viernes, 1 de febrero de 2013

La heroica defensa de la fábrica de tractores de Stalingrado

Uno de los episodios más importante de la Batalla de Stalingrado, fue el combate por el control de la Fábrica de Tractores, del complejo industrial 'Octubre Rojo', al norte de Stalingrado.

La factoría volvió a fabricar maquinaria agrícola, pero durante la batalla de Stalingrado se dedicó a la fabricación de tanques. De la fábrica salían los T-34 para combatir al enemigo que se encontraba a sólo 200 metros de la fábrica. 35.000 personas trabajaban en la planta durante el transcurso de la batalla.

Nadezhda Beloúsova, historiadora:
Trabajaban doce horas al día construyendo y reparando tanques. Luego luchaban ocho horas y dormían cuatro. Incluso continuaron trabajando una vez que la línea del frente se desplazó a otro lugar. De todos modos, la fábrica fue bombardeada y murieron soldados y obreros en ella, pero siempre se mantuvieron en este lugar.


La necesidad era apremiante. Los trabajadores de la fábrica de tractores se convirtieron también en soldados, dejaron sus herramientas para tomar las armas y luchar contra los invasores nazis.

Alexandr Klemenko, veterano:
Escribí con mis propias manos en los tanques. 'Esta es la respuesta de Stalingrado para ustedes'. También lo hacía en los 'panzers' alemanes que capturábamos. Los pintábamos y los usábamos en combate. El comandante escogió varios trabajadores que sabían conducir tractores y les dijo: vengan, siéntense en el tanque y conduzcanlo. Ellos respondían que no sabían hacerlo, pero nuestro jefe comentaba que eso no era lo importante, que aprenderíamos.


Pese al elemental entrenamiento militar, el grupo de trabajadores destacó por su valentía. Algo que tomó por sorpresa a los soldados nazis, que con arrogancia aseguraban que tomarían la fábrica en sólo tres días.

Nadezhda Beloúsova, historiadora:
Los alemanes sabían que había soldados soviéticos y atacaron el 23 agosto. Los alemanes querían reparar sus tanques en la planta y pensaron que en tres días lograrían ocuparla. Pero se equivocaron. Y aunque se hicieron con el control de una parte, nuestros soldados tenían conductos subterráneos por donde se comunicaban y durante la noche atacaban a los alemanes. Los soviéticos no abandonaron nunca la fábrica, por completo.


Los combates en la planta terminaron tres días después de que las fuerzas alemanas se rindieran en aquel sector. La fábrica de tractores nunca dejó de producir y reparar tanques, ya que eran muy importantes para obtener la victoria final.

Fuente:
RT
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...