viernes, 9 de diciembre de 2016

Ayúdame a salvar a uno más. La historia de Desmond Doss

Uno de los más grandes héroes de la Segunda Guerra Mundial en el campo de batalla, jamás disparó una sola bala, ni mató a nadie. Este fue Desmond Doss.


Desmond Doss tenía unas creencias muy fuertes, al ser criado por sus padres como Adventista del Séptimo Día. Para el, la observancia de los mandamientos de Dios eran fundamentales pero durante la Segunda Guerra Mundial uno de ellos fue el que le dio problemas. Doss quería servir a su país en el ejército, pero no quería empuñar un arma ni matar a nadie, por lo que tras alistarse en 1942 como A-O (Objetor de Conciencia), sufrió toda clase de humillaciones y palizas.
Después de ser considerado un cobarde y tras mucha oposición y lucha, Doss encontró finalmente un modo de combatir que no implicara usar un arma. Lo hizo como un médico del 2 ª Pelotón, compañía B, 1er Batallón, 307ª de Infantería, 77 ª División de Infantería, sin ni siquiera portar un arma para su defensa.

Doss fue destinado con su unidad al Pacífico en 1944 y en Guam y Filipinas recibió la Estrella de Bronce por ayudar a soldados heridos bajo fuego y en 1945 participó en la toma de la isla de Okinawa. Fue en la batalla de Okinawa donde el valor de Doss se enfrentó a la prueba más dura. Su compañía tuvo que escalar el acantilado de Maeda, conocido por los norteamericanos como Hacksaw Ridge, un acantilado de 120 metros para ser recibidos por un intenso fuego enemigo. Mientras sus compañeros caían segados por los disparos enemigos y sin pararse a pensar en su propia seguridad, rodeado de explosiones y fuego de ametralladora, atendió a todos los que pudo. Durante varias horas, Doss se fue llevando uno a uno a todos los soldados heridos a la base del acantilado a través de una endeble escalera de madera y una cuerda. Según el testimonio de Doss, apenas salvó a unas docenas pero, de este modo, el solo logró rescatar a 75 hombres, según las cifras oficiales ya que se desconoce el número exacto de vidas que salvó.
Mientras los iba rescatando pedía a Dios:
Ayúdame a salvar a uno más.

Durante los siguientes días, continuó con sus misiones de rescate sufriendo un par de heridas leves, hasta que durante un ataque nocturno el 21 de mayo, cerca de Shuri, cayó herido en las piernas por la explosión de una granada. Se pasó horas cuidando sus heridas y mientras era llevado a un lugar seguro, vio a un hombre herido en estado más grave y se arrastró fuera de la camilla, pidiendo que le atendieran antes que a el. Aún bajo el fuego enemigo, fue nuevamente alcanzado y sufrió una fractura en un brazo. En esa ocasión fue la primera vez que cogió un fusil. Lo uso para usarlo como una férula y luego se arrastró más de 200 metros hasta un puesto médico.

Por las acciones llevadas a cabo en Okinawa recibió de manos del presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, la mayor distinción para un soldado norteamericano, la Medalla de Honor, convirtiéndose en el primer y único objetor de conciencia en recibirla en la Segunda Guerra Mundial. Cuando se la impuso le dijo:
Estoy muy orgulloso de usted, realmente se lo merece. Considero esto un honor más grande que ser presidente.

Antes de ser licenciado del ejército en 1946, Desmond desarrolló tuberculosis, pasándose la mayor parte de los próximos seis años en el hospital. Las noches de insomnio, temblores fríos y húmedos en una trinchera fangosa en las islas del Pacífico, habían dejado su huella. Finalmente la enfermedad obligó a que le extirparan, junto a cinco costillas el pulmón izquierdo. El resto de su vida, sobrevivió con un solo pulmón, hasta que también falló. Desmond Doss murió el 23 de marzo de 2006, a los 87 años.

En su entierro, en el cementerio nacional de Chattanooga, Tennessee, fue despedido con una salva de honor de 21 disparos, realizados con las mismas armas que el se negó a utilizar.

En febrero de 1959, Doss apareció en el programa de televisión de la NBC de Ralph Edwards Esta es su Vida (This is Your Life). Su vida ha sido contada en el documental El Objetor de Conciencia (The Conscientious Objector) y en el libro El Héroe más Improbable (The Unlikeliest Hero). En el cine la historia de Doss la cuenta el director Mel Gibson en Hasta el último Hombre (Hacksaw Ridge) donde Doss es interpretado magistralmente por Andrew Garfield.

Para saber más:
Desmond Doss
The Chive
Washington Post
NBC
History vs Hollywood
ABC
Virginia Memory

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...