domingo, 7 de octubre de 2018

La Vuelta al mundo en velero en plena Segunda Guerra Mundial

Dar la vuelta al mundo en solitario a bordo de un velero es extremadamente peligroso, pero hacerlo precisamente en plena Segunda Guerra Mundial, se puede considerar suicida. Pues un valiente argentino lo llevó a cabo por la ruta de los “cuarenta bramadores” por ser un itinerario cercano al paralelo de 40º sur, donde hay fuertes vientos y frecuentes tormentas, también llamada "la ruta imposible".


El marino fue Vito Dumas, a bordo de su pequeño velero, el Lehg II. Entonces la prensa le llamó “el navegante solitario”, “el héroe silencioso”' o “el domador de olas”.
El estallido de la Segunda Guerra Mundial no le intimidó, es más, le sirvió para justificar su aventura:
Antes de partir escribió:
Demostrar, mientras un soplo de espanto arrasa al mundo, que no todo está perdido, que aún quedan soñadores, románticos, visionarios.
Nacido en el barrio de Palermo de Buenos Aires el 26 de septiembre de 1900, desde pequeño demostró ser un aventurero. En una ocasión intentó cruzar a nado a la costa uruguaya y el Canal de la Mancha en varias ocasiones. A los 32 años, atravesó el Atlántico en un velero de ocho metros de eslora.
Dumas tenía obsesión con la temible ruta que va de Buenos Aires, pasa por Ciudad del Cabo, Wellington y Valparaíso, y que regresa al Río de la Plata (Argentina), después de doblar el Cabo de Hornos.

Cuando iba a iniciar su viaje lo justificó diciendo:
Voy en esta época materialista, a realizar una empresa romántica, para ejemplo de la juventud.

Dumas inició su singladura el 27 de junio de 1942. A bordo del 'Legh II' llevaba 400 botellas de leche esterilizada y condensada, 20 kilos de harina y legumbres, tabletas de chocolate, frutas confitadas, galletas, un botiquín de primeros auxilios con vitaminas, agua potable, 80 kilos de corned-beef y tampoco podían faltar 10 kilos de mate, además de otras provisiones. El 'Legh II' era un velero con dos mástiles y cuatro velas, de poco más de 9 metros de eslora armado en los astilleros Parodi en Tigre.

Tras 274 y días 38.000 kilómetros (20.420 millas marinas), pasando por innumerables tormentas y calmas chichas arribó a las costas de Buenos Aires el 8 de agosto de 1943 donde le esperaban más de 50.000 personas que lo recibieron como un héroe.

Vito Dumas falleció el 28 de marzo de 1965, víctima de un derrame cerebral. Como homenaje a su gesta varias calles y organizaciones en Argentina llevan su nombre. El Lehg II  se encuentra en el Museo Naval de la Nación Argentina.


Para saber más:
Los cuarenta bramadores, de Vito Dumas
Ciber Náutica
Historia y Biografias
Notimérica
ABC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...