jueves, 20 de septiembre de 2018

La amante del Eisenhower

El máximo responsable de las fuerzas aliadas en Europa, el general Dwight Eisenhower, encontró en una mujer del cuerpo auxiliar femenino, Kathleen Helen Mary Summersby, el apoyo sentimental para hacer frente a la gran responsabilidad a la que se enfrentaba.

Kathleen Summersby, era una bella e inteligente irlandesa que se alistó en 1939 en el Cuerpo Mecanizado de Transportes. Cuando los EE.UU. entraron en la guerra, Kathleen fue asignada como conductora de los mandos militares norteamericanos de mayor rango. Cuando Eisenhower llegó a Gran Bretaña se le asigno a la sargento conductora (que final de la guerra llegó a teniente) y un Cadillac.


En un viaje a Argel, saltó la chispa entre general y sargento, y no se separarían durante el resto de la guerra. Kathleen se convertiría, además de en su chófer, en confidente, secretaria personal y amante. Tan solo se separarían cuando Eisenhower debía regresar a los Estados Unidos, en dónde se reencontraba con su esposa Mamie.

Durante los abrumadores preparativos de la Operación Overlord, Kathleen estuvo siempre junto al general, que agradecía poder hablar con ella de cualquier cosa que no fueran temas militares. Cuando intentaron mantener relaciones sexuales por primera vez en Londres, el general no estuvo a la altura y en un segundo intento, cuando las operaciones del Día-D ya eran un éxito, tampoco cumplió.
Mientras, Eisenhower escribía a su mujer cartas en las que se quejaba de su soledad y que dedicaba todo su tiempo a las cuestiones militares que le mantenían alejado de cualquier tentación.


Finalizada la guerra, Eisenhower regresó a su patria llevándose consigo a Kathleen que obtiene la nacionalidad estadounidense. Aunque Eisenhower se planteó seriamente divorciarse de Mamie para casarse con ella, entendió que si quería tener una carrera política, debía terminar con la relación.
Nunca más se volvieron a ver y Eisenhower se convirtió en presidente, gobernando dos legislaturas. Aunque pudo acabar con la carrera política del general jamás hizo nada que pudiera perjudicarlo, lo que deja claro el amor y el afecto por el eran reales. Kathleen se casó en 1952 con un corredor de bolsa, pero el matrimonio no duró mucho y acabaron divorciándose.

La relación se mantuvo oculta hasta un año después de la muerte de Kathleen Summersby, en enero de 1975, cuando se publicaron sus memorias,"Past Forgetting: My Love Affair with Dwight Eisenhower".

Para saber más:
Exordio
Past Forgetting: My Love Affair with Dwight Eisenhower  de Kay Summersby y Barbara Wyden.
Los Angeles Times
Armchair Deneral
Curiohistoria
La Segunda Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...