domingo, 26 de julio de 2020

Las leyes nazis de limpieza racial

Uno de los elementos más importantes de la ideología nacionalsocialista era el enfrentamiento entre los que formaban la Comunidad Popular alemana (Volksgemeinschaft) y los que quedaban fuera de ella. A ese respecto Hitler afirmó:
Nuestro socialismo es el socialismo de la raza. Y si esta misma se hallase en peligro de ser oprimida o hasta eliminada, la cuestión de la legalidad pasa a plano secundario.
Y para ello el régimen desplegó todo su arsenal propagandístico y político.

A algunos de los excluidos se les intentó "reinsertar" en la sociedad alemana. Al resto se les excluyó definitivamente. Los principales damnificados por esta política de exclusión fueron los judíos, pero tambien lo sufrieron otros grupos, como los discapacitados, que eran considerados mentalmente inferiores. 

Tras la llegada de Hitler a la Cancillería en 1933 se comenzó el 7 de abril con la primera ley anti judía sobre la restauración de los funcionarios públicos. En el párrafo ario de la ley, el número 3 se establecía que los funcionarios no arios se debían jubilar obligatoriamente. El 25 de ese mes apareció la "Ley contra la Masificación de las escuelas y universidades" en la que como máximo se podían matricular en los centros públicos el 1,5% del total sin que se superara el 5% de los alumnos del centro.

Meses mas tarde se promulgó la "Ley de funcionarios públicos" en la que los judíos fueron totalmente apartados de sectores importantes del estado, como la medicina o el derecho. El 14 de julio se decretó la "Ley de revocación de la nacionalidad alemana" que abolió las nacionalizaciones resueltas desde 1918 hasta 1933 y prohibía la entrada en Alemania de los judíos orientales.

El mismo 14 de julio se emitió una ley sobre la esterilización de los individuos que tuvieron defectos físicos y mentales, que pudieran "ensuciar" la pureza racial de los alemanes. Sobre ello escribió Hitler en Mein Kampf:
Es deber del Estado racista, reparar los daños ocasionados en este orden. Tiene que comenzar por hacer de la cuestión raza el punto central de la vida general. [...] Está obligado a cuidarse de que solo los individuos sanos tengan descendencia. [...] El Estado tiene que poner los más modernos recursos médicos al servicio de esta necesidad. Todo individuo notoriamente enfermo y atávicamente tarado, y como tal, susceptible de seguir trasmitiendo por herencia sus defectos, debe ser declarado inepto para la procreación y sometido al tratamiento práctico. [...] Aquel que física y mentalmente no es sano, no debe, no puede perpetuar sus males en el cuerpo de su hijo. 
En dicha ley los médicos podían ordenar la esterilización, al igual que los discapacitados y sus familiares. Tambien se crearon los "tribunales para la salud hereditaria" que establecerían las pautas en casos de oposición a realizarse la esterilización. En total fueron sometidas a la esterilización forzosa unas 400.000 personas.

En septiembre de 1935 aparecieron las racistas y antisemitas "Leyes de Nüremberg", en las que se establecieron cuidadosas definiciones acerca de la judeidad basada en la sangre.

Las más destacables son la "Ley sobre ciudadanía del Reich", en la que los judíos no ciudadanos del Reich fueron despojados de derechos políticos, como el derecho al voto y "Ley para la defensa de la sangre y el honor alemán".

La "Ley para la defensa de la sangre y el honor alemán" prohibía el matrimonio entre judíos y arios que se complementó con una ley de octubre sobre "protección de la salud hereditaria de la nación alemana", que ampliaba la prohibición de matrimonio a individuos que no fueran deseables para la raza aria. En esa ley se obligaba a un registro especial de razas extrañas o racialmente inferiores y a obtener una licencia de matrimonio que indicara la idoneidad racial de los contrayentes.

Según Hitler "Los seres humanos producto de la mezcla de razas son despreciables" por lo que en un decreto adicional se prohibió explicitamente el matrimonio entre arios y gitanos, negros y "sus bastardos". En diciembre de 1938 apareció un decreto de "lucha contra la plaga de los gitanos" que hizo que aumentaran las detenciones y deportaciones de los romaní.

En 1938 todos los judíos fueron obligados a entregar sus pasaportes y todos fueron fichados y vigilados. Ese mismo años se publicaron leyes que terminaron por limitar toda la economía de los judíos. A finales de año todo terminó en la "Noche de los Cristales Rotos", del 9 de noviembre. En los meses siguientes fueron apareciendo diversos decretos que provocaron la exclusión total de los judíos de la sociedad alemana.

Desde el verano de 1939 se procedió en secreto a la eutanasia de adultos y niños discapacitados o con enfermedades incurables o con taras hereditarias dentro del Programa Aktion T-4 que se llevó a cabo hasta 1941.

Para saber más:
Breve historia del Holocausto, de Ramón Espanyol
La normatividad Nazi a la luz de los principios elementales del derecho, del Dr. Eduardo Javier Jourdan Markiewicz
Universidad Paulo Freire
Research Gate
USHMM
Yad Vashem
Clarín
Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario