sábado, 25 de noviembre de 2017

La vergüenza del Laconia

El 12 de septiembre de 1942, el R.M.S. Laconia, un translaticio reconvertido como transporte de tropas con el nombre de otro hundido por el submarino de la Marina Imperial U-50 durante la Gran Guerra (25 Febrero de 1917), fue torpedeado en el Atlántico sur por el submarino alemán U-156, al mando del capitán de corbeta Werner Hartenstein.

El Laconia transportaba 2732 personas, entre los que se encontraban 1800 prisioneros italianos capturados en el Norte de África y familiares de de funcionarios coloniales británicos. Cuando Hartenstein oyó gritos de ayuda en italiano, y para evitar un mayor número de victimas en una aguas infestadas de tiburones decidió rescatar a los supervivientes.

El Laconia había enviado un S.O.S. y Hartenstein pidió en inglés a través de la radio que todos los barcos que se encontraran por la zona acudieran en auxilio del Laconia. Tambien se puso en contacto con el jefe de la Kriegsmarine, el almirante Dönitz, que ordenó al U-506 y al U-507 que acudieran al rescate. Las autoridades de la Francia colaboracionista de Vichy en Dakar enviaron el crucero Glorie y dos barcos más pequeños.


Mientras acudía la ayuda, Hartenstein rescató 260 supervivientes, de los que pasó la mitad al U-506. 157 más fueron subidos a bordo del U-507, y decenas más en botes salvavidas. Las cubiertas de los submarinos alemanes se encontraban atestadas, y los repletos botes salvavidas eran remolcados cuando apareció un bombardero Liberator norteamericano que hizo un circulo y desapareció de la vista. Algunos minutos después volvió a aparecer y lanzó varias bombas contra el submarino de Hartenstein, a pesar de las señales luminosas y de radio; y la bandera de la cruz roja que ondeaba en la torreta.

Capitán Werner Hartenstein
En el ataque el U-156 resultó dañado, y Hartenstein tuvo que ordenar que los supervivientes de que llevaba en su submarino fueran devueltos al océano. Aún así, Dönitz ordenó que los U-506 y U-507 siguieran con las operaciones de rescate. El día 18 los submarinos entraron en contacto con los barcos franceses con lo que se logró salvar a 1200 personas.

A consecuencia del fatal ataque del Liberator, Dönitz ordenó a todos los submarinos que para evitar situaciones similares, a partir de ese momento no se rescataran más supervivientes. Cuando, ya finalizada la guerra, en los juicios de Nüremberg, Dönitz fue acusado de asesinato por dar esa orden, aunque el tribunal lo condenó por otros motivos, fue absuelto porque los Aliados, precisamente, habían librado una guerra submarina sin restricciones y en poquísimas ocasiones habían rescatado a los supervivientes.

Esta entrada quiere ser un pequeño homenaje a los 44 submarinistas argentinos del ARA San Juan hundido en aguas del Atlántico Sur el 15 de noviembre de 2017 y que realizan su última y eterna misión en las profundidades del océano. D.E.P.

Para saber más:
Wikipedia
Foro Segunda Guerra
U-Historia
La Kriegsmarine
La Gazeta

domingo, 19 de noviembre de 2017

Españoles en el Ejército Rojo

749 españoles participaron en la Segunda Guerra Mundial en el Ejército Rojo, 75 de ellos "niños de la guerra". De ellos dejaron su vida 200, como el teniente Rubén Ruiz Ibárruri, hijo de la líder comunista, La Pasionaria. Ibárruri murió en Stalingrado al mando de una compañía de ametralladoras. Por ello llegó a “Héroe de la Unión Soviética”. Los destacados militares que lucharon en la Guerra Civil Española, Juan Guilloto “Modesto”, Enrique Líster y Antonio Cordón llegaron a generales del Ejército Rojo.

