domingo, 23 de julio de 2017

Dunkerque, ¿Victoria o derrota?

Durante la invasión de Francia, los aliados habían imaginado que el ataque principal alemán se realizaría como durante la Primera Guerra Mundial, por Lieja y Namur. Era el mejor terreno para los blindados. Pero los alemanes decidieron atacar por el bosque de la Ardenas con un impresionante ejercito de un millón y medio de hombres y más de 1500 tanques.

El ataque alemán asestó un tremendo golpe a la parte más débil del frente defendida por solo 16 divisiones, cuatro de ellas de caballería, pasando la frontera francesa el 12 de mayo de 1940. En un rápido avance, al día siguiente cruzaron el río Mosa. El 15 sobrepasaron el resto de las defensas francesas que esperaban un gran ataque por la Línea Maginot. A esta velocidad los alemanes podría llegar a París en solo dos días.


Pero los alemanes tenían otros planes. Decidieron cambiar de dirección y dirigirse hacia el Canal de la Mancha recorriendo más de 80 kilómetros en un día. Las divisiones Panzer se dirigieron hacia Calais en un movimiento que partió en dos a las fuerzas aliadas. Calais y Bolonia cayeron en manos alemanas y solo Dunkerque disponía de un puerto que sirviera para la evacuación de las tropas británicas que acudieron en apoyo de Francia. Las Fuerzas Expedicionarias Británicas (BEF). Cuando las tropas de la Wehrmacht llegaron a los suburbios de la ciudad, todo dio un giro inesperado, tanto para los alemanes, que veían a los británicos aniquilados, como para los ingleses que tenían un respiro. Hitler dio la orden de detenerse. Los ataques se reanudaron el 25 de mayo.


Mientras la BEF se replegaba en Dunkerque, la Luftwaffe comenzó el bombardeo del puerto para dejarlo inutilizado. El 19 la Royal Navy se dispuso a comenzar el rescate de las tropas rodeadas y se solicitó a todos los dueños de barcos de recreo a motor que se pusieran as las ordenes del Almirantazgo. Había comenzado la Operación Dynamo, una operación desesperada para evacuar a las tropas que estaban arrinconadas en las playas antes de que los alemanes tomaran Dunkerque. Un papel importante en la Operación Dynamo fue el realizado por la RAF, que evitó que la aviación alemana destruyera por completo a la BEF.

A pesar de las bombas alemanas, el rompeolas seguía siendo útil, lo que permitió a los barcos más grandes rescatar a un buen número de soldados, mientras que el resto fue recogido a través de la playa por barcos más pequeños pilotados por los marinos civiles. Durante la operación se reunió una flota de 848 barcos de lo más variopinta. Barcos británicos, franceses y belgas, de todos los tamaños, desde destructores a yates y botes a motor.


Durante los ocho agónicos días que duró la evacuación se logró rescatar a 340.000 soldados, de los que dos tercios eran británicos. Prácticamente todo su arsenal y equipo quedó abandonado. 9 destructores fueron hundidos y otros 19 dañados.

La Operación Dynamo no se limitó solo a Dunkerque, entre Cherburgo, Brest, Saint Nazaire y Saint Maló se consiguieron rescatar a otros 220.000 soldados. Finalmente se logró rescatar a 560.000, pero solo en tres semanas el ejército alemán hizo prisioneros a más de un millón de efectivos.


Dunkerque fue una dura retirada pero los británicos lo celebraron como si fuera una victoria. Con el tiempo se vio que el rescate fue decisivo, pues se lograron salvar los soldados británicos más experimentados, que volverían cuatro años más tarde para liberar Francia.

Para saber más:
Las arenas de Dunkerque, de Richard Collier
Foro Segunda Guerra Mundial
La Segunda Guerra Mundial, ed SARPE
iHistoriArte

miércoles, 19 de julio de 2017

El diario del gueto

En julio de 1945, Avraham Benkel, que vivió en el gueto de Łódź (Lodz), en Polonia, regresó a buscar su casa en ruinas. Lodz había sido el último de los 200 guetos en la Polonia ocupada por los alemanes que cuando la guerra se acercaba a su fin, las decenas de miles de sus habitantes habían sido deportados a campos de exterminio. Cuando el Ejército Rojo tomó la ciudad en enero de 1945, sólo encontraron a 877 supervivientes que en su mayoría habían permanecido escondidos.


En el edificio abandonado que estaba junto a su casa, Benkel encontró un libro, "Los verdaderos ricos" de François Coppée, en cuyos márgenes un niño anónimo había mantenido un diario de su calvario:
1 de junio de 1944:
Se acaba de terminar mi pan, que tenía que tener para ocho días; hoy es el tercero. Mi fuerza de voluntad está tan debilitado y mi siempre creciente apetito es tan fuerte que no puedo evitarlo. ¿No hay pan, pan suficiente para mí y mis compañeros de sufrimiento en este mundo?
10 de julio de 1944:
Estoy agotado, no tengo más paciencia, mis nervios están deshilachados. Lo que sí tengo es un asco indescriptible hacia el mundo y la humanidad, hacia las masas y las personas, hacia las doctrinas y dogmas. No creo, no creo en ningún cambio en el mundo, no! Cualquier persona que puede hundirse tan bajo como el hombre moderno tiene puede ser nada más que un experimento fallido de la naturaleza, que sin duda se arrepiente!
20 de julio de 1944:
Me siento con tal necesidad de abrir mi diario y escribir con el fin de aliviar mi corazón amargo. Durante el tiempo en que no teníamos literalmente nada para comer, estábamos dispuestos a creer que la aniquilación física de los hombres, mujeres y niños de nuestra nación había apaciguado a la bestia rubia. Pero ahora parece como si ellos hubieran tenido suficiente, y que quieren satisfacer su sed con la sangre de los inocentes.
Se desconoce la identidad, la edad, los antecedentes, la educación, o el destino del muchacho. Con toda probabilidad fue deportado a Auschwitz como los demás judíos de Lodz.

En su entrada fina, sin fecha, escribió:
Dios, ¿por qué permites que digan que tu eres neutral?
¿Por qué no castigas, con toda tu ira, a los que nos están destruyendo?
¿Somos nosotros los pecadores y ellos los justos?
¿Es eso verdad?
¡Seguramente es usted lo suficientemente inteligente como para entender que no es así, que no somos los pecadores y ellos no son los mesías! 
Para saber más:
Salvaged Pages: Young Writers’ Diaries of the Holocaust, de Alexandra Zapruder
Cuerdas del Corazón

viernes, 14 de julio de 2017

La capilla de los italianos

La capilla de los italianos es el único vestigio del Campo 60, donde, en 1942, fueron confinados 550 prisioneros italianos pertenecientes a la División Mantua y al Cuerpo de Blindados capturados en Tobruk y Bengasi, en el Norte de África y enviado a las islas Ocadas (Escocia) para trabajar en la construcción de las Barreras de Churchill, una defensa diseñada tras el ataque del 14 de octubre de 1939 a Scapa Flow donde fue hundido el acorazado británico HMS Royal Oak por el submarino alemán U-47 comandado por Günther Prien. De la tripulación de 1400 marinos del Royal Oak solo se salvaron 833.


En el Campo 60 situado en la isla de Lamb Holm, los prisioneros italianos se alojaban en barracones Nissen, unas construcciones prefabricadas de chapa ondulada, y solicitaron que les permitieran construir una capilla. Gracias al Mayor Buckland, Comandante del campo consiguieron dos de esos barracones. Bajo la dirección del padre Gioachino Giacobazzi, que llego al Campo 60 en septiembre de 1943, y del soldado Domenico Chiocchetti, un artista al que se le atribuye la autoría de una estatua de San Jorge y el dragón situada a escasa distancia de la capilla, unieron los dos barracones y utilizando los escasos materiales de que disponían, como parte del hormigón que usaban para fabricar las Barreras de Churchill, chatarra, restos de barcos encallados y todo lo que caía en sus manos consiguieron erigir esta bellisima capilla.

En el campo 60, además de construir su capilla, los prisioneros realizaban muchas actividades, plantaron flores y colocaron bancos junto a los barracones o representaban obras de teatro. También editaron Il Corriere della Domenica, un periódico del campo.


Debido a la rendición de Italia y el final de la Segunda Guerra Mundial, los soldados fueron repatriados sin finalizar en su totalidad la capilla, aunque si se oficiaron varias misas. Domenico Chiocchetti decidió no volver a Italia y quedarse algunos años para rematar su obra. En la década de los 60 se realizaron algunas reformas y en los 90 se terminó su restauración. En 1992, algunos de aquellos prisioneros que construyeron la capilla volvieron para recibir un homenaje. En 1999 falleció Domenico Chiocchetti. Ese mismo día de organizó una misa en su nombre en su capilla.

Cerca de la capilla se hallan los resto de navíos alemanes hundidos por su tripulaciones al finalizar la Primera Guerra Mundial.


Para saber más:
Foro Segunda Guerra Mundial
Viajes y lugares
La brújula verde
Wikipedia
Dovegreyreader

domingo, 9 de julio de 2017

El sacrificio de más de 70.000 soldados por un engaño

La Operación Monasterio, es una de las historias más desconocidas y fascinantes de inteligencia y espionaje y uno de los momentos clave de la Segunda Guerra Mundial. En varios sentidos fue un engaño más completo que la Operación Fortaleza que pusieron en marcha los aliados antes del desembarco de Normandía y que sembró la confusión entre el alto mando alemán con respecto a dónde y cuando se iba a producir el Día D. La diferencia más dramática está en el coste humano que supuso la Operación Monasterio. Stalin ordenó el sacrificio de más de 70.000 hombres con el único fin de engañar a los alemanes.


La Operación Monasterio comenzó a desarrollarse en el verano de 1941 con el objetivo de infiltrarse en el servicio de inteligencia alemán. El principal agente soviético era Alexander Demyanov. Demyanov consiguió que fuera fichado como agente por el Abwehr (los servicios secretos alemanes) con el nombre en clave de "Max".

A finales de 1942 Max informó al Abwehr de su nombramiento como oficial de comunicaciones adjunto al Cuartel General del Alto Mando soviético en Moscú. A partir de ese momento, la información que enviaba Max a Berlín era tan valiosa, aunque enriquecida con lo que se conoce en el argot de los espías como "pienso para pollos" o información verídica pero carente de utilidad táctica, que convenció a los alemanes de su gran valor como agente infiltrado en el alto mando soviético.

El mayor logro de Max como agente doble fue cuando informó a los alemanes de la Operación Marte, por orden directa de Stalin. El 19 de marzo de 1942, el Ejército Rojo lanzó la Operación Urano, una maniobra de pinza que cogió desprevenida a la retaguardia alemana que sitiaba la ciudad de Stalingrado. Unos días después lanzaron la Operación Marte. Esta operación consistía en lanzar un importante ataque, con seis ejércitos, a unos 150 kilómetros de Moscú, al noroeste. El ataque fue detenido por los alemanes y costó la vida a mas de 70.000 soldados soviéticos y 40.000 alemanes. Esta operación fue un engaño creado por la inteligencia soviética para desviar la atención de la Wehrmacht sobre la Operación Urano. Tan alto coste de vidas fue vital para la derrota alemana en Stalingrado. Un símbolo de la lucha de egos titánicos entre Hitler y Stalin.


Según diversos informes recientemente desclasificados, en 1942, los británicos avisaron a los soviéticos de que tenían problemas de seguridad en su alto mando y al comprobar que los soviéticos no hacían nada por solucionarlo supusieron que Max era un agente doble que trabajaba para Berlín y Moscú. Poco después descubrieron que Max habia pasado información muy completa de la Operación Marte, gracia a la cual los alemanes derrotaron a los soviéticos. Los británicos no entendían como este agente había pasado esa información a los alemanes, para que masacraran a sus compatriotas. En realidad los británicos no estaban informados de la brutal Operación Monasterio.

Para saber más:
La Guerra Secreta, de Max Hastings
El Cultural
El Gran Capitán
Foro Militar General

martes, 4 de julio de 2017

Crímenes japoneses durante la Segunda Guerra Mundial

El ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial cometió un importante número de crímenes contra la humanidad que fueron ordenados por el gobierno y el alto mando del ejército imperial. En el equivalente japonés de los juicios de Nüremberg, celebrada en Tokio en 1946, muchos de los oficiales de alto rango y funcionarios del gobierno fueron declarados culpables de genocidio y crímenes de guerra y ejecutados por ello. Aún hoy es un asunto controvertido, de hecho catorce de ellos todavía tienen un lugar en el Santuario Nacional, dónde se rinde homenaje a los héroes del pueblo japonés.

Algunas de estas infames atrocidades son muy conocidas, como la construcción del ferrocarril de Birmania, llevada al cine en la película "El Puente sobre el río Kwai", que costó la vida de 80.000 a 100.000 malayos y más de 13.000 de prisioneros de guerra aliados en el periodo de 1943-1944. Tambien es conocida la Unidad 731 que llevó a cabo horribles experimentos en China, el sudeste asiático, Rusia y a prisioneros aliados con una cifra total de 250.000 hombres, mujeres y niños, muertos a manos de la esta oscura unidad.


En enero de 1942, en Malasia, durante la batalla de Muar la 8ª División Australiana y la 45ª Brigada de Infantería de la India fueron superados en número y tuvieron que retirarse. Cerca del puente en Parit Sulong, fueron rodeados por los japoneses. Tras dos días de intensos combates se quedaron sin municiones y víveres. Los mandos aliados dieron la orden de dispersarse en la selva, pero, entre 150 y 300 australianos e indios estaban demasiado gravemente heridos para poder moverse, y su única opción era rendirse para tener una oportunidad de sobrevivir. Las tropas japonesas maltrataron a los prisioneros heridos golpeándolos con las culatas de los rifles y fueron atados en grupos con alambre, los colocaron sobre el puente y ejecutaron de sólo disparo a uno de ellos para que pudiera servir como lastre para que el resto se ahogara. Otros cuerpos fueron apilados, les vertieron gasolina y les prendieron fuego.

El incidente del SS Shinyo Maru, un barco de transporte, se produjo el 7 de septiembre de 1944. El buque transportaba alrededor de 750 prisioneros de guerra a Manila. Estos barcos eran llamados "Naves del Infierno", debido a sus condiciones extremadamente difíciles de vida y la crueldad de la tripulación.


El buque y su escolta fueron descubiertos por un submarino estadounidense, el USS Paddle, que lanzó un ataque con torpedos, sin percatarse de que había prisioneros de guerra a bordo. El comandante japonés fue informado de una posible presencia de submarinos y ordenó la ejecución inmediata de todos los presos a bordo si el barco era atacado. Dos torpedos alcanzaron al Shinyo Maru, y el barco empezó a hundirse. Algunos prisioneros lograron escapar de la nave, pero más tarde fueron asesinados por una misión de rescate japonés que encontró a los marineros supervivientes. De los 750 prisioneros de guerra aliados, 668 fueron ejecutados, y sólo 82 lograron escapar.

La conocida como marcha de la muerte de Sandakan hace referencia a una serie de marchas forzadas que se produjeron en 1945, en la que los soldados supervivientes del campo de prisioneros de Sandakan en la isla de Borneo se vieron obligados a marchar hasta que murieron 2345 prisioneros de agotamiento, deshidratación y enfermedades.
El campo de prisioneros de Sandakan fue construido en 1942 para albergar prisioneros de guerra australianos y británicos donde eran sometidos a trabajos forzados en la construcción de un aeródromo, golpes, malnutrición y sin recibir ninguna ayuda médica.


No solo los soldados aliados sufrieron los criminales maltratos de parte de las tropas japonesas. Un ejemplo de ello es el ocurrido durante la revuelta de Jesselton, un levantamiento multiétnico en la isla de Borneo cuando fue ocupada en octubre de 1943. La resistencia fue una fuerza guerrillera formada principalmente por las poblaciones indígenas Suluk y otras de origen chino. Los rebeldes estaban armados principalmente con lanzas y espadas de Indonesia llamados parang, con prácticamente ningún arma de fuego. La Guardia Imperial japonesa aplasto la insurrección e inmediatamente después se puso en marcha una campaña de genocidio contra la población Suluk, como castigo por haber participado en el levantamiento.
La infame Kempeitai, cuyos métodos de tortura e interrogatorio eran muy similares a la Gestapo alemana, llevó a cabo la matanza sistemática de la Suluks mientras perseguía a los restos de los guerrilleros chinos. Entre 3.000-4.000 de Suluks fueron decapitados a machetazos y quemaron sus aldeas hasta el punto de que los indígenas fueron exterminados casi por completo.

Durante la guerra el ejército japonés impuso una estrategia de tierra quemada, especialmente en china. Esa política fue conocida como "Los Tres Todos" "matar a todos, quemar todo y saquearlo todo". Purgas de este tipo son el caso de Nankin, llevada a cabo entre 1937 y 1938, que se cobró la vida de más de 300.000 civiles chinos; la matanza de Singapur que duró del 18 de febrero al 4 de marzo de 1942 y causó la muerte de casi 100.000 personas; la llevada a cabo entre el 9 y el 12 de marzo de 1943 en Changjiao se cobró la vida de 30.000 personas y ha sido tristemente famosa por porque el alto mando del ejército, a las ordenes del Mariscal de Campo Shunroku Hata, aprobó una campaña de violación masiva que afectó a miles de mujeres. Muchas de esas mujeres, llamadas "mujeres de confort", de todas las edades fueron raptadas,trasladadas con las tropas y sometidas a continuas violaciones por parte de los oficiales y soldados nipones. Estas pobre mujeres vivieron en condiciones infrahumanas, sin asistencia médica lo que provocó multitud de muertes.


La capital de Flilipinas, Manilla, también sufrió una masacre. Entre febrero y marzo de 1945, el Ejército de los Estados Unidos y el Ejército de la Commonwealth avanzaron hacia la ciudad para expulsar a los japoneses. Viéndose acabados, durante los momentos de calma en la batalla por el control de la ciudad, los japoneses bajo el mando del general Yamashita descargaron su rabia y frustración contra la población civil. Mutilaciones, violaciones y matanzas ocurrieron en escuelas, hospitales y conventos.
Muchas mujeres manileñas, muchas de ellas de 12 a 14 años de edad, fueron llevadas a un hotel de la ciudad, donde fueron repetidamente violadas. El número total estimado de bajas civiles fue de más de 100.000, y la ciudad quedó totalmente destruida.


En 1942, la Fuerza Aérea estadounidense planeó la construcción de pistas de aterrizaje clandestinas en territorio chino no ocupado por Japón. Estas pistas de aterrizaje serian plataformas de aterrizaje para los bombarderos estadounidenses de Doolittle que bombardearían territorio japonés desde el portaaviones USS Hornet. Pero debido a que el ataque se tuvo que realizar antes de lo previsto, la mayor parte de los aparatos se quedó sin combustible y se estrellaron en las provincias de Zhejiang y Jiangxi. Los 64 aviadores que sobrevivieron se escondieron entre los civiles chinos que les proporcionaban refugio. De los 64, ocho fueron capturados y ejecutados casi inmediatamente por los japoneses. En la búsqueda de los aviadores estadounidenses restantes, los japoneses llevaron a cabo una búsqueda exhaustiva con la ejecución, el saqueo y la quema de pueblos enteros como un acto de venganza por ayudar a los estadounidenses. El resultado fue devastador: 250.000 civiles chinos asesinados. El comandante en jefe en ese momento era el Mariscal de Campo Shunroku Hata, que en 1948, fue condenado a cadena perpetua, pero fue puesto en libertad condicional sólo seis años después, en 1954. Hasta su muerte en 1962, fue una figura pública respetada

Estos son algunos de los crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial por los japoneses, pero que fueron más benévolamente tratados por los aliados que los nazis en sus respectivos juicios por crímenes de guerra, teniendo en cuenta que además cometieron numerosos actos de canibalismo con los prisioneros o con sus propios soldados caídos.

Para saber más:
Xinhua
Wikipedia
Pacific War
List Verse
Enki Village
Csee.Umbc
Unit731
Zzwave

domingo, 25 de junio de 2017

Los errores alemanes en el Día D

Mientras que las operaciones del Día D de los Aliados no fue exactamente como estaba previsto, fue aún peor para la Alemania nazi.

