miércoles, 13 de julio de 2016

La invasión Aliada de las Islas Canarias

Durante la Segunda Guerra Mundial, España se consideraba "neutral" o "no beligerante", pero sobre todo en los primeros años del conflicto era claramente pro-alemana así que los Aliados temían que en cualquier momento decidiera apoyar sin restricciones al Eje. El mayor temor era que España recuperara Gibraltar, con lo que habría cerrado el paso por el estrecho con lo que los Aliados habrían perdido el control del Mediterráneo. Así que se decidió elaborar los planes de la Operación Pilgrim. La invasión de las Islas Canarias.


En junio de 1941, los planes estaban casi acabados y se creó la Fuerza de Invasión 110, formada por 25000 soldados británicos al mando del general Robert Sturges. Durante los meses siguientes la fuerza debía mantenerse en alerta y disponible para ejecutar el plan a la espera de la orden de Churchill.

La operación Pilgrim fijaba como objetivo principal la isla de Gran Canaria, en especial la ciudad de Las Palmas, el desembarco principal se realizaría en la bahía de Gando para tomar su refinería de petróleo y el aeródromo cercano para incomunicar la isla. El plan incluía al infante Don Juan de Borbón y Battenberg, como gobernador del archipiélago. Las Islas Canarias ya eran un punto estratégico desde mucho tiempo atrás, ya que era un importante paso de navíos hacia América desde el viaje de colon en 1492, los alemanes lo sabían y desde antes de que estallara el conflicto tenía varios espías repartidos por las islas. Como defensa ante una posible invasión de las islas el gobierno español decidió establecer defensas costeras, con el apoyo de Alemania. Finalizada la guerra algunas de ellas fueron abandonadas.

Baterías de San Juan, en Las Palmas de Gran Canaria
Sin embargo la operación quedó momentáneamente suspendida, por varios motivos. Por un lado, en las maniobras de agosto en la base de Scalpa Flow uno de los transportes llegó a encallar y casi se hundió con todo el personal a bordo. Otro motivo fue que en diciembre, tras el bombardeo de Pearl Harbor, Estados Unidos entró en la guerra. Por último, a partir de 1942 Alemania comienza a perder posiciones, lo que provocó cierto distanciamiento de España respecto a Alemania.

Algunos historiadores creen que si se hubiese llevado a cabo la Operación Pilgrim se habría alargado el fin del conflicto un año más, debido a que si España hubiera entrado en la guerra, posiblemente Portugal también lo habría hecho, y que los Aliados habrían tenido que movilizar a una gran cantidad hombres. Lo que si que es seguro es que la Operación Pilgrim habría cambiado el futuro de España, algo que habrían deseado los miles de republicanos españoles que tuvieron que abandonar España tras la Guerra Civil y que podría haber provocado una nueva guerra civil como sucedió con Grecia al finalizar la guerra.

Para saber más:
El Iberico
Historia General
Armada - Ministerio de Defensa
Memoria Digital de Canarias
La Opinión de Tenerife

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...