viernes, 26 de julio de 2019

Los dibujos animados van a la guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, los patos Donald y Duffy, el ratón Mickey o el conejo Buggs Bunny no sólo servían de entretenimiento y diversión. Los estudios de cine utilizaron sus personajes animados para difundir propaganda bélica y "educar" a los estadounidenses acerca de sus enemigos, donde Hitler, Mussolini o el emperador Hirohito eran tremendamente ridiculizados, al igual que los demás jerarcas de los países del Eje.

Los dibujos animados van a la guerraLos animadores incluso crearon las insignias de multitud de unidades militares, como Phoebee the Seabee, la mascota de los Seabees, las unidades de ingenieros de la armada estadounidense.

Las películas de dibujos animados (cartoons) en aquellos años iban dirigidas a algo más que a los niños, teniendo en cuenta que dos de cada tres estadounidenses iban al cine todas las semanas, en donde sobre todo triunfaban las películas de Disney.

El departamento de guerra estadounidense tambien utilizó a los cartoons, creando cortos animados para las tropas como las aventuras del torpe Soldado Snafu. Una creación de Dr. Seuss (Ted Geisel), Frank Capra y Mel Blanc realizada por Warner Brothers. "Going Home" y "Booby Traps" son unos de los títulos más populares. Dr. Seuss tambien realizó multitud de caricaturas patrióticas. Una tira cómica muy popular entre la tropa era "Sad Sack" creada por el sargento George Baker y dibujante de Disney, para Yank.

Los estudios de Disney utilizaron al simpático perro Goofy para hacer propaganda. Junto a Mickey y Minnie, en una película animada, explicaron que hasta el aceite de cocina usado, podría ser vital para la victoria. En "Education For Death"  presentan la visión norteamericana del régimen nazi y cómo éste fanatiza a los jóvenes alemanes. Hasta el clásico "Los tras cerditos" se adaptó haciendo que el lobo llevara el brazalete con la esvástica.

Por supuesto, el pato Donald hizo lo propio luchando el solo contra los japoneses en el corto "Commando Duck" de 1944. En el corto "Nützi Land", Donald grita: "¡Heil Hitler!", mientras levanta su brazo derecho haciendo el saludo nazi. En el otro brazo, lleva una esvástica en el brazalete al igual que todos los demás en la película, donde los "Nutzis" han podado los árboles en formas de cruz gamada. Es una tierra donde no hay apenas nada que comer, pero incluso el gallo saluda al día con un fuerte "Heil Hitler!". Donald tambien participa en la parodia "Fuehrer's Face" (1943), un sueño en el que vive bajo el yugo nazi.

El Ejército quiso transformar, una parte de los estudios de Disney en fortificaciones defensivas que se utilizarían para ayudar a proteger una fábrica de aviones cercana contra los ataques aéreos.

En la Warner Brothers en sus desternillantes Looney Tunes, el Pato Lucas (Daffy Duck) intervino en multitud de ocasiones, hasta se infiltró tras las líneas enemigas, llegando hasta el mismísimo Hitler, en "Daffy, The Comando".

Es gobierno norteamericano, a través del Departamento del Tesoro, incluso los utilizó, como haría con muchas estrellas de cine y soldados condecorados, para las campañas de compra de bonos de guerra.
Las contribuciones de los ciudadanos se necesitaban con urgencia para la guerra porque según los personajes: "los impuestos mantienen la democracia en la marcha" y "cada dólar que gasta en algo que no necesitamos es un dólar que se gasta para ayudar a los del Eje".

En las campañas de alistamiento tambien estuvieron presentes, como "Donald Gets Drafted" en el corto de 1942. En ese papel también participó el irreverente y descarado Buggs Bunny, de la Warner Brothers, al igual que el resto de sus carismáticos personajes. Muchos de estos cortos se pueden ver en Youtube. Algunos fueron editados en video y DVD.

Los dibujos animados van a la guerraLos estudios de cine gastaron millones de metros de película para las campañas de propaganda. En Disney llegaron a gastar más de 62.000 metros entre 1942 y 1943, cinco veces más de lo que nunca hizo en tiempos de paz.
Las cifras de los Looney Tunes de la Warner llegaron a cifras muy similares.

Incluso en los cómics, la familia Donald abogó por los bonos de guerra, al igual que Mickey en el libro de historietas de "Mickey Mouse in the home front". Todos los personajes de Disney ya se habían movilizado, e incluso el dulce cervatillo Bambi luchó contra los poderes del Eje en "The Victory March" de 1942, un libro que se regalaba a niños y jóvenes para animarlos a comprar cupones de ahorro y estampillas postales con un valor de 10 centavos. muy similares a los bonos de guerra de los adultos.
Durante la Segunda Guerra Mundial se compraron en los Estado Unidos más de 185 mil millones de dólares en Bonos de Guerra.

Paramount Pictures creo dibujos animados de otros personajes emblemáticos como Superman, del que se realizaron 17 cortometrajes como "Japoteurs" y el extraño "Jungle Drums". Popeye tambien tuvo sus cortos como "Spinach Fer Britain", donde dirige un convoy que lleva suministros a Gran Bretaña a través del Atlántico.

Metro-Goldwyn-Mayer participó con cortos animados como "Blitz Wolf" en el que el país de los cerdos teme ser invadidos por los lobos que tienen como símbolo una esvástica formada por salchichas.

Para saber más:
Inside the Magic
Hipertextual
Toons at war
Wikipedia
LIFE
List Verse

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Un tema curioso y me imagino desconocido para el gran público.
    Gracias Juanjo, siempre animando y de manera estupenda.
    Comparto en mi blog, con tu permiso.
    Un abrazo y espero que tengas feliz agosto.Salud.

    ResponderEliminar