domingo, 24 de febrero de 2019

La historia secreta de las vallas de Londres

Paseando por las calles de Londres podemos toparnos con algunos vestigios de la Segunda Guerra Mundial. Muchos de ellos en lugares muy poco corrientes. Seguramente los miles de ciudadanos que transitan por esas calles nunca se han fijado en esos curiosos detalles.

La historia secreta de las vallas de Londres
Valla en Peckham Road y Camberwell Church Street
En un buen número de urbanizaciones del sur de la capital británica, las cercas que las rodean no son unas vallas corrientes, son en realidad camillas recicladas de la guerra.

Durante los bombardeos de las ciudades británicas de 1940 y 1941 llevados a cabo por la Luftwaffe alemana, el conocido como el Blitz (del alemán relámpago), el departamento encargado de tomar las medidas de protección antiaérea del Reino Unido, el Air Raid Precautions (ARP), que más tarde fue el Civil Defense Service, además de establecer las defensas, se encargó de organizar la protección de los civiles.

La historia secreta de las vallas de Londres
Entre las medidas que se tomaron fue la fabricación de cerca de 600.000 camillas de acero para poder transportar a los heridos a consecuencia de los ataques aéreos alemanes. Por fortuna, aunque las bajas fueron altas, no fueron tantas como las estimadas.

Las camillas, conocidas por las siglas ARP, fueron diseñadas para que fueran fáciles de lavar y desinfectar, y eso las hizo perfectas para ser reutilizadas al finalizar la guerra. Las últimas camillas quedaron fuera de uso por parte de la Defensa Civil en 1962.

Muchos ciudadanos tuvieron que quitar las vallas de sus casas y comunidades para que fueran recicladas en aviones, fusiles o tanques, dentro del esfuerzo de guerra.
La historia secreta de las vallas de Londres

Una vez que todo terminó, necesitaban reemplazarlas. Para ello el Concejo del Condado de Londres tuvo una idea para solucionar el problema: reubicar las camillas sobrantes que la ciudad ya no necesitaba, en las vallas de las residencias londinenses. Algunas tambien se llegaron utilizar como columpios o balancines.

Es relativamente fácil distinguir estas vallas hechas con camillas. Basta con fijarse en que la mayor parte de ellas son de color negro, con malla de alambre en el centro y unas curvas que se encuentran hacia los bordes de las barras horizontales de la cerca. Son para que los asideros fueran más accesibles y mas fácil de levantar o dejar en el suelo.

La historia secreta de las vallas de Londres
Por desgracia, más de 70 años de exposición al tiempo húmedo de Londres han dejado muchas de estas vallas en mal estado, y algunas urbanizaciones las han sustituido debido a su degradación.

Para evitar que desaparezcan por completo, la Stretcher Rainling Society de Londres se encarga de preservar este curioso legado, pues opinan que son una parte importante del patrimonio y que fueron fundamentales para salvar miles de vidas.

La Stretcher Rainling Society ha confeccionado un mapa de Google para localizar y catalogar las que aún existen. Donde se pueden encontrar en mayor número es en los distritos de Peckham, Brixton, Deptford, Oval y East London.

Para saber más:
Stretcher Rainling Society
Museum of the Order of St. John
Southwark News
Evening Satandard
CBC Radio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Además de lo que te acabo de comentar en la plataforma de MeWe, añadir que después de ojear varias entradas, aún me resulta más integrante tu blog. Lástima no haber conocido este rincón hace un mes.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro mucho de que te resulte intersante. Siempre intento aportar contenido poco tocado en la hostoria de la SGM. Un saludo.

      Eliminar