lunes, 28 de agosto de 2017

China en la Segunda Guerra Mundial

China "entró" en la Segunda Guerra Mundial bastante antes de que comenzara oficialmente el 1 de septiembre de 1939. China estaba en guerra con Japón desde el 7 de julio de 1937 hasta que Japón se rindió definitivamente el 2 de septiembre de 1945, en lo que se considera como la Segunda Guerra Sino-Japonesa.

La guerra comenzó fundamentalmente cuando el Imperio del Japón invadió la región de Manchuria el 19 de septiembre de 1931, lo que era clave para entender que Japón ya quería dominar  Asia y el Pacífico. En Manchuria se había establecido un estado títere llamado Manchukuo, gobernado por el antiguo emperador chino Puyi.


Esta agresión japonesa sería condenada por la Liga de Naciones, y Japón se retiraría de la liga. Finalmente, en julio de 1937, tras el incidente del Puente de Marco Polo, el gobierno chino decidió defenderse del invasor japonés. Después de haber ocupado Pekín y Shanghai, las tropas japonesas tomaron, la entonces capital, Nankín, en diciembre de 1937. Lo que siguió a continuación fue uno de los episodios más oscuros de la guerra, una orgía de matanzas y violaciones que duró un mes y medio. Cifras oficiales estima que murieron unas 100.000 personas a manos de las tropas japonesas, pero distintas fuentes elevan la cifra hasta las 200.000.


La ofensiva japonesa prosiguió hasta octubre de 1938. El gobierno chino se refugió en Chongqing, hasta el fin de la guerra, mientras que los miembros del Partido Comunista Chino que quedaban, al mando de Mao Zedong, hacían lo propio en Yan'an. Una inundación provocada del río Amarillo detuvo el avance de los japoneses, que regresarían a Manchuria.

En 1938 Japón no solo luchaba contra china. Tambien estaba en guerra con la Unión Soviética en la zona de Mongolia cuyo combate más importante fue la batalla de Jaljin Gol. La batalla empezó el 11 de mayo de 1939, cuando varias unidades de caballería Mongola cruzaron la frontera con Manchukuo. Los japoneses los expulsaron, pero dos días después las tropas mongoles regresaron con refuerzos soviéticos. Stalin ordenó al general Gueorgui Zhúkov que se hiciera cargo de la situación y a mediados de agosto, los rusos lograron romper las líneas enemigas y rodearon a dos divisiones completas que fueron destruidas, por lo que Japón solicitó el cese de hostilidades y dos años después firmaron el Pacto de Neutralidad entre ambas naciones. Ambos países aún no han firmado la paz y todavía se disputan las islas Kuriles.


Fue a partir la batalla de Jaljin Gol cuando el gobierno japonés decidió dar paso a la estrategia de la Armada Imperial, que deseaba una expansión hacia las colonias europeas, como Hong Kong y las islas del Pacífico. Este cambio de estrategia llevaría a Japón a chocar con Estados Unidos, que ayudaba a China con los Tigres Voladores, y que posteriormente impuso un bloqueo económico a Japón, lo que llevó finalmente a Japón a atacar a los Estados Unidos en diciembre de 1941 incrementando el apoyo norteamericano a China que a regañadientes permitió el aterrizaje de los aviones norteamericanos tras el primer raid de bombardeo de las ciudades japonesas realizado por los bombarderos de Doolittle, en abril de 1942, temiendo la tremendas represalias japonesas sobre la población china.

Durante los ocho años de guerra China perdió unos más de 3 millones de soldados y se calcula que entre 10 y 17,4 millones de civiles murieron en el conflicto, de los que se estima que casi la mitad murió en asesinatos masivos. Las bajas japonesas están entre 1 y 1,7 millones y las soviéticas no llegan a 20.000.

Para saber más:
ABC
Xinhuanet
Wikipedia
People Daily
Exordio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...