martes, 24 de abril de 2012

Hitler, Nobel de la paz

El 1 de febrero de 1939 un parlamentario sueco intento borrar todo rastro de se su petición a la Academia Sueca para el Premio Nobel de la Paz, para... Adolf Hitler.


A comienzos de 1939 el parlamentario sueco Erik Brandt propuso al Führer como candidato al Premio Nobel basándose en que en 1938 se pactaron los acuerdos de Múnich para poner fin al problema de los Sudetes. Por un lado Gran Bretañas y Francia y, por el otro, Alemania. Como mediador, Mussolini. Con estos acuerdos Hitler tenía vía libre para invadir Checoslovaquia, que en ningún momento fue invitado a las reuniones de esos acuerdos. Los acuerdos eran vergonzosos pero las potencias europeas creían que con ello habían evitado la guerra.


La academia sueca recogió la propuesta pero la desestimo en el mes de Febrero de 1939. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Erik Brandt trató por todos los medios de destruir todo lo que le relacionara con la candidatura, pero no lo logró, ya que la academia se negó a destruirlos, pero los ocultó hasta 2004.

Se desconoce si Adolf Hitler conocía estos hechos pero si se sabe que prohibió a Richard Kuhn (Química 1938), Adolf Butenandt (Química 1939) y Gerhard Domagk (Medicina 1939), tres galardonados alemanes, a aceptar los premios.

Su aliado Benito Mussolini, el líder fascista italiano, fue propuesto por el profesor de Leyes de París, Gilbert Gidels y un grupo de profesores de la universidad alemana de Giessen. Su acerrimo enemigo Iosif Stalin, el dictador soviético, fue nominado en 1945 por el historiador y ministro de Exteriores noruego Halvdan Khon. En 1948, el profesor universitario checo Wladislav Rieger volvió a proponer a Stalin para el premio.


Hitler tocando su Himno de Odio en una catedral mientras las víctimas 
cuelgan de la rueda de Santa Catherine y la alta jerarquía nazi les observa.
Pero esto no es todo, la revista Time, declaraba a Hitler como el hombre del año 1938 (arriba la portada) y aunque parezca extraño, hay que tener en cuenta que el hombre del año no ha de ser la mejor persona del año, sino el personaje más trascendente. Y no cabe duda de que Hitler lo fue en 1938 sentando las bases de lo que sería su reinado del terror.


Previamente y había aparecido en la portada el 21 de diciembre de 1931 (izquierda), el 14 de abril de 1941 (centro) y volvió a ser portada tras su derrota el 7 de mayo de 1945 (derecha).

Para saber más::
eshistoria.net
ABC.es
Sabia usted que...
Menudas historias de la Historia, de Nieves Concostrina
TIME
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...