lunes, 27 de abril de 2020

Camp Sigfried, el campamento de verano nazi de Long Island

Camp Sigfried, fue un campamento de verano nazi en Long Island, Nueva York, fundado en 1935, gestionado por el German American Bund, una organización nazi estadounidense también conocida como "Amigos de la Nueva Alemania" y propiedad de la Liga de asentamientos germano-estadounidense, una organización que aún hoy funciona como una comunidad privada.

El campamento se dedicó a promover una visión favorable de la Alemania nazi y la divulgación de su propaganda, pero nunca fue apoyada financiera o verbalmente por el Partido Nacionalsocialista ni el estado alemán. Al frente de Camp Sigfried se encontraba el norteamericano de origen alemán, Fritz Julius Kuhn.

Por extraño que pueda parecer, el campamento sobrevivió durante varios años y se cerró solo después de que Alemania declarara la guerra a los EE.UU. en 1941, tras el ataque japonés a la base naval de Pearl Harbor.

Antes de la declaración de guerra oficial (la única que hizo Hitler), el campo se mantuvo activo bajo los derechos de la primera enmienda de la Constitución estadounidense. Solo después de la entrada en la Segunda Guerra Mundial de los Estados Unidos se hizo ilegal que los estadounidenses continuaran prometiendo lealtad a la Alemania nazi, como lo hicieron los seguidores de Camp Sigfried. Los líderes del campamento llegaron a afirmar que George Washington fue el "primer fascista" y que no creía en la democracia. De hecho, los grupos nazis estadounidenses lo usaban en su iconografía como pudo verse en el gran evento que se realizó el mes de febrero de 1939 en el Madison Square Garden de Nueva York, que reunió a unos 20.000 participantes.

En el campamento de verano de Sigfried se inculcó la ideología nazi a todos los jóvenes que pasaron por él y, sin embargo, profesó su lealtad a los Estados Unidos exhibiendo la bandera de los Estados Unidos en la entrada del campamento junto a una con la esvástica nazi.
Los asistentes al campamento vestían uniformes nazis, el césped estaba decorado con esvásticas e incluso construyeron tanques falsos. Los integrantes de Camp Sigfried atacaron a la administración del entonces presidente Roosevelt y atacaron a grupos judíos.

En 1939, una investigación fiscal determinó que Kuhn había malversado 14,000 dólares del German American Bund y, aunque la organización no presentó cargos contra él, el fiscal de distrito de la ciudad de Nueva York lo procesó y Kuhn fue condenado a prisión por evasión fiscal y malversación de fondos. Por ello perdió su ciudadanía mientras estuvo en prisión. Cuando salió en libertad volvió a ser arrestado como enemigo extranjero. Finalizada la guerra en Europa fue deportado a Alemania.


Camp Sigfried no fue el único campo de verano que creó el German American Bund a lo largo de los Estados Unidos en los años 30. Tambien creó Camp Nordland y Camp Bergwald en Nueva Jersey, el Deutschhorst Country Club en Pennsylvania, Camp Highland en el estado de Nueva York y Camp Hindenberg Wisconsin.

Las fotos que ilustran el articulo forman parte de los fondos del Departamento de Registros de la Ciudad de Nueva York y recientemente fueron digitalizadas y publicadas en línea.

Para saber más
Cornell Law School
Cabinet of Chic Curiosities
The Daily Beast
The Atlantic

lunes, 20 de abril de 2020

Las “Sweetheart Grips”

A los soldados a lo largo de la historia les ha gustado personalizar su equipos, con acabados tan artísticos como el Nose Art de las aeronaves o tan simples como grabar sus iniciales en la culata de sus fusiles.
Desde la Primera Guerra Mundial, estamos acostumbrados a ver ese arte del campo de batalla, conocido como “Arte de Trinchera”.

El Arte de Trinchera no se limita a las dos guerras mundiales, la historia de este arte viene desde las Guerra Napoleónicas hasta nuestros días.

Aunque la practica floreció en la Primera Guerra Mundial, el término “Arte de Trinchera” también se utiliza para describir los recuerdos fabricados por el personal de servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Algunos artículos fabricados por soldados, prisioneros de guerra o civiles durante conflictos anteriores también se han descrito de forma retrospectiva como arte de trinchera.

