domingo, 19 de noviembre de 2017

Españoles en el Ejército Rojo

La debacle que sufrió la República Española en la Guerra Civil (1936-1939) hizo que un número significativo de exiliados comunistas optaran por establecerse en la Unión Soviética. Cuando se rompió el Pacto de No Agresión Germano-Soviético y Alemania invadió el país en 1941, muchos se decidieron a defender al país que les acogió y a combatir al fascismo. Se calcula que cerca de 750 pertenecieron al Ejército Rojo, unos 200 cayeron en combate, 75 eran “niños de la guerra”.


El NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) organizó una unidad motorizada para poder encajar en el Ejército Rojo a los extranjeros. A esta unidad de la denominó Brigada Motorizada Independiente y dentro de ella se encontraba la 4ª Compañía del 1º Regimiento Motorizado de Fusileros, la única formada enteramente por españoles. Al mando de los 125 soldados, 6 de ellos mujeres, se hallaba el capitán Peregrín Perez Galarza.

Su primera misión fue la defensa de un punto de gran importancia: la Plaza Roja y el Kremlin en Moscú, siendo desplegada en octubre de 1941 en la retaguardia del 16ª ejercito ruso. Pero no llegaron a entrar en combate ya que las tropas alemanes no llegaron a tomar la capital soviética. Durante el resto de la guerra no intervinieron en acciones relevantes, salvo cuando recibieron en 1942 la orden de volar los pozos petrolíferos de Azerbaiyán ante la posibilidad de que cayeran en manos alemanas. A partir de ese momento realizaron misiones de vigilancia e información, hasta marzo de 1945 en que fueron licenciados. Otros españoles lucharon en diferentes unidades.


Dónde los españoles si tuvieron una importante aportación el la guerra, luchando en las batallas más importantes, como Stalingrado o Kursk, fue en la aviación. Muchos pilotos se estaban formando en la escuela de vuelo de Kirovabad cuando finalizó la guerra en España y no pudieron volver a casa. Estos y otros pilotos republicanos expertos se unieron a diversos regimientos de caza y asalto,
El más destacado de todos ellos fue Juan Lario Sánchez que obtuvo 27 derribos. Mandó una escuadrilla durante la batalla por Berlín. Otros nueve pilotos consiguieron derribar más de cinco aparatos enemigos.

Entre los soldados caídos durante la Gran Guerra Patriótica (la Segunda Guerra Mundial para los rusos) estaba el hijo de la líder comunista Dolores Ibárruri, La Pasionaria. Rubén Ruiz Ibárruri cayó durante la Batalla de Stalingrado al frente de la unidad de ametralladoras que mandaba como teniente. Recibió el honor de ser "Héroe de la Unión Soviética" por sus actos heroicos durante la batalla.

África de las Heras junto a un grupo de soldados españoles en la URSS
Algunos españoles tambien lucharon en unidades guerrilleras formadas por españoles y soviéticos, formando parte de la 5ª Brigada Independiente de Zapadores. Algunos formaron parte del famoso 522º Batallón Independiente de Zapadores que actuó contra los alemanes en el invierno de 1941 - 1942 en el Mar de Azov. Estas unidades guerrilleras lucharon principalmente en Bielorusia, Rusia Central, Leningrado y Crimea.
La guerrillera más destacada fue África de la Heras, la española con más condecoraciones de la Unión Soviética, llegando a coronel del KGB, sucesor del NKVD.


España, como respeto y gratitud a los republicanos españoles. es el único país que tiene el honor de contar con un monumento propio en el Parque de la Victoria de Moscú.

Para Saber más:
Españoles en la URSS, de Juan Negro
Público
Moscú de la Revolución
Russia Beyond
Unidad Cívica por la República
Foro Segunda Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...