miércoles, 28 de febrero de 2018

Historia de una imagen: El mapa de la Sudamérica nazi

Roosevelt, el presidente de los Estados Unidos dijo el 27 de Octubre de 1941:
Hitler ha proclamado a menudo que sus planes de conquista no se extienden a través del Océano Atlántico. Pues bien, tengo en mi poder un mapa secreto, realizado en Alemania por el gobierno nazi. Es un mapa de Sudamérica y parte de Centroamérica, con el nuevo orden que impondrá Hitler tras su conquista.
El mapa del que habla Roosevelt, al parecer, se lo apropió un agente británico en Buenos Aires quitándoselo a un agente alemán del Abwehr y muestra como los nazis reorganizarían Sudamérica dividiéndolo en varios estados satélites de Alemania.

Estos estados serían Guyana (frz), controlada por el régimen colaboracionista francés de Vichy, Neuspanien (Nueva España), Chile, que estaría dividido en dos por un corredor que daría salida a Argentina hasta el puerto de Antofagasta, en el Pacífico, Argentinien (Argentina) y Brasilien (Brasil). Estos territorios englobarían a los demás países.
El mapa además indica las Luftverkehrsnetz der Vereinigten Staaten Süd-Amerikas - Hauptlinien (Ejes de las Rutas aéreas de los Estados Unidos de América del Sur) y varias notas manuscritas.


El mapa mostraba claramente como el III Reich era una amenaza para los Estados Unidos y podría haber sido el motivo para que los Estados Unidos entraran en la guerra. Los alemanes negaron con vehemencia la autenticidad del mapa, aunque finalmente, solo dos meses después, declararon la guerra a los Estados Unidos tras el ataque japones a la base naval de Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941.

Por entonces la situación para Inglaterra era prácticamente insostenible, la RAF no podría aguantar mucho más el envite de la Luftwaffe y sabían que la entrada de los Estados Unidos en el conflicto decantaría la guerra a su favor. Aunque la opinión pública estadounidense era contraria a la guerra, el presidente Roosevelt era partidario de la entrada en la guerra.

Pero el mapa en cuestión era falso, el mapa no era más que una invención del servicio secreto británico para convencer a los norteamericanos de la amenaza nazi y para que tuvieran un claro motivo para entrar en la guerra.
Si hubo motivos para entrar en la guerra por culpa de este mapa, el ataque japones a Pearl Harbour se encargó de olvidarlos.

No se supo que el mapa era falso hasta varias décadas después, cuando apareció entre los documentos del presidente Roosevelt. Tambien se sospecha que el presidente no tenía muy clara su autenticidad pues en el manuscrito original de aquel discurso se refería al mapa como "de indudable autenticidad", que posteriormente cambió por "un mapa secreto".

Para saber más:
Big Think
ABC
La Brújula Verde
Mental Floss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...