jueves, 4 de febrero de 2016

No se olvide de Pearl Harbor

En 1946, siendo el primer ministro japonés, Hideki Tōjō, prisionero de los aliados, tuvo importantes problemas dentales así que su dentista, George Foster, le extrajo un buen número de piezas en muy mal estado y pidió que se le realizara una dentadura para que pudiera hablar con claridad durante su juicio por crímenes de guerra.

Las prótesis las fabricó el dentista militar de 22 años Jack Mallory. Mallory pidió a un amigo, radioaficionado amateur, que le ayudara a escribir en código morse la frase "Remember Pearl Harbor" (Recuerde Pearl Harbor) en la dentadura y se la entregó a Tōjō.


Mallory y su colega George Foster solo se lo contaron a unos pocos amigos, pero unos meses después, el secreto salió a la luz y los dos tuvieron que entrar en la celda de Tōjō en mitad de la noche para que les devolviera la dentadura, con la escusa de tener que ajustarlas, y así borrar el mensaje. Al día siguiente, cuando un coronel de Inteligencia Naval se enfrentó a ellos, respecto a la "broma"; pero como consiguieron borrarlo, fueron capaces de afirmar, que de verdad, no había ningún mensaje. Lo que no se sabe es si Tōjō se llegó a enterar de lo sucedido.

Tōjō fue condenado a muerte en los conocidos como "Juicios de Tokio" y ejecutado el 23 de diciembre de 1948.

Para saber más:
News Review
We are the Mighty
Historias de la Historia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...