lunes, 16 de enero de 2017

Magia negra para defender Gran Bretaña

Gran Bretaña, en la noche del 31 de julio de 1940, en el bosque de New Forest un grupo de brujos y brujas se reunieron en torno a Gerald Gardner, líder espiritual de una Hermandad Masónica. Su misión realizar toda serie de conjuros para detener a los nazis. Según documentos desclasificados en 2008 por el MI5 los servicios de inteligencia británicos usaron en alguna ocasión este modo de lucha contra el III Reich.


En el bosque se encuentra la llamada Piedra de Rufo, erigida en 1745 en el lugar en el que se hallaba un roble que desvió una flecha disparada por Sir Walter Tirel a un ciervo que hirió de muerte al rey Guillermo II (apodado Rufus) en el pecho, el 2 de agosto de 1100. Enterando de la muerte del Rey su hermano más joven, Enrique, inmediatamente montó a caballo hasta Winchester para asegurar el tesoro real y luego a Londres, donde fue coronado al cabo de pocos días ante los barones del reino. De este modo evitó la reclamación de su hermano mayor, Roberto de Normandía.


Al rededor de la piedra los brujos y las brujas realizaron el Conjuro del Conventículo y del Cono de Poder, un ritual que se realiza en el interior de un círculo y en el que los presentes se concentran en el mismo objetivo, visualizando a unisono lo que quieren que pase.

Según afirmó Gardner en su libro "Brujería de hoy en día" (1954) este conjuro ya se había usado dos veces en la historia de Gran Bretaña. La primera fue contra la Armada Invencible, que fue derrotada por la Royal Navy en el Canal de La Mancha en 1588. La segunda fue doscientos años después, en 1805, para evitar que Napoleón invadiese Inglaterra, el mismo año en que la flota británica, al mando del almirante Lord Nelson, derrotó a la marina combinada de Francia y España en Trafalgar. Y la que nos ocupa es la tercera, para derrotar a los nazis durante la Batalla de Inglaterra y evitar la Operación León Marino.


Esta reunión de brujos y brujas no fue la única que se celebró en  tierras británicas. La médium Dion Fortune se reunió en las costas del Canal de la Mancha con un grupo de telépatas para crear, lo que ellos llamaron un "Vórtice Telepático" invocando al espíritu del Rey Arturo y su espada como defensores de Inglaterra y a otros personajes y objetos como Merlín, el Arcángel San Miguel y el Santo Grial.

Para saber más:
Witchcraft Today, de Gerald Gardner
Strolling Guides
Wikipedia
Ekiria
El Plural

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...