viernes, 30 de enero de 2015

Edith Piaf, ¿resistente o colaboracionista?

La célebre cantante francesa Edith Piaf (Edith Giovanna Gassion) siempre dijo pertenecer a la Resistencia francesa, pero durante la ocupación alemana de Francia, actuó en los clubes y en las fiestas privadas de los nazis, si bien es cierto que Piaf y su música tuvieron éxito en ambos bandos. De hecho "La Vie en Rose", de 1945, llegó a ser un himno entre los alemanes.


Es cierto que la popularidad Piaf le levó a  tomarse algunas libertades que le podrían haber generado serios problemas, como sucedió durante una actuación, en la que se cubrió con una bandera francesa. Pero su popularidad tambien le sirvió para proteger a otros artistas perseguidos por los nazis, como el músico judío Michel Emer, con el que grabo la famosa canción, "L' accordeoniste", y al que la artista mantiene oculto hasta la liberación de París. Este es un acto de resistencia, pero incluso llegó a detener a un soldado de la resistencia francesa que pretendía destruir un tanque alemán durante la liberación de París.

La gira que realizó ante los prisioneros franceses que se encontraban en campos de prisioneros en Alemania, que le acarreó muchas criticas, sirvió para convertir las fotos que Piaf se hizo con los prisioneros en fotografías para pasaportes falsos, que llegaron a los cerca de 120, lo que facilitó la fuga de muchos prisioneros. Continuó cantando en varios campos de prisioneros por iniciativa propia. Aunque no se sabe si fue un medio para que Piaf asegurara su popularidad con las fuerzas de ocupación y avanzara en su carrera. Tras la liberación de París actuó en numerosas ocasiones para las tropas aliadas.

Piaf fue muy amiga de la actriz alemana Marlene Dietrich, que sentía algo más que amistad por la cantante francesa, sin embargo, Edith nunca pareció corresponderle, aunque hay una fotografía en la que ambas se besan en la boca.


Su carrera fue siempre su prioridad y en una ocasión dijo que "todo lo que he hecho en mi vida ha sido desobedecer", y esa rebeldía se refleja con claridad en su música y en su vida y "Je ne regrette rien" es el reflejo de como era ella misma, de como las drogas y el alcohol la hizo descender del cielo de la fama al infierno. El 11 de octubre de 1963, la voz de Piaf calló para siempre. Piaf fue enterrada en el Cementerio parisino de Père Lachaise, junto a su hija Marcelle. Su tumba es una de las más visitadas en París.


Esta es la escena de "Salvar al Soldado Ryan" en la que suena la maravillosa canción "Tu es partout" (Estás en todas partes).


Fuente:
El Mundo
Wikipedia
La música y el Holocausto
EuroChannel

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...