domingo, 30 de agosto de 2020

El hospital subterráneo de Budapest

Bajo el Castillo de Buda se encuentran unos 10 kilómetros de cuevas interconectadas, sótanos y túneles sinuosos, que los habitantes de Budapest no han dejado de utilizar, ampliar y reconstruir.

El hospital subterráneo de Budapest
Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, siendo el castillo la sede del gobierno húngaro, las rutas estaban fortificadas, el número de accesos restringidos y los pasajes a menudo separados entre sí. Todo esto se llevó a cabo para que el sistema, con una profunda cueva de 10 a 15 metros, pudiera servir como un refugio antiaéreo en caso de bombardeo

Entonces, el alcalde de Budapest, el Dr. Károly Szendy, ordenó la construcción de un hospital de emergencia quirúrgica por debajo del castillo con el fin de utilizarlo como refugio y centro médico.

El hospital subterráneo de Budapest
Dr. István Kovács
La instalación se desarrolló partiendo del sistema de cuevas existente. Los trabajos avanzaron intensamente desde 1939 hasta 1944 y en febrero de 1944, las urgencias médicas del Hospital de Budapest empezaron a funcionar. Llegó a ser utilizado de forma intensiva después de los ataques aéreos estadounidenses en el mayo de 1944. En ese momento, el hospital se componía de tres grandes salas y una mas pequeña

Una de las salas se dedicó exclusivamente a las mujeres, otra para los hombres civiles y otras para uso militar. El hospital estaba completamente equipado, quirófano, instalaciones de rayos X y sus propios generadores de electricidad para que funcionar de manera independiente de la red de electricidad de la ciudad. Su misión se convirtió en la prestación general de urgencias, por lo que recibió tanto personal civil como militar que había sido herido en los ataques aéreos.

Conocido como el "Hospital de la Roca", estuvo bajo la supervisión del Hospital de San Juan. El Dr. István Kovács, un ex cirujano militar fue nombrado como jefe de la cirugía. El Dr. András Seibriger se convirtió en su cirujano adjunto. Muchos deben su vida a la profesionalidad de los dos médicos y a su dedicación. Juntos, lograron organizar a cuarenta médicos en turnos rotatorios con el Hospital de San Juan y varias decenas de enfermeras voluntarias de la Cruz Roja.

El hospital subterráneo de BudapestDiseñado para dar cabida a 300 pacientes, en el momento del asedio ya había superado su capacidad. Según el testimonio de testigos presenciales, el hospital llego albergar de 650 a 700 heridos. Debido a la falta de espacio se amplió por otras cuevas. Las camas se pusieron juntas, dispuestas como literas para dar cabida a tres pacientes en cada nivel, al igual que las camillas y sacos de paja, a modo de colchón. 
Con el tiempo la tasa de mortalidad fue alcanzando niveles muy altos debido a las epidemias y la falta de medicamentos e instrumental médico.

Cerca de treinta médicos del servicio de trabajo forzoso trabajaron en el hospital. El jefe de la Policía impidió que miembros de la Cruz de Flecha (el Partido Nazi Húngaro) los deportaran vistiéndolos con uniformes médico del Ejército húngaro. Por esto, el Jefe de Policía, el doctor Imre Kálmány Koppány, fue inscrito en el muro del Holocausto, que recuerda a las personas que arriesgaron sus vidas para salvar a otros.

El hospital subterráneo de BudapestHacia el final del asedio, el 11 de febrero de 1945, 20.000 soldados del ejército del Eje que se encontraban rodeados por 40.000 tropas rusas intentaron romper el asedio pero fracasaron. Por ello el hospital se llenó de nuevo. 

Los soviéticos tomaron la ciudad el 13 de febrero. Las tropas soviéticas respetaron el hospital. Sin embargo, en una de las salas de la cueva anexa se produjo un tiroteo entre soldados alemanes heridos y tropas soviéticas que respondieron con fuego. De hecho, las primeras tropas soviéticas que entraron en el Hospital repartieron cigarrillos entre los pacientes tras asegurarse de que todos eran húngaros.

El cerco y el asedio de Budapest, duró desde diciembre 1944 hasta febrero 1945 y más tarde, los pacientes fueron trasladados sucesivamente a otros hospitales hasta que el "Hospital de la Roca" fue cerrado finalmente en julio de 1945.

Desde su cierre en 1945 hasta 2007 el hospital ha tenido diferentes usos, que van desde almacén de una fabrica de productos farmacéuticos (hasta 1952) pasando almacén de emergencia durante la guerra fría, hasta volver a ser hospital dentro del refugio nuclear. En la actualidad está convertido en museo y sus instalaciones son totalmente funcionales.

Para saber más:
Museo Hospital de la Roca
The World Thru My Eyes
Fotonazos
Intentando Recorrer el Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario