lunes, 25 de enero de 2016

El prisionero que convenció a sus guardias de que se rindieran

Corrían los últimos días de la Segunda Guerra Mundial cuando el joven piloto de la Fuerza Aérea Sudafricana (SAAF) Peter During fue derribado con su Spitfire por una unidad antiaérea de la división Herman Goering, de la Luftwaffe alemana y posteriormente capturado al caer tras las lineas enemigas.


During fue interrogado por el comandante de la unidad Flak, que hablaba Inglés, y a la mañana siguiente, tras ser nuevamente interrogado, lo subieron en un camión para ser trasladado a un campo de prisioneros de guerra, escoltado por cuatro soldados. Durante el viaje, que duró un par de días, una buena relación creció entre During y sus guardias. Durante una de sus charlas, During les preguntó sobre que iban a hacer ahora que estaba tan cerca el fin de la guerra. During intento convencer a sus guardias de que no lo llevaran al campo de prisioneros y que en su lugar lo llevaran hasta las líneas aliadas. El se comprometió personalmente a recomendarles positivamente ante las autoridades aliadas. Los soldados alemanes hablaron entre ellos y acordaron aceptar la proposición de During y llegaron a un acuerdo.

El problema estaba en que aún se encontraban en territorio controlado por los alemanes así que decidieron que si se topaban con los partisanos During tomaría la MP40 y les diría que los soldados alemanes eran sus prisioneros. Al igual que si se encontraban con fuerzas alemanas les entregaría la MP40 de nuevo, por lo que los soldados alemanes podían decir que During era su prisionero.


Un día más tarde, vieron una casa de campo y pidieron a sus habitantes si podían pasar la noche. La familia les ofreció un lugar para dormir y algo de comida y vino. Este momento extraordinario fue fotografiado por uno de los soldados alemanes. Finalmente tras cinco días de viaje, llegaron a las líneas aliadas y Peter During entregó a sus nuevos camaradas a las tropas canadienses. Durin cumplió con su palabra y proporcionó a los soldados alemanes una buena recomendación. Justo antes de que se hicieron cargo los canadienses de los soldados alemanes como prisioneros de guerra, uno de ellos regaló a During su cámara, que aún tiene en su poder.

Finalizada la guerra, Peter During trató en numerosas ocasiones de hallar a los soldados alemanes, que alguna vez fueron sus captores, sus prisioneros y amigos en tiempos de guerra, pero sin éxito.

Fuente:
Saaf WW2 Heritage
War History Online

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...