lunes, 24 de diciembre de 2012

¿Dónde blindar un bombardero?

Durante la Segunda Guerra Mundial la aviación aliada estaba recibiendo un severo corerectivo de las baterías antiaéreas nazis: uno de cada diez aviones caía bajo el fuego enemigo. El mando de bombardeo examinaba los aviones restantes que volvían a Inglaterra, contaba los impactos de bala y añadía blindaje en aquellas zonas más dañadas.



Finalmente un alto oficial del mando de bombardeo decidió consultar al estadístico húngaro Abraham Wald:
 “¿En qué parte del fuselaje debían reforzar el blindaje a los bombarderos?” 
La respuesta fue:
"En las zonas en las que los aviones no hayan recibido impactos de proyectil."
La recomendación de Wald puede parecer extraña pero sus motivos eran sólidos: los británicos sólo eran capaces de analizar los impactos de bala en los aviones que volvían a Inglaterra. Aquellos que eran derribados en territorio enemigo no podían ser analizados, de modo que la información procedente de sus agujeros se perdía para siempre.


Se analizaron los daños recibidos por los aviones que sí regresaban dañados a sus bases. En realidad, esos impactos mostraban las zonas en las que el avión podía permitirse recibir impactos. En otras palabras, las zonas indemnes de los supervivientes mostraban dónde debían haber recibido los disparos los aviones perdidos para ser derribados por las baterías alemanas.

Wald asumió que las balas se disparaban al azar y no con intención de atacar una parte concreta del avión. Más bien, las baterías antiaéreas disparaban a modo de cortina de fuego y, de vez en cuando lograban derribar un avión inglés. Por ejemplo, si Wald veía muchos agujeros de bala en mitad de las alas no concluía que los nazis estaban apuntando allí, sino que debía haber en suelo europeo un montón de bombarderos con agujeros en cualquier otro punto del fuselaje pero, por las razones señaladas, no estaban en su recuento de daños.



En consecuencia, y tomando en cuenta este interesante aspecto, los agujeros en las alas mostraban que esa zona del fuselaje del avión era resistente, por lo que por lógica era mucho mejor blindar el resto del aparato.

Fuente:
CookingIdeas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...