domingo, 12 de septiembre de 2021

Los gatos de Leningrado

Durante la Segunda Guerra Mundial o Gran Guerra Patria, como se conoce en Rusia, la ciudad de Leningrado, hoy San Petersburgo, estuvo asediada entre el 8 de septiembre de 1941 y el 27 enero de 1944, lo que suponen 2 años, 4 meses y 19 días. El más largo de toda la guerra.

Los gatos de LeningradoEn ese periodo la ciudad sufrió el hambre de tal modo que se dieron hasta casos de canibalismo. En ese periodo murieron en la ciudad cerca de 600.000 personas. El hambre se cobró, que en los momentos más duros del asedio, 10.000 vidas humanas al día.

Cuando comenzó el asedio la población no estaba dispuesta a comerse a los gatos, pero según pasaban los meses y el hambre se hacía más atroz, se comenzaren a cazar los gatos. Finalmente los felinos desaparecieron de la ciudad.

La adolescente de Leningrado, de 16 años, Lena Mujina escribió en su diario: "Tengo un hambre atroz, siento un vacío horrible en el estómago. Qué ganas tengo de comer pan, qué ganas. Escribo con el abrigo puesto, a la luz de un cabo de vela, mordisqueo las migas de pan para prolongar el placer. Nunca pensé que la carne de gato sería tan sabrosa, tan tierna. El gato dio para comer diez días".

Los gatos de Leningrado
Yeliséi y Vasilisa
En ausencia de los gatos la ciudad se llenó de ratas. Según se cuenta, las hordas de roedores bloqueaban el paso de los tranvías cuando estas cruzaban la calle y se comieron o echaron a perder el grano que se encontraba en el molino donde se molía la harina para toda la ciudad. Atacaban a las personas mientras dormían mordisqueándoles la cara y hasta arrancando parte de la carne. Tambien causaron importantes destrozos en obras de arte del museo del Hermitage. Sin olvidar los tremendos problemas de salubridad que provocan las ratas. Al igual que con los gatos, las ratas eran cazadas, pero era imposible acabar con ellas.

Poco después de que el Ejército Rojo lograra romper el sitio de la ciudad, para salvar a Leningrado de los voraces roedores, llegaron a la ciudad varios camiones con gatos procedentes de la región de Yaroslavl. Pero los felinos son atrapados instantáneamente por los hambrientos leningradenses. En enero de 1944, por un gato se llegaba a apagar 500 rublos, mientras que un kilogramo de pan costaba 50 rublos.

Cuando la situación en la ciudad se estabilizó se produjo un nuevo envío de gatos, esta vez de Siberia, específicamente para proteger las valiosas obras de arte del Hermitage y otros palacios y museos.

Los gatos de LeningradoEl invierno de 1944, se comenzó a recoger gatos en Tyumen y en solo dos semanas se recogieron más de 200 gatos, el primero fue el gato Amur. En Siberia se reunieron unos 5.000 felinos. De este modo los gatos siberianos rescataron el Hermitage y aun en la actualidad el museo tiene varios descendientes de estos gatos para combatir a las ratas y los ratones. Son los los Hermiki. Cada año se celebra una fiesta en la que nuestros amigos gatunos son los protagonistas.

En actual San Petersburgo, a los gatos se les tiene un gran cariño y podemos ir a la “República de los gatos”, una cafetería museo en la que viven 25 felinos y en la que incluso hay una moneda gatuna especial o visitar alguna de las estatuas que se les dedica, como la del gato Yeliséi o la gata Vasilisa. Tambien encontraremos multitud de recuerdos de la ciudad en la que los mininos son los protagonistas.

Por el mundo hay muchos monumentos y recuerdos a los gatos pero solo en la ciudad rusa de Tyumen se encuentra la Plaza de los Gatos Siberianos, en la que se encuentran 12 esculturas de gatos en hierro fundido recubiertos con una pintura dorada. Una plaza dedicada exclusivamente a los felinos cazadores de ratas de Leningrado.

Para saber más:
Russia Beyond
Enlace Judío
14 milímetros
Sputnik
Arcadia

8 comentarios:

  1. Muy curioso .Gracias por el articulo

    ResponderEliminar
  2. Como siempre ,Juanjo, genial esta entrada que nos desvela cuestiones no banales y peculiares en la trastienda histórica de la Segunda Gran Guerra , interesante la vida cotidiana tan dura para personas y animales con repercusiones en nuestros días.
    Un millón de gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracia amiga Sonsoles. Me alegro mucho de saber de ti y que te haya gustado esta entrada. Besos y abrazos.

      Eliminar
  3. Hola.
    En nuestro podcast tenemos una sección llamada "historias históricas" y nos gustaría contar esta. ¿Nos autorizas a usarla? Obviamente te citariamos como la fuente original y añadiriamos un enlace a esta entrada.

    Puedes escucharnos en este enlace.
    https://www.ivoox.com/podcast-podcast-freakdom_sq_f172620_1.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Pues claro.
      Solo te pudo que me pases el link cuando lo publiques. Así le daré publicidad en redes sociales.

      Eliminar