lunes, 5 de febrero de 2018

La masacre del garaje de Kovno

Hasta 1939, Kovno (actual Kaunas), en Lituania central, era la capital del país y la ciudad más grande; con una población judía de cerca de un cuarto de la población total de la ciudad. Los judíos se concentraban en el sector comercial, artesano y profesional de la ciudad.

La Unión Soviética ocupó Lituania en junio de 1940. Mientras, el frente lituano activista, fundado por emigrantes lituanos nacionalistas en Berlín, difundió clandestinamente literatura antisemita en Lituania. Después de la invasión alemana de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, las fuerzas soviéticas huyeron de Kovno. Justo antes y tras la ocupación alemana de la ciudad el 24 de junio, las mafias lituanas anti-comunistas y pro-alemanas habían comenzado a atacar a los judíos, sobre todo en los alrededores de las calles de Jurbarko y Krisciukaicio. Estos grupos paramilitares, animados por los nazis, asesinaron a centenares de judíos y un grupo de insurrectos encabezados por Algirdas Klimaitis llevaron a docenas de ellos al garaje Lietukis, donde les asesinaron brutalmente antes de que las fuerzas alemanas hubieran establecido su administración en la ciudad.


Unos 60 judíos fueron reunidos durante la tarde del 27 de junio en el patio de un garaje situado en el número 43 de la Avenida Vitautas, en el centro de la ciudad. En el patio delantero del garaje un hombre rubio de altura media, de unos veinticinco años, estaba de pie con un palo de madera. El palo era tan grueso como su brazo y casi tan alto como el. El agua que fluía continuamente de una manguera arrastraba la sangre hacia un drenaje. A solo unos pasos detrás de el unos veinte hombres, vigilados por civiles armados, esperan sumisa y silenciosamente su cruel ejecución. Empujado el siguiente hombre dio un paso adelante y fue golpeado hasta a la muerte con el palo de madera de la manera más bestial. Cada golpe era acompañado por gritos de entusiasmo de la audiencia, entre la que había niños que sus padres aupaban para ver el dantesco espectáculo. A los pies del coreado por la multitud como "El Repartidor de Muerte de Kovno", se hallaban de quince a veinte personas muertas o moribundas. El asesino siguió con su ritual hasta que se cansó, después comenzó a tocar un acordeón. El "Repartidor de Muerte" fue el más brutal, pero no el único, otros cinco o seis hombres también mataron a otros con palas, barras de hierro o por otros crueles métodos.


Entre la muchedumbre se encontraba un oficial alemán que más tarde describió el acontecimiento como el más espantoso había presenciado durante las dos guerras mundiales.

Durante la segunda Guerra Mundial, más del 90% de la población judía de Lituania fue asesinada, el porcentaje mas alto de cualquier nación europea. Esta tasa tal alta fue fomentada por la propaganda nazi que culpó a los judíos de la invasión y la represión soviética de un año antes. Otro factor era la necesidad de los alemanes de una rápida colonización de Lituania, lo que daba alta prioridad a la eliminación de la comunidad judía lituana, dentro del Generalplan Ost (Plan General del Este) para colonizar la Europa del Este.


Para saber más:
Rare Historical Photos
Holocaust Education & Archive Research Team
Wikipedia
Axis History Forum
Defending History

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...