Desde que se inventaron las cámaras fotográficas, los hombres y mujeres del ejército han guardado fotografías de sus seres queridos. Fotos que terminan guardadas bajo los cascos, en los paquetes de cigarrillos, biblias… Si no había un ser querido, se tenían a las chichas Pin-Up.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se encontró un uso bastante peculiar para un material desarrollado en 1928 y presentado por primera vez al mercado en 1933 por la empresa Röhm and Haas, bajo la denominación comercial "Plexigás". Este gran invento se utilizó a gran escala durante la guerra, especialmente en las ventanillas de los aviones debido a su maleabilidad y ligereza, usándose en torretas, carlingas y en cualquier lugar en que se necesitara un cristal.

Los soldados comenzaron a utilizar el plexiglás de los aviones derribados para tallar las empuñaduras (grips) de sus pistolas Colt M1911, quitándose las de madera estándar y sustituyéndolas por las de plástico hecho a mano para personalizar las armas, aunque tambien se utilizó en otras armas, como las tomadas a soldados enemigos caídos.
Bajo el plexiglás transparente solían colocar una foto de la novia, por lo que llegaron a ser conocidas como “Sweetheart Grips” o “Honey Grips”.

A veces la foto de la novia se colocaba en la parte contraria a la mano dominante dejando la otra sin adornos. Esto era para que pudieran ver a través de la empuñadura cuantos cartuchos le quedaban en el cargador.

Las “Sweetheart Grips” son una pieza interesante de la historia de la Segunda Guerra Mundial y sorprendentemente pocas personas saben de su existencia. Si se mira de cerca en algunas fotografías se pueden apreciar. Incluso en la película "Fury", llamada en España "Corazones de Acero" se puede ver en el revolver Smith & Wesson M1917 que porta "Wardaddy", interpretado por Brad Pitt.

Tambien en los libros de Ernie Pyle habla de fotos de novias y esposas incrustadas en las culatas de los M1 Garand.

Para saber más:
1911 Forum
TFB
Fury Wikia
Crazy Facts
Xavier Thoughts Blog
Reddit

lunes, 13 de abril de 2020

El Vaticano y la Ruta de las Ratas

Destacados criminales de guerra nazis se escondieron o huyeron de Europa cuando llegaba el final de la guerra y la derrota del Eje comenzaba a ser realidad, con el auxilio, en muchos casos, del Vaticano, de la España de Franco, el gobierno de Perón o los Estados Unidos.

Vaticano ayudó a huir a criminales nazis
Según un memorándum de 1947 de la embajada de Estados Unidos en Roma, la vía de escape preferida por el 90% de los nazis fue el Pasillo Vaticano, una organización controlada desde la Santa Sede por el que, a través de rutas de contrabando y pasando por los Alpes italianos hacia Merano o Bolzano, hasta el Tirol del Sur, luego a Roma y, de allí, llegaban a Génova, para, desde esta ciudad portuaria, huir hasta Sudamérica u Oriente medio pasando por distintas organizaciones religiosas de Roma o Milán o Roma, en lo que se conocía como "Ruta de las Ratas". Otros nombre que recibía era el de "Ruta de los Monasterios" ya que solían alojarse en monasterios que se encontraban en la ruta.
Además de la red organizada por el Vaticano estaban, la Ruta de la Araña (Die Spinne), que pasaba por España, y la Ruta Libertad, a través de Dinamarca para llegar a Suecia, donde se embarcaba para llegar a Estados Unidos pasando por Canadá. La mayor parte de los criminales nazis huyen en barco directamente a Sudamérica, sobre todo a Argentina, lo que el caza-nazis Simon Wiesenthal llamó el "Cabo de Última Esperanza".

Vaticano ayudó a huir a criminales nazisMás de 15.000 criminales de guerra lograron escapar. Unos 4.000 pudieron ser juzgados y casi 250 fueron ejecutados, entre ellos los principales cabecillas nazis.

El por qué el Vaticano ayudó a escapar a estos fugitivos es meramente por cuestiones ideológicas y practicas. El Papa Pio XII tenía más miedo a Stalin y su comunismo que al nazismo de Hitler. No quería que el comunismo se instaurara una vez finalizada la guerra en Europa, principalmente en Italia.

La red de evasión, controlada por monseñor Giovanni Battista Enrico Antonio Maria Montini, que fue nombrado papa el 21 de junio de 1963, como Pablo VI, facilitó, a través del Comité Internacional de la Cruz Roja documentos falsificados a personajes de la talla de Josef Mengele, Helmut Gregor o Adolf Eichmann (de nombre falso Ricardo Klement) que fue detenido por fuerzas del Mossad israelí, juzgado y ejecutado en la horca en 1962. En la red había un buen número de cardenales ultra-conservadores como Eugène Tisserant o el número dos del Vaticano, monseñor Montini.

Documento de identidad expedido por el CICR a Adolf Eichmann
Otro miembro importante de la iglesia que ayudó a los nazis croatas a escapar de Europa fue monseñor Krunoslav Draganovic. Teniendo como base de operaciones el Monasterio de San Girolamo, en Roma, muchos criminales de guerra nazis recibieron refugio allí y se les dieron documentos falsos.

A pesar del importante número de fugados hubo muchos que ni siquiera fueron juzgados en Alemania o las penas fueron muy leves en comparación con los crímenes de los que se les acusaba. Por ejemplo Franz Stangl, comandante de los campos de exterminio de Sobibor y Treblinka, que fue condenado a tan solo 7 años de prisión por el asesinato de casi 900.000 personas. Stangl logró escapar agracias a la ayuda del Obispo Alois Hudal, rector del Colegio de Santa María dell'Anima en Roma, ferviente antisemita y admirador de Hitler y con la ayuda de la Conferencia Católica Estadounidense de Arzobispos. Vivió en Brasil donde fue encontrado por Simon Wiesenthal. Otros tuvieron incluso más suerte. Después de la guerra muchos formaron parte del gobierno de Konrad Adenauer y colaboraron activamente en las operaciones de denazificación de Alemania y Austria.

Algunos cálculos obtenidos a través de documentos del Bundesarchiv se estima que unos 5.000 se quedaron en Argentina, en Brasil unos 1.500, Chile entre 500 y 1000 y en número inferior en Paraguay, Bolivia o Ecuador.

Para saber más:
La Huida de la ratas, de Eric Frattini
Los obispos alemanes en la guerra mundial, Conferencia Episcopal Alemana
Documental: Die Rattenlinie
Libertad Digital
El País
Aish Latino

lunes, 6 de abril de 2020

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de Hawái

Aunque forme parte de los Estados Unidos, la isla de Ni'ihau en Hawái, es la isla habitada más pequeña de las Hawái y ha sido prácticamente privada desde el siglo XIX.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de HawáiEn 1941 la isla no tenía ni electricidad ni teléfono y prácticamente todo el mundo vivía en las islas principales del archipiélago Hawaiano. Incluso su dueño, Aylmer F. Robinson vivía en la cercana isla de Kauai aunque la visitaba regularmente. En Ni'ihau vivían tres personas de origen japonés: Ishimatsu Shintani y el matrimonio Yoshio e Irene Harada.

Debido a su escaso tamaño Ni'ihau los japoneses creían que estaba deshabitada, así que su interés durante los preparativos del ataque a Pearl Harbor se limitaba a su uso como lugar de aterrizaje en caso de emergencia para luego ser rescatados.
Y es precisamente ahí donde entra en juego el aviador de primera clase Shigenori Nishikaichi.

El 7 de diciembre de 1941 Nishikaichi espera sentado en su flamante A6M2 Zero a que despegue la primera oleada de ataque de la cubierta de vuelo de su portaaviones, el Hiryü. Tras caer las primera bombas sobre la base naval norteamericana, le tocó su turno.
Cuando llegó a Pearl Harbor los norteamericanos se estaban defendiendo y su aparato fue alcanzado por el fuego antiaéreo. Su avión dañado no estaba en condiciones de volver al Hiryü así que tomó el punto de aterrizaje alternativo, la isla de Ni'ihau.
Nishikaichi intentó aterrizar en un campo que parecía despejado pero el aparato se engancho en una cerca de alambre y terminó estrellándose.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de Hawái
El campo donde aterrizó Nishikaichi pertenecía a Hawita Kaleohano, el único nativo que hablaba algo de ingles en toda la isla. Desconocía lo que estaba sucediendo en la isla de Oahu, pero si sabía que las relaciones entre Japón y EEUU no eran buenas. Por seguridad, cuando se acercó al lugar del aterrizaje, y mientras el piloto estaba aturdido, le quitó su pistola y algunos papeles que había en la cabina del aparato.
A continuación, como buen hawaiano, le dio la bienvenida a la isla y ofreció su hospitalidad. Pero como el ingles del piloto era muy básico llamaron a Ishimatsu que hablaba japonés. Feliz de ver a otro japones el piloto contó a Ishimatsu el ataque a Pearl Harbor. Ishimatsu palideció y se alejó del lugar sin traducir las palabras del piloto japonés. Se lo contó a los Harada que tradujeron al aviador, pero decidieron no contar lo relativo al ataque.