La debacle que sufrió la República Española en la Guerra Civil (1936-1939) hizo que un número significativo de exiliados comunistas optaran por establecerse en la Unión Soviética. Cuando se rompió el Pacto de No Agresión Germano-Soviético y Alemania invadió el país en 1941, muchos se decidieron a defender al país que les acogió y a combatir al fascismo. Se calcula que cerca de 750 pertenecieron al Ejército Rojo, unos 200 cayeron en combate, 75 eran “niños de la guerra”.

El NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) organizó una unidad motorizada para poder encajar en el Ejército Rojo a los extranjeros. A esta unidad de la denominó Brigada Motorizada Independiente y dentro de ella se encontraba la 4ª Compañía del 1º Regimiento Motorizado de Fusileros, la única formada enteramente por españoles. Al mando de los 125 soldados, 6 de ellos mujeres, se hallaba el capitán Peregrín Perez Galarza.

Su primera misión fue la defensa de un punto de gran importancia: la Plaza Roja y el Kremlin en Moscú, siendo desplegada en octubre de 1941 en la retaguardia del 16ª ejercito ruso. Pero no llegaron a entrar en combate ya que las tropas alemanes no llegaron a tomar la capital soviética. Durante el resto de la guerra no intervinieron en acciones relevantes, salvo cuando recibieron en 1942 la orden de volar los pozos petrolíferos de Azerbaiyán ante la posibilidad de que cayeran en manos alemanas. A partir de ese momento realizaron misiones de vigilancia e información, hasta marzo de 1945 en que fueron licenciados. Otros españoles lucharon en diferentes unidades.

Dónde los españoles si tuvieron una importante aportación en la guerra, luchando en las batallas más importantes, como Stalingrado o Kursk, fue en el arma aérea. Muchos pilotos se estaban formando en la escuela de vuelo de Kirovabad cuando finalizó la guerra en España y no pudieron volver a casa. Estos y otros pilotos republicanos expertos se unieron a diversos regimientos de caza y asalto,
África de las Heras junto a un grupo de soldados españoles en la URSS
El más destacado de todos ellos fue Juan Lario Sánchez que obtuvo 27 derribos. Mandó una escuadrilla durante la batalla por Berlín. Otros nueve pilotos consiguieron derribar más de cinco aparatos enemigos, convirtiéndose en ases.

Algunos españoles tambien lucharon en unidades guerrilleras formadas por españoles y soviéticos, formando parte de la 5ª Brigada Independiente de Zapadores. Algunos formaron parte del famoso 522º Batallón Independiente de Zapadores que actuó contra los alemanes en el invierno de 1941 - 1942 en el Mar de Azov. Estas unidades guerrilleras lucharon principalmente en Bielorusia, Rusia Central, Leningrado y Crimea.
La guerrillera más destacada fue África de la Heras, la española con más condecoraciones de la Unión Soviética, llegando a coronel del KGB, sucesor del NKVD.

En abril de 1943, seis españoles de la Brigada fueron elegidos para formar el grupo “Guadalajara” con la misión de matar al comisario general alemán para los Países Bálticos, fingiendo ser miembros de la División Azul. También tenían la misión secundaria de capturar al jefe de los divisionarios, el general Emilio Esteban-Infantes. En febrero de 1944 fue lanzada en paracaídas tras las líneas.
La operación no se pudo llevar a término porque la División Azul había sido repatriada y las tropas alemanas se habían retirado de sus posiciones.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial algunos volvieron clandestinamente a España para reorganizar el Partido Comunista Español (PCE).
España, como respeto y gratitud a los republicanos españoles. es el único país que tiene el honor de contar con un monumento propio en el Parque de la Victoria de Moscú.

