sábado, 20 de junio de 2015

La auténtica identidad del hombre que nunca existió

En el cementerio de Nuestra Señora de la Soledad de Huelva está la tumba del Mayor William Martin, que fue encontrado ahogado en las costas onubenses como parte de la Operación Carne Picada (Micemeat). Esta operación trataba de engañar al Eje haciéndoles creer que los Aliados intentarían desembarcar en Grecia o Cerdeña, en lugar de en Sicilia.

En la lápida aparece otro nombre, Glyndwr Michael, que sirvió como el Mayor William Martin. Glyndwr era un mendigo que, al parecer, había muerto de neumonía por exposición al frío. Pero finalmente se descubrió que en realidad murió por una intoxicación de matarratas. Desde 1996 esta era la versión oficial sobre la identidad del mayor Martin.

Ahora Jesús Copeiro y Enrique Nielsen, autores del libro "William Martin. Desentrañando la trama", niegan que se hubieran confundido las causas de la muerte porque los síntomas son totalmente diferentes y que un forense las detectaría a simple vista. Eduardo Fernández del Torno, forense de Huelva, tenía amplia experiencia y es muy extraño que pudiera equivocarse.

Jesús Copeiro y Enrique Nielsen, junto a la tumba de William Martin

Unos investigadores escoceses aportan un nuevo nombre al cadáver, el del marino John Melville, fallecido el 27 de marzo de 1943 en el hundimiento del portaaviones HMS Dasher donde murieron ahogados 379 marineros que eran excelentes candidatos para ser Martin. Los oficiales de inteligencia Ewen Montagu y Charles Cholmondeley aceleraron los planes por el hundimiento del Dasher y trasladaron el cadáver de John Melville desde Londres a la base escocesa de Holy Loch en una furgoneta para embarcarlo en el submarino Seraph, que lo dejaría como Marin en las costas de Huelva. Esta teoria se refuerza con que al cuerpo de Melville no fue entregado a sus familiares y fuera enterrado en la ciudad escocesa de Ardrossan, en las costas donde se hundió su navío y que los testimonios de los que vieron el cuerpo en Huelva. Estos testigos dijeron que el cuerpo pertenecía a un hombre alto, que tenía la cara con quemaduras, que bien podrían ser debidas a la explosión del HMS Dasher.


La prueba que parece ser definitiva es el reconocimiento de la Royal Navy de la participación de John Melville en la Operación Mincemeat. En el reconocimiento de octubre de 2004, se dijo que "este marinero salvó numerosas vidas en la invasión de Italia". Fue desmentido por las autoridades británicas y año y medio después, una carta del Cuartel General de la Royal Navy decía que "una investigación reciente muestra que el cuerpo usado en el engaño fue el de John Melville, un marinero del HMS Dasher".

La tumba de John Melville en Ardrossan

Pero quizás la única manera de conocer la verdadera identidad del hombre que nunca existió sea abrir la tumba de William Martin en Huelva o la de John Melville en Ardrossan. Incluso hay una tercera tumba que se encuentra en La Spezia donde puede descansar el cadáver hallado en Huelva tras ser exhumado en secreto por los nazis para realizarse una nueva autopsia que corroboraría la realizada en España y que habría completado el engaño de la Operación Carne Picada.

Fuente:
Taringa!
Diario de Sevilla
Youtube
Diputación de Huelva
Secret Scotland
William Martin. Desentrañando la trama de Jesús Copeiro y Enrique Nielsen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...