El principal error fue la falta de independencia de Erwin Rommel. A pesar de que fue el principal responsable de la defensa de Normandía, Rommel, jefe del Grupo de Ejércitos B, no era el "comandante supremo" en el lado alemán, como Eisenhower lo era en el lado de los Aliados. Rommel estaba bajo el mando del Mariscal de Campo Gerd von Runstedt y, en última estancia de Adolf Hitler. Por otro lado la Kriegsmarine, la Luftwaffe, y las SS se hallaban más allá del control de Rommel.


Varios comandantes alemanes claves estaban ausentes de sus puestos durante las primeras horas críticas de 6 de junio de 1944. Creyendo que los Aliados no invadirían durante una violenta tormenta en el Canal de la Mancha. E l5 de junio, el almirante Theodor Krancke, comandante naval en el oeste, estaba de camino a Burdeos. El Mayor General Edgar Feuchtinger, comandante de la 21 ª División Panzer, se dirigía a París para ver a su amante; el comandante de la batería de Merville en el flanco oriental de la zona de invasión estaba en la cama con la suya. Rommel había dejado Normandía para un viaje de regreso a Alemania para el 50 cumpleaños de su esposa; El general Friedrich Dollmann, al mando del 7º Ejército en Normandía, había dejado su cuartel general para asistir a un ejercicio de juegos de guerra en Rennes, al igual que el general Heinz Hellmich, comandante de la 243ª División.

Otro gran error fue fomentado por los espías Aliados, en los que el principal agente era Joan Pujol; alias Garbo. Debido a falsas informaciones, los alemanes habían asumido que los desembarcos aliados vendrían en el Pas de Calais, ya que Calais estaba a sólo 20 millas del sureste de Inglaterra y se encontraba más próxima a la frontera alemana. También contribuyó al engaño la Operación Fortaleza.



Incluso después de que comenzara la invasión, los alemanes todavía creían que Normandía no era más que una distracción y que la verdadera invasión tendría lugar en Calais, debida a la Operación Fortaleza en la que Patton jugaba un importante papel. Patton había urdido un plan de engaño casi perfecto en el que se había creado una fuerza ficticia con tráfico falso radio y cientos de tanques, camiones, lanchas de desembarco, y aviones falsos en el sureste de Inglaterra, donde la gran fuerza sería descubierta por los aviones de reconocimiento alemanes. La presencia de Patton y la fuerza ficticia cerca de Dover convencieron aún más a los alemanes que la invasión tendría lugar en Calais.

Hitler, por otro lado, emitió una directiva a las fuerzas blindadas alemanas, que le ordenaba que se mantuvieron muy por detrás de las playas y sólo podían ser desplegadas por su orden personal. Para agravar la situación, Hitler, el 5 de junio, se había ido muy tarde a la cama y dio órdenes de que no fuera despertado. Su personal obedeció ciegamente ese orden y cuando Hitler finalmente se despertó, ya era demasiado tarde para detener la invasión.

Los alemanes no tenían capacidad para una predicción del tiempo fiable pues habían perdido sus barcos meteorológicos en el Atlántico Norte y la estación meteorológica en el norte de Labrador y la de Terranova, se quedó sin energía. Por ello los alemanes eran incapaces de ver la breve "ventana" que se produjo y que los aliados habían visto.



Respecto a la defensa de la costa también hay que tener en cuenta que muchas de las unidades costeras alemanas se compone de soldados reclutados en los países ocupados que no tenían ninguna intención de morir por Hitler y se rindieron con relativa facilidad. Por otro lado, depender tan fuertemente de defensas estáticas los alemanes había perdido la movilidad que necesitan para responder a la necesidad de cubrir huecos en las defensas.

A excepción de unas pocas y pequeñas unidades, la marina alemana estuvo ausente en el Canal de la Mancha, permitiendo que la gran fuerza naval aliada cruzara el Canal prácticamente sin obstáculos. La aviación alemana ya no tenía el control de los cielos. Varios escuadrones de cazas de la Luftwaffe en Francia se habían movido lejos del alcance de las playas de Normandía. Sin el control del aire, Alemania estaba condenada.

Para saber más:
General Patton
Le 70e
The Arts Desk
Stimulated Boredom

martes, 20 de junio de 2017

El faro del Duce

En una colina entre las villas, de la región italiana de Emilia-Romagna, de Mendola y Predappio, lugar de nacimiento de Benito Mussolini se eleva la "Rocca delle Caminate", una arcaica fortaleza del siglo XI, que estuvo totalmente abandonada hasta la década de 1920.
Regalada a Benito Mussolini, ordenó su total reforma hasta transformarla en un fortín elevado, de planta rectangular con altos muros con almenas del que destaca una alta torre y convertirlo en la residencia de verano del Duce, con 1000 metros cuadrados de edificación y una finca de 7 hectáreas.


La edificación no solo era un lugar de solaz veraniego, en sus lúgubres mazmorras fueron recluidos numerosos partisanos, muchos de ellos torturados hasta la muerte, como el comandante de la Resistencia italiana Antonio Carini que murió arrastrado por un automóvil el 13 de marzo de 1943. El 28 de septiembre 1943 se celebró, presidido por Mussolini, el primer Consejo de Ministros de la que será la efímera República Social Italiana, conocida también como República de Saló, para nombrar a los responsables del nuevo gobierno fascista tras la rendición a los aliados del rey Victor Manuel III y la destitución de Mussolini. Todo en un intento desesperado de recuperar el control del norte de Italia con el apoyo de Hitler.

La torre de la Rocca delle Caminate servía como faro para anunciar la presencia del Duce, Benito Mussolini en la fortaleza. El faro de cuatro metros de alto y más de 3 de ancho fue construido por una firma francesa, que se dedicaba a relojes monumentales y que en el siglo XIX comenzó a fabricar faros. En Europa aún están en funcionamiento varios de ellos.
Inaugurado en octubre de 1927, era una potente luminaria de 8000 candelas, equivalentes a  unas 60 bombillas de 100w, con los colores de la bandera italiana, verde, blanco y rojo, que se podía ver desde más de sesenta kilómetros.

Cuando Mussolini fue finalmente capturado y ajusticiado por el pueblo y expuesto, junto a su amante Clara Petacci en una gasolinera de Milan, la fortaleza de la Rocca delle Caminate quedó abandonada durante décadas, pasando a ser propiedad de la Provincia de Forlì-Cesena que decidió rehabilitarla, invirtiendo más de 4 millones y medio de euros y reservando parte del edificio para el uso académico de la Universidad de Bolonia. El mobiliario fue vendido o expoliado a excepción del despacho de Mussolini que es utilizado aún por el alcalde de Predappio.


El faro, partiendo de los planos originales, fue recuperado por el Laboratorio de Restauración de Ravenna y aunque inicialmente no se restauró su funcionalidad, la reactivación del faro por parte del consistorio de Meldola, con el apoyo del resto de los municipios de la provincia, ha levantada la polémica ante la posibilidad de que el lugar se convierta en centro de peregrinaje de nostálgicos del antiguo régimen y los neo-fascistas italianos, herederos de los viejos "camisas negras" de Mussolini,

Para saber más:
Rocca delle Caminate
Wikipedia
La Razón
Romagna Noi
MМОЯ ИТАЛИЯ

miércoles, 14 de junio de 2017

Un negro en Mauthausen

Se sabe que a los campos de concentración y de extermino nazis fueron deportados millones de personas, la mayoría judíos, pero también gitanos, testigos de Jeová, homosexuales o negros. En el campo de Mauthausen, conocido como el "Campo de los Españoles", estaba Carlos José Grey Key.


Carlos José era un español hijo de ecuatoguineanos, por entonces Fernando Poo, nacido en Barcelona en 1913, que en la Guerra Civil Española luchó en el bando republicano y que tras la derrota de la República tuvo que huir a Francia, donde se unió a la Resistencia con la invasión del país por las tropas alemanas en 1940. Un años después fue capturado y enviado al campo de concentración austriaco de Mauthausen dónde fue internado como el deportado 5124.

Mauthausen era un campo en el que se aniquilaba a los confinados a través del trabajo esclavo en una cantera de granito a los que los nazis consideraban enemigos del Reich. Una de la formas más crueles de asesinato era empujar a los internos desde lo alto de la cantera, en los que los SS llamaban irónicamente la "pared del paracaidista". De los cerca de 8.000 españoles que fueron deportados a Mauthausen, menos de un tercio de ellos sobrevivió.


Según cuenta Joaquim Amat-Piniell, en su novela sobre su estancia en el campo, K. L. Reich, entre la multitud destacaba un punto negro. Era un muchacho barcelonés nacido en el África española. Aquel muchacho no era únicamente bello, sino hasta culto. Hablaba varios idiomas, entre ellos el alemán.
El comandante del campo, Franz Ziereis, lo obligó a trabajar como criado vestido con el uniforme real yugoslavo y el triangulo azul de los apátridas, como una manera de humillarlo por su color de piel, pero eso fue lo que quizá le salvo de morir en la cantera, como muchos otros.
Cuando el jefe de las SS, Heinrich Himmler, visitó el campo en 1941, el comandante del campo presentó Grey a de un modo inhumano y cruel. Como "un negro español que vivía en España y que su padre era caníbal y comía carne humana".


Una de las únicas tres fotos que hay de el en Mauthausen le hace parecer uno de los negativos que rescató el español Francesc Boix y que fueron de gran importancia en los juicios de Núremberg a los altos cargos nazis.

Carlos José Grey Key consiguió sobrevivir a las dura condiciones de Mauthausen. Poco se sabe de el, salvo que se casó y tuvo dos hijos. Falleció en Francia en 1982, dónde vivió tras ser liberado el campo.

Según un grupo de investigadores austriacos Greykey no fue un caso aislado y que hubo al menos otros 157 prisioneros de origen africano o afrocaribeño en Mauthausen.

Para saber más:
Afroféminas
Españoles en el holocausto: vida y muerte de los republicanos en Mauthausen, de David W. Pike
K. L. Reich, de Joaquim Amat-Piniell
El Diario
Wikipedia

sábado, 10 de junio de 2017

Lectura recomendada: La Guerra de la Infantería Alemana

Combate y genocidio en el Frente del Este. Con este subtitulo, La guerra de la infantería Alemana, 1941 -1944 de Jeff Rutherford aborda a través de sus 597 páginas la importancia de la infantería de la campaña llevada a cabo por la Wehrmacht en la Unión Soviética y aporta una nueva visión sobre los combates y las políticas de ocupación, desde el inicio de la campaña hasta los combates en Leningrado o la bolsa de Demiansk, y los llevados a cabo 1943 y 1944. Una muestra intensa la brutalidad de la guerra alemana en el Frente del Este.

La Wehrmacht utilizó 139 divisiones para invadir la Unión Soviética en la Operación Barbarroja, de las que 107 no eran mecanizadas y dependieron casi exclusivamente de mulas y caballos para el transporte de los suministros. Lo que muestra la importancia de la infantería incluso en una guerra moderna. Fue el infante el que llevó en sus hombros lo peor de la guerra y el que sufrió el mayor desgaste, sobre todo de la unidades blindadas soviéticas y el acoso implacable de los grupos de partisanos. Mientras la unidades blindadas avanzaban ellos se debían ocupar de limpiar las ciudades y ocuparlas, lo que trajo consigo importantes problemas en una guerra que se esperaba corta.


Rutherford, uno de los los más prestigiosos historiadores sobre la Wehrmacht en el Frente del Este, se centra en las 121ª, 123ª y 126ª, tres divisiones de infantería, que lucharon en Rusia y estudia sus métodos de combate y ocupación con la finalidad de comprender no solo que políticas y actuaciones llevó el ejército y sus tropas en la Unión Soviética y porque lo hicieron.

Las tres divisiones las ha elegido Rutherford porque fueron movilizadas en octubre de 1940 y tuvieron sus primera acciones durante la Operación Barbarroja. Cada una de ellas eran unidades convencionales formadas con mandos de los mismos distritos militares y la mayor parte de los soldados procedían de reclutamiento de civiles. Las divisiones reclutó a casi todos sus efectivos en zonas concretas. la 121ª en el este de Prusia, la 123ª en Berlín Brandemburgo y la 126ª de Renania-Westfalia. Zonas muy diferentes entre si. Las tres divisiones lucharon casi toda la guerra en el Grupo de Ejércitos Norte, el que menos atención ha tenido por parte de los historiadores, con la excepción del asedio a la ciudad de Leningrado.

Esta obra, se centra en el "imperativo militar" de las acciones de la infantería sobre la población de la Unión Soviética, sin profundizar en las consideraciones políticas y raciales nazis. De este modo se complementa perfectamente con el ensayo "El Ejercito de Hitler" de Omer Bartov, del que ya hice una reseña en el blog.

La Esfera de los Libros nos permite leer las primeras páginas. La guerra de la infantería Alemana, 1941 -1944. Encuadernado en Tapa dura y sobrecubiertas, se puede adquirir en librerías por 29.99€.

Para saber más:
La Esfera de los Libros
Hislibris

martes, 6 de junio de 2017

Los soldados coreanos del día D

El 6 de junio de 1944 varios soldados coreanos fueron capturados luchando en el ejército alemán y muestra tanto la naturaleza global de la Segunda Guerra Mundial como la desesperada necesidad de mano de obra que Alemania necesitaba para el esfuerzo de guerra.  
Tal vez hasta una docena de coreanos que sirvieron en el ejército alemán más tarde fueron hechos prisioneros por soldados estadounidenses durante la defensa, contra la invasión de los Aliados, de la playa de UtahFormaban parte del Ostbatallion 43 de la Whermatch que estaba formado casi en su totalidad por soldados asiaticos. Tras los duros combates del día el batallón quedó practicante aniquilado.



