miércoles, 5 de diciembre de 2012

Exposición de esculturas incautadas por los nazis

Se trata de piezas que desde 1937 habían sido retiradas de la vista del público tras la promulgación, en julio de 1937, del decreto de Adolf Hitler que pretendía reprimir hasta la desaparición el Entartete Kunst (arte degenarado), toda aquella forma expresiva moderna que no transmitiese el carácter heroico, puro, obediente y superior que los paranoicos nazis entendían como propio de la raza alemana.

A partir de la disposición ejecutiva del jerarca nazi, desarrollada por la Gesetz über die Einziehung von Erzeugnissen entarteter Kunst (Ley sobre la confiscación de las obras de arte degenerado), de mayo de 1938, el estado podía decidir discrecionalmente qué tipo de piezas artísticas tenían el derecho a ser exhibidas y cuáles podían ser incautadas.

Weibliche Büste, vor 1931
Bajo la definición de arte degenerado los nazis situaban a, entre otros, Marc Chagall, Wassily Kandinsky, Paul Klee, Edvard Munch, a cualquier creador cercano a las vanguardias del primer tercio del siglo XX, dadaísmo, cubismo, expresionismo, impresionismo, surrealismo...

Bildnis der Schauspielerin Anni Mewes, 1917/1921

Tänzerin, um 1930

Schwangere, 1918
Las 16 esculturas de terracota, metal y mármol encontradas en 2010 se salvaron por una cadena de casualidades. Formaban parte de la exposición sobre arte degenerado que los nazis organizaron en Munich en 1937 para contraponerla a la Große Deutsche Kunstausstellung (Gran exposición de arte alemán) donde se podían ver a los artistas cercanos al nazismo. Cuando la muestra fue clausurada, las esculturas fueron trasladadas a un almacén que tenía en Berlín el Ministerio de Propaganda.

Estado en el que fue hallada una de las piezas
 El edificio, en el número 50 de la calle Königstrasse, resultó totalmente destruido en 1944 por los bombardeos aliados sobre la capital alemana durante la Segunda Guerra Mundial. De la construcción sólo quedó la estructura y las esculturas quedaron enterradas bajo los escombros. Así permanecieron hasta 2010, durante 66 años. El hallazgo ocurrió en enero de 2010 a partir del movimiento de tierras de las obras para ampliar una de las líneas del metro de la capital alemana. Ahora se encuentran expuestas en la muestra Entartete Kunst, Der Berliner Skulpturefund Von 2010, en la Neue Pinakothek de Munich hasta el 28 de enero de 2013..

Fuente
20 minutos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...