viernes, 5 de junio de 2015

Manuel y los 2000 de Normandía

Nacido en 1922, Manuel (nombre ficticio ya que desconozco su nombre real) hijo de labrador en un pueblo muy pequeño y con muy pocos estudios, pues solo iba a la escuela cuando llovía, se incorpora al servicio militar obligatorio el 1 de abril 1942, en el cuartel que en la actualidad es un instituto de secundaria, en la calle Monseñor Estenaga de Vitoria. Tras apenas dos semanas de instrucción les dan solo un día de permiso para despedirse de su familia antes de partir al frente. El 15 de abril salen para Francia desde el acuartelamiento 2000 hombres como unidades de servicio en el ejército alemán.

Durante su servicio tuvo varios destinos: Como furriel de armamento, cocinero de la unidad y centinela en un campo de prisioneros. Durante su destino como cocinero, tuvo grandes dificultades para para dar de comer a 2000 hombres, por lo que durante las noches hacían batidas para buscar algo que echar a la cazuela. Durante sus búsquedas se encontraron en varias ocasiones con el enemigo robando comestible en los campos llegando a amenazarse con sus armas para robarse la comida. La situación era muy precaria, siempre tenían hambre. De los alemanes, aprendió muchas cosas, sobre todo, el modo de trabajar y de improvisar aunque no entendía bien el idioma.


La unidad de Manuel se encontraba en las proximidades de la costa de Normandía el 6 de junio de 1944, el día del desembarco Aliado, cuando les pillo el bombardeo naval previo al desembarco que les mantuvo cuerpo a tierra todo el tiempo mientras botaban en el suelo debido a las tremendas explosiones. Mientras se realizaban las operaciones anfibias aliadas recibieron la orden de Franco de abandonar el lugar. En medio del caos se descontroló la unidad y muchos tuvieron que volver a España como pudieron. En la frontera franco.española fueron detenidos, españoles y alemanes juntos y trasladados al campo de concentración de Miranda de Ebro, en. Burgos, donde acababan casi todos los que intentaban cruzar ilegalmente la frontera española.


Desde allí y después de unas semanas internado se comprobó que no se trataba de un desertor y que era español y Alavés. Abandonó el campo de prisioneros y volver a su casa licenciado, tras tres años de servicio en el frente. Su casa se encontraba a tan solo 35 kilómetros. Manuel falleció el pasado año 2014 a los 91 años.

Esta historia me la contó un buen amigo que conoció a Manuel, pero las investigaciones que he podido realizar y que me han llegado no son concluyentes. Toda la información parece haberse evaporado, en ningún momento parece haber existido esta unidad. Las únicas informaciones dicen que todos los que fueron a Francia eran voluntarios para trabajar en la construcción de la Muralla Atlántica aunque la realidad era bien distinta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...