lunes, 6 de abril de 2020

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de Hawái

Aunque forme parte de los Estados Unidos, la isla de Ni'ihau en Hawái, es la isla habitada más pequeña de las Hawái y ha sido prácticamente privada desde el siglo XIX.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de HawáiEn 1941 la isla no tenía ni electricidad ni teléfono y prácticamente todo el mundo vivía en las islas principales del archipiélago Hawaiano. Incluso su dueño, Aylmer F. Robinson vivía en la cercana isla de Kauai aunque la visitaba regularmente. En Ni'ihau vivían tres personas de origen japonés: Ishimatsu Shintani y el matrimonio Yoshio e Irene Harada.

Debido a su escaso tamaño Ni'ihau los japoneses creían que estaba deshabitada, así que su interés durante los preparativos del ataque a Pearl Harbor se limitaba a su uso como lugar de aterrizaje en caso de emergencia para luego ser rescatados.
Y es precisamente ahí donde entra en juego el aviador de primera clase Shigenori Nishikaichi.

El 7 de diciembre de 1941 Nishikaichi espera sentado en su flamante A6M2 Zero a que despegue la primera oleada de ataque de la cubierta de vuelo de su portaaviones, el Hiryü. Tras caer las primera bombas sobre la base naval norteamericana, le tocó su turno.
Cuando llegó a Pearl Harbor los norteamericanos se estaban defendiendo y su aparato fue alcanzado por el fuego antiaéreo. Su avión dañado no estaba en condiciones de volver al Hiryü así que tomó el punto de aterrizaje alternativo, la isla de Ni'ihau.
Nishikaichi intentó aterrizar en un campo que parecía despejado pero el aparato se engancho en una cerca de alambre y terminó estrellándose.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de Hawái
El campo donde aterrizó Nishikaichi pertenecía a Hawita Kaleohano, el único nativo que hablaba algo de ingles en toda la isla. Desconocía lo que estaba sucediendo en la isla de Oahu, pero si sabía que las relaciones entre Japón y EEUU no eran buenas. Por seguridad, cuando se acercó al lugar del aterrizaje, y mientras el piloto estaba aturdido, le quitó su pistola y algunos papeles que había en la cabina del aparato.
A continuación, como buen hawaiano, le dio la bienvenida a la isla y ofreció su hospitalidad. Pero como el ingles del piloto era muy básico llamaron a Ishimatsu que hablaba japonés. Feliz de ver a otro japones el piloto contó a Ishimatsu el ataque a Pearl Harbor. Ishimatsu palideció y se alejó del lugar sin traducir las palabras del piloto japonés. Se lo contó a los Harada que tradujeron al aviador, pero decidieron no contar lo relativo al ataque.

Los vecinos decidieron organizar un Luau de bienvenida. que tuvo lugar esa misma noche. Durante el Luau los isleños se enteraron del ataque por una radio de baterías. Asi que se decidió custodiar al piloto en la casa de los Harada y esperar a que el señor Robinson llegara al día siguiente y se hiciera cargo de entregarle a las autoridades, pero no pudo llegar porque estaba prohibido el trafico marítimo entre las islas consecuencia del ataque japonés.

El piloto japonés que quiso ocupar una isla de HawáiSegún pasaban los días la seguridad se relaja y los Harada atacan al guardia que vigilaba al piloto y lo amordazan. Así, los Harada y el piloto Nishikaichi se dirigen armados con la pistola y una escopeta a la propiedad de Hawita Kaleohano que al verlos aproximarse corrió a avisar al resto de los isleños. Nadie le creyó, los Harada eran buenos vecinos, hasta que llegó el guardia que había logrado escapar.

Esa misma noche Kaleohano y otras cinco personas abandonaron la isla.

A la mañana siguiente Nishikaichi amenazó con disparar a todos los del pueblo si no le devolvían sus documentos. Finalmente uno de los isleños se lanzó sobre el pero fue alcanzado en la ingle. A pesar de las heridas se abalanzó sobre el japonés, lo lanzó contra una valla de piedra y con un cuchillo de caza logró rajar la garganta del aviador. Por ello recibió la Medalla al Mérito y el Corazón Púrpura.
Yoshio Harada se suicidó con un tiro en la cabeza y su esposa Irene y Ishimatsu Shintani fueron detenidos y encarcelados hasta el final de la guerra por colaborar con el enemigo.

El 19 de febrero de 1942 el presidente Roosevelt emitió la Orden Ejecutiva 9066, que ordenaba el internamiento de todas las personas de ascendencia japonesa que residieran en suelo estadounidense.

Para saber más:
The Niihau Incident, de Allan Beekman
J Aircraft
San Diego University
History of Shorts
Hawaii
Huffington Post

4 comentarios:

  1. Tremendo episodio!Reconozco que no tenia idea acerca de esta "hazaña" tan curiosa y peculiar Un abrazo; no dejas de sorprendernos.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar