sábado, 7 de febrero de 2015

Los últimos secretos de Alan Turing

La cabaña número 6 de Bletchley Park, donde Alan Turing y su equipo de matemáticos y criptólogos luchaban en su guerra por descifrar los códigos alemanes de su máquina Enigma, escondía algunos secretos.


Uno de los secretos eran las tarjetas perforadas, conocidas como Banbury Sheets, que servían para poder comparar a mano los textos cifrados alemanes y de las que son los únicos ejemplares conocidos. Finalizada la guerra el gobierno británico ordeno la destrucción de todo el material utilizado para romper los códigos de Enigma y la investigación permaneció en secreto hasta la década de 1970. Se estima que la ruptura de los códigos alemanes redujo la guerra en al menos dos años. Las tarjetas se encontraban en el tejado y fueron usadas para reparar unas goteras.


El resto de los documentos de Turing y su equipo fueron utilizados para evitar que el frío y la humedad colara por las paredes y el techo de la cabaña tapando diversos agujeros ya que la construcción de las cabañas era bastante precaria para poder soportar los fríos y húmedos inviernos británicos.


Este material fue descubierto en 2013, y para evitar aún más su deterioro se decidió congelarlos hasta decidir que hacer con ellos. Recientemente se decidió descongelarlos para proceder a su restauración.

Además de los documentos, en la cabaña número 6, aparecieron un tablero de corcho, parte de un atlas y un artículo de una revista de moda. En otras cabañas restauradas aparecieron diversos objetos como una “cápsula del tiempo”, dentro de una puerta de la cabaña 11A. Todos estos objetos y documentos serán el centro de una exposición sobre la rehabilitación, para devolverlas al estado original de 1940, de las instalaciones en Bletchley Park, que ha costado cerca de 8 millones de libras.

Fuente:
MKWeb
TechieNews
BBC
Decrypted Secrets: Methods and Maxims of Cryptology, de Friedrich L. Bauer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...