieron dieciséis barcos, pero Malta se había salvado.

Cuando entramos en el puerto de La Valeta nos saludaron como a un buque de guerra victorioso. Multitud de personas cantaban gritando, y chillaban de alegría.
Un tripulante del SS Santa Elsa.
En unos meses, las potencias del Eje habían renunciado a tomarla, y Malta se convirtió en una base avanzada de vital importancia para la invasión de Italia que se llevaría a cabo al año siguiente.

Para saber más:
Exordio
Visit Malta
Foro Segunda Guerra
Vintage Wings
Al Sur de Alborán

domingo, 5 de noviembre de 2017

El héroe de guerra que fue despojado de sus medallas

Muchos héroes que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial recibieron medallas y honores. Pero la popularidad de un héroe muy particular traería demasiadas controversias. Nuestro héroe se llamaba Chips, y era un perro.

Los animales han sido utilizados en combate durante siglos. A igual que palomas, elefantes o caballos, los canes han sido muy útiles en el campo de batalla. Pero no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando el Ejército de los EE.UU. decidió formar sus primeras unidades caninas. Poco después de la entrada  de los Estados Unidos en la guerra en 1941, se hizo un llamamiento para que los ciudadanos donaran sus perros para el entrenamiento militar. Decenas de miles respondieron al llamamiento. Entre ellos se encontraba una familia de Pleasantville, Nueva York, que tenía a un joven mestizo de Pastor Collie y Husky, llamado Chips (Patatas Fritas), y que la familia encontró en un basurero. En 1942, fue enviado al Centro de Entrenamiento de Guerra en Front Royal, Virginia. De los 18.000 perros candidatos, 10.000 resultaron aptos para el servicio. Chips era uno de los elegidos.


Los primeros perros del llamado Cuerpo K-9 eran entrenados para ser utilizados en el frente interno. Sin embargo, en 1943 quince pelotones caninos fueron enviados en misiones a Europa o el Pacífico. La primera misión de Chips fue salvaguardar la histórica conferencia de Casablanca, Marruecos, entre Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill celebrada en enero de ese mismo año. Más tarde, viajó a Europa y África como perro de guardia con el general del 7º ejército, George S. Patton.

Su primera hazaña fue cuando alertó a sus compañeros soldados de una emboscada. Después de detectar al enemigo, corrió de vuelta a la base con un cable de teléfono atado a su cuello para que que su pelotón pudiera pedir refuerzos.
Ese mismo año, acompañó a su adiestrador y compañero, el soldado John P. Rowell, a Sicilia. Un día, mientras patrullaba la costa se encontraron bajo fuego enemigo procedente de un búnker cercano. Chips se soltó de Rowell y saltó directamente en el interior del búnker. Momentos después, varios soldados se rindieron, mordidos por Chips. A pesar de que este acto de valor casi le cuesta la vida al recibir una herida de bala en la cabeza y diversas quemaduras, esa misma noche estaba de nuevo en servicio y detectó a un grupo de 10 soldados italianos, lo que permitió a su pelotón que los interceptaran y capturaran sin un solo disparo.


Ese mismo año fue galardonado con el Corazón Púrpura y la Estrella de Plata. Otras medallas las siguieron y Chips llegó a ser el perro de guerra más condecorado de la Segunda Guerra Mundial. En una ocasión el general Eisenhower, tuvo un encuentro con Chips cuando fue ascendido a soldado de primera clase, aunque el perro no estaba por saludar al general en jefe aliado.

Las historias de su valor no tardaron en llegar a los periódicos estadounidenses. En enero de 1944, The New York Times publicó un titular: 'Perro del Ejército es el primero en obtener un Corazón Púrpura'. Esto enfureció a un buen número de importantes mandos militares. que creían que un perro no debían tener medallas como los soldados. Estas quejas llegaron al Congreso y tras tres meses de debate se decidió interrumpir la adjudicación de medallas a los héroes caninos. Chips y otros perros de guerra fueron despojados de sus medallas.

Sin embargo, los hombres de su división de infantería le otorgaron de modo extraoficial una cinta en punta de flecha y ocho estrellas de batalla. Siete meses de su vuelta a casa en diciembre de 1945, Chips sucumbió a las lesiones sufridas durante su servicio en el campo de batalla. Está enterrado en el cementerio de mascotas de Hartsdale, Nueva York.