Para Saber más:
Españoles en la URSS, de Juan Negro
Público
Moscú de la Revolución
Russia Beyond
Unidad Cívica por la República
Foro Segunda Guerra
Gago Militaria
ABC

viernes, 17 de noviembre de 2017

Vudú para acabar con Hitler

Adolf Hitler sufrió varios intentos de asesinato, pero ninguno tan estrafalario como el ocurrido el 22 de enero de 1941 cuando un grupo de personas se reunieron en una cabaña aislada en los bosques del estado de Maryland (EEUU) con la ayuda de la magia del vudú. En esa fecha los Estados Unidos aún no habían entrado en guerra contra el Eje.
La ceremonia consistía fundamentalmente en clavarle estacas en el corazón a un maniquí que representaba al dictador alemán, estacas en la garganta, y clavos en los ojos para causarle insomnio.


En el ritual incluían huesos de pollo como un “símbolo de hambre”. Un exorcista se hizo cargo de conducir la ceremonia que comenzó cuando le dijo al maniquí:
Tú eres Hitler, Hitler eres tú. Que los males que te hagamos, también vaya a el. Hitler, eres el enemigo del hombre y del mundo, por lo que te maldicen. Te maldcimos por las lágrimas y la sangre que has hecho correr. Te maldecimos con todas las maldiciones de todos los que te han maldecido. 
Todos gritan:
¡Nosotros te maldecimos!

Conjuraron a la deidad pagana Istán para transferir las heridas en el cuerpo del muñeco al Hitler original. Todo repetido con una miniatura del dictador y para terminar, decapitaron la figura de Hitler, enterraron el maniquí y los participantes continuaron maldiciendo y bailando con frenesí al ritmo de los tambores.
Un reportero gráfico de la revista LIFE fue testigo de la ceremonia.


Para saber más:

lunes, 13 de noviembre de 2017

El infierno de Auschwitz llega a Madrid

El Centro de Exposiciones Arte Canal, que se encuentra en los antiguos depósitos de agua en la plaza de Castilla, en Madrid, acogerá a partir del 1 de diciembre y hasta el 17 de junio de 2018 el estreno mundial de la exposición "Auschwitz: No hace mucho. No muy lejos". Madrid será la primera ciudad en presentarla y su único destino en España. Después recorrerá el mundo pasando por, al menos, otras 14 ciudades más de Europa y América.

La muestra, que ha llevado más de seis años de trabajo entre Musealia y el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, contará la historia de de Auschwitz y sobre el alcance histórico y humano del Holocausto, después de más de 72 años de la liberación del campo de exterminio creado por la Alemania nazi. Tambien se contará la historia de los judíos deportados, polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y otros tantos colectivos así como de los miembros de las SS que controlaban el campo.

Se mostraran más de 600 objetos originales, de los que en su mayor parte proceden del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, también cuenta con piezas de otras instituciones como Yad Vashem en Israel, el United States Holocaust Memorial Museum en Estados Unidos o diferentes museos del Holocausto de Norteamérica y Europa, así como supervivientes y coleccionistas privados. Entre los objetos destacan un barracón del subcampo de Monowitz (Auschwitz III) y un vagón de la Deutsche Reichsbahn en donde eran transportados, en terribles condiciones, los deportados a los campos de concentración. Además se mostrarán pequeños objetos personales de algunas de las víctimas y sus verdugos, elementos estructurales del campo y documentación o material audiovisual inédito.
La mayoría de objetos que reunirá la muestra no se ha expuesto nunca antes al público.

Abierto en 1940, Auschwitz  y sus subcampos fue el mayor campo de concentración y exterminio nazi, en donde se asesinó a más de 1.100.000 personas se ha convertido en la representación del terror creado por la Alemania nazi. Situado en Polonia, a poco más de 60 kilómetros de Cracovia desde 1947 es un museo permanente y sirve como un aviso de lo que jamás debió ocurrir ni de lo que jamás deba suceder.

Está claro que nada puede reemplazar la visita al verdadero lugar donde se perpetró la muerte de miles de personas, pero esta exposición, que podrán visitar miles de personas en todo su recorrido por el mundo, puede remover las conciencias y avisar al mundo sobre los peligros del odio, el racismo, la intolerancia y el desprecio hacia otro ser humano solo por ser diferente y que tristemente están de actualidad.


