lunes, 1 de agosto de 2016

Los juegos olímpicos nazis

Berlín venció a Barcelona en 1931 como sede para celebrar los Juegos Olímpicos de verano de 1936 entre el 1 y el 16 de agosto, en una decisión tomada antes de la llegada al poder de Adolf Hitler. A pesar de las dudas que hubo en el Comité Olímpico Internacional, Hitler estaba totalmente decidido a que los preparativos de los juegos fueran tan perfectos y magníficos que no existiera ninguna duda sobre la superioridad del III Reich. Alemania tambien consiguió los juegos de invierno, debido a que los anteriores juegos se celebraron en los mismos países de los juegos de verano y que se celebraron en Baviera.


El jefe de la Oficina de Deportes del Reich, Hans von Tschammer, dijo en una ocasión que el gran nivel de exigencia física de los Juegos Olímpicos seria una forma de eliminar a los débiles, a los judíos y a los que los nazis consideraban indeseables. Hitler pretende mostrarse como un hombre de paz y a pesar de las leyes de Nuremberg proclamadas en 1935 en todo el III Reich, durante los juegos y en los meses previos, las campañas antisemitas fueron casi suprimidas. La violencia contra la comunidad judía aparentemente desapareció. Aún así, durante la inauguración quiso mostrar su poder militar con desfiles de sus fuerzas armadas, de las SA y las SS.


Poco antes del inicio de los juegos, Hitler declaró como no aptos para representar a Alemania a todos los que tuvieran ascendencia judía y que los elegidos para representar a la gran Alemania aria, cumplirían con los ideales nazis de pureza racial. En respuesta a ello, los grupos políticos judíos en los Estados Unidos, al frente del presidente del comité norteamericano, Avery Brundage, pidieron el boicot a los juegos, ya que participar sería como apoyar la ideología nazi. Incluso hubo un intento de españoles, ingleses, checoslovacos, suecos, holandeses y franceses para organizar unos juegos alternativos en Barcelona, la Olimpiada Popular, pero el estallido de la Guerra Civil Española en julio de ese mismo año impidió que se llevara a cabo. En esa olimpiada iban a competir los judíos y demás deportistas que fueron rechazados por los juegos de Berlín. A pesar de los intentos de boicot nunca antes habían participado tantos países en los Juegos Olímpicos. La delegación francesa realizó, durante el desfile inaugural, el saludo olímpico, muy parecido al saludo nazi, lo que pareció un apoyo al régimen nazi.


En estos juegos fue la primera vez que había un viaje de relevos para traer el fuego olímpico a la sede de los juegos desde Olimpia, realizado por 3.422 reservistas que recorrieron 3.422km. Alemania fue la vencedora de los juegos, en los que obtuvo 89 medallas (33 de oro, 26 de plata y 30 de bronce) seguida por Estados Unidos con un total de 56, cuatro de oro fueron obtenidas en los 100 metros, 200 metros, salto de longitud y en relevo 4×100 por Jesse Owens, considerado el héroe de los juegos, pero olvidado por su pais.

Para saber más:
United States Holocaust Memorial Museum
Barris
ESPN
El País

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...