lunes, 27 de junio de 2016

El dedo de Stalin

Finalizada la Guerra de Invierno, entre Finlandia y la Unión Soviética, en marzo de 1940 ambos países entraron en conversaciones para llegar a un armisticio. La cuestión que más discusiones planteó fue la linea que definiría la frontera entre ambos.


Durante la conversaciones, en las que asistió Stalin, la ciudad de Enso, fundada por los finlandeses en 1887, fue motivo de discusión. Los representantes soviéticos la querían y los finlandeses no estaban dispuestos a cederla. Stalin ordenó que se trajera un mapa y colocó su dedo sobre Enso. Sin levantar su dedo dio a entender que respetaba la postura de los finlandeses que finalmente llegaron a un acuerdo final sobre las fronteras. Los cartógrafos se dispusieron a trazar las lineas, pero cuando el dibujante encargado de marcar la línea de demarcación llegó al dedo de Stalin, no se atrevió a apartarlo del mapa. Decidió rodearlo con el lápiz, de modo que la ciudad quedó finalmente en poder de la Unión Soviética.


No está muy claro si esta historia es veraz, pero lo que si es cierto es que sobre el mapa la linea de la frontera que rodea la ciudad de Enso hace una curva. Lo más probable es que fuera debido a que los soviéticos querían su industria de papel y pulpa de madera. En la actualidad forma parte de una de las industrias papeleras más importantes del mundo.
Tras firmarse en armisticio la ciudad paso a llamarse Svetogorsk. La ciudad se encuentra en el istmo de Carelia a apenas un kilómetro de la frontera de Finlandia y a cinco kilómetros de la localidad finlandesa de Imatra. De Leningrado (actual San Petersburgo) la separan 207 kilómetros.

Para saber más:
Snipview
La Segunda Guerra Mundial, ed. SARPE. Tomo 1
The Ashgate Research Companion to Border Studies de Doris Wastl-Walter
Everything Explained Today

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...