domingo, 18 de noviembre de 2012

España y el holocausto judío

En 1942 una conferencia secreta tuvo lugar en el palacio de Wannsee, a las afueras de Berlín, donde se sentaron las bases de "la solución final del problema judío". En esa reunión se hizo referencia a los 6.000 judíos españoles censados por el Gobierno español y entregado a las autoridades alemanas.

Facsímil del Acta de la Conferencia de Wannsee. En ella se menciona el número de judíos por cada país europeo
El régimen de Francisco Franco elaboró un archivo encaminado a colaborar en el Holocausto. El 13 de mayo de 1941, todos los gobernadores civiles españoles recibieron una circular remitida por la Dirección General de Seguridad, en la que les ordenaban que enviaran a la central informes individuales de “los israelitas nacionales y extranjeros afincados en esa provincia”. La circular estaba firmada por José Finat Escrivá de Romaní, quien poco después sería enviado a Berlín como embajador de España y que llegaría a ser, nombrado por Franco, alcalde de Madrid. Allí entregó a Himmler su lista de 6.000 judíos españoles fichados.

El objetivo de aquellos informes era controlar a los judíos españoles de origen sefardí. “Las personas objeto de la medida que le recomiendo, han de ser principalmente aquellas de origen español designadas con el nombre de sefardíes, puesto que por su adaptación al ambiente y similitud con nuestro temperamento poseen mayores garantías de ocultar su origen y hasta pasar desapercibidos sin posibilidad alguna de coartar el alcance de fáciles manejos perturbadores”.

Francisco Franco
Pasado el tiempo, ese censo de los judíos españoles, como toda la documentación comprometedora para el régimen franquista, fue ocultada o destruida. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la propaganda del gobierno franquista intentó hacer creer que España había contribuido a la salvación de miles de judíos perseguidos por los nazis.

A esta colaboración del régimen fascista de Franco, hay que añadir la pasividad, los silencios y las ocultaciones a la opinión pública española, por parte de las autoridades franquistas, del desarrollo del Holocausto entre 1942 y 1945. Franco tuvo noticia del Holocausto, desde luego a partir de la declaración oficial de los Gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y otros 10 países aliados, del 17 de diciembre de 1942, condenando públicamente la política nazi de exterminio. La prensa española, sometida a estricta censura, no dijo absolutamente nada sobre el tema.
Además, en agosto de 1944, el diplomático español Ángel Sanz Briz, destinado en la embajada española en Budapest, envió un informe a las autoridades españolas dando cuenta del exterminio de judíos en Auschwitz.

Ángel Sanz Briz el "Ángel de Budapest"
Está claro que los crímenes masivos de los nazis no hubieran sido posibles sin la complicidad y los clamorosos silencios y ocultamientos de ciertas autoridades militares, civiles y eclesiásticas de los demás países europeos.

Fuentes:
El País
Wikipedia (conferencia de Wannsee)
Wikipedia (Ángel Sanz Briz)
Wikipedia (Francisco Franco Bahamonde)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...