viernes, 17 de febrero de 2017

Incursión en Scapa Flow

Situada en una importante situación estratégica para controlar el Mar del Norte y el Atlántico, la base naval británica de Scapa Flow, en las islas Orcadas, ya tuvo una gran importancia durante la Primera Guerra Mundial. Scapa Flow es un trozo de mar de aguas poco profundas y de 12 kilómetros de ancho por 27 de largo en el que los submarinos alemanes no se habían atrevido a adentrarse.


En esas aguas se encontraban las naves capturadas a Alemania tras el armisticio de noviembre de 1918 cuando fueron hundidas por sus propios marineros para evitar entregarlas a los británicos. Por ese motivo Alemania quiere saldar una cuenta pendiente 21 años después. El ataque a Scapa Flow se decide en septiembre de 1939 tras comprobar, mediante reconocimientos aéreos que hay un punto vulnerable, conocido como Kirk Sound. La misión se la encomiendan al capitán de corbeta Günter Prien y a su submarino U-47.


Durante la noche del 13 al 14 de octubre el submarino U-47 logra penetrar en la base británica en una noche sin luna acompañados de la aurora boreal, tras pasar las naves hundidas cerca del paso de Kirk Sound. Finalmente entra en el puerto a las 00:27h para encontrarse frente a una fuerza formada por dos acorazados y varios destructores, pues las fuerza principal se ha trasladado a otra posición. Aún así queda un premio gordo. El acorazado HMS Royal Oak de casi 30.000 toneladas de desplazamiento y 187 metros de eslora.

Veinte minutos después Prien ordena lanzar la primera andanada de 4 torpedos, pero uno no se dispara y los demás fallan su objetivo. Tambien lanzan el torpedo principal que tan solo sacude al Royal Oak. Prien ordena cambiar de posición y cargar una nueva andanada de torpedos que es lanzada a las 01:27h que alcanza de lleno a su objetivo que se inclina de costado y se hunde en menos de un cuarto de hora con sus 833 tripulantes. El U-47 se lanza a toda velocidad hacia la salida del puerto bordeando la costa para evitar ser descubierto y salir por donde había entrado.


El U-47 arriba a la base de Wilhenlshaven el 17 de octubre donde son recibidos con gran entusiasmo y tanto Prien como su tripulación son alzados a la categoría de héroes del  III Reich. El éxito de la misión es aprovechada por la Kriegsmarine para demostrar la eficacia del arma submarina del almirante Karl Dönitz.
El héroe de Scapa Flow muere el 8 de marzo de 1941, junto a su tripulación, cuando su U-47 es hundido por el destructor de la armada británica HMS Wolverine.

Sunday Graphic del 15 de octubre de 1939
Para saber más:
Scapa Flow
Scapa Flow Wrecks
Uboat
Scapa Flow Dive Guide de Lawson Wood
Magazine Digital

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...