jueves, 15 de diciembre de 2016

Claus Bergen: El Pintor del Mar

Claus Bergen fue el pintor marino más aventurero del siglo XX y poseía la más completa colección de fotos de batallas navales de la Primera Guerra Mundial. Bergen era famoso por su interpretación pictórica de la Batalla de Jutlandia, por su gran exactitud, casi fotográfica.

Para lograr su tremenda exactitud en los detalles, Bergen entrevistó a docenas oficiales y testigos, antes de empezar a pintar. Les interrogaba sobre: ¿Como se encontraban los barcos en el momento del ataque?, ¿Como fueron las explosiones cuando los proyectiles impactaban?, ¿Amarillo? ¿O más bien marrón? Para empaparse aún más de de la batalla y la vida a bordo, el artista fue invitado en 50 buques de guerra y hasta se aventuró como periodista, durante la Primera Guerra Mundial, a pasar incrustado una semana durante una patrulla en un submarino. Ningún otro pintor de su tiempo ha pasado tantos momentos de peligro para realizar su trabajo.


Bergen, nacido en Stuttgart, hijo de un ilustrador popular, se formó en la Academia de Bellas Artes de Munich. Dibujó cosas tan dispares como pollos o una procesión del Corpus Christi en el Tirol. Ilustró con regularidad para las historias de viajes de Karl May. Bergen viajó en 1907 a Noruega y a la pequeña isla alemana de Helgoland y allí se enamoró del mar. Un año más tarde, hizo su primer viaje de estudios a Inglaterra donde pintó un pintoresco pueblo pesquero, con el que ganó una medalla de oro en la Exposición Internacional de Arte en Munich, su primer premio de arte. Cuando descubrió los buques de guerra, el mar ya no lo dejó marchar.

Su gran aventura tuvo lugar cuando estaba a bordo del submarino U-53, el 17 de junio de 1.917.
El U-53 tuvo que pasar por un campo de minas, se topó con con los caza-submarinos británicos y hundieron un gran barco de vapor mientras Bergen no paraba de dibujar sus bocetos. Finalmente su viaje se transformó en varios dibujos y pinturas de gran realismo que fueron publicados como postales en una exposición en Múnich.


En 1919, cuando la flota alemana fue destruida. En lugar de acorazados pintaba grandes barcos de vapor de pasajeros o el Dornier Do X, el entonces avión de pasajeros más grande del mundo, por el que el Museo Alemán de Munich pagó 35.000 marcos alemanes. Sin embargo, echaba de menos los grandes barcos de guerra.

Hitler llega al poder en 1933 y la Segunda Guerra Mundial estalla en 1939 y Bergen no realiza ningún tipo de pintura política. Aunque puede pensarse que las pinturas de guerra que realiza son pura propaganda, nada más lejos de la realidad. En una exposición de arte alemán le reprocharon que no pintara más grandes las banderas de popa de los destructores alemanes, el muy indignado, descolgó sus cuadros y los reemplazo por unos barcos vikingos.

Si es cierto que a Hitler le gustaba la pintura de Bergen y se benefició de ello. En 1940 Hitler compró por 12,000 Reichsmark "Gegen Engelland"; para la representación del submarino U-53 que regresa de una patrulla pagó en 1941 15.000 Marcos y lo colgó en su despacho de Munich. Otros jerarcas nazis como Robert Ley pagan aún más por su arte.


Con final de la guerra, Bergen perdió casi todo. Soldados norteamericanos entraron en su apartamento y lo vaciaron. Algunas obras desaparecieron por completo y solo diez obras fueron devueltas décadas después. Durante el proceso de desnazificación sus cuentas fueron bloqueadas y su casa requisada durante seis años. Así, quedó en el olvido, hasta que en abril de 1964 apareció en un diario un artículo sobre su vida. Por ello recibió muchas cartas que le pedían que pintara retratos a partir de fotos de soldados u oficiales que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.
En 1963 regaló al presidente de EE.UU. J. F. Kennedy una ilustración casi fotorrealista del océano Atlántico. Era un símbolo. Un viejo pintor de guerra alemán dedica un antiguo enemigo una ilustración de ese mar que separaba a los dos países y que a través de las nubes oscuras del lienzo, dos amplios haces de luz que bañan el horizonte los une de nuevo. Un año más tarde Claus Bergen fallece a los 79 años.

 Bombardeo de Westerplatte el 1 de septiembre 1939 por el acorazado Schleswig-Holstein
El Admiral Graf Spee visto desde el Admirad Scheer en 1938
El Bismarck alcanzado por los cañones británicos el 27 de mayo de 1941
Para saber más:
Claus Bergen - Marinemaler beider Weltkriege de Jörg-Michael Hormann y Eberhard Kliem
Invaluable
BBC
Wehrkunst

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...