lunes, 23 de marzo de 2015

David contra Goliat, el hundimiento del Bismarck

En la Segunda Guerra Mundial la Alemania nazi desplegó una temible acorazado, el Bismarck. Este gigante de 52.000 toneladas, junto a su gemelo el Tirpitz, fue el más grande de su tiempo.

Fue diseñado para acabar con la navegación comercial de los aliados en el Océano Atlántico e inclinar la balanza de la guerra a favor de las potencias del Eje. Pero no pudo, el Bismarck se hundió durante su primera misión naval en 1941.


El Bismarck acabó con el HMS Hood, el orgullo de la marina británica, desde kilómetros de distancia y causó importantes daños al nuevo acorazado HMS Prince of Wales.

Se zafó de los británicos que lo buscaron por todo el Atlántico Norte durante días, incluso soportó una lluvia de cientos de potentes proyectiles de artillería durante 2 horas y docenas de torpedos sin hundirse. Pero el punto más débil del Bismarck resultó ser el mecanismo del timón dañado por un solo torpedo lanzado por un obsoleto biplano que parecía salido de la Primera Guerra Mundial, el Fairey Swordfish del portaaviones HMS Ark Royal.


Hasta 15 Fairey Swordfish se enfrentaron al titan alemán, pero desde el Bismarck no pudieron derribar a ninguno de esos lentos biplanos. Existe una teoría que asegura que las armas antiaéreas del navío, la mayor parte automatizadas, no estaban debidamente calibradas para que fueran eficaces con la velocidad de estos biplanos que volaban muy lentos para lo que eran los aviones de combate de aquel entonces.Otra teoría sostiene que los cañones antiaéreos no podían maniobrar lo suficiente para adaptarse a las trayectorias de los Swordfish que volaban muy muy bajo y los proyectiles explotaban sin causar daño en los aviones.
Las causas reales del hundimiento del Bismark aún no están claras, se especula con que la propia tripulación terminó por hundirlo.


El fin del complejo y potentísimo Bismark demuestra la tremenda eficacia de la aviación en el mar y que se pondría tan de relieve en el Océano Pacífico, en la lucha entre norteamericanos y japoneses donde las flotas de ambos no se llegaron a enfrentar directamente y donde el portaaviones fue el arma definitiva en la lucha naval.

Fuente:
ABC
Wikipedia
Bismarck

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...