viernes, 27 de noviembre de 2015

El Destripador del Apagón

Durante el Blitz sobre Londres y otras ciudades de Gran Bretaña murieron más de 40.000 personas. Pero no todas murieron por las bombas de la Luftwaffe alemana.

Durante los bombardeos, la población se vio obligada a refugiarse en la oscuridad. Colocaron espesas cortinas en las ventanas y la electricidad a veces se apagaba para asegurarse de que la luz no serviría para marcar el objetivo a los bombarderos alemanes. Para los criminales sin escrúpulos esta era una situación ideal y Gordon Frederick Cummins era uno de ellos.


En febrero de 1942, Cummins se estaba formando como piloto de la RAF en Londres cuando comenzó a asesinar a mujeres cuando la ciudad estaba a oscuras. La primera víctima, Evelyn Hamilton, fue hallada en la mañana del 9 de febrero en un refugio antiaéreo en el área del West End amordazada con un pañuelo y estrangulada hasta la muerte. Al día siguiente se descubrió otra mujer, Evelyn Oatley, una joven prostituta encontrada en su apartamento, desnuda, estrangulada, y mutilada con un abridor de latas que su asesino se dejó en la escena del crimen.

Los días 11 y 12 de febrero no pareció ninguna víctima. Parecía que todo había acabado. Pero el 13 aparecieron dos nuevos cuerpos. El primero fue el de Margaret Lowe que había desaparecido el día 10. Como la segunda víctima, era una prostituta y apareció desnuda, horriblemente mutilada y estrangulada. El segundo fue el de Doris Jouannet, tambien prostituta, que al igual que las otras estaba desnuda, mutilada y muerta por estrangulamiento.

La prensa de Londres, como si de un nuevo Jack el Destripador se tratase, se hizo eco de los asesinatos y lo bautizaron como "El Destripador del Apagón" (The Blackout Ripper). Debido a que tres de las víctimas eran prostitutas, se supuso que ese sería el grupo de mayor riesgo. Mientras que los apagones protegían a la mayor parte de la ciudad de los ataques alemanes, las mujeres, obligadas a seguir ganándose la vida, estaban completamente desprotegidas del asesino que las acechaba en la oscuridad.


El 14 de febrero, Cummins abordó a Greta Hayward y trató de asesinarla en un callejón, pero mientras intentaba estrangularla, apareció un repartidor y Cummins huyó dejando caer accidentalmente a su máscara de gas. Esa misma noche, Cummins intentó atacar a otra prostituta, Kathleen Mulcahy. Solicitó los servicios de Mulcahy y la acompañó a su piso. Cuando intentó matarla, luchó con tal fuerza y levantó tanto alboroto que de nuevo tuvo que huir en la noche, esta vez dejando caer su cinturón.

La máscara de gas estaba marcada con un número de serie que estaba asignado a Cummins, por lo que los investigadores se dirigieron a su alojamiento para detenerlo. Cummins alegó que era totalmente inocente, pero en el registro encontraron una serie de objetos de las victimas, como un reloj, una pitillera o sus medias. Tambien sus huellas coincidían con las halladas en los apartamentos de las primeras victimas así como en el abrelatas.

Cummins fue juzgado por el asesinato de Evelyn Oatley el 27 de abril y fue condenado a la pena de muerte por la horca. Fue ejecutado el 25 de junio en la prisión de Wandsworth. Como en un acto de justicia divina, el destino quiso que fuera ejecutado durante un ataque aéreo.


Fuente:
Old Police Cells Museum
Murderpedia
Explore JTR
Criminal Minds
YouTube

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...