Los vecinos decidieron organizar un Luau de bienvenida. que tuvo lugar esa misma noche. Durante el Luau los isleños se enteraron del ataque por una radio de baterías. Asi que se decidió custodiar al piloto en la casa de los Harada y esperar a que el señor Robinson llegara al día siguiente y se hiciera cargo de entregarle a las autoridades, pero no pudo llegar porque estaba prohibido el trafico marítimo entre las islas consecuencia del ataque japonés.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de HawáiSegún pasaban los días la seguridad se relaja y los Harada atacan al guardia que vigilaba al piloto y lo amordazan. Así, los Harada y el piloto Nishikaichi se dirigen armados con la pistola y una escopeta a la propiedad de Hawita Kaleohano que al verlos aproximarse corrió a avisar al resto de los isleños. Nadie le creyó, los Harada eran buenos vecinos, hasta que llegó el guardia que había logrado escapar.

Esa misma noche Kaleohano y otras cinco personas abandonaron la isla.

A la mañana siguiente Nishikaichi amenazó con disparar a todos los del pueblo si no le devolvían sus documentos. Finalmente uno de los isleños se lanzó sobre el pero fue alcanzado en la ingle. A pesar de las heridas se abalanzó sobre el japonés, lo lanzó contra una valla de piedra y con un cuchillo de caza logró rajar la garganta del aviador. Por ello recibió la Medalla al Mérito y el Corazón Púrpura.
Yoshio Harada se suicidó con un tiro en la cabeza y su esposa Irene y Ishimatsu Shintani fueron detenidos y encarcelados hasta el final de la guerra por colaborar con el enemigo.

El 19 de febrero de 1942 el presidente Roosevelt emitió la Orden Ejecutiva 9066, que ordenaba el internamiento de todas las personas de ascendencia japonesa que residieran en suelo estadounidense.

Para saber más:
The Niihau Incident, de Allan Beekman
J Aircraft
San Diego University
History of Shorts
Hawaii
Huffington Post

sábado, 4 de abril de 2020

Lectura recomendada: Enfocando la Segunda Guerra Mundial

A 75 años del fin de la Segunda Guerra Mundial no quedan prácticamente ningún veterano de aquella sangrienta guerra, Rafael Gómez, el último de La Nueve nos dejó el pasado 31 de marzo, el papel de los recreadores es de gran importancia para revivir aquella historia de una forma lo más fiel posible.

En el libro fotográfico "Enfocando la Segunda Guerra Mundial" se quiere rendir tributo a quienes combatieron en la Segunda Guerra Mundial, por medio de la recreación histórica gracias a las fotografías del director de cine y fotógrafo Laureano Clavero y los textos del divulgador y novelista burgalés David López Cabia, con el prólogo del capitán de los Marines Dale A. Dye que ha participado como asesor y actor en numerosas cintas bélicas como la aclamada "Salvar al Soldado Ryan".

Este trabajo fotográfico, podríamos decir que, es parte de una especie de trilogía junto a los documentales "Road to Normandy" y Hürtgen, into de muddy battle" en donde se puede ver la intensidad del combate en lugares como la playa de Omaha y Pointe du Hoc, en Normandía, la ciudad de Carentan o el Bosque de Hürtgen.

Junto a las excelentes fotografías se puede leer la historia de los combates llevados a cabo en Europa por las tropas norteamericanas representadas por los Ranger, los paracaidistas de la 101ª División Aerotransportada y los infantes de la 28ª División de Infantería. Los recreadores forma parte de los grupos First Allied Airborne Catalunya y Airborne Lleida..

Esperemos que "Enfocando la Segunda Guerra Mundial" sea el primero de una larga serie de libros que nos traigan de el gran trabajo de los recreadores, que se preparan investigando y estudiando hasta el último de los detalles de los uniformes y equipamiento hasta las tácticas y la historia de las unidades a las que representan. Gracias a ellos se pueden llevar a cabo proyectos de divulgación como este libro, al igual que las recreaciones que realizan por todo el mundo. Estos trabajos se unen al que realizamos los que nos dedicamos a la divulgación histórica, bien a través de nuestros blogs, mediante libros o revistas online como DHistórica, de la plataforma de Divulgadores de la Historia o podcast tan interesantes como los de Bellumartis o los de Istopia Historia.

Toma tu M1 Garand o tu Tommy Gun y sal de tu lancha de desembarco para disfrutar y conocer la Historia con "Enfocando la Segunda Guerra Mundial".

Autoeditado con la editorial Circulo Rojo puede conseguirse ejemplares firmados contactando con sus autores en laureanocla@yahoo.es y en dlopezc128@gmail.com.

Para saber más:
David López Cabia