lunes, 26 de diciembre de 2016

Las Brujas de la Noche, el terror nocturno de la Wehrmacht

Durante la Segunda Guerra Mundial, tanto en los Aliados como en el Eje hubo mujeres que participaron en el esfuerzo de guerra, principalmente en la fábricas o los hospitales. Los soviéticos fueron los únicos que tuvieron mujeres en primera linea del frente. Y en las fuerzas aéreas destacaron como excelentes pilotos.
Marina Roskova convenció a Stalin, ante las reticencias de los mandos del ejército soviético, de que las mujeres serían tan buenas pilotos como los hombres, por lo que Stalin ordenó en 1941 que se crearan unidades aéreas formada exclusivamente por mujeres.


Marina Roskova estuvo al mando del 587º Regimiento de Aviación de Bombardeo, En enero de 1943 Rastova murió y fue sustituida por Valentin Markov. En septiembre pasó a ser el 125º Regimiento de Guardias de Aviación de Bombardeo. El regimiento realizó 1.134 misiones y cinco de sus pilotos recibieron la medalla de Héroe de la Unión Soviética, la mayor condecoración del ejército soviético.

Pero la unidad más distinguida y temida por los soldados alemanes fue el 588º Regimiento de Aviación de Bombardeo Nocturno, la única compuesta durante toda la guerra solo por mujeres y al mando de Evdokiia Bershanskaia. Desde junio de 1942, cuando entró en servicio, realizaron más de 24.000 misiones de combate. En febrero de 1943 cambió al 46º Regimiento de Guardias de Aviación de Bombardeo Nocturno.
Durante la guerra murieron 31 pilotos y 24 de ellas fueron condecoradas como Héroes de la Unión Soviética.


Con sus lentos, pero eficaces a baja altura, biplanos Polikarpov Po-2 mantenían en vilo al enemigo en cuanto caía la noche. Las pilotos apagaban el motor de sus anticuados aviones cuando se aproximaban a su objetivo para atacar a baja velocidad y casi en total silencio. El susurro que provocaba el planeo era como el deslizarse de las escobas de las brujas, por lo que los alemanes las bautizaron Nachthexen (brujas de la noche). Se especializaron en bombardeos de precisión sobre almacenes y centros de mando y en hostigar a las tropas enemigas durante la noche, atemorizándolas durante horas, realizando hasta 18 salidas con paradas para repostar y recargar de apenas tres minutos.

Hora tras hora los hostigaban, con su técnica silenciosa, sin dejarlos descansar. Las tenían tanto miedo que se inventaban toda clase de historias, como que tomaban un producto químico que las hacía ver en la oscuridad y el derribo de una de ellas se premiaba con la Cruz de Hierro.


Al volar tan bajo no usaban paracaídas y el mayor temor que tenían las pilotos era morir carbonizadas ya que sus aviones, de madera y tela, eran muy fácilmente inflamables.
A pesar de la gloria que dieron al ejército soviético y la victoria ante los nazis, las "brujas de la noche" y los demás unidades aéreas fueron desmanteladas al finalizar la guerra.

Para saber más:
ABC
Wikipedia
History
Mujeres Riot
Fogonazos
Mirales
Vive la Historia, nº20

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...