Las entradas para visitar la exposición ya están a la venta en la web www.auschwitz.net. Si las adquirimos antes del 23 de noviembre las tendremos a un precio especial de 7€ (para cualquier día) con una audioguía incluida. Los niños hasta 7 años entran gratis. Si se organiza una visita desde un colegio la entrada será gratuita.

Para saber más:
Web oficial de la exposición
Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau
National Geographic
Madrid es Noticia
El Independiente

viernes, 10 de noviembre de 2017

La resistencia de Malta

El archipiélago de Malta, que se encuentra en el estrecho paso del Mediterráneo entre la isla de Sicilia y el Norte de África, fue de una importancia estratégica vital para los Aliados.
Tomada por los británicos en 1814 tras la caída de Napoleón, ahora se encontraba en medio de la ruta que usaban los británicos para llegar a Alejandría. Malta recibió tal golpe en 1942 que su población fue premiada con la Cruz de San Jorge, la mayor condecoración civil al valor.

Durante tres años sufrió 3340 ataques aéreos, el primero en la mañana del 11 de junio de 1940, al día siguiente de la declaración de guerra de Mussolini a Gran Bretaña, realizado por 10 Savoia Marchetti SM79 contra La Valeta. En esos momentos la única defensa aérea de Malta son los biplanos Gloster Gladiator que consiguen su única victoria esa misma tarde.

Según el ejército británico y la RAF, Malta no podía ser defendida, pero la Royal Navy no estaba de acuerdo con esa apreciación y estableció allí una base de submarinos. El archipiélago se encontraba muy cerca de los aeródromos del Eje en Sicilia y los portaaviones británicos y norteamericanos llevaban cazas Spitfire y Hurricane dentro del alcance de vuelo a Malta para disuadir a los atacantes italianos y alemanes.

Lo realmente difícil era mantener Malta abastecida. Solo los rápidos dragaminas podían acceder. Los submarinos británicos fueron modificados para poder transportar gasolina y municiones, y permanecía sumergidos en el fondo del puerto durante el día para evitar ser detectados por loas aviones de reconocimiento del Eje. A pesar de ello. los planificadores militares entendían que Malta tendría que rendirse si no le llegaba más combustible, municiones y comida antes de finales del mes de agosto de 1942.

14 barcos mercantes protegidos por 64 navíos de guerra hicieron un intento desesperado por liberar Malta en la Operación Pedestal. El 10 de agosto de 1942 el convoy pasó por el estrecho de Gibraltar en 3 grupos. Al día siguiente un submarino alemán se deslizó entre 4 destructores para torpedear a uno de los tres portaaviones de la flotilla, el HMS Eagle. En seis minutos se hundió con 160 marinos y la tercera parte de la defensa aérea del convoy. Ataques sucesivos de submarinos fueron lanzados contra el USS Ohio, el barco cisterna más grande por aquel entonces, cargado con 170000 barriles de petróleo, vital para la operación. El USS Ohio fue torpedeado el 12 de agosto y aunque aguantaba, al día siguiente fue alcanzado por dos bombas más. Seguía aguantando. Acudieron al rescate el HMS Ledbury y otros buques de guerra y lo remolcaron a puerto. En la operación se perdieron dieciséis barcos, pero Malta se había salvado.
Cuando entramos en el puerto de La Valeta nos saludaron como a un buque de guerra victorioso. Multitud de personas cantaban gritando, y chillaban de alegría.
Un tripulante del SS Santa Elsa.
En unos meses, las potencias del Eje habían renunciado a tomarla, y Malta se convirtió en una base avanzada de vital importancia para la invasión de Italia que se llevaría a cabo al año siguiente.