A pesar de las decisiones políticas, Chips se convirtió en una leyenda. En 1990, Disney produjo una película para la TV, "Chips, el perro de guerra". Hoy en día hay un sinnúmero de monumentos conmemorativos por todo Estados Unidos dedicado a los perros K-9.

John y Gail Wren mirando fotografías de su perro Chips durante la Segunda Guerra Mundial.
Por fin el 15 de enero de 2018 recibió la medalla Dickin en un acto en el que asistieron un bisnieto de Winston Churchill y Alan Throop, descendiente de la familia que originalmente adoptó a Chips cuando nació.

Para saber más:
US Army Quartermaster Foundation
Dog Time
Brainz
German Sheperd
Puppyup
Find a Grave
VOA

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Exposición "La Nueve. Los surcos del azar, diario de ruta de Paco Roca”

Continuando con los homenajes a los republicanos que liberaron París, el centro cultural Eduardo Úrculo del madrileño barrio de Tetuán, (Plaza Donoso, 5), acoge la exposición 'La Nueve. Los surcos del azar, diario de ruta de Paco Roca', basada en el cómic del mismo título del guionista e ilustrador valenciano Paco Roca, en el que se da a conocer la historia de La Nueve.

La Nueve fue la primera unidad de los Aliados que entró en 1944 en el París ocupado por los nazis. Llegaron dos días antes que el resto de divisiones. La 9ª compañía del general Leclerc estaba formada por 146 españoles, que habían combatido contra Franco y en ese momento luchaban contra el nazismo. Por ello, los tanques con los que liberaron la capital francesa lucían nombres como Madrid, Ebro, Don Quijote o Guernica y que en su lucha por Europa llegó hasta el "Nido del Águila" de Hitler en Berchtesgaden, en Alemania.


A pesar de su gesta, la historia de La Nueve quedó olvidada, tanto en Francia como en España hasta que Evelyn Mesquida rescató su historia en "La Nueve, los españoles que liberaron París" y Paco Roca lo hizo en 2013 con "Los surcos de Azar", dónde el autor, Premio Nacional de Cómic, es un personaje más en la historia de La Nueve, mostrada a través de los recuerdos de Miguel, un soldado republicano exiliado en Francia.

Luego llegó Anne Hidalgo, alcaldesa de París, que instaló en 2015 varias placas y un jardín junto al ayuntamiento, conmemorando la gesta. En abril de 2017, el Ayuntamiento de Madrid también ha realizado actos de homenaje a La Nueve, que culminaron con la inauguración de un monolito en su honor en los "Jardines de los Combatientes de La Nueve".



Inaugurada el 7 de octubre por D. Mauricio Valiente Ots, Tercer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid y la concejala del distrito de Teuán Dña. Montserrat Galcerán Huguet, la exposición muestra la historia de La Nueve a partir de sistema de desarrollo del autor y la visión general del cómic, así como su proceso de creación. Todo está además complementado con fotografías, uniformes originales y hasta maquetas de armas de la época.


La exposición que comenzó el 9 de octubre, estará hasta el 9 de diciembre (la elección del día nueve no es casualidad) y paralelamente hay diversas actividades:

El día 17 de octubre se proyectó en el salón de actos el documental "La nueve los olvidados de la victoria", de Alberto Marquardt. La proyección se repetirá el 28 de noviembre a las 20 horas.

El catedrático de Estudios Hispánicos de la Université de Roane, Robert S. Coale pronunciará una conferencia sobre "La Nueve: Memoria, imagen y avatares de los republicanos españoles en la División Lecler, 1943-1945", el 3 de noviembre, a las 19 horas.

El 21 de noviembre, tambien a las 19 horas, el profesor de historia de la Universidad Alcalá de Henares, Diego Gaspar Celaya, mantendrá una charla-conferencia sobre "La guerra continúa: españoles en la Resistencia exterior. Una historia hecha de mil historias".


Para saber más:
Ayuntamiento de Madrid
Tetuán
La Vanguardia
Madrid Actual

domingo, 29 de octubre de 2017

Los Cinco de Cambridge

Durante la Segunda Guerra Mundial el espionaje era un arma de gran importancia para saber los movimientos del enemigo, pero incluso los países aliados se espiaron entre ellos. Este es el caso de los llamados "Los Cinco de Cambridge", un grupo de espías británicos reclutados por NKVD, el servicio de espionaje soviético, precursor del KGB.