Para ese momento de la guerra, Alemania dependía cada vez más de la mano de obra de sus territorios ocupados para cubrir su necesidad de reservas. Una gran mayoría de los hombres capturados luchando en diversos ejércitos que eran igualmente hostiles a los comunistas, al igual que los nazis, formaron unidades que eran enviadas normalmente a los territorios ocupados como reservas.En estas unidades se encontraba un gran contingente de soldados de los territorios satélite de la Unión Soviética, como Ucrania o Estonia. Ahí es donde estos coreanos fueron reclutados, después de luchar con los soviéticos en la defensa de la ciudad de Kharkov en 1943. Anteriormente, habían sido hechos prisioneros por los soviéticos, mientras luchaban en en ejército japonés en la batalla de Khalkhin Gol en Siberia, en 1939. Antes de eso, lo más probable es que fueran reclutados por los japoneses en 1938 durante la ocupación de Corea o Manchuria.  


Uno de estos hombres es Yang Kyoungjong que tras sobrevivir a la guerra y se quedó a vivir en Estados Unidos. El destino de los otros es desconocido, pero es muy posible que fueron reclutados de nuevo para luchar por una de las dos Coreas después de la división de ese país. En 2011 se estrenó la película My Way, basada en parte en su historia.

Para saber más:
Zweiterweltkrieg
Metapedia
Memoria Blau
Film Affinity

martes, 30 de mayo de 2017

Tras los restos del pasado nazi de Berlín

Cuando Alemania firmó la rendición a los aliados el día 7 de mayo de 1945 se hizo necesaria una estructuración del país y de la sociedad alemana que borrara todo rastro del nacionalsocialismo, en lo que se conoce como desanazificación.
Han pasado ya más de 70 años y Berlín es una ciudad cosmopolita, multicultural y llena de vida. Su oscuro pasado ha quedado prácticamente atrás, pero aún guarda algunos restos del III Reich y hasta una reproducción del búnker de Hitler se ha convertido en una atracción turística que atrae a cientos de turistas cada día.


Nuestro recorrido parte de la calle Wilhelmstrasse, en el centro de la ciudad, donde podemos ver varias placas explicativas. En esta emblemática calle, la avenida Unter den Linden hasta la calle Stresemannstrasse, estaban situados la mayor parte de los edificios administrativos del III Reich. En el número 8 estaba situado el Ministerio de Propaganda de Goebbels, en el 73 estaba la Oficina de Asuntos Exteriores y en el 72 el Ministerio de Agricultura, que aún sigue siéndolo, aunque es un edificio nuevo. Es en los número 81 al 85 donde podemos ver la única construcción nazi de la calle que continúa en pie y que en la actualidad es el Ministerio de Hacienda. Durante la Segunda Guerra Mundial albergaba el Ministerio de Transporte Aéreo. Prácticamente toda la calle resultó arrasada entre 1944 y 1945, salvo este edificio. En uno de los laterales del edificio podemos encontrar una porción del muro que dividía la ciudad en dos sectores.

Detrás del edificio del Ministerio de Hacienda se encuentra la exposición “Topografía del terror”, sobre lo que fue la sede de la Gestapo y las SS. Es una excelente exposición de documentos fotográficos, escritos y audiovisuales, en un lugar donde el estado aplicaba su dura represión.


Pasamos a la calle Cora-Berliner-Strasse, donde nos encontramos el Memorial del Holocausto. A continuación están lo que fueron el Ministerio de Propaganda y la Cancillería nazi. Detrás nos encontramos la exposición "Mythos Germania", que nos muestra el megalómano proyecto de Hitler de convertir Berlín en Germania, la capital del III Reich que duraría mil años..
A escasa distancia, nos hallamos ante una placa explicativa que marca el lugar donde antes estaba situado el Führerbunker, donde Hitler pasaría sus últimas horas. En la actualidad es un parking.

Por supuesto, el punto más emblemático del pasado del III Reich (construida en 1791), es la Puerta de Brandemburgo, que se encuentra en la Plaza de París. Muy próximo se encuentra Reichstag, donde se pueden ver grafitis realizados por los soldados del ejército rojo después de tomar la ciudad y la Potsdamer Platz. Desde la Puerta de Brandemburgo podemos tomar la avenida Unter den Linden para llegar a la Bebelplatz en la que podemos ver un monumento enterrado que recuerda la quema de libros que se llevaron acabo en ese mismo lugar el 10 de mayo de 1933 y donde está la Biblioteca Nacional.


Alejándonos del centro podemos ver el aeropuerto Tempelhof, convertido en un parque y el Estadio Olímpico de Berlín, que aún está en uso. Tambien podemos visitar el Berlín subterráneo gracias a Berliner Unterwelten que organiza recorridos guiados por el subsuelo de Berlín. Muchos de esos lugares están directamente relacionados con la Segunda Guerra Mundial y la guerra fría.

Para saber más:
Crónicas de Viajes
Disfruta Berlín
El Confidencial
Third Reich Ruins
Periodistas Viajeros
Vive Berlín
Vera Tours

domingo, 21 de mayo de 2017

El automóvil que Hitler regaló a Franco

El Mercedes 540 G4 no era un automóvil normal. El G4 disponía de una de las mecánicas más avanzadas de la época, como la tracción permanente a su dos ejes traseros. Era un símbolo de la superioridad tecnológica de Alemania.

El Mercedes 540 G4 era un un vehículo exclusivo. Tan solo se fabricaron 57 unidades entre 1933 y 1939 y eran de representación. Goering y Himmler, entre otros tenían uno. Hitler dispuso de al menos dos de ellos que tenían el asiento del copiloto plegables para que Hitler pudiera estar de pie con más comodidad, usados durante los desfiles por la anexión de Austria y Checoslovaquia antes de que comenzara oficialmente la Segunda Guerra Mundial.


Hitler regaló dos unidades al dictador italiano Benito Mussolini y al español Francisco Franco en diciembre de 1940 por su cumpleaños.
El Mercedes llegó a España por el puerto de Barcelona y llegó a Madrid circulando por carretera. El embajador alemán en Madrid Eberhard von Stohrer, que tambien organizó la visita de Himmler a España y el encuentro entre Franco y Hitler en Hendaya. se lo entregó a en una ceremonia junto a un juego de seis maletas exclusivas fabricadas a mediada por Karl Baisch y un juego de cadenas de nieve.
A Franco no le gustaba especialmente y apenas lo utilizó. Quizás en un par de cacerías.


A la muerte de Franco en 1975 el Mercedes 540 G4 pasó a la Casa Real. Entre 2001 y 2004 el automóvil fue sometido a un exhaustivo proceso de restauración en el Mercedes Benz Classic Center de Fellbach, Alemania. Mercedes, que no dispone de ninguna unidad del G4, decidió restaurarlo sin coste alguno para la Casa Real Española. Según se cuenta Mercedes ofreció un cheque en blanco por el coche.

