martes, 18 de septiembre de 2012

La Batalla del Bosque de Hürtgen

Todos conocemos famosas batallas de la Segunda Guerra Mundial glorificadas por los libros de historia: Iwo Jima, Stalingrado, Normandia, etc. Pero no todas las batallas son iguales. Algunas quedan enterradas y solo están en la mente de los que participaron en ella. Esta es una de esas batallas.


La Batalla del Bosque de Hürtgen  fue una de las más feroces batallas libradas entre los EE.UU y las fuerzas alemanas, y que se convertiría en la batalla más larga librada solo por el Ejército de los EE.UU. en su historia. La batalla se llevó a cabo entre el 14 de septiembre 1944, y 10 de febrero de 1945, en pequeño territorio de apenas 129 km2 al este de la frontera entre Bélgica y Alemania.

La estrategia de los mandos de los EE.UU. era la de evitar que las fuerzas alemanas reforzaran las líneas del frente más al norte, entre Aquisgrán y el Ruhr.  La primera unidad que entra en el Bosque de Hürtgen es la 1ª División de Infantería al mando del Teniente Coronel William Lovelady, la famosa Uno Rojo. Al día siguiente, se encuentran la Línea Sigfrido al norte de Roetgen y un día después con la 9ª División, que cubre el flanco derecho de Lovelady, penetran en el centro del Bosque de Hürtgen enfrentándose al 74º Cuerpo alemán, que los desaloja y ocupa el pueblo de Schevenhütte.


A partir de ese día, ocurren un sinnúmero de batallas en toda el área. Los mandos aliados envían divisiones tras divisiones al combate, para reemplazar a otras tantas, que diezmadas, son retiradas a retaguardia. La estrategia de EE.UU. subestimó la fuerza y la determinación de los soldados alemanes, creyendo que su espíritu de lucha había decaído tras la caída de Normandía y la reducción de la bolsa de Falaise. Los comandantes no tuvieron en cuenta el denso bosque de Hürtgen y sus efectos en la precisión de la artillería y el apoyo aéreo haciendo el bosque prácticamente impracticable. Además, las fuerzas estadounidenses se concentraron en la localidad de Schmidt y tampoco trató de conquistar las estratégicas Represas Rur (fundamentales para la industria alemana).


Los alemanes comenzaron a utilizar una nueva estrategia. La artillería nazi había descubierto que, si sus proyectiles explotaban a unos 30 metros del suelo, los hombres padecerían una lluvia de trozos de madera y metralla mortal. Con este ataque de artillería unidades enteras fueron aniquiladas, sin que los aliados pudieran suplir las bajas con facilidad. Esta estrategia fue utilizada posteriormente en la Batalla de las Ardenas.

Tras la guerra la Batalla de Hürtgen fue enterrada en el olvido; era una vergüenza para los aliados y una demostración de incapacidad bélica. Oficialmente se intentaron equilibrar las bajas para hacer menos llamativa la derrota: 33.000 aliados y 28.000 alemanes. No obstante, cerca de 50.000 estadounidenses perdieron la vida en esta absurda batalla, y 15.000 alemanes jamás volvieron a sus casas.


El resultado final de la batalla no fue relevante para los aliados, porque los 120 km2 conquistados no tenían ningún valor estratégico para la consecución de la campaña y a los alemanes les sirvió para preparar su ofensiva en las Ardenas. Por ello, debido al alto costo y al tiempo que les tomó a los estadounidenses ocupar el bosque, la Batalla de Hürtgen, que en buena cuenta fueron un gran número de pequeñas batallas, quedó oculta en la historia y ensombrecida por la posterior contraofensiva alemana en las Ardenas.


En la actualidad los turistas pueden visitar un museo en Vossenack y dar un vistazo a algunos de los búnkeres que aún perviven de línea Sigfrido.

Para saber más:
ww2db.com
wikipedia.org
hurtgen1944.homestead.com
www.5ad.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...