domingo, 29 de diciembre de 2019

Navidad en Stalingrado

La Batalla de Staligrado (actual Volgogrado) librada entre tropas soviéticas y alemanas, junto a sus aliados, entre agosto de 1942 y febrero de 1943 fue la batalla más dura y sangrienta del frente del Este y de la Segunda Guerra Mundial con un coste humano de más de dos millones de personas. Stalingrado fue el principio del fin del expresionismo nazi.

Navidad en StalingradoLa Navidad es un periodo muy especial y sobre todo para los soldados en el frente. En Stalingrado quizás fue la más dura de todas. Esto que claramente representado en el testimonio del corresponsal de guerra alemán Heinz Schröter.

El 24 de diciembre los combatientes celebraron su fiesta de Navidad, mientras un cielo gris, como su triste existencia, se extendía por el frente; un frío implacable helaba las almas y el paisaje.
[...] Los soldados sólo tenían en común sus manos vacías y la bóveda del cielo, que en aquellos días estaba surcada por una humareda sanguinolenta.
Los pobres soldados se preguntaban porque Dios permitía que volviese la Navidad cuando los hombres se mataban unos a otros en una orgía de sangre.
[...] Pudo verse un largo y espantoso cortejo: granaderos, generales, enfermos, heridos, lisiados, hombres todavía útiles, héroes y cobardes, tiritando de frío bajo sus capotes de piel, sus mantas, sus uniformes quemados, con la cabeza o el vientre envueltos en trapos ensangrentados, se pusieron en camino, a menudo arrastrándose a gatas, hacia el aeródromo.
Navidad en Stalingrado
El débil puente aéreo para salir del Kessel (caldera) se realizaba principalmente desde el aeródromo de Pitomnik que se encontraba expuesto a constantes ataques soviéticos. Los Junkers llegaban con escasos y en muchas ocasiones inútiles abastecimientos y casi de inmediato despegaban evacuando heridos. Los pocos aviones que entraba y salían del Kessel no eran suficientes para sacar a los 250.000 soldados atrapados en el cerco soviético y los pocos afortunados que podían subir intentaban escapar del infierno colgando de las puertas y hasta algunos soldados desesperados se agarraban a las alas, ninguno de ellos logró sobrevivir.
[...] La procesión de los heridos dejaba tras de si una estela de sangre, innumerables objetos de la impedimenta estaban esparcidos por el suelo. Un bombardero, un aparto de transporte y dos cazas yacían destruidos por allí. Los fugitivos se apresuraban, pues la muerte les pisaba los talones. El hambre les torturaba, la angustia oprimía sus gargantas y el frío helaba la sangre.
Navidad en Stalingrado
Los hombres que intentaban salir pasaban junto a los muertos que estaban agrupados y apretados unos contra otros, como si todavía intentasen darse calor. Algunos miles de soldados llegaron al aeródromo sin garantía de salida. Más de catorce mil quedaron detenidos en el camino de la muerte de Pitomnik congelados por el frío, tan mortal como las armas soviéticas, mientras agotados y desesperados suplicaban y nadie les ayudaba.

El aeródromo de Pitomnik cayó en manos soviéticas el 16 de enero de 1943. El más pequeño de Gumrak cayo el 23.

En uno de los últimos aviones en escapara del cerco pudo salvarse la conocida como "Madonna de Stalingrado", que tanto reconfortó a muchos soldados en la triste Navidad de Stalingrado. Su autor no tuvo tanta suerte y murió en un campo de prisioneros en 1944.

El 31 de enero, 90 000 soldados al mando del recién ascendido Mariscal de Campo Friederich Paulus se rindieron. Los combates terminaron definitivamente el 2 de febrero. Solo volvieron a Alemania 5000 supervivientes.

Para saber más:
Les Sacrifiés. Stalingrad Jusqu'à La Dernière Cartouche, de Heinz Schröter
Revista World War II, enero-febrero 2007

domingo, 22 de diciembre de 2019

Los vuelos del Doble Amanecer

En la actualidad tomar un avión y volar de un extremo a otro del planeta parece algo muy normal, pero durante la Segunda Guerra Mundial suponía un tremendo riesgo, pero Hudson Fysh, fundador de Qantas asumió el riesgo y se embarcó en la en una aventura fascinante. Esta aventura se llamó "Servicio Secreto del Doble Amanecer" porque en cada trayecto se veía salir el sol dos veces.

Desde el verano de 1941 japón estaba aislado debido a un embargo sobre el petroleo impuesto por los Estado Unidos para detener sus ambiciones expansionistas en Asia, principalmente en China. Esto motivó que el 7 de diciembre aviones japoneses atacaran la base aeronaval hawaiana de Pearl Harbor con la intención de destruir la flota estadounidense del Pacifico.
Tras el ataque, Japón siguiendo con su expansión atacó Singapur con un intrépido asalto a través de las junglas del norte, para evitar las defensas británicas del sur que apuntaban hacia el mar. Tras una semana de combates, 64000 soldados de la Commonwealth fueron hechos prisioneros.

Con la caída de Singapur el 15 de febrero de 1942 cayó también la llamada Ruta del Imperio, que hasta ese momento era la única conexión aérea entre Australia y Gran Bretaña. Era imperativo establecer una nueva ruta aérea. En 1943, el Ministerio del Aire británico y la compañía aérea australiana Quantas la británica British Overseas Airways Corporation (BOAC), resultado de la fusión entre Imperial Airways y British Airways, decidieron llevar a cabo un osado plan propuesto por el presidente de la compañía australiana, Hudson Fysh.

La idea de Fysh era establecer una línea regular entre Australia y Ceilán, actual Sri Lanka, con salida desde el rió Swan, Perth y destino en el lago Koggala. Entre ambos puntos hay 5652 kilómetros y sin escalas. Para poder realizar tal singladura, lo pilotos debían volar mediante la antigua navegación celestial, que consiste en la utilización de un sextante para guiarse por las estrellas y el Sol. Además se complicaba con la necesidad de realizar el vuelo en silencio de radio mientras sobrevolaran aguas controladas por el enemigo. Para evitar problemas con los espías, la tripulación debía ir de paisano, pues un uniforme podía levantar sospechas.
El primer vuelo levantó el vuelo desde Perth, el 29 de junio de 1943, a las ordenes del capitán Russel Tapp.

Dos años antes, en enero de 1941, Estados Unidos aún no había entrado en guerra, era neutral, con lo que no podían proporcionar material de guerra a cualquier país que estuviera en conflicto, aunque eso era en teoría. Para poder hacerlo con sus amigos británicos, los EE.UU. utilizaron la compañía civil Quantas. Quantas recibía los aparatos y esta a su vez se los pasaba al ejército cuando los aviones llegaban a Autralia. Con este truco a Australia llegaron 19 aviones que pasaron a manos de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF).

Mas tarde, con la Ley de Préstamo y Arriendo, los británicos recibieron 5 hidroaviones Consolidated PBY, que los británicos denominaron Catalinas, que fueron modificados con depósitos extra de combustible para lograr las 36 horas de autonomía, lo que limitó la capacidad de la aeronave a tres pasajeros y 69 kilogramos de correo. Los aparatos se llamaron Rigel, Spica, Altair, Vega y Antares, estrellas que se utilizaban para la navegación en la ruta Australia-Ceilán.

Los vuelos del Doble Amanecer, por seguridad, eran nocturnos en las zonas controladas por los aviones japoneses y tenían una duración media de 28 horas, aunque podían llegar a las 32 horas con los vientos en contra, siempre teniendo en cuenta el consumo de carburante. Para ajustar al máximo el consumo se reveló que la velocidad más económica eran 115 millas por hora, unos 185 km/h.
Los vuelos eran oficialmente civiles, por lo que carecían de armamento defensivo, pero como en el correo transportaban despachos militares, si la tripulación era hecha prisionera con toda probabilidad su destino era la ejecución por espionaje.

