viernes, 29 de enero de 2016

La Nueve, los primeros en entrar en París

El 24 de agosto de 1944, en las afueras de París, el general Philippe Leclerc, recibe la orden de rodear la capital francesa. La ciudad no era un objetivo para el alto mando aliado. Era más importante perseguir a los alemanes y no perder tiempo y recursos en la toma de la capital francesa. Pero tras el estallido de la insurrección del día 19, la cosa cambia para los franceses. Leclerc no puede decepcionar a la población civil que ha salido al paso de su 2ª división blindada agasajándoles con vino, comida, flores; y los abrazos y besos de las muchachas. Esa noche decide enviar a su mejor unidad. Se reúne con el capitán Raymond Dronne y le ordena que vaya al ayuntamiento de París, en un intento de que sea el ejército francés quien libere la ciudad:
Tome a sus nombres de la 9ª y entre en París. Diga a los parisinos que toda nuestra división estará con ellos mañana.
La Nueve
Tras atravesar Fresnes, Hay-les-Roses, Bagneux, Cachan y Arcueil, al mando de Dronne, la 2ª y 3ª sección de La Nueve y sus half-tracks, cruza la Puerta de Italia a las 8:30 de la tarde y es recibida con ovaciones por los parisinos tomándoles por norteamericanos debido a sus uniformes y vehículos. Tras callejear por la ciudad para evitar los controles alemanes, pasando el puente de Austerlitz y los muelles del Sena, llegan una hora más tarde a la plaza del Ayuntamiento, donde se van congregando cientos de personas. Forman en posición de defensa y esperan a que lleguen refuerzos.

Tras diversas escaramuzas por la ciudad, toman la central telefónica y cambian la bandera en la embajada de España por la tricolor republicana, lo que a Franco le hace entrar en cólera. Pasan la noche cantando "Ay Carmela" frente al ayuntamiento. 

Al amanecer del día 25, el resto de la división se dirige a París. Mientras la unidad establecida en el Ayuntamiento son objeto de los curiosos que se han atrevido a salir a la calle. Los que se atreven a acercarse descubren que no son ni norteamericanos ni franceses. Son españoles y sus vehículos están bautizados con distintos nombres españoles: Madrid, Ebro, Teruel, Guadalajara, Belchite y Don Quijote. Son exiliados republicanos españoles que llevan años luchando contra los que ayudaron al bando nacional durante la Guerra Civil Española esperando que una derrota de los Alemanes e Italianos se lleve por delante también al régimen de Franco, pero tristemente eso no llegará nunca. Son los soldados de la 9ª compañía, conocida como "La Nueve".

La Nueve
La noche del 25 la población comienza la venganza sobre los que han colaborado con los alemanes. Muchos son asesinados y la mujeres que han mantenido relaciones con los ocupantes son paseadas desnudas, con la cabeza afeitada, entre insultos y golpes.

Miembros de "La Nueve" tambien participan en la toma de la central telefónica y otros españoles de la 11ª compañía toman el hotel Meurice, donde tenía su despacho el gobernador general del Gran París, el general Dietrich von Choltitz.

Al día siguiente se produce un desfile histórico por los Campos Eliseos. Ante el Arco del Triunfo, "La Nueve" la unidad que llegó primero a París rinde honores al General de Gaulle. La comitiva se dirige hasta la catedral de Notre Dame escoltada por cuatro blindados españoles de "La Nueve". Es el reconocimiento a los soldados españoles que liberaron París, aunque de Gaulle no hable de ellos en su discurso y la historia oficial los silenciara.

"La Nueve" seguirá luchado por Europa, liberando Estrasburgo en noviembre, hasta llegar el 5 de mayo de 1945 a Berchtesgaden, el "Nido del Águila" de Hitler. Al acabar la guerra solo quedaban 16 de los españoles que desembarcaron en Normandía cantando "La Cucaracha". El último de ellos, Rafael Gómez Nieto, falleció por COVID-19 en marzo de 2020.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario