viernes, 26 de febrero de 2016

Los Bonos de Guerra

Las guerras son caras y los gobiernos siempre han necesitado dinero para hacerlas. Pero no fue hasta el siglo XX que los gobiernos empezaron a utilizar la guerra como una herramienta de marketing para animar a los ciudadanos a comprar bonos emitidos por el gobierno. Para recaudar dinero durante la Primera Guerra Mundial, el gobierno de EE.UU. emitió los "Liberty Bonds" (Bonos de la Libertad), y puso en marcha una campaña publicitaria llena de dramáticos carteles que animaran a comprarlos.


Ya en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno abandonó el eufemismo "libertad" y fue directo al grano, hablaba de guerra. Se emitieron los "War Bonds" (Bonos de Guerra), que fueron acompañados por una campaña de promoción masiva a base de carteles, campañas con héroes y artistas famosos, cine, radio y cualquier medio que fuera útil para recaudar fondos, como "Adolph the Pig" creado por el diseñador industrial Thomas Lamb y no era más que una hucha de cerdito con cierto parecido a Hitler que chillaba cada vez que se le insertaba una moneda. La idea era llenar la hucha con monedas para, a continuación, utilizar el dinero para comprar bonos de guerra.


Las campañas funcionaron muy bien. Más de 85 millones de estadounidenses compraron más de 185,7 mil millones dólares en Bonos de Guerra durante guerra. Marlene Dietrich fue la primera actriz que colaboró en la en las campañas de Bonos de Guerra y Dorothy Lamour fue una de las más activas. Estados unidos gastó más de 3000 billones de dolares en la guerra, que hoy equivaldría a unos 4 trillones de dolares.

La compra de bonos se hacía principalmente por patriotismo, ya que la re-compra no siempre estaba garantizada, pues se recuperaba el valor invertido siempre que el país fuera el vencedor. Además hacía que los ciudadanos se sintieran más comprometidos con la causa del país. en el periodo 1941/1945 el ingreso anual medio de un estadounidense era de apenas 2000$, y a pesar de ello, se pidió a los ciudadanos colaborar con el estado comprando bonos, cuyo valores fluctuaban entre los 25$ y los 10000$, vendidos a un 75% de su valor y podían ser adquiridos por dos personas. También salieron a la venta estampillas postales con un valor de 10 centavos cada una.


El gobierno también recurrió a los superhéroes de los cómics, en los que se trataba de apelar a los sentimientos más arraigados entre los ciudadanos, como la protección de la nación, ayudar a sus familiares en el frente o el orgullo de ser americano.


Las cosas cambiaron mucho después de 1945 ya que la guerra de Corea, la guerra de Vietnam y la Guerra del Golfo Pérsico no tuvieron una declaración de guerra. Sin embargo, después de los atentados del 11S, el gobierno de EE.UU. añadía la frase "Patriot Bond" en ciertos bonos de papel vendidos por el estado. Los Patriot Bonds ofrecieron a los estadounidenses una forma más de expresar su apoyo a los esfuerzos de lucha antiterrorista llevados a cabo por el gobierno.


Para saber más:
National WW2 Museum
NPR
National Archives
Wikipedia
United States History

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...