Los Cinco de Cambridge eran Kim Philby "Stanley", Donald Maclean "Homer", Guy Burgess "Hicks", Anthony Blunt "Johnson" y John Cairncross, quien nunca reconoció haber pertenecido al grupo. Después de ser reclutados en los años treinta, el grupo ocupó diversos puestos destacados en el Ministerio de Asuntos Exteriores, el MI5 (servicios de contraespionaje) y el llamado por entonces Servicio de Inteligencia Secreta (SIS, espionaje externo), más conocido como MI6. Incluso desde la embajada de los EE.UU en Londres. Kim Philby llegó a ser jefe del servicio de contraespionaje frente a los soviéticos.


Este grupo de espías, aprovechando sus puestos, aportaron a los soviéticos mucha información sobre las posturas que adoptarían el premier británico Winston Churchill y el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt en las diferente cumbre que se celebraron durante la guerra entre los "Tres Grandes", de ese modo Stalin estaba situado en una posición superior a la de sus aliados, ya que sabía de antemano lo que pensaban los otros jefes de estado. Además del duro carácter de Stalin, esta situación hizo muy difíciles las negociaciones con el líder soviético. Cuando británicos o norteamericanos proponían algo, Stalin se limitaba a mostrarse asombrado para después fingir un ataque de ira que previamente había preparado. Churchill y Roosevelt eran desconocedores totales de la farsa urdida por Stalin.

Los Cinco de Cambridge empezaron a pasar información a Moscú cuando Stalin aún era aliado de Hitler, antes de la Operación Barbarroja. En esos momentos la Stalin pasaba todo tipo de información a los alemanes, pero se guardaba para si ciertos detalles, como que los británicos estaban leyendo sus mensajes cifrados por Enigma. Si Stalin hubiera aportado esa importante información la guerra habría sido muy distinta. Cuando la Unión Soviética entró en la guerra contra el III Reich, las actividades de los espías tomó nuevas fuerzas, pues creían que pasar información a los soviéticos no era traicionar a si país, sino un medio para acabar con el fascismo. Los perores efectos que produjeron a los aliados fue cuando finalizó la guerra. En esos momentos convulsos, en los que creció la enemistad entre aliados del Este y el Oeste, Kim Philby proporcionó información sobre las actividades secretas británicas en el Este, lo que costó la vida a un buen número de agentes.

Kim Philby murió en 1988, en 1963 Burgess y en 1983 Maclean, todos en Moscú. Anthony Blunt falleció en el Reino Unido en 1983. John Cairncross, en 1995.


Los Cinco de Cambridge han inspirado novelas, como El tercer hombre y El factor humano de Graham Greene, amigo personal de Philby, películas, como la película Another Country, que parte de una obra teatral de Julian Mitchell, inspirada en Guy Burgess o el Tercer Hombre protagonizada por Orson Welles y un par de series de televisión.

Para saber más:
BBC
La Voz de Galicia
Exordio
Espionage Information
IPS Community
Libertad digital

miércoles, 25 de octubre de 2017

El capítulo nazi de Star Trek

En el episodio “Patterns of Force“, de 1968 y perteneciente a la serie original Star Trek, aparecen el capitán Kirk y Spock vestidos como nazis y en el episodio de hace referencia a la Alemania nazi, como “la sociedad más eficiente jamás creada“.


Pero Spock y Kirk no luchan contra auténticos nazis, sólo son una raza alienígena, los ekosianos, que parece y actúa como ellos, hasta los uniformes son iguales. Ambos utilizan el mismo uniforme para infiltrarse en un régimen militar similar al de la Alemania nazi que habita en el planeta Ekos. Llevan uniformes con esvásticas, su saludo es "Heil Victory" y están bajo las ordenes de un Führer, que resulta ser John Gill un antiguo profesor de historia de Kirk, en la Academia Estelar y que estaba desaparecido.
Los ekosianos pretenden destruir el planeta cercano Zeon (que en inglés suena muy similar a Sión) y sus habitantes son llamados despectivamente "cerdos zeonistas". Algunos de los personajes tienen nombres similares a los judíos; como Isak o Abrom. La esvástica se muestra a lo largo del episodio, al igual que la insignia de las SS.

Curiosamente Leonard Nimoy y William Shatner (Spock y Kirk), son judíos.

El episodio es generalmente visto como uno de los episodios más simples y anodinos de la serie Star Trek, pero parece que la intención era mostrar que incluso un modelo de gobierno basado en la eficiencia similar a la de los nazis, pero con principios más compasivos. está, en última instancia, abocado a corromperse y volverse un régimen perverso.


En 1968, Alemania decidió no emitir el episodio debido a las leyes que prohíben la difusión de símbolos relacionados con los nazis. “Patterns of Force” fue lanzado en vídeo en 1995, pero no emitida en televisión, en abierto.
Hasta que finalmente, en noviembre de 2011, la ZDF se decide a emitirlo en horario nocturno (después de las 22:00 horas, que en España sería "prime time") y una calificación para más de 16 años.


En la serie Star Trek - Enterprise, de 2004 , en el capítulo Storm Front, tambien se toca el tema de la lucha contra los nazis, pero esta vez en la Tierra y durante la Segunda Guerra Mundial, donde los nazis tiene el control del Noroeste de los Estados Unidos, como sucede en la serie basada en la novela de Philip K. Dick "The Man in the High Castle" .


Para saber más:
Daily Mail
Wikipedia
The Mary Sue
Memory Alpha
Star Trek

domingo, 22 de octubre de 2017

La Batalla de Los Ángeles, una batalla de histeria colectiva

En la noche del 24 al 25 de Febrero de 1942, tuvo lugar uno de los hechos más bochornosos protagonizados por la defensa nacional de los Estados Unidos, la Batalla de los Ángeles. El control aéreo de la costa de Los Ángeles creyó detectar un avión de reconocimiento que precedería a un ataque japonés, provocado la psicosis general.

Ya el día anterior Inteligencia Naval informó de la posibilidad de un ataque japonés en las próximas diez horas. La misma tarde del 24 se detectaros unas luces sospechosas en la costa, aunque desaparecieron poco después. Pasadas las diez y veinte de la noche se desactivó la alerta y todo volvió a la calma. Aunque duraría poco.


A las 2:25 horas, los radares detectaron un objeto, que creían un avión enemigo. Aunque no volvió a  aparecer, observadores en tierra afirmaron haber visto aparatos sobrevolando la costa por lo que saltaron las alarmas y se cortó el fluido eléctrico de la ciudad. La población, aterrorizada por las sirenas, se precipitó a esconderse en cualquier lugar que pudiera ser un refugio. Solo los gigantescos focos antiaéreos iluminaban los cielos en busca de bombarderos.
Mientras la Guardia Nacional toma posiciones de defensa y la Fuerza Aérea se prepara para interceptar a los aviones enemigos, aparecían constantes informaciones confusas, como que se vio como desde la costa se hacían señales luminosas a un submarino japonés, que había aviones enemigos sobre Long Beach, o que había unos 25 aviones en la vertical de Los Ángeles.


En medio de la confusión y el estrés el cielo se llena de espesas nubes que impiden la visibilidad, por este hecho, hacia las tres de la madrugada el alto mando de la defensa ordena que la 37ª brigada de artillería costera que abra fuego. Como el enemigo no es visible realizan bombardeos de barrido para intentar cubrir todo el espacio aéreo posible durante casi una hora, sin alcanzar a ningún aparato enemigo, aunque algunos artilleros afirmaron que había objetos de diferentes tamaños y a diferentes altitudes, posiblemente confundidos por las explosiones. Durante la infructuosa defensa se dispararon mas de 1400 proyectiles de artillería de más de 8,5 kilogramos que al caer sobre la ciudad provocaron destrozos de diversa consideración sobre los edificios, incendios y la muerte de varios ciudadanos inocentes. Un informe inicial decía que se habían estrellado hasta cuatro aparatos y hasta uno que intentó aterrizar en Hollywood.


Tras el incidente, al día siguiente, Frank Knox, el secretario de la marina, ofreció una rueda de prensa en la que en lugar de reconocer que todo se trató de un tremendo error eludió dar respuestas claras, lo que generó aun más confusión entre la población. Tambien el Congreso creó una comisión de investigación que finalmente determino que todo fue debido a nervios de guerra y que todos los informes de avistamientos fueron erróneos.
El caso se volvió a reabrir en la década de los ochenta y concluyó que los acontecimientos se iniciaron al confundir un globo meteorológico con un avión enemigo y se precipitaron por el miedo a un nuevo ataque japonés como el ocurrido en Pearl Harbor.
Aún sigue habiendo gente que cree que en realidad todo fue provocado por la visita de extraterrestres y se oculta la verdad.                     

Para saber más:
Nonsei SGM
La Matriz Secreta
Marcianitos Verdes
Anfix

miércoles, 18 de octubre de 2017

Construir un barco en solo 80 horas

Una de las razones por las que los Aliados ganaron durante la Batalla del Atlántico fue que Estados Unidos tenía su capacidad industrial intacta y era capaz de construir barcos más deprisa de lo que los submarinos alemanes podían hundirlos. En el periodo de 1939-1940 Estados Unidos fabricó tan solo 102 navíos de alta mar. Pero en septiembre de 1941 Washington lanzó una campaña para reunir a los mejores ingenieros navales y astilleros para producir un barco excepcional, el Liberty.


A partir de los navíos de carga de la clase Ocean, un diseño británico fabricado a base de remaches que ya quedaba obsoleto y era lento y costoso de construir, un equipo coordinado por el constructor William F. Gibbs consiguieron que a finales de 1942 se hubieran construido más de 600 barcos de carga de los que 597 eran de la clase Liberty, y las botaduras superaron los hundimientos en el Atlántico. En 1943 se llegó a la cifra de 140 Liberty al mes.

En todos los astilleros norteamericanos, más de un millón y medio de trabajadores y trabajadoras aprendieron a soldar y remachar diversos componentes prefabricados que daban como resultado un barco de 135 metros de eslora, que en 3 turnos ininterrumpidos de ocho horas y a un coste de 2 millones de dólares se tardaba en construir, unos diez días. Podían navegar 17000 millas a 11 nudos de velocidad debido a que usaba unos viejos y fiables motores de vapor. No eran unos barcos de líneas estilizadas ni demasiado rápidos, pero sus líneas rectas y planas los hacían sencillo y fácil de ensamblar, y tenían una capacidad de carga de 10800 toneladas.


El genio que se encontraba detrás de los Liberty era el ingeniero Henry J. Kaiser, un contratista californiano de 60 años que ya habia terminado las gigantescas presas de Boulder, Bonneville y Grand Coulee entes de que se cumpliera el plazo de construcción gracias a sus técnicas constructivas. Kaiser era un mago de la construcción de barcos y vio que la construcción de la mayor parte de los barcos en tierra era el secreto del éxito. Los módulos eran fabricados por todo el país, eran trasladados en camiones o trenes hasta los astilleros, donde eran almacenados, como en un archivo, a lo largo de la dársena donde eran construidos los cascos. Cuando el casco estaba terminado, unas inmensas grúas elevaban los mamparos, cubiertas y superestructuras y la colocaban en su lugar. Cuando lo cascos eran botados, los remolcadores los trasladaban a otras zonas donde se instalaban elementos como los motores.

El récord de soldadura lo establecieron tres mujeres en un astillero de California. Fueron las camareras Ina Hickman y Mary Vincente y la costurera Billie Elliott. Todos los astilleros competían entre si por batir el récord de construcción y hallar modos de reducir el tiempo y los costes. Los trabajadores que aportaban ideas útiles con esta finalidad eran premiados de diversos modos. La mayor parte de los astilleros se encontraban en la costa Oeste, sobre todo en California, ya que el tiempo era más benigno y eso aceleraba el proceso de fabricación. El récord de fabricación fue de tan solo, 80 horas y 30 minutos.


Tan rápido se llegaban a construir que se contaba la anécdota de una mujer que se adelantó con una botella de champán, lista para bautizar el nuevo barco, pero ni siquiera se le había colocado la quilla. La mujer preguntó: "Y ahora ¿que hago?", Kaiser le contestó: "Empiece a balancear la botella, antes de que llegue ya estará colocada".

Para saber más:
Wikipedia
The Liberty ships of World War 2, de Bill Lee
Armed Guard
Liberty Ship
Skylighters