El Servicio Secreto del Doble Amanecer realizó 271 vuelos, lo que equivale a más de un millón y medio de kilómetros. Transportó más de 50000 kilos de correo microfilmado, 6728 kilos de de carga y 858 pasajeros que vivieron el doble amanecer.
A cada viajero se le hacía entrega de curioso un documento ilustrado que los nombraban miembros de la "Rara y Secreta Orden del Doble Amanecer", certificando con ello que habían estado en el aire más de 24 horas. El Servicio del Doble Amanecer finalizó el 18 de julio de 1945. Poco después, los hidroaviones Rigel, Spica, Altair, Vega y Antares fueron hundidos en el mar. Un triste destino para unos expendidos aeroplanos que tan buen servicio habían dado.

Para saber más:
Historical Chornicle of Aviation in Ceylon
Travel Update
Qantas
Qantas Founders
Sidney Morning Herald

domingo, 15 de diciembre de 2019

Cuando una discusión de pareja pudo cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial

La historia de la Segunda Guerra Mundial está plagada de episodios que nos plantean el ¿qué hubiera pasado si...?
Pues esta es una de esas que podrían haber cambiado totalmente el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando una discusión de pareja pudo cambiar el curso de la Segunda Guerra MundialEl agente doble español Juan Pujol García, conocido como Garbo por los británicos o Alaric por los alemanes, fue fundamental para alimentar a los alemanes con falsa información sobre el lugar y el momento de los desembarcos del Día D.
Mientras trabajaba para el MI5 británico, Pujol hizo creer al Abwehr alemán de que dirigía una red de agentes en Gran Bretaña y que los desembarcos del 6 de junio de 1944 se realizarían en Pas de Calais a 250 kilómetros del lugar elegido por los Aliados, en Normandía.

Juan Pujol estaba casado con Araceli González y una discusión entre ellos casi cambió el curso de la historia.

Precisamente, en los primeros momentos fue Araceli quien ayudó a convencer a los espías alemanes de que Garbo estaba en Inglaterra espiando para Alemania, mientras que ambos realmente vivían en Portugal. Y tambien fue Araceli quien estableció los vínculos con los servicios secretos estadounidenses (OSS) después de que los funcionarios de la embajada británica en Madrid rechazaran la primera oferta de Garbo de espiar para ellos. Tras ser rechazado se ofreció a los alemanes. Mientras los británicos controlaban sus movimientos y en una segunda ocasión los británicos lo aceptaron para que realmente espiara para ellos.

Finalmente la pareja se mudó de Lisboa a Inglaterra y fueron alojados junto con su hijo pequeño a una casa segura del MI5 en Harrow, al noroeste de Londres, para proteger la identidad de Garbo. Ahí fue cuando comenzaron los problemas en la pareja.

Desde su llegada a Inglaterra, Araceli, que, al igual que Juan no hablaba inglés, se quedó sola, sentía una gran nostálgica de España. Tenía muchos problemas para hacer amistades en la comunidad española de Londres y además el clima inglés la entristecía aun más.
También odiaba la comida británica, tan diferente de la que comía en España o Portugal. El oficial de inteligencia a cargo de Garbo, Thomas Harris, informó que "protestó porque no tenía ni un solo amigo aquí, que su marido no la dejaba mezclarse con mujeres españolas en Londres ni que contactara con sus amigos en España y que tampoco dejaba que lo hicieran sus hijos".

Cuando una discusión de pareja pudo cambiar el curso de la Segunda Guerra MundialEl punto de inflexión fue cuando a Araceli le negaron el permiso para poder volver a España a ver a su madre.

Tras una seria discusión con Harris le dijo que no quería vivir ni cinco minutos más con su esposo, y le amenazó con ir a la embajada española y contarlo todo: "Aunque me maten, me voy a la embajada", le dijo a Harris.

El MI5 no podía permitirlo. Si Araceli descubría que Garbo era un agente doble todo el trabajo del agente doble se iría al trate y era fundamental para la Operación Fortitude, que engañaría a los nazis ante el desembarco en Normandía. Para detener a Araceli, Garbo, junto al MI5, creo una estratagema para hacerle creer que había sido detenido y encarcelado en un campo de detención por defenderla ante los británicos. Para hacer más creíble el engaño, Araceli incluso fue llevada a visitarlo con los ojos vendados al supuesto lugar de detención. Después del encuentro, firmó una declaración diciendo que dejaría de pedir permiso para regresar a España, a cambio que que Juan fuera puesto en libertad.

De este modo el conflicto entre esposos se solucionó y así continuaron las operaciones de engaño que fueron definitivos para los desembarcos del Día D en Normandía, que abrió un segundo frente y contribuyó a la victoria de las fuerzas aliadas en Europa.

Para saber más:
Garbo: doble agente, de Thomas Harris
National Archives
National Archives (archivos desclasificados)
BBC
EFE

lunes, 9 de diciembre de 2019

El único japonés estadounidense que voló sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial

Ben Kuroki, luchó contra las políticas discriminatorias del ejercito estadounidense para convertirse en el único estadounidense de ascendencia japonesa que pudo volar sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial,

Hijo de inmigrantes japoneses que se crió en una granja de Hershey, Nebraska. Kuroki y su hermano, Fred se presentaron voluntarios para el servicio después del 7 de diciembre de 1941, el ataque a Pearl Harbor. Inicialmente, fueron rechazados por los reclutadores que cuestionaron la lealtad de los hijos de inmigrantes japoneses. Sin inmutarse, los hermanos condujeron 150 millas hasta otro reclutador, que si permitió que se alistasen.

Aunque en ese momento, las Fuerzas Aéreas del Ejército norteamericano prohibía a soldados de origen japonés volar, Kuroki peleó para formar parte de los bombarderos y voló sobre Europa y África del Norte. Participó en el ataque de agosto de 1943 sobre los campos petrolíferos nazis en Ploesti, Rumania, en los que murieron 310 aviadores en su grupo. Fue capturado después de que su avión se quedó sin combustible sobre Marruecos, pero logró escapar con algunos compañeros de tripulación a Inglaterra.

Debido a su ascendencia japonesa, fue rechazado inicialmente cuando se presentó a formar parte de la tripulación de un bombardero B-29 que se iba a luchar en el Pacífico. Pero después de repetidas peticiones y una revisión de su historial de servicio, el Secretario de Guerra Harry Stimson le concedió una excepción. Durante su servicio voló en 58 misiones de combate.

Los miembros de la tripulación le apodaron "El muy honorable hermano" (Most Honorable Son) y el Departamento de Guerra le concedió la Cruz de Vuelo Distinguido, entre otras condecoraciones. Tambien apareció en la revista Time en 1944 bajo el título "HÉROES: Ben Kuroki, estadounidense".

Fue aclamado como un héroe y un patriota en momentos en que decenas de miles de norteamericanos de origen japonés, como el, fueron confinados en campos de concentración. Por el temor de una invasión japonesa de la Costa Oeste y que se convirtieran en una Quinta Columna.

Después de la guerra, el sargento Kuroki se matriculó en la Universidad de Nebraska, donde se licenció en periodismo. Durante un tiempo publicó un periódico semanal en Nebraska antes de pasar a Michigan y finalmente a California, donde se retiró como editor de noticias de la agencia Ventura Star-Free Press en 1984.

En 2005, recibió la Medalla de Servicio Distinguido del Ejército de EE.UU., uno de los honores militares más altos del país.
Ben Kuroki falleció el 2 de septiembre 2015, en California, a la edad de 98 años.

Para saber más:
The Most Honorable Son, por Carrol Stewart
Wikipedia
Densho Encyclopedia
New York Times

domingo, 1 de diciembre de 2019

Nakam, la brigada de la venganza

Hacia finales de la Segunda Guerra Mundial se van liberando uno a uno los campos de concentración. Esto produce entre los combatientes un aumento de la necesidad de venganza y de acabar con los nazis por los horrores causados a los judíos y otros grupos en Europa.

Nakam, la brigada de la venganza
Entre los que optaron por la venganza estaban los Nakam (Dam Yehudi Nakam, La sangre judía será vengada), al mando del guerrillero Abba Kovner, que se enfrentó a los alemanes en la ciudad de Vilna, donde vio los crímenes de los nazis contra la población del gueto.
Kovner se unió a los partisanos rusos y bielorrusos y continuó participando en acciones de resistencia, destacando por su  exacerbado odio a los alemanes.

Los Nakam, formado por unos 50 miembros que ya habían luchado en la resistencia, pondrían en marcha en 1945 dos planes de acción terrorista. Según el documental de Channel 4 "Vengando el Mal" los que más adelante serían presidentes de Israel, Chaim Weizmann y Efraim Katzir, fueron acusados de haber ayudado a Kovner a conseguir el veneno para su primera acción.

El primer plan, y el más ambicioso, consistiría en envenenar el servicio de aguas de Berlín, Hamburgo, Nüremberg, Münich y Weimar.
En el segundo plan, los terroristas asesinarían a los SS que se encontraran en las cárceles Alemanas.

Nakam, la brigada de la venganza
Para poder llevar a cabo sus planes Kovner necesitaba el apoyo de altos cargos militares pertenecientes a una unidad británica formada por judíos, pero se encontró con que eran contrarios a llevar a cabo semejantes actos de venganza. Ante la radicalidad de Kovner intentaron disuadirle argumentando que si hacía realidad sus planes lo único que conseguiría sería ponerse al mismo nivel de crueldad de los nazis. Ellos solo mataban a los nazis que consideraban criminales. Llegaron a ejecutar a unos 100 miembros del as SS

El odio que sentían Kovner y los suyos era tan grande que llegaron a considerar culpables del Holocausto a todos y cada uno de los alemanes y por lo tanto tambien sus objetivos. Querían aplicar la ley del Talión. Ojo por ojo y diente por diente. El líder de los Nakam fue arrestado y encarcelado por las autoridades británicas, creyendo que con eso acabarían con el grupo terrorista y sus actos paralizados. Antes de su detención se vio obligado a deshacerse del veneno que habían conseguido en Palestina y que había escondido en latas de leche condensada.

Tras este revés desistieron del primer plan, dada la dificultad de organización y la obtención más veneno, concentraron sus esfuerzos en la consecución de la segunda acción. El lugar elegido fue la cárcel de Langwasser (Stalg 13), en Núremberg, en la que había recluidos un buen número de altos cargos de las SS. La idea era envenenar su comida para asesinarlos y, conseguir, al menos en parte, la ansiada venganza. Tambien se pretendía atentar en el antiguo campo de concentración de Dachau, pero desistieron por miedo a ser descubiertos.

Nakam, la brigada de la venganza
La noche del 13 de abril de 1946, tras haberse infiltrado en la prisión, como panaderos, miembros del Nakam usaron arsénico (conseguido en París e introducido en bolsas de agua caliente), mezclado con agua y pegamento, para embadurnar la base de unas 2200 hogazas de pan que se servirían al día siguiente. El objetivo era matar a 12000 miembros de las SS. Cada hogaza se repartía entre cuatro presos.

El efecto del arsénico fue casi instantáneo. Los nazis comenzaron a sentir síntomas similares al cólera acompañados de vómitos, diarrea y erupciones cutáneas. En el hospital se les sometió a limpiezas de estómago. Se desconoce el grado de éxito que tuvo el plan. Algunas fuentes aseguran que murieron unos 2000 soldados aunque la mayoría afirman que tan solo enfermaron de gravedad. Los informes realizados por los norteamericanos en 1946 y 1947 revelaban que la cantidad de arsénico utilizado ascendía a los 10 kilos y que podía matar a unas 60000 personas.

Tras el intento de asesinato, los Nakam huyeron a través de la frontera checoslovaca, ayudados por un superviviente de Auschwitz. Posteriormente pasaron por Italia antes de establecerse Israel. Curiosamente, las autoridades alemanas no presentaron cargos contra ellos debido a ciertas “circunstancias extraordinarias”.

Su historia es un ejemplo más de que el hombre, cuando está cegado por odio, es capaz de realizar actos tan crueles o mayores que su enemigo.

Para saber más:
Los Vengadores, de Michel Bar-Zohar
Dailymotion
AP
El Confidencial
The Guardian
Times of Israel
ABC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...