Para saber más:
Exordio
Visit Malta
Foro Segunda Guerra
Vintage Wings
Al Sur de Alborán

domingo, 5 de noviembre de 2017

El héroe de guerra que fue despojado de sus medallas

Muchos héroes que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial recibieron medallas y honores. Pero la popularidad de un héroe muy particular traería demasiadas controversias. Nuestro héroe se llamaba Chips, y era un perro.

Los animales han sido utilizados en combate durante siglos. A igual que palomas, elefantes o caballos, los canes han sido muy útiles en el campo de batalla. Pero no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando el Ejército de los EE.UU. decidió formar sus primeras unidades caninas. Poco después de la entrada  de los Estados Unidos en la guerra en 1941, se hizo un llamamiento para que los ciudadanos donaran sus perros para el entrenamiento militar. Decenas de miles respondieron al llamamiento. Entre ellos se encontraba una familia de Pleasantville, Nueva York, que tenía a un joven mestizo de Pastor Collie y Husky, llamado Chips (Patatas Fritas), y que la familia encontró en un basurero. En 1942, fue enviado al Centro de Entrenamiento de Guerra en Front Royal, Virginia. De los 18.000 perros candidatos, 10.000 resultaron aptos para el servicio. Chips era uno de los elegidos.

Los primeros perros del llamado Cuerpo K-9 eran entrenados para ser utilizados en el frente interno. Sin embargo, en 1943 quince pelotones caninos fueron enviados en misiones a Europa o el Pacífico. La primera misión de Chips fue salvaguardar la histórica conferencia de Casablanca, Marruecos, entre Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill celebrada en enero de ese mismo año. Más tarde, viajó a Europa y África como perro de guardia con el general del 7º ejército, George S. Patton.

Su primera hazaña fue cuando alertó a sus compañeros soldados de una emboscada. Después de detectar al enemigo, corrió de vuelta a la base con un cable de teléfono atado a su cuello para que que su pelotón pudiera pedir refuerzos.
Ese mismo año, acompañó a su adiestrador y compañero, el soldado John P. Rowell, a Sicilia. Un día, mientras patrullaba la costa se encontraron bajo fuego enemigo procedente de un búnker cercano. Chips se soltó de Rowell y saltó directamente en el interior del búnker. Momentos después, varios soldados se rindieron, mordidos por Chips. A pesar de que este acto de valor casi le cuesta la vida al recibir una herida de bala en la cabeza y diversas quemaduras, esa misma noche estaba de nuevo en servicio y detectó a un grupo de 10 soldados italianos, lo que permitió a su pelotón que los interceptaran y capturaran sin un solo disparo.

Ese mismo año fue galardonado con el Corazón Púrpura y la Estrella de Plata. Otras medallas las siguieron y Chips llegó a ser el perro de guerra más condecorado de la Segunda Guerra Mundial. En una ocasión el general Eisenhower, tuvo un encuentro con Chips cuando fue ascendido a soldado de primera clase, aunque el perro no estaba por saludar al general en jefe aliado.

Las historias de su valor no tardaron en llegar a los periódicos estadounidenses. En enero de 1944, The New York Times publicó un titular: 'Perro del Ejército es el primero en obtener un Corazón Púrpura'. Esto enfureció a un buen número de importantes mandos militares. que creían que un perro no debían tener medallas como los soldados. Estas quejas llegaron al Congreso y tras tres meses de debate se decidió interrumpir la adjudicación de medallas a los héroes caninos. Chips y otros perros de guerra fueron despojados de sus medallas.

Sin embargo, los hombres de su división de infantería le otorgaron de modo extraoficial una cinta en punta de flecha y ocho estrellas de batalla. Siete meses de su vuelta a casa en diciembre de 1945, Chips sucumbió a las lesiones sufridas durante su servicio en el campo de batalla. Está enterrado en el cementerio de mascotas de Hartsdale, Nueva York.

John y Gail Wren mirando fotografías de su perro Chips durante la Guerra
A pesar de las decisiones políticas, Chips se convirtió en una leyenda. En 1990, Disney produjo una película para la TV, "Chips, el perro de guerra". Hoy en día hay un sinnúmero de monumentos conmemorativos por todo Estados Unidos dedicado a los perros K-9.

Por fin el 15 de enero de 2018 recibió la medalla Dickin en un acto en el que asistieron un bisnieto de Winston Churchill y Alan Throop, descendiente de la familia que originalmente adoptó a Chips cuando nació.


Para saber más:
US Army Quartermaster Foundation
Dog Time
Brainz
German Sheperd
Puppyup
Find a Grave
VOA

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Exposición "La Nueve. Los surcos del azar, diario de ruta de Paco Roca”

Continuando con los homenajes a los republicanos que liberaron París, el centro cultural Eduardo Úrculo del madrileño barrio de Tetuán, (Plaza Donoso, 5), acoge la exposición 'La Nueve. Los surcos del azar, diario de ruta de Paco Roca', basada en el cómic del mismo título del guionista e ilustrador valenciano Paco Roca, en el que se da a conocer la historia de La Nueve.

La Nueve fue la primera unidad de los Aliados que entró en 1944 en el París ocupado por los nazis. Llegaron dos días antes que el resto de divisiones. La 9ª compañía del general Leclerc estaba formada por 146 españoles, que habían combatido contra Franco y en ese momento luchaban contra el nazismo. Por ello, los tanques con los que liberaron la capital francesa lucían nombres como Madrid, Ebro, Don Quijote o Guernica y que en su lucha por Europa llegó hasta el "Nido del Águila" de Hitler en Berchtesgaden, en Alemania.

A pesar de su gesta, la historia de La Nueve quedó olvidada, tanto en Francia como en España hasta que Evelyn Mesquida rescató su historia en "La Nueve, los españoles que liberaron París" y Paco Roca lo hizo en 2013 con "Los surcos de Azar", dónde el autor, Premio Nacional de Cómic, es un personaje más en la historia de La Nueve, mostrada a través de los recuerdos de Miguel, un soldado republicano exiliado en Francia.

Luego llegó Anne Hidalgo, alcaldesa de París, que instaló en 2015 varias placas y un jardín junto al ayuntamiento, conmemorando la gesta. En abril de 2017, el Ayuntamiento de Madrid también ha realizado actos de homenaje a La Nueve, que culminaron con la inauguración de un monolito en su honor en los "Jardines de los Combatientes de La Nueve".

Inaugurada el 7 de octubre por D. Mauricio Valiente Ots, Tercer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid y la concejala del distrito de Teuán Dña. Montserrat Galcerán Huguet, la exposición muestra la historia de La Nueve a partir de sistema de desarrollo del autor y la visión general del cómic, así como su proceso de creación. Todo está además complementado con fotografías, uniformes originales y hasta maquetas de armas de la época.

La exposición que comenzó el 9 de octubre, estará hasta el 9 de diciembre (la elección del día nueve no es casualidad) y paralelamente hay diversas actividades:

El día 17 de octubre se proyectó en el salón de actos el documental "La nueve los olvidados de la victoria", de Alberto Marquardt. La proyección se repetirá el 28 de noviembre a las 20 horas.

El catedrático de Estudios Hispánicos de la Université de Roane, Robert S. Coale pronunciará una conferencia sobre "La Nueve: Memoria, imagen y avatares de los republicanos españoles en la División Lecler, 1943-1945", el 3 de noviembre, a las 19 horas.

El 21 de noviembre, tambien a las 19 horas, el profesor de historia de la Universidad Alcalá de Henares, Diego Gaspar Celaya, mantendrá una charla-conferencia sobre "La guerra continúa: españoles en la Resistencia exterior. Una historia hecha de mil historias".



Para saber más:
Ayuntamiento de Madrid
Tetuán
La Vanguardia
Madrid Actual