jueves, 17 de noviembre de 2016

La "cobra" de Hitler a una admiradora

Durante los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, poco antes de la final masculina  de los 1500m de natación estilo libre, una mujer a la que los guardias de las SS impidieron en varias ocasiones fotografiar a Hitler de cerca, rompió el cordón de seguridad durante la excitación de la llegada de la carrera, se lanzó contra Hitler y lo intentó besar. Hitler, que estaba de buen humor, se unió a la diversión, aplaudiendo y riendo mientras la mujer regresaba triunfalmente a su asiento.


La mujer, Carla De Vries, de 40 años de edad, viajó desde Estados Unidos a Europa y una de sus ilusiones era conocer a Hitler.
Yo simplemente lo abracé porque parecía tan amable y gentil.
La gente sentada alrededor del Führer comenzaron a animar y aplaudir tan fuerte que salí corriendo y cuando me encontré de nuevo con mi marido le dije que mejor que nos fuéramos.
No sé por qué lo hice. Ciertamente no había planeado tal cosa. Es que soy una mujer de impulsos, supongo.
Sucedió cuando fui a tomar una foto de Hitler con mi pequeña cámara. Hitler estaba inclinado hacia delante, sonriendo, y parecía tan amable que acabé por lanzarme y le pedí un autógrafo, que escribió en mi entrada. Siguió sonriendo y así que le di un beso.
La noticia en diversos medios estadounidenses
Hitler producía una especial atracción en las mujeres, quizás por sus modales en público, su mirada o su tono de voz y supo siempre cultivar esa atracción, aunque apenas hubo mujeres que significaron algo para el.


Tras el hecho, por su incapacidad para detener a la mujer, varios de los miembros de la guardia personal de Hitler, pertenecientes a las SS, fueron destituidos de su puesto y se degradó a varios más.

Para saber más:
Chicago Tribune
Chris Impens
Taringa!
Reddit

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...