jueves, 26 de abril de 2012

Legión de Honor para uno de los supervivientes de la "Nueve"

Rafael Gómez, superviviente de la compañía "La Nueve", la primera que entró en 1944 en París para liberarla de la ocupación nazi, ha sido distinguido con la Legión de Honor, la más alta condecoración francesa.


Rafael Gómez nació en 1921 en Roquetas de Mar (Almería) y vive con su esposa, también española, en Lingolsheim, una localidad colindante con Estrasburgo. El antiguo militar republicano mostró su satisfacción por la condecoración y dijo que su primera patria es España a la que "antes iba muy a menudo pero, ahora con 91 años, ya no; hace 3 o 4 años que no voy". Y añadió: "me acuerdo de algunas cosas, pero estoy harto de contarlas". La nueva lista de condecorados con la Legión de Honor se dio a conocer este lunes y será un coronel de Colmar (nordeste de Francia) quien se la impondrá a Rafael Gómez.


La 9ª compañía del Regimiento de Marcha del Chad, heredera de "La Nueve", tiene hoy su base a escasos kilómetros de esa ciudad alsaciana. Gómez posee la cruz de guerra francesa y la Presidential Unit Citation estadounidense. Hace dos años el Ayuntamiento de París concedió la gran medalla de Vermeil, su más alta distinción, a los entonces tres supervivientes republicanos de "La Nueve": Rafael Gómez, el catalán Luis Royo, y el asturiano Manuel Fernández, quien falleció el año pasado.


Movilizado en Barcelona en 1938 con 17 años recién cumplidos, formó parte del cuerpo de carabineros. Tras huir a Francia en 1939, pasó cuatro meses en el campo de internamiento de Barcarès y consiguió escapar a Orán (Argelia), donde se enroló en la 2ª División de Leclerc. En "La Nueve", formada por 146 republicanos españoles, que era el regimiento de infantería mecanizada de la 2ª División blindada o División Leclerc, Gómez conducía el blindado Guernica. Otros llevaban los nombres de Don Quijote, Guadalajara, Ebro, Teruel...


Tras desembarcar en Normandía con el general estadounidense Patton, llegó la entrada por la Puerta de Italia de París y después, el este de Francia, los Vosgos, Alsacia y, por último, Berchtesgaden, el nido del águila o casa de descanso de Hitler, donde sólo llegaron 16 españoles. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Gómez volvió a Argelia, donde trabajó como zapatero y en 1955 regresó a Alsacia.

Para saber más:
Diario de Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...