En la actualidad el G4 es propiedad de Patrimonio Nacional y se encuentra expuesto al público en la Sala Histórica de la Guardia Real en el Cuartel del Rey del Palacio del Pardo, en Madrid.


Con casi 6 metros de largo y 3840 kilogramos, el G4, matricula M-4200-AD, tiene un motor de 5,4 litros, 8 cilindros y 115 CV, que tiene un desmesurado consumo de 38 l/100 en todo terreno y 28 l/100 en carretera por lo que dispone de dos depósito de gasolina con un total de 98 litros. Su velocidad máxima es de 67 km/h condicionada por sus neumáticos todo terreno.

Su peculiar configuración de seis ruedas, no lo convertía en un todo terreno total ya que solo llevaba tracción a las cuatro ruedas traseras, siendo un 4x6. Tambien está equipado con una caja de cambios con reductora, frenos hidráulicos y servodirección La letra G corresponde a Geländewagen (vehículo todoterreno) y el 4 a la cuarta serie de 5 de las que se llegaron a fabricar. El color gris es el Wehrmacht original. Mercedes confirmó el escaso uso que había tenido el G4, y certificó que es único que se encuentra en su estado original.



Solo otros dos G4 originales quedan en la actualidad. Uno de los que usó Hitler en sus desfiles triunfales es propiedad del Sinsheim Auto & Technik Museum, que lo devolvió a su aspecto original tras ser transformado en un coche de bomberos tras la guerra, y el otro se encuentra en Estados Unidos y se ha usado en diversas películas, como La Noche de los Generales.

Para saber más:
Mercedes Benz Type G4 (W31): The Ultimate Study. de Lewis Pershing
Wikipedia
Diario Motor
Noticias Coches
Guardia Real
Historia de Iberia Vieja
Coches.net

miércoles, 17 de mayo de 2017

Las heroínas de Pearl Harbor

Existen cientos de fotografías sobre el ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, entre la que se encuentra una en la que aparecen un grupo de mujeres luchando para sofocar el fuego provocado en uno de los barcos. Pero esa fotografía, aunque fuese tomada en Pearl Harbor, no fue tomada el 7 de diciembre de 1941.

La única superviviente de aquel grupo de mujeres, Katherine Lowe de 97 años de edad (es la segunda de la derecha) dijo en una ocasión a la cadena de televisión NSBC que no sabía que hubieran usado la foto como símbolo del coraje y entrega en aquel nefasto día.


Lowe, junto a sus compañeras, decidió alistarse para realizar trabajos como bombera, para lo que recibieron entrenamiento específico y fue uno de esos momentos en el que realmente se debió tomar la famosa fotografía. Según el testimonio de Lowe la mañana del 7 de diciembre, cuando se produjo el ataque, iban paseando a la iglesia, que se encontraba fuera de la base y allí se quedaron hasta que, por fin, terminó el raid. Una investigación realizada a raíz del descubrimiento ha revelado que realmente todas las personas que pertenecían al Departamento de Bomberos de Honolulu aquel 7 de diciembre eran hombres y que tres de ellos murieron durante el ataque de aquel fatídico 7 de diciembre.

Otra imagen tomada probablemente el mismo día
Durante 70 años la imagen se ha mantenido como un icono de la importante aportación femenina durante la Segunda Guerra Mundial, donde realizaron un trabajo excepcional para el esfuerzo de guerra mientras los hombres luchaban en los campos de batalla de África, Europa o las islas del Pacífico.

Para saber más:
News Yahoo
MSNBC

viernes, 12 de mayo de 2017

La personalidad de Hitler según la inteligencia norteamericana

En 1943, la Oficina de Servicios Estrategicos (OSS) encargó al psiquiatra Henry A. Murray que estudiara la personalidad de Adolf Hitler para tratar de predecir su comportamiento, durante el conflicto y ante la derrota de Alemania.


En su informe de 229 páginas, "La personalidad de Adolf Hitler" Murray describió a Hitler como un paranoico "total" que era "incapaz de mantener relaciones humanas normales" y que "es imposible esperar de él ninguna piedad", escribió Murray.

Hay otras ideas más reveladoras de la personalidad de Hitler, según la OSS eran que Hitler sufría de sentimientos intolerables de inferioridad, derivado en gran medida de su apariencia física, frágil y enfermiza durante su infancia. También indica que "Nunca hizo ningún trabajo manual, nunca participó en deportes y fue rechazado como no apto para el servicio militar en el ejército austriaco".

Gran parte de su ira se originó a partir de un grave complejo de Edipo que cuando niño, se desarrolló tras ver accidentalmente a sus padres teniendo relaciones sexuales. Hitler, que era sumiso ante su padre, lo veía como un enemigo que gobernaba la familia "con la gravedad y la injusticia de un tirano" De acuerdo con el informe, Hitler tenía envidia del poder masculino de su padre y soñaba con humillarlo para restablecer "la gloria perdida de su madre."


También según el informe de Murray, sufría de indecisión y se derrumbaba bajo presión. Incluso en la cima de su poder, Hitler sufría de colapsos emocionales frecuentes de mala conciencia. "Tiene pesadillas debidos a su mala conciencia, y los tiene por largos períodos cuando la energía, la confianza y el poder de decisión lo abandonan".

Según Murray, las reacciones de Hitler ante la desesperación seguían este patrón:
En primer lugar estallaba con un arrebato emocional y enojo acusatorio que termina en lágrimas y auto-compasión. Continuaba con períodos de inacción, agotamiento, melancolía e indecisión.
Seguido de horas de abatimiento agudo y pesadillas inquietantes. Dando lugar a horas de recuperación.
Y, por último tomaba una decisión segura y decidida para contraatacar con gran fuerza y ​​crueldad. La evolución de estos cinco pasos podría durar desde 24 horas hasta varias semanas.


Hitler fue descrito, en el informe de Murray, como un "masoquista de pleno derecho", que humilló y abusó de sus parejas y que era "incapaz de consumar de una manera normal", según viejas parejas sexuales contaron a Murray. También Murray cuenta que "cuando era un niño de doce años, Hitler fue obligado a participar en un experimento sexual con una niña; y más tarde, pareció haber desarrollado syphilofobia, un miedo anormal a la contaminación de la sangre con sífilis a través del contacto con una mujer". En 1895 Freud sugirió que Hitler fuera internado en un sanatorio.

Murray explica que los judíos eran claramente un grupo demográfico para que Hitler proyectara sus frustraciones y errores personales, porque "no se defienden con puños y armas". Los judíos eran, por tanto, un objetivo fácil al que podía culpar de casi cualquier cosa, incluyendo los efectos desastrosos del Tratado de Versalles. La imagen de los judíos que proyectaba estaban asociados con varias de las aversiones de Hitler, como los negocios, el materialismo, la democracia, el capitalismo y el comunismo. Estaba ansioso por despojar a los judíos de su riqueza y poder.

Mientras que el líder nazi era conocido por ofrecer un apretón de manos débil con las palmas "húmedas y pegajosas" su presencia fue descrita como "hipnótica" en el análisis de Murray. Los ojos los describe Murray como "muertos e impersonales". También señala que el Führer tenía una "altura ligeramente por debajo de la media, entradas en el cabello, labios delgados, y manos notablemente bien formadas".

El informe también habla sobre lo exigente que era sobre su comida.

Para saber más:
Analysis of the Personality of Adolph Hitler
Psicología Clinica
ABC
History
Business Insider

miércoles, 10 de mayo de 2017

War and Peace Concentration

Los próximos días 20 y 21 de mayo tendrá lugar la I edición de “War and Peace Concentration” en el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa. Este evento se unen, por primera vez, la recreación histórica sobre la Segunda Guerra Mundial y la novela bélica en España, gracias a la unión entre El Museo de la Batallas de las Navas de Tolosa y El Certamen Internacional de Novela Histórica “Ciudad de Úbeda”.


En esta primera edición se recreará la “Operación Varsity” de marzo de 1945, la última de las grandes operaciones aerotransportadas de la Segunda Guerra Mundial llevada a cabo por tropas paracaidistas británicas y norteamericanas. Aquí se pueden ver algunos de los escenarios de la recreación.
Diversos grupos de recreación histórica de toda España, participarán en la recreación que se realizará en los alrededores del Museo y el Parque Natural de Despeñaperros. Está confirmada la participación "6º Commando", "Lleida Paratroops", "Blue and Grey 116", "RCR" y la "I SS Pz Div. Leibstandarte".

Las actividades de "War and Peace Concentration" también tendrá lugar una bolsa de militaria de vendedores y coleccionistas.


Respecto a los actos relativos a la novela histórica, a lo largo del fin de semana, varios autores del género debatirán sobre un género que tanto auge tiene en Europa y que en España poco a poco va creciendo. De este modo se quiere poner la primera piedra de un espacio propio dedicado a este tipo de literatura. Se espera que algunos autores se impliquen en las actividades de recreación.

Para más información y nuevas actualizaciones sobre el evento a través de la web principal del Certamen.

Para saber más:
Certamen Internacional de Novela Histórica 'Ciudad de Úbeda'

lunes, 8 de mayo de 2017

¿Eva Braun al desnudo?

En 2016 aparecieron dos fotografías en las que aparece una hermosa mujer, ejemplo de la belleza aria, desnuda en un día campestre junto a un lago. Esto no pasaría de una simple anécdota a no ser por su extraordinario parecido con la compañera del Führer de Alemania, de 1933 a 1945, Adolf Hitler.

Las fotografías encontradas en un desván y adquiridas a un anticuario por el coleccionista austriaco Bernard S., claramente de Eva Braun, tras estudiar todas las imágenes de Eva Braun que ha podido encontrar.
La primera de las instantáneas tiene escrito detrás: "En la playa aislada en el lago Wolfgang. De agosto de 1943". El lago se encuentra en Austria, a una treintena de kilómetros de Salzburgo y del Berghof, la residencia de vacaciones de Hitler de Baviera en Berchtesgaden,


En la parte posterior de la segunda foto se puede leer: "Una instantánea. Un hermoso día en el Lago Negro". En la orilla se puede ver un zapato blanco, muy parecido a un par que Evan Braun llevaba en una ocasión en el lago Koenigsee, muy cerca de Berchtesgaden, cuando fue fotografiada haciendo ejercicios gimnásticos. En 1943 Eva vivía casi exclusivamente en el Berghof, que dista unos 60 kilómetros del Lago Wolfgang y 70 del Lago Negro, los lagos en los que fueron tomadas las fotografías



Según Bernard S. el historiador y militar alemán Guido F. von Zobel, identificó a la mujer en las fotos como Eva Braun. Pero murió en febrero de 2016. Según su abogado; "Me parece totalmente creíble. Si alguien podía identificar Eva Braun sería él. Él era insuperable en estos asuntos"

Otros expertos dudan de que realmente la joven de las imágenes sea la amante de Hitler, que difícilmente hubiera posado desnuda ante el fotógrafo; aunque el tipo de papel, fabricado por AGFA, corresponde a la época.

Que estas fotografías con desnudos correspondan al año 1943 no resulta extraño teniendo en cuenta que en los comienzos del III Reich había unos 100.000 nudistas organizados en diferentes asociaciones naturistas aunque solo quedaron aquellas asociaciones que reconocieron las leyes raciales nacionalsocialistas, y que incluso tenían sus propias publicaciones de culto al cuerpo.

¿Es Eva Braun la joven de las fotografías?

Para saber más:
Hitler y el poder de la estética, de Frederic Spotts
Ipernity
FramePool
Deutsche Welle
Daily Mail
Todocolección

viernes, 5 de mayo de 2017

Lectura recomendada: Stalingrado y Yo, de Friedrich Paulus

Esta reedición de "Stalingrado y Yo" nos cuenta la historia de Friedrich Paulus el Mariscal de Campo que rindió ante el ejército rojo la ciudad de Stalingrado. Este libro no son una memorias al uso, en realidad es una recopilación ordenada de diferentes textos y documentos reunidos por Walter Goerlitz y por Ernst Alexander Paulus, el hijo del mariscal y editado por primera vez en la década de 1960, tras la muerte de Paulus.

El relato aporta respuestas a la batalla de Stalingrado desde una perspectiva privilegiada. Un documento de gran valor histórico para entender la titánica lucha en la batalla decisiva del Frente del Este durante la Segunda Guerra Mundial y que supuso un punto de inflexión en la guerra y el principio del fin del III Reich.


El libro no solo es una crónica de la lucha en Stalingrado, por parte del jefe del 6º ejército alemán, además es un también un auténtico relato del hombre y el militar. Fundamentalmente nos muestra las circunstancias que marcaron al Mariscal Paulus durante la lucha por la ciudad a orillas del Volga, donde el Alemania perdió casi un millón de hombres y donde fueron hechos prisioneros más de 100.000 soldados. Solo pudieron volver a Alemania apenas unos 6.000 diez años después de finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Según su hijo, el libro no es una forma de defender a su padre, es más bien un esfuerzo de investigación histórica que muestra los motivos por lo que tomó la decisión más difícil de su vida. Tras su lectura podremos evaluar si Paulus fue realmente el traidor que afirmó Hitler o tomó la única decisión posible. Y si su unión al Nationalkomitee Freies Deutschland (Comité Nacional por una Alemania Libre) y su participación como testigo en los Juicios de Nüremberg estuvo realmente justificada.

Por fin La Esfera de los Libros, reedita un libro descatalogado hace años y nos permite leer las primeras páginas. Un documento de valor indiscutible para cualquier amante de la historia de la Segunda Guerra Mundial que quiera conocer más a fondo esta batalla fundamental de la que los alemanes llaman Campaña del Este y los soviéticos Gran Guerra Patria.

Para saber más:
La Esfera de los Libros
Foro Segunda